martes, 9 de junio de 2009

Resultados de locura

Para explicar su internamiento durante cinco años en el manicomio londinense de Bethlem, en el siglo XVII, el dramaturgo inglés Nathaniel Lee resumió lo ocurrido con una frase que hoy sería un magnífico titular: "Me llamaron loco y yo les llamé locos; y entonces, maldita sea, me ganaron por mayoría".

Todos los días, en algún lugar, una locura establecida, por mayoría o por fuerza, trata de imponerse como sentido común, mientras el disenso es cosa de locos. Cada dos por tres observo situaciones en las que me viene a la cabeza aquello de "¡el mundo al revés! Aquí en nuestra Comunidad, al parecer, la UE importa poco, porque nada importa: da igual que Camps esté imputado o que al presidente de la diputación de Castellón, Carlos Fabra, le pidan dos años de cárcel por un delito continuado de falsedad en documento oficial. Aquí, al parecer, se tiene asumido que el valor de la política es nulo y que la corrupción forma parte del día a día del quehacer político. ¿Quién no ha llevado a cabo alguna corruptela que otra alguna vez? Así que el PP ha conseguido una vez más resultados históricos.

A pesar de que más de la mitad de las leyes que aprueba el Congreso de los Diputados o nuestro Parlamento constituye la transposición de directivas europeas, la realidad es que la campaña electoral de estas últimas elecciones ha estado vacía de referencias y de propuestas relativas a la tarea legislativa del Parlamento europeo. Lo que se discute y aprueba en Bruselas repercute naturalmente en los ciudadanos, no son triviales los asuntos que se tratan, pero la gente advierte que, haga lo que haga, vote a quien vote, nada va a cambiar. ¿Para qué molestarse, pues? La Unión Europea sigue siendo algo lejano por muy europeos que se sientan la mayoría.

De eso tienen la culpa los partidos y también los medios de comunicación que les han hecho el juego. Parecían unas elecciones generales más que europeas. Y me ha llamado especialmente la atención la poca o casi nula dedicación a temas ambientales, a pesar de que dentro de la Unión Europea han sido de los más más tratados y debatidos, sobretodo a partir de Maastrich. De hecho el número de Programas y Directivas que se han elaborado sobre medio ambiente (en un sentido amplio) son muy numerosas.

Un mirada al programa que los partidos y las coaliciones han elaborado y colgado a las respectivas llanas web, pone de manifiesto que es un tema importante para la mayoría de ellos. No obstante, la campaña electoral, los mítines, los debates,… no ha tenido referencias a esta temática, fuera de algunas ambiguas generalizaciones. En cuestiones de Naturaleza lo tenemos fatal. La gran mayoría de la población (los votantes) es urbana, pero urbana total. Se piensa que el agua está dentro de los grifos, que los pollos los fabrican en las cámaras del Pryca, y que los bosques son una cosa rara y antigua.

Creo que muchos estarán de acuerdo en que ha sido una oportunidad perdida para explicar el papel del Parlamento europeo y la transversalidad de los aspectos ambientales.

Esta locura colectiva es resultado de una mixtura de esquizofrenias variadas:

1. Las campañas electorales, en general, nunca son ejemplo de nada. Hay demasiados nervios. Es el peor momento por aclarar ideas y hacer debates constructivos. La inercia nos lleva al show chapucero, el circo pedestre, a hacerse el gracioso, a la ocurrencia más comercial para ridiculizar el oponente, los mítines son poco más que reuniones de amigos en los que ya ni siquiera falta la "picaeta".

2. Antes de empezar la gente normal ya está harta de obispos moniatos como el que comparaba la pederastia con el aborto (por poner un ejemplo cualquiera) y las rebuznadas de Aznar. Una vez más, la derecha ha aprovechado la ocasión para sacar tajada y la mayoría de sus oponentes picaron el anzuelo y se sumaron al grotesco espectáculo de las descalificaciones, los insultos y el todo vale. Esta crispación social tiene al electorado saturado, agotado, exhausto, y como no puede asimilar nada más, en lugar de votar se van a la playa.

3. En el caso de las europeas la esquizofrenia alcanza el grado máximo. Llueve sobre mojado. La circunscripción estatal, la lejanía del centro de decisiones, las poquísimas posibilidades de poder hacer algo más que votar cuando nos toca …, pero sobre todo la actitud de los políticos protagonistas, sin ningún interés por informar o debatir sobre lo que hacen realmente en el parlamento Europeo.

