martes, 2 de febrero de 2010

Contra la cadena perpetua

Voy a hacer un hueco en esta bitácora para tratar un tema del que se ha hablado bastante estos últimos días y sobre el que quería dar mi opinión. Como tantas veces me ocurre, alguien que sabe más que yo ha escrito lo que yo pensaba. Me quito el sombrero ante los componentes de la Subcomisión de Derecho Penitenciario del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), que han emitido la siguiente declaración en contra de la cadena perpetua (las negrillas son mías):

· El artículo 25 de la Constitución Española es concluyente al establecer que las penas privativas de libertad se han de orientar a la reeducación y reinserción social y toda pena que no cumpla dicho requisito, atenta contra el artículo 15 de la Constitución que repudia cualquier trato inhumano y degradante, además de impedir hacer efectiva la dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes y el libre desarrollo de la personalidad, a las que se refiere el artículo 10 de nuestra carta magna.

· La duración de la pena privativa de libertad en España es superior a aquella que cumplen en otros países que contemplan la cadena perpetua. De hecho en España una persona que ha cometido distintos delitos, que no pudieran ser enjuiciados en un mismo procedimiento, puede cumplir una pena privativa de libertad superior a 40 años, límite teórico.

· El cumplimiento de condenas privativas de libertad de larga duración, producen efectos físicos y psíquicos irreversibles en las personas. 

· No parece razonable reabrir un debate vinculado a la seguridad, cuando España es el cuarto país más seguro de la Unión Europea, por delante de muchos otros que tienen la cadena perpetua en su legislación, como Alemania, Francia, Italia o el Reino Unido, este último con el doble de delincuencia que España. Por tanto, ninguna relación existe entre la cadena perpetua y seguridad ciudadana, como tampoco lo existe entre pena de muerte y seguridad.

· El debate de la cadena perpetua se viene introduciendo cada vez que se produce un hecho delictivo grave que causa alarma social. No obstante, la política criminal, al igual que cualquiera otra, no puede encontrar su justificación en la citada alarma social y de su repercusión mediática.

Por todo ello, la Subcomisión de Derecho Penitenciario demanda el cese del populismo punitivo por parte de todos los partidos políticos, así como la necesidad de abrir un debate alternativo, que verse sobre la ineficacia del sistema penal actual para abordar la reinserción.

13 comentarios:

Ni loco dijo...

Jamás se me ocurriría pedir cadena perpetua para nadie, ni siquiera para mi peor enemigo. A esos psicópatas, asesinos en serie y demás enfermos mentales, hay que buscarles tratamiento médico, no penitenciario.

ordago13 dijo...

LA cadena perpetua no debería existir en ningún caso (no hablemos de la pena de muerte)


Estás en lo cierto con el disco de diamond:

parce dijo...

El populismo punitivo tiene para los del ojo por ojo y diente por diente judeocristiano un puntito de justicia que no existe de otro modo.

En cualquier caso lo que me parece de chiste es lo de la reinserción. Me recuerda a cuando algunos alumnos mío me preguntan cómo es que por más que estudien no avanzan... y yo pienso... bueno... es que hay gente que no vale, que tiene unas virtudes pero no todas.... y digo "bueno, quizás tengas que seguir estudiando"...

Hay personas que no son reinsertables bien porque nunca estuvieron "insertadas" o porque su psique, sus pulsiones, sus intereses poco tienen que ver con el bien común social.

Me parece que la idea de reinserción es un idealismo de la filosofía "humanista". El reo cumple una pena que viene reflejada en un código penal interpretado por un juez. Y lo demás son cuentos.

Santi dijo...

Yo suscribo integramente el escrito. Para instaurar la cadena perpetua en España sería necesario modificar la Constitución, y eso no es necesario.

Hace poco leí en prensa un artículo que hacía referencia a un estudio realizado en Alemania, en el que se concluía que a partir de los 15 años de internamiento es imposible recuperar sicologicamente a las personas, y recomendaba al legislador (en este caso el alemán) una revisión de su código penal para adecuar las penas desde un aspecto rehabilitador y no castigador.

Pero como en otras muchas cosas, no se puede legislar en base a un caso en concreto, hay que legislar pensando en todos los casos posibles y en todas las consecuencias que el cambio de legislación puede traer.

Selector de noticias dijo...

