viernes, 30 de julio de 2010

La crisis financiera, una estafa detrás de otra

Vaya semanita llevamos con la economía ¿verdad? me consta que es un tema áspero y que con estas calores apetece poco cavilar, así que os dejo esta última entrada sobre el tema y prometo no tocarlo hasta que pasen las vacaciones. Me despido con un artículo escrito por Juan Torres López (catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla y miembro del Consejo científico de ATTAC-España), que sintetiza magistralmente lo que han hecho con la economía mundial (los enlaces, negritas y subrayados son míos, y las imágenes están pilladas de Internet):

La Real Academia Española de la Lengua define de dos modos el verbo estafar. Como pedir o sacar dinero o cosas de valor con artificios y engaños y con ánimo de no pagar, y, en sentido jurídico, como cometer alguno de los delitos que se caracterizan por el lucro como fin y el engaño o abuso de confianza como medio. Por eso yo creo que el término de estafa es lo que mejor describe lo que han hecho continuadamente los bancos, los grandes especuladores y la inmensa mayoría de los líderes y las autoridades mundiales antes y durante la crisis que padecemos.

Los Estados le dieron a los bancos privados el privilegio de crear dinero emitiendo deuda con la excusa de que eso era necesario para financiar la actividad de las empresas y los consumidores. Pero en los últimos treinta años, la banca internacional multiplicó la deuda para financiar los mercados especulativos y para ganar dinero simplemente comprando y vendiendo más dinero, y no para financiar a la economía productiva. Esta es la primera estafa.


Para disponer de recursos adicionales a los que le depositaban sus clientes, la banca ideó formas de vender los contratos de deuda y los difundió por todo el sistema financiero internacional. Pero al hacerlo, ocultaba que millones de esos contratos no tenían las garantías mínimas y que al menor problema perderían todo su valor, como efectivamente ocurrió. Actuando de esa forma y tratando de elevar cada vez más la rentabilidad de sus operaciones, la banca fue asumiendo un riesgo cada vez mayor que ocultaba a sus clientes y a las autoridades y que transmitiía al conjunto de la economía. Esta es la segunda estafa.

Para llevar a cabo esas estafas, la banca recurrió a las agencias de calificación, que actuaron como sus cómplices corruptos engañando sistemáticamente a clientes y autoridades indicando que la calidad de esos productos financieros era buena cuando en realidad sabían que no era así y que, por el contrario, se estaba difundiendo un riesgo elevadísimo porque eran, como se demostró más adelante, pura basura financiera. Esta es la tercera estafa.

Los grandes financieros consiguieron que los bancos centrales fueran declarados autoridades independientes de los gobiernos con la excusa de que éstos podían utilizarlos a su antojo y de que así era mejor para lograr que no subieran sus precios. Sin embargo, lo que ocurrió fue que, con ese estatuto de "independientes", los bancos centrales se pusieron al servicio de los bancos privados y de los especuladores, mirando a otro lado ante sus desmanes. Y asi, en lugar de combatir la inflación, permitieron que se produjera la subida de precios de la vivienda quizá más alta de toda la historia y constantes burbujas especulativas en numerosos mercados. Y lejos de conseguir la estabilidad financiera, lo cierto fue que durante su mandato "independiente" también hubo el mayor número de crisis financieras de toda la historia. Esta es la cuarta estafa.

Con el fin de generar fondos suficientes para invertir en los mercados especulativos cada vez más rentables, los bancos y grandes financieros lograron, con la excusa de que eso era lo conveniente para luchar contra la inflación, que los gobiernos llevaran a cabo políticas que redujeran los salarios y aumentaran así los beneficios (que en su mayor parte van a ahorro en lugar de al consumo, como les pasa a los salarios), y la progresiva privatización de las pensiones y de los servicios públicos. Esta es la quinta estafa.