Tenemos un gran problema: hemos votado menos de la mitad de los electores. La alta abstención deslegitima una vez más la actual estructura política europea, seriamente dañada desde el fracaso de la Constitución Europea.

Esta democracia no funciona…

22 comentarios:

Asustado dijo...

Es el premio a la gran mentira de los partidos “democráticos". Aquí, ni democracia ni na. Aquí se eligen a dedo por diversas cuestiones y los que más paguen, roben, prometan, o traguen, serán los cabezas de lista. No los más preparados ni nada de eso. Que, por cierto, vaya afán de los políticos con eso de la educación. ¿Verdad? Todo es ser culto, manejar idiomas, ordenadores desde parvulitos..., entonces, ¿por qué ellos no lo son?. Todos, o casi todos, son Ministros ignorantes supinos, sobre todo de la materia de sus carteras, (Cultura por poner un ejemplo), No hablan bien ni el español. Es "asustante".

Anónimo dijo...

Ni mil palabras mas, un analisis certero y acertado, has identificado perfectamente a la mayoria de los españoles entre los que me incluyo, la evidencia es que hemos perdido lo que de verdad hacer mover al mundo...LA ILUSION, no la roban dia a dia. No puede ser, no debe de ser, pero es.

Asi pues este mundo y yo estamos locos, pero ambos estamos obligatoriamente, obligados a entendernos.

Libertad Martínez dijo...

Pues si parece una locura, y es incomprensible, miro los resultados del Pais Valencià y los de Madrid y sigo alucinando.
Pero bueno, creo que nosotros debemos reflexionar, trazar bien nuestro camino y dar la pelea. Nos quedan dos años.
Un abrazo compañero y adelante.

Santi dijo...

Yo ya lo dije ayer ¿qué más trapos sucios tienen que salir a la luz para que la gente no vote al PP? Necesitamos un par de muertos encima de la mesa (como pasó con el GAL) para darnos cuenta de que pandilla nos gobierna?

Lo curioso del caso es lo siguiente: si comparamos elección con elección (europeas con europeas, municipales con municipales y así) vemos que el número de votantes del PP permanece más o menos estable, es el voto al PSOE o a IU el que sube o baja, siempre en función de la participación, no suele haber trasvase de votos de estas formaciones al PP.

Me parece increible, porque se supone que la batalla para conseguir una democracia se hizo con la carne de cañón que ponía la izquierda, y ahora somos los más desencantados, los que no vamos a votar. ¿Alguien recuerda los miles de brigadistas llegados de casi todo el mundo para formar parte de las brigadas internacionales para luchar contra el fascismo? Seguro que ahora todos ellos renegaban de sus ideas viendo que la gente pasa de ir a votar.

De todas maneras creo que el discurso de la oposición no tiene que ir tanto en centrarse en los escándalos que salpican al PP, y más en reseñar su política absurda de fasto y pandereta que está dejando vacías y endeudadas para los tiempos las arcas de la Generalitat y de cuanto Ayuntamiento gobiernan. Y oponer a esta política programa coherente, meditado, lógico y realizable. Es posible que al final la ciudadanía siga votando al PP, pero al menos a la oposición le quedará el regusto del trabajo bien hecho.

Vicente dijo...

Después no nos quejemos. Si la gente de izquierdas no ha ido a votar, que asuman las consecuencias. Lo malo es que las tendremos que asumir todos, los que no votaron y los que votamos. Ahora toca aguantarse y callar la boca. Los votantes de derecha son muy disciplinados y VOTAN SIEMPRE. A ver si aprendemos y tomamos nota. Si, para quejarnos, ahí estamos todos, ¿verdad?

Toni dijo...

Yo la verdad que a IU ha sido al único partido de ámbito nacional que he oido dar propuestas coherentetes en estas elecciones. Los demás que si la píldora, que si el aborto, que si el falcon, que si yo soy más honesto... si por estos "partidos políticos" en concteto uno de ellos que empieza por Partido y acaba por Popular fuese, en vez de plus ultra en la bandera de España pondría Trincar y Chupar.

Anónimo dijo...

