jueves, 8 de diciembre de 2011

La Maculada CAMcepción (1)

Gráfico de cotización de las cuotas en el último año
Perdonar el juego de palabras tan malo, pero es que quería llamar la atención sobre algo que considero muy grave. Me refiero a lo ocurrido con las cuotas participativas de la CAM, un producto financiero de alto riesgo que la CAM colocó entre sus mejores clientes, muchos de los cuales no estaban informados ni preparados, y que ahora corren el riesgo de perder su inversión. Vayamos por partes:

Ayer por la tarde se dio a conocer la noticia, ya esperada: El Sabadell se queda con la CAM con ayudas iniciales de 5.249 millones. El Fondo de Garantía de Depósitos cubrirá el 80% de las pérdidas derivadas de los activos y préstamos inmobiliarios problemáticos, pero la nota del Banco de España no dicen nada de las cuotas participativas.

¿Qué son las cuotas participativas? Se trata de un producto financiero similar a las acciones, pero con la particularidad de que no tienen derechos políticos, es decir se tiene derecho a obtener la retribución pactada, pero no permiten estar representado en los órganos de dirección de la Caja. Como la caja de ahorro no tiene accionistas, tuvo que acudir a este instrumento para captar capital.

Sin saber mucho de finanzas, ni de calcular la solvencia de una entidad, pero confiando en lo que les decían en las oficinas, muchos clientes de la CAM (muchos ibenses entre ellos), se han visto atrapados en la crisis de la CAM, especialmente desde que en julio se nacionalizó. Estos clientes, unos 50.000, esperaban unos beneficios que no han llegado, pero lo peor es que pueden perder todo lo invertido.

¿Existía un riesgo previsible en esta inversión? Por supuesto, pero no aparece claramente expuesto en la información que la CAM ofrecía en su web. Sin embargo, leyendo el folleto de la emisión (esa letra pequeña que tanta rabia nos da), leemos lo siguiente: "Las Cuotas Participativas son valores de renta variable, similares a las acciones y, como tales, los inversores podrían llegar a perder la inversión realizada" (pág. 24). Para tranquilizar a los inversores se les decía algo así como "no te preocupes que eso no pasará, la CAM respalda esta inversión ... firma aquí por favor".

Poco antes de ser intervenida la CAM, su Consejo de Administración decidió que se recomprarían todas las cuotas participativas a 4,77 € por título, aunque no estaba claro que fuese una decisión admisible. Lo cierto es que el FROB, administrador de la intervenida CAM, decidió no amortizar las cuotas participativas, suspendiendo la Asamblea General prevista para el 16 de septiembre (convocada por los anteriores gestores ahora destituidos), en la cual se tenía que ejecutar aquel acuerdo de amortización. Algunos expertos opinan que el Estado (todos nosotros) no debe pagar ni un solo euro de esas cuotas "ya que se trata de una inversión especulativa en un banco/caja que ha resultado estar en suspensión de pagos, por lo que el inversor debería perder su inversión, y no el ciudadano sus impuestos".

Pero no son sólo pequeños ahorradores los que se han visto perjudicados por la crisis de la CAM y por la debacle en la cotización de las cuotas participativas (ayer tocaron mínimos de cotización, a 1,18 €). Entre los afectados también hay muchos empresarios a los que prácticamente se les exigió que compraran estos valores a cambio de concederles préstamos (si la empresa quería financiación, se le ofrecía darle algo más de dinero si adquiría cuotas participativas). Todas estas triquiñuelas están siendo estudiadas por distintos despachos de abogados, por si procede presentar algún tipo de demanda.

¿Qué futuro les espera a los propietarios de estas cuotas participativas? Según el diario Información de ayer, el futuro de las cuotas participativas de la CAM quedará en manos del comprador, o sea, del Banco de Sabadell, que pagará 1 Euro por la CAM. Para los afectados creyentes, quizás sea el momento de rezar.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È