jueves, 5 de noviembre de 2009

Centésimas de segundo

De entre los cientos de e-mail's que entran en la bandeja de correo (con ofertas, loterías, viagras, virus, regalos de móviles Nokia, cadenas caritativas, presentaciones de Powerpoint interminables, etc,) de cuando en cuando llega algo que vale la pena ver.

Hoy me he encontrado con un interesantísimo corto sobre el fotoperiodismo y el dilema moral que se les presenta a los fotógrafos de prensa, principalmente en conflictos bélicos. Se titula "One Hundredth of a Second" y ya ha sido galardonado con varios premios internacionales.

La muerte de unos es la materia prima para el reconocimiento y éxito de otros. La protagonista se enfrenta a un dilema crucial en su profesión: se ve obligada a preguntarse, si una persona está en peligro mortal, ¿seguirá haciendo su trabajo, tomando la fotografía, en vez de involucrarse y ayudar?

Al parecer de muchos, el corto es una clara alusión a la historia de Kevin Carter y su foto de la niña sudanesa con el buitre al acecho, que le valió el pulitzer.

¿Estás preparado para soportarlo?



16 comentarios:

Anónimo dijo...

fuerte, fuerte

Javi dijo...

Impresionante.
Posiblemente esta profesional nunca será la misma.
También es cierto que si se hubiera interpuesto, nunca sabriamos de la existencia de esa crueldad. Y que su no participación no ha salvado esa vida, pero abre la posibilidad de que se vea su trabajo y sacuda las conciencias.

Claudio dijo...

Muy fuerte, Basseta. No sé si vale la pena ese sacudimiento de conciencias la vida de cualquier persona inocente.

Ni siquiera la vida de los soldados, que se supone que es su profesión, compensa el motivo por el que comienzan los conflictos. No los podremos parar, desde luego. No somos capaces, todavía, de parar la violencia de género, ni la doméstica, ni la social. Mucho menos las guerras.

No somos capaces de parar las muertes cde inocentes que no sobreviven al hambre y a enfermedades sencillas, por falta de compromiso social de toda la humanidad. Mucho menos, las guerras.

Miramos nuestro ombligo, y nos emocionamos ante imágenes somo las que muestra el corto, pero nos olvidamos enseguida cuando peligra la posibilidad de poder adquirir un capricho innecesario, cuando peligra nuestra posición privilegiada.

La lucha interna de esa periodista, refleja la lucha en que está inmersa la Humanidad entera. Nos están faltando los valores e ideales básicos para no consentir situaciones como las que ocurren, cada día, en todo el mundo.

Bienvenidas sean imágenes como las que nos presentas hoy, pero que no quede en una mera excitación, en una mera ficción que nos excita, pero que no nos moja.

elvira dijo...

Bon dia a tots;
Basseta soles dir-te que no estic al poble, treballe fora però tots els dies trobe un momentet per a llegir la premsa i el teu blog, senc no tindre temps per a comentaris complets, però volia dir-te que em preocupa el macroprojecte d'ecoaldea, jo sóc molt escèptica en aquestes decisions i sempre he cregut que les coses que estàn "sotto voce" normalment són obscures, problemàtiques i gens ecolòquiques.
Ànim amb la lluita continua que significa enfrontar-se al nostre plenari de desgovern...

Vicente dijo...

Suscribo lo que dice Claudio: este tipo de imagenes son como una especie de píldoras de conciencia que nos vamos tomando cada 8 horas, para poder resistir en la cruda realidad social que nos rodea. Cada vez que veo el programa "Callejeros" siento la misma sensación que al ver este video.

Selector de noticias dijo...

Denuncian la acumulación de cargos de la esposa de Montilla

En las últimas fechas han comenzado a denunciarse la acumulación de cargos de Ana Hernández Bonancia, esposa del presidente catalán José Montilla y cuyo nombre aparece en 14 empresas públicas y privadas. Hernández es concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Sant Just Desvern; gerente del Consorcio de la Colonia Güell; consejera del Túnel del Cadí, Concessionaria S. A.; consejera del Barrio de la Mina; delegada del área de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda de la Diputación de Barcelona: consejera de la Caixa......

PENELOPE dijo...

Buenos días:

Una centésima de segundo, que consigue provocar un nudo en la garganta tan fuerte...

Una imagen imborrable, y una reflexión sobre la barbarie de las guerras.

Saludos.

Iberut dijo...

No se que formación académica y profesional tiene la Sra Ana Hernández, pero para acumular en el sector privado tantos puestos en diferentes consejos, hay que ser una auténtico crack, esta señora tiene puestos de responsabilidad en sectores tan dispares como agricultura, tránsito, urbanismo, salud y finanzas...etc. . la transparencia también brilla por su ausencia, no me imagino el importe total de las remuneraciones y dietas que debe percibir por ostentar tanto cargo.