En respuesta a Santi, con respecto a que la gente de izquierdas está desencantada, es normal que lo estén. En primer lugar tenemos un sistema electoral injusto, donde partidos como Izquierda Unida con más votos que CIU tiene menos diputados. Si a esto le sumamos los desencuentros y peleas dentro de los partidos de izquierdas, ya tenemos la razón de ese desencanto. A los votantes de derechas les da igual que sus líderes sean corruptos, que estén impuutados o condnados, es igual, ellos van a votar a todas las elecciones siempre a su partido. Los votantes de izquierdas, sin embargo, castigan mucho los errores. Siempre se ha demostrado que el Psoe ha ganado cuando la abstención ha sido baja.

Mathilde dijo...

No avanzaremos mucho a este paso, aunque parece ser que algo en Ibi, al menos por los votos. Creo necesitamos organizar una oposicíón de verdad al PP, pero quizá habrá que plantearse un cambio en todo o en muchas cosas.

Todos los que opinamos en los blogs sobre estos temas ¿tenemos en realidad ideas, o sólo nos dedicamos a opinar?, es tan cómodo.

Yo deseo otra cosa para el País Valencià, pero ¿como lo hago? Y parece que mucha gente también. Demasiada tradición, demasiado temor a abrirse, demasiado de todo en Valencia-Castellón-Alicante.

No somos los suficientes para el cambio,... está claro que no. Los cambios suelen ser buenos, significa no estar estancados y aquí lo estamos.

Pues vale.

Voto en blanco dijo...

Ya intenté hacer algo votando en blanco. Pero no sirvió, lo mío no es un acto de cobardía, es de rebeldía. Igual nos da, interpretarán los resultados como les parezca. A día de hoy no hay una opción posible. Son todos los mismos. En fin por supuesto es una sugerencia, no un mandato. Respeto todas las opciones.

Manolo dijo...

Basseta, aquellos que no comulgamos con el bipartidismo nos desesperamos viendo como eleccion tras eleccion apenas cambia el panorama y donde la gran mayoría parece resignada a elegir al “menos malo” de los dos, y eso en el caso de que no se hayan dejado sorber el cerebro por la propaganda mediática y se ha convertido en hooligans políticos. Y todo amparado por un sistema político que incentiva el mal llamado “voto útil”, la vida en blanco y negro, ser del Madrid o del Barça, sin medias tintas, sin matices, sin reflexiones.

A Santi le tengo que dar la enhorabuena por sus palabras. Me gusta casi todo lo que escribe, pero hoy ha estado genial.

Iberut dijo...

Un problema que veo en la izquierda es que se creen sus propias consignas y creen que su modelo de sociedad lo comparte todo el mundo. Os cuesta creer que hay gente que piensa distinto y que difiere de vuestra idea de progreso. No das crédito a que tanta gente vote a la derecha, que para ti es como “el ogro”. Crees que todo el mundo es feminista y super progre, pero no, hay gente que no lo es y también vota.

Anónimo dijo...

El bipartidismo está consolidado en este país y lo único que puede hacer el que se sienta de izquierdas es ingresar en las filas del Psoe al igual que han hecho todos los de derechas, por eso no falta ni uno a la hora de votar y esto lo digo en especial a izquierda unida que lamentable mente tiene gente muy buena pero no consiguen conseguir votos suficientes para poder defender sus posturas ni poder llevar a cabo su programa electoral y en Ibi en particular si se pudiese hacer algún tipo de coalición otro gallo nos cantaría en las municipales y ahora estamos todavía a tiempo

Vicent dijo...

Més enllà, per tant, de les raons profundes que expliquen la creixent abstenció occidental, en el cas de les eleccions europees hi ha, almenys, una raó que sembla prou importants. Malgrat que el Parlament europeu ha anat assolint més poder del que tenia fa uns anys, i malgrat que en aquests moments gran part de la legislació dels estats ja és d’origen europeu, el cert és que la política continua essent estatal.

No només la campanya europea és estatal, els candidats són estatals i els problemes rellevants que es tracten són estatals, sinó que en el període que podríem anomenar inter-electoral (és a dir, entre una i altra elecció) els partits i els Parlaments fan veure que la major part de decisions es prenen a nivell estatal o autonòmic, i només una vegada cada quatre anys es recorden de dir que, de fet, molt bona part del que fan s’ha decidit a nivell europeu. Potser el reconeixement d’aquest fet i la introducció de les discussions europees en la política quotidiana seria una manera de donar-li rellevància a aquesta “política europea” tan allunyada actualment del dia a dia.

Salvador López dijo...

