viernes, 23 de octubre de 2009

Empieza la caza de brujas

Cuando una persona normal y corriente decide entrar en la política, tiene que tener asumido que pasa a ocupar un puesto público y que sus actuaciones van a ser también públicas. Para mí, dar el paso de encabezar la lista de EUPV a las municipales fue una decisión muy meditada, pues sabía que tendría consecuencias en mi vida personal y profesional.

Ahora bien, lo que no me imaginaba nunca es que habría personas dispuestas a cualquier cosa con tal de desprestigiar al adversario político. Yo creo que llevo dos años y medio intentando hacer oposición con argumentos, con escritos, con recursos, con intervenciones (más o menos afortunadas), dando la cara en reuniones, Comisiones, Plenos y, por supuesto, desde este blog. Pienso que he utilizado en todo momento argumentos estrictamente técnicos y políticos, huyendo de mezclar la vida privada de los demás ni de sus familias.

Llevo unos cuantos días sufriendo las insinuaciones, las advertencias veladas, los "avisos para navegantes", y rechazaba dar crédito a las mismas. Es más, me sorprende que haya alguien tan iluso de pensar que con esas amenazas iba a conseguir cambiar mi trayectoria.

Pero se ha sobrepasado el límite. Algún ignorante, aprendiz de mafioso, delincuente de poca monta, ... en fin, alguien al que me gustaría echarme a la cara, quiere "tocar" a mi familia y por ahí no paso. Se han puesto los hechos en conocimiento de las Fuerzas de Orden Público y espero que se investigue lo que ha pasado, lo que está pasando y lo que pueda pasar. Aviso que actuaré con la máxima contundencia, judicial o extrajudicialmente, contra todo aquel o aquella que invada mi privacidad.

Nadie está a salvo de que le investiguen, le graben, le espíen, o, incluso, le monten acusaciones falsas. Todos, y yo el primero, somos vulnerables. Quizás por esto, a algún o algunos fascinerosos se les debe haber metido en su hueco cerebro que la forma de acabar con la oposición es airear cualquier trapo sucio, sin mirar si es personal, familiar o privado. Para la gente sin escrúpulos, el fin justifica los medios y deben pensar que cualquier ser humano "normal" tendrá como prioridad la seguridad de su familia y de sus bienes, y después la política.

Conmigo se equivocan y, afortunadamente, tengo una familia y unos amigos que me animan a seguir. Así que lo peor para éste o estos chorizos de pacotilla es que sus actuaciones, lejos de amedrantarme, me estimulan a seguir realizando mi labor política, sin mezclar (que podría, porque material hay de sobra) circunstancias ajenas al quehacer político. No me voy a poner a su altura, aunque me tenga que tragar la bilis, pero les aseguro que no voy a dejar pasar la más mínima irregularidad que detecte en el Ayuntamiento.


[El título de esta entrada no es mío, son palabras de otro Concejal del Excmo. Ayuntamiento de Ibi]

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È