No se que pensaréis vosotros, pero aunque esta práctica es legal, a mi no me parece normal. Y lo triste es que seguro que es una práctica que aplican todos los partidos políticos. Esto es lo que está semi oculto y más o menos se puede entrever, ya no quiero ni pensar como estarán las cloacas.

Mathilde dijo...

He visto el vídeo esta mañana y me ha emocionado bastante. Está muy muy bien hecho, y logra el efecto deseado de una manera increíble.

La omisión de socorro quizá no sea tan grave como apretar uno mismo el gatillo, pero sigue siendo grave. Ella no tiene la culpa de que la niña muera, pero sí de no haber hecho nada para evitarlo. Personalmente no creo que valga todo para sacar la foto del año. Y mucho menos una vida humana. Y mucho mucho menos la vida de una niña (en este caso).

Anónimo dijo...

Sinceramente. La verdad duele.

Y la vida va bien, asta que un dia nos damos cuenta de que nos vamos a morir, de viejos,de cancer, de infarto,de accidente.....de yonky..de sida... Lo peor no es eso,lo peor es que mi muerde no importa, la vida sigue su camino......... Comienza a llegar el frio de verdad. Que lo se yo valla. En fin.....que se le va hacer.....esto es lo que hay.

perdon por las molestias. El kIF.

La canción que se canta al oído,
la canción que no quieres oir,
la cantamos los malos maridos
cuando, en el olvido,
pensamos en ti......

Anónimo dijo...

Tu compañera de profesión, Alcaldesa de Ibi, te dedica unas palabritas en Ibinoticias ¿lo has visto?

Toni dijo...

La canción de los buenos
borrachos,
que, de madrugada.
vuelven al hogar,
la canción que atropella los tachos
llenos de basura de la Capital.

Basseta dijo...

¿La llamas "compañera de profesión"? Ya no la puedo considerar una compañera. Ella sabe perfectamente que un abogado jamás hablará en público de sus clientes o de sus asuntos, pues así lo impone el deber de secreto profesional. Con su actitud demuestra una cobardía fuera de límites, traspasando los límites de lo que debe ser el debate político, único terreno en el que yo pensaba que estamos enfrentados.

Pero aún mayor que su cobardía es su ignorancia: pensaba que iba a quedarme a escuchar sus exabruptos. La próxima vez le recomiendo que sea más discreta con sus comentarios y, a lo mejor, me pilla desprevenido.

Repito lo que dije en su día en este mismo blog: Hay dos cosas que en mi opinión deberían quedar la margen de las batallas políticas: las cuestiones profesionales y las familiares.

Los profesionales (y no sólo los abogados, también los médicos o los taxistas) tenemos un deber de confidencialidad y no podemos ni debemos andar desvelando intimidades de nuestros clientes (o pacientes o pasajeros). Qué pensaríamos si alguien exigiese a un médico que diese explicaciones en público de a quien o porqué ha recetado Viagra o ha operado de almorranas.

Yo tengo una esposa, dos hijas, una madre, tres hermanos, es decir, una familia, y no me gustaría que nadie cayese en la tentación de hacerme daño haciéndoles daño, o viceversa. Es más, no me interesa lo más mínimo lo que pasa en las familias de mis adversarios políticos y reniego del cotilleo y de la "prensa rosa". Por lo tanto, me parece totalmente fuera de lugar que alguien tenga que airear con quien y cuando y donde como o dejo de comer.

No mezclaré nunca estas dos cuestiones con la lucha política. El/la que quiera mezclarlas y ensañarse conmigo o con mis compañeros/as de Corporación, allá él/ella, pero no encontrará en mí la respuesta a sus provocaciones. Defenderé el secreto profesional y mi intimidad familiar pase lo que pase, aunque ello suponga dar ventaja a enemigos políticos sin escrúpulos ni vergüenza. Y este blog no será nunca foro de alusiones personales o profesionales contra nadie, ni del PP, ni del PSOE ni de ADIi (y si alguien se siente aludido indebidamente no tiene más que mandarme un mensaje y cualquier comentario en tal sentido será eliminado).

"Cabalgamos por todos los lados
En pos de parranda y trabajo;
Mas siempre nos ladran ya pasados
Y ladran y ladran a destajo.
Quisieran los gozques de la cuadra
Acompañarnos donde vayamos,
Mas el estampido de su ladra
Solo demuestra que cabalgamos."

("Kläffer", poema de Goethe, 1808).

Colega dijo...

Habrá que regalarle a la Mayte Parra un ejemplar del Código Deontológico de la Abogacía, y que se lo tenga que aprender de memoria. Luego le haremos un examen, como a la Pajín.

Anónimo dijo...

Basseta, recuerda las sagradas escrituras: "por sus hechos los conocerás"

Anónimo dijo...

La traducción del poema de Goethe que pone Basseta es de Ludaico Duver, cosa que no dice en su aporte. se puede leer aquí:
http://cosicosas.blogspot.com/

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È