jueves, 30 de julio de 2009

Trillo y las goteras

Corto y pego este excelente texto de Ignacio Escolar:

Federico Trillo, experto en dobles varas de medir, tiene hoy otra prueba más de que la justicia española es un coladero de filtraciones interesadas donde el único secreto es quién se ha ido de la lengua. Viendo la cadena de acontecimientos, es obvio que alguien en el Supremo avisó al PP del suplicatorio que se le venía encima a Bárcenas. El dato no era menor: permitió a Mariano Rajoy organizar una salida honorable para su tesorero en excedencia, que dejó el cargo por propia voluntad y no porque de imputado provisional fuese a pasar a simple imputado. Bárcenas hasta se llevó de recuerdo una última foto con el Comité Ejecutivo del PP. Sólo faltó Marilyn Esperanza cantando el cumpleaños feliz.

Pero a Trillo no le engañan: que esta filtración beneficie al PP es sólo una casualidad que no contradice sus afirmaciones de hace unos días, cuando dijo que estas filtraciones judiciales no son propias de una democracia, “sino de un Estado policial venturosamente superado en España”. Me queda la duda de a qué tiempos peores se refiere. Si habla de la edad dorada del felipismo, cuando el jefe de los guardias se fugaba con la pasta y al jefe de la pasta le ponían guardias para que no se fugara; cuando el noble periodismo de investigación –y no la filtración interesada– llenaba las portadas. O si se refiere al franquismo, que ya me extrañaría, porque los Trillo de toda la vida pasaron aquellos años en extraordinaria placidez. No por nada, su padre fue gobernador civil, procurador de las cortes y alcalde de Cartagena por la gracia de dios y del caudillo. Tal vez sea algo más simple; tal vez Trillo aún no sabe en qué país vive, y por eso ahora denuncia el involucionismo policial. ¡Y viva Honduras!

6 comentarios:

Palinuro dijo...

Quien diga que la política es aburrida no sabe de lo que habla. Un tesorero que se va de safari de 18.000 euros y se lo paga él según dice. Pero ¿qué es un partido político? ¿El club Bilderberg? A este pavo deben de habrle astillado una pastuqui importante porque ayer, de golpe y porrazo, tras hablar con el señor Rajoy, Bárcenas desconectó todos los cables y salió literalmente corriendo del Senado en el que por cierto tiene un escaño que si ya antes frecuentaba poco tendrá ahora abandonado, sin que la autoridad en el país diga nada, probablemente.

Anónimo dijo...

ahora es el momento de que a Camps le echen flores sus compañeros de partido sabiendo la que se le viene encima no por los trajes sino por las concesiones especuloterritoriales como si la gente no se diera cuenta señorito Camps

Mathilde dijo...

En el PP están contentos pues Bárcenas y Merino han dimitido de sus cargos en el partido; ahora podrán negar la entrada en su sede a estos presuntos delincuentes, pero no les preocupa que sigan como senador y diputado, al fin y al cabo España nunca estuvo entre sus prioridades.

Aquí hay material suficiente para una buena trilogía de mil páginas por tomo: espionaje madrileño, bodas de mafiosos y corruptos, regalitos contaminados, etc. Menos mal que aún hay patriotas que le dan un poco de color a la política (aunque sea negro).

Garzón se apartó, y no tuvo que suplicar. Y a Trillo le suplicaron, y se apartó. ¡Jo!, les dan más miedo las súplicas que las condenas.

Vicente dijo...

Y Honduras está donde él lo dice… a ver si van a saber más un atajo de salvadoreños, hombre por dios/franco.

Selector de noticias dijo...

Piden que los políticos paguen indemnizaciones con su patrimonio

Santi dijo...

Al Sr.Trillo debería caersele la cara de vergüenza, pero como no la tiene es imposible que esto se produzca. Con su actitud ha hecho bueno al Sr.Roldán, que robó a manos llenas pero trataba con respeto y consideración a sus subordinados, y nunca los dejó a pies de los leones para que cargaran con penas de cárcel culpas motivadas por sus órdenes.

Trillo es un cáncer, es un caradura y un apoltronado, que lo único que sabe y para lo único que sirve es para cobrar del Estado en un cargo público que ni merece ni es digno de él.

Eso sí, reconozcámosle cierta cultura con la que nos ilumina cuando está contento, y nos sorprende citando a Cervantes o a Zorrilla.

Menudo sinvergüenza, menudo caradura.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È