Cuando el riesgo acumulado de esa forma estalló y se desencadenó la crisis, los bancos y los poderosos lograron que los gobiernos, en lugar de dejar caer a los bancos irresponsables, de encarcelar a sus directivos y a los de las agencias de calificación que provocaron la crisis, les dieran o prestaran a bajísimo interés varios billones de dólares y euros de ayudas con la excusa de que así volverían enseguida a financiar a la economía. Pero en lugar de hacer esto último los bancos y grandes financieros usaron esos recursos públicos para sanear sus cuentas, para volver a tener enseguida beneficios o para especular en mercados como el del petróleo o el alimentario, provocando nuevos problemas o que en 2009 hubiera 100 millones de personas hambrientas más que en 2008. Esta es la sexta estafa.

Los gobiernos tuvieron que gastar cientos de miles de millones de dólares o euros para evitar que la economía se colapsara y para ayudar a la banca. Como consecuencia de ello tuvieron que endeudarse. Como los bancos centrales están dominados por ideas liberales profundamente equivocadas y al servicio de la banca privada, no financiaron adecuadamente a los gobiernos, como sí habían hecho con los bancos privados, y eso hizo que tuvieran que ser los bancos privados quienes financiaran su deuda. Así, éstos últimos recibían dinero al 1% de los bancos centrales y lo colocan en la deuda pública al 3, al 4 o incluso al 8 o 10%. Esta es la séptima estafa.

Como los bancos y grandes financieros no se quedaron contentos con ese negocio impresionante, se dedicaron a propagar rumores sobre la situación de los países que se habían tenido que endeudar por su culpa. Eso fue lo que hizo que los gobiernos tuvieran que emitir la deuda más cara, aumentando así el beneficio de los especuladores y poniendo en grandes dificultades a las economías nacionales. Esta es la octava estafa.

Los gobiernos quedaron así atados de pies y manos ante los bancos y los grandes fondos de inversión y, gracias a su poder en los organismos internacionales, en los medios de comunicación y en las propias instituciones políticas como la Unión Europea, han aprovechado la ocasión para imponer medidas que a medio y largo plazo les permitan obtener beneficios todavía mayores y más fácilmente: reducción del gasto público para fomentar los negocios privados, reformas laborales para disminuir el poder de negociación de los trabajadores y sus salarios, privatización de las pensiones, etc. Afirman que así se combate la crisis, pero en realidad lo que van a producir es todo lo contrario, porque es inevitable que con esas medidas caiga aún más la actividad económica y el empleo porque lo que hacen es disminuir el gasto productivo y "el combustible" que los sostiene. Esta es la novena estafa.

Desde que la crisis se mostró con todo su peligro y extensión, las autoridades e incluso los líderes conservadores anunciaron que estaban completamente decididos a poner fin a las irresponsabilidades de la banca y al descontrol que la había provocado, que acabarían con el secreto bancario, con los paraísos fiscales y con la desregulación que viene permitiendo que los financieros hagan cualquier cosa y que acumulen riesgo sin límite con tal de ganar dinero... Pero lo cierto es que no han tomado ni una sola medida, ni una sola, en esa dirección. Esta es la décima estafa.

Mientras está pasando todo esto, los gobiernos, esclavos o cómplices de los poderes financieros, no han parado de exigirle esfuerzos y sacrificios a la ciudadanía mientras que a los ricos y a los bancos y financieros que provocaron la crisis no les han dado sino ayudas constantes y todo tipo de facilidades para que sigan haciendo exactamente lo mismo que la provocó. Gracias a ello, estos últimos están obteniendo de nuevo cientos de miles de millones de euros de beneficios mientras cae la renta de los trabajadores, de los jubilados o de los pequeños y medianos empresarios. Esta es la undécima estafa.

Mientras que constantemente vemos que los presidentes de gobiernos reciben instrucciones del Fondo Monetario Internacional, de las agencias de calificación, de los banqueros o de la gran patronal, la ciudadanía no puede expresarse y se le dice que todo lo que está ocurriendo es inexorable y que lo que ellos hacen es lo único que se puede hacer para salir de atolladero. Esta es la duodécima estafa.