La madre de Sandra Palo dice que UPyD le ofreció entrar en política pero "jamás" lo hará

La madre de Sandra Palo, María del Mar Bermúdez, reconoció hoy que le han planteado "varias veces" entrar en política al igual que a otros familiares de víctimas de asesinatos y, en su caso concreto, también se le propuso, en un momento dado, entrar en Unión, Progreso y Democracia (UPyD), como ocurrió con el padre de Mari Luz, Juan José Cortés....

JR MORA dijo...

Basseta, te recomiendo la lectura de un artículo de opinión que firma Rafael García Rico en "Estrella Digital" y que se titula:

El Rafita, líder de la contestación social

Si el Rafita supiera leer y escribir, si supiera comportarse con buenos modales, si al menos supiera comer con cuchillo y tenedor y no tuviera una familia que se angustia en los pocos metros cuadrados de su piso de realojo y que huye a la Cañada Real de vez en cuando a disfrutar de su chabola; si el Rafita fuera capaz de hablar con calma y con los trucos que se enseñan en los cursos de coaching, el Rafita sería un líder social para la derecha más rancia y oportunista que campa por nuestro país.

[Continuar leyendo]

Anónimo dijo...

Dialogo de fachas:

- La cadena perpetua es un fracaso
- ¿Por?
- Porque la gente se muere antes de cumplir íntegramente la pena.
- Es la picaresca española.

Mathilde dijo...

Imagino que uno se acaba cansando de repetir una y otra vez argumentos obvios, ¿verdad?. Es descorazonador ver la imagen que se da de este país y sus "delincuentes" a través de los medios de des-información, como ese que llaman televisión, para luego acudir a los datos que ofrecen los especialistas y ver que no se corresponden con lo que se ofrece.

Curiosamente todos los políticos, de izquierda y de derecha y la prensa y la TV coinciden en una cosa: no hablan de la “reinserción”, ni de las verdaderas causas que originan la delincuencia.

En otros lugares se están tratando los problemas que originan gran parte de las conductas delictivas y que en España nadie se decide a poner en práctica, pese a que sus resultados son alentadores en otras latitudes.

Para muchas personas que deberían tener otras luces, todo se reduce a castigar: Rajoy cuestiona al gobierno por castigar poco y Zapatero se defiende diciendo que tenemos el Código Penal más duro de Europa ... y se queda tan pancho.

Miedo me da imaginar un posible debate en público sobre la cadena perpetua, probablemente alejado de cualquier tipo de análisis objetivo sobre las causas de la delincuencia y sus soluciones posibles. Los demagogos se cebarán en la "inseguridad ciudadana" y agitarán los cuatro casos más conocidos que hayan salido en la TV, asegurando que no hay nada mejor para la sociedad tener a sus individuos potencialmente peligrosos lo más alejados posible y para siempre.

¿Y qué pedirán luego? De aquí al fascismo hay cuatro pasos.

(Gracias a mi amigo Jorge Zardoya por remitirme a esa magnífica web sobre Derecho Penitenciario).

Iberut dijo...

Si alguien rea­liza un crimen tan cruel como quitarle la vida a otro ser humano, por ejemplo ... creo que merece pasar su propia vida entre rejas. Es un duro pero merecido castigo.

Colega dijo...

El Tribunal Constitucional alemán consideró que una cadena perpetua es "contraria a la dignidad humana"

Anónimo dijo...

Quizás tengan razón todos los que defienden esta postura, pero yo no me voy a quedar con las ganas de pedir cadena perpetua para un tipo concreto de delincuente: el político o el funcionario corrupto.

Pedro Fernández Ibar dijo...

Ni cadena perpetua
Ni pena de muerte
Ni guerra de Afganistán

NICO dijo...

Precisamente hoy en la entrada de mi blog hablo de un personaje como Mandela, que pasó 27 años encerrado en una prisión de Suráfrica, en condiciones infrahumanas la mayor parte de ese tiempo. En España la pena máxima es de treinta años ampliable a cuarenta en casos de terrorismo. No es lo anterior lo más parecido a la cadena perpétua? Para los que apreciamos la libertad, un sólo día que nos priven de ella es mucho. Treinta años un mundo. Si hay voluntad y medios para reinsentarse un porcentaje lo consigue. También soy de los que pienso que hay gente que jamás se reinsertará, y la solución no son más cárceles. Aunque gran parte de la sociedad tiene todo el derecho a pensar que hace falta más mano dura, entendiéndose por mano dura, más rigor sobre todo con los multireincidentes o con casos de especial violencia o ensañamiento. Como siempre, un post en el blog es poco espacio para decir todo lo que quisiéramos y la profundidad del debate que requiere un tema tan serio.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È