miércoles, 4 de agosto de 2010

Copiar no es robar

Estar de vacaciones permite navegar por Internet más allá de los límites habituales, a la búsqueda de pequeños tesoros perdidos. Ayer encontré una página muy interesante, perogrullo.com, y que he añadido a la lista de enlaces "interesantes" que van apareciendo a la derecha de esta bitácora.

Copio y pego su última entrada titulada "El más arriesgado experimento" (que no es otro que considerar a las ideas como una propiedad):

Nina Paley, autora del celebérrimo ‘Copiar no es robar‘, demuestra en este vídeo que la cultura humana es, por definición, derivativa: que todo lo que hacemos con nuestra mente tiene su origen en otras mentes anteriores. Durante muchos milenios las obras de la mente y su regulación legal han reconocido esta verdad evidente. Sólo desde el siglo XVIII nos hemos embarcado en un peligroso experimento, que es el de considerar a las ideas como una propiedad. De hecho durante varios siglos esta idea ha funcionado, y lo ha hecho bien y sin causar excesivos problemas, sobre todo porque la tecnología hacía imposible sobreextenderla y hacerla absoluta: era casi imposible patrullar sólo los textos publicados para detectar un párrafo plagiado, no digamos las pinturas buscando una clara inspiración o un homenaje. Si la llamada (impropiamente) ‘propiedad’ intelectual ha enriquecido a la sociedad ha sido por las imperfecciones intrínsecas a su aplicación, que han hecho posible que la cultura sobreviva soslayándola.


Cualquier regulación para preservar la ‘propiedad’ intelectual que permita, en conjunción con la tecnología, controlar la distribución hasta amenazar el trabajo derivativo es una amenaza a la esencia de la cultura. El experimento de transformar en propiedades las ideas puede, si se lleva al límite, acabar destruyendo la cultura. Es imperativo que las leyes futuras sobre este tema permitan a aquellos que lo deseen resaltar la continuidad derivativa del esfuerzo cultural. Quien quiera cerrar sus creaciones a piedra y lodo, que las cierre; de esa forma quedará aislado del flujo, del toma y daca que es el conocimiento humano, y su aportación desaparecerá en la nada. ¿Qué habría sido de Shakespeare o Cervantes como iconos culturales si sus obras hubiesen estado cerradas y no hubiesen podido influenciar a generaciones de artistas y literatos posteriores? Éso es lo que el peligroso experimento de la ‘propiedad’ intelectual puede acabar descubriendo. Será responsabilidad de los gobiernos y los Parlamentos evitar que la cultura misma, que es propiedad de todos, sea arrastrada al abismo por quienes no reconocen sus mecanismos básicos. Uno de los cuales es la derivación: la copia con modificación y adaptación.

7 comentarios:

Noctambulo dijo...

Pero los criminales de verdad campan a sus anchas mientras la policía va clausurando servidores y arrestando a los “piratas”, es el mundo de los intereses y del puto dinero.

Santi dijo...

Podemos estar de acuerdo en la máxima que copiar no es robar. Pero convendrás conmigo que en el diseño del acceso a la cultura habrá que arbitrar una forma para que todos los intervinientes en el proceso creativo reciban una justa remuneración por su trabajo.

Lo que no puede ser es que un artista realice una obra, venda cuatro ejemplares (libro, disco, etc.) y luego fucionen centenares de miles de copias por internet sin pasar por caja. En el caso de la música, el artista puede rentabilizar su éxito con tanta "copia privada" mediante la venta de entradas en sus conciertos, y así hacer rentable su trabajo. Pero... ¿y que hace un escritor? ¿Cómo rentabiliza su trabajo si la gente lee su obra gratuitamente y sin pagar los derechos de autor correspondientes? Puede este autor alquilar un teatro, vender entradas y leer su libro en voz alta, y que la gente le aplauda al acabar.... pero eso no promete ser muy rentable, ni tener mucha demanda entre el público.

Desde luego que no hay que coartar la libertad de las personas, pero tampoco condenar a algunas, las más creativas, a no poder desarrollar su creatividad por falta de incentivos económicos. No olvidemos que Cervantes escribió su obra para comer, no para ilustrar al personal. Que consiguiera lo segundo es un valor añadido, pero que el hombre lo que quería era comer dignamente, no escribir una obra maestra.

Selector de noticias dijo...

Android es Libre pero las operadoras le ponen grilletes

No voy a desvelar a nadie que las operadoras son algo así como los bancos del siglo XXI, porque la usura de los primeros ya la hemos aceptado. [...] El problema nace de la cultura del móvil gratis que se vive en España, donde por desgracia, aún no hay una ley que permita que cualquier móvil se pueda conseguir libre y haya operadoras que se aprovechen de eso, en su larga lista de abusos y choteos hacia el personal (hay para todos, tranquilos)

Anónimo dijo...

Entre la libertad total de copia y aprovechamiento del esfuerzo ajeno, y lo opuesto que es registrarlo todo y cobrar por usar lo registrado, hay mucho campo para encontrar una fórmula intermedia.

Anónimo dijo...

Yo pienso, no me hagas mucho caso, de lo que yo piense, pero. Si el señor Cervantes no hubirese escrito ese pedazo de novela que es el quijote, pues a no existir el genero novela, nunca se hubiesen escrito las novelas del oeste, y sin las novelas del oeste el Lucas no hubiese podido hacer la guerra de la galaxia, y sin la la guerra de las galaxias....pues eso pipols que despues de una cosa va otra.....
Si el Gonzales, no hubiese sido presidente de este pais el Aznar,nunca hubiese dicho eso de largate gonzalez¡¡ nunca hubiese sido presidende de este pais, y casi que seguro que la guerra de irak, hubiese empezao si el aznar, y sin el Aznar el zp y rajoy seria unos simples diputaos, y si continuo me cargo la historia de España, seguro, y asi asta el infinito, o mas pa ya. No me hagas mucho caso tio, es como yo lo veo.

Y esto va en serio. Como no llege pronto el viernes, a mi me va a dar algooooooooo.

KIF

Posdata; Os dejo con este video, de seres humanos con pelo, que copian, para poder sobrevivir, y ademas son solidarios.

http://www.youtube.com/watch?v=CLBZxtHP02o&feature=related

Claudio dijo...

Estoy de acuerdo con Santi y con el anónimo que señala la amplitid del campo entr un extremo, la copia salvaje, y el otro, el copyright extremo.

De todas formas, no creo que se coarte la creatividad si se logra que para acceder a una obra de arte o a una creación intelectual, sea la que sea, haya que abonar algún tipo de cánon a su autor, directamente, y no a una entidad que dice representarle.

El mundo de los negocios es tan resbaladizo que vamos de un extremo al otro al menor movimiento. Y la mayoría de las veces no es el autor el que se beneficia del entramado business.

parce dijo...

Interesante entrada sobre la derivación: la copia con modificación y adaptación. La mercantilización terminó con todo esto, no??

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È