Finalmente, se quiere hacer creer a la gente que la situación de crisis en la que estamos es el resultado de un simple o momentáneo mal funcionamiento de las estructuras financieras o incluso económicas y que se podrá salir de ella haciendo unas cuantas reformas laborales o financieras. Nos engañan porque en realidad realidad vivimos desde hace decenios en medio de una convulsión social permanente que afecta a todo el sistema social. La verdad es que cada vez hay un mayor número de seres humanos hambrientos y más diferencias entre los auténticamente ricos y los pobres, que se acelera la destrucción del planeta, que los medios de comunicación están cada vez en propiedad de menos personas, que la democracia existente apenas deja que la ciudadanía se pronuncie o influya sobre los asuntos más decisivos que le afectan y que los poderosos se empeñan en imponer los valores del individualismo y la violencia a toda la humanidad. Esta es la decimotercera estafa.

Lo que ha ocurrido y lo que sigue ocurriendo a lo largo es la crisis es esto, una sucesión de estafas y por eso no se podrá salir de ella hasta que la ciudadanía no se imponga a los estafadores impidiendo que sigan engañándola, hasta que no les obligue a dar cuentas de sus fechorías financieras y hasta que no evite definitivamente que sigan comportándose como hasta ahora.

10 comentarios:

Estrellado dijo...

No entiendo como es posible que unos cuantos estafen a tanta gente y no haya ningún político que se proponga meter en la cárcel a tantos delincuentes de guante blanco.

Anónimo dijo...

Lo siento, pero no me lo puedo leer entero.

Selector de noticias dijo...

Un párroco crea una empresa para dar trabajo a parados

El párroco de la iglesia de San José Obrero de Elda, junto con otros siete socios, ultima estos días la puesta en marcha de una empresa privada con la que dar cabida a desempleados de larga duración en dicha localidad y Petrer. La mercantil comenzará a ofrecer servicios de costura para Moros y Cristianos y catering a partir del mes de septiembre. La filosofía de la empresa está basada en los preceptos de la "economía de comunión", que propone una sociedad que, sin dejar de ser eficiente, destine parte de sus beneficios a fines sociales.

Los sindicatos acusan Gobierno de aprobar el mayor ataque laboral de los últimos 30 años

CCOO y UGT aseguran que la reforma 'facilita' la extinción del contrato, 'haciéndola más fácil, más rápida y más barata'

Toni dijo...

Se podría decir más alto, quizás también se podría decir más claro, pero lo lamentable es que no se diga más veces y en más lugares. Esto hay que ir a decirlo a los bares, a las tiendas, a las comunidades de vecinos, a las gasolineras (no se asusten los conservadores, que no hay peligro de revolución). Sale muy barato engañar a los políticos y a los dirigentes sindicales. Se nos rien en la cara, nos roban la cartera y nosotros tan frescos.

Vicent dijo...

Simplement dir que no acostume a comentar, però aquesta entrada m'ha semblat genial, sense més. El problema bàsic és com és possible que la societat amb la informació més accessible de la història no diga res, i ens dediquem a repetir com autòmats mentires que anteriorment ens han repetit a nosaltres.

Algú es preguntarà sobre les mesures alternatives i us dic que hi ha moltes: banca pública, uns mitjans de comunicació de qualitat, eliminació en massa d'aquesta camarilla de buròcrates, i sobretot més educació.

La meva més sincera enhorabona per la feina d'aquest bloc, perquè cal que les mentalitats canvien.

Rebeczka dijo...

Un gran artículo para abrir los ojos. Aunque a la vez deprimente...

Vicente dijo...

El dios mercado exige sacrificios laborales ¡hágase su voluntad!

Anónimo dijo...

Estoy arto de tanta grisis y tantas mierdas de estas, ¿ehh?

Al final va a tener razon la paqui,
(compañera de curro) que todo esto acabara haciendo explotar algo. Y entonces, pagaran justos por pecadores. Paqui es que tiene un puntazo que te cagas, un dia va la tia y ne dice: Y si israel vuelve a las andadas. y sus vecinos tambien hacen de las sullas. Y si, todo se va a la mierda, pero muy despacio tio, ¿me entiendes tu?
si paqui si, pues algun dia dentro de la tira de años vuestros nietos, porque yo no pienso tener decendencia, descubran que fuimos unos pedazos de jilipollas y de cabrones. En ese monento la paqui se dio media vuelta y se fue, ando unos metros se volvio, y me dice: Yo venia a que me dieras un cigarro, pero se me fue la olla, joder, hay que ver lo cabrones que son los judios,¿ verdad? lo que liaron con el barco ese. Al fin y al cabo, no todo lo estamos haciendo tan mal, ¿verdad? voi a mear y de paso me fumo el cigarro, va tu que llevo prisa. Le di el cigarro y se largo.

KIF

Posdata: Tengo una duda, no se cuales son los mejores, estos, o los pink floyd, admito sugerencias.

http://www.youtube.com/watch?v=h7xF51AFkys

Santi dijo...

Los que hemos leído algo vemos que ya en el siglo XIX se nos alertaba contra los oligopolios, que rezuman poder por su posición dominante y hacen que, al final, el poder político se pliege ante sus exigencias.

¿Y qué podemos hacer los pobres currantes para evitarlo? Muy poca cosa que no sea despotricar en el bar, en el blog... y poco más. Después cada cual elige donde y cuando se gasta el dinero, de qué banco quiere ser esclavo y a que empresa dedicará gran parte de su vida. Es así.... aunque vivamos en la quimera de que somos libres y esas cosas.

En fin, que necesito unas vacaciones ya.

No nos dejes con la intriga de saber qué pasó en el pleno de hoy, por fa.....

Que paséis todos unas buenas vacaciones.

Claudio dijo...

Lo peor de todo esto es que hacemos caso. Hacemos caso de los expertos financieros, hacemos caso de los dirigentes políticos, hacemos caso de los agoreros que anuncian catástrofes..., y hacemos caso a los que nos dicen que sólo seremos felices si conseguimos tener todo lo que se anuncia en la televisión.

Nos refriegan las fabulosas casas de los ricachones, el estilo de vida de las frívolas adineradas, todas las cosas que se pueden conseguir si se tiene mucho, pero mucho, dinero...

Pienso que la solución está en no hacer caso. En reflexionar sobre qué es lo realmente importante en la vida, en qué es lo que nos puede hacer felices de verdad y por largo tiempo. A lo mejor nos daríamos cuenta de que eso que nos podría hacer felices no se consigue con mucho dinero, sino con relaciuones basadas en principios humanos universales.

Está claro que el dinero es vital, es necesario porque es con dinero como conseguimos lo necesario para vivir. Lo que ocurre es que no tenemos claro qué es lo necesario para vivir.

No tienen atemorizados, tenemos miedo de perder lo que tenemos y no nos movemos, no vaya a ser que la cosa empeore y nos vayamos todos a la mierda, como diría el kif. Unos pocos tienen atemorizados a los muchos. Cuántas historias , mitos y leyendas no se han contado y escrito en la historia de la humanidad con la finalidad de instruirla y de motivarla para que se rebele contra los poderes fácticos y tiranizantes. En todas ellas bastaba con perder el miedo, con creer que era posible sacudirse ese peos de encima.

También es cierto que en todas esas historias todo lo promueve un líder, una persona sencilla que, sin embargo, encarna los valores que todos admiramos y que no nos atrevemos a esgrimir de forma espontánea.

Cada cierto tiempo se abre la oportunidad de comenzar el cambio deseado.

¿Qué haremos? ¿Nos limitaremos a mirarnos unos a otros para ver quién es el primero en atreverse? ¿O más bien haremos lo que nos pide a gritos nuestra conciencia, nuestro ser interior, nuestro sentimiento y nuestra razón, dando un impulso a las propuestas novedosas y valientes, aún a riesgo de que estén equivocadas? ¿Y si así fuese, es que podría ser peor?

Yo creo que no. Cualquier cosa menos seguir la misma dinámica. Dijo Einstein que no es posible obtener resultados distintos si realizamos las mismas cosas.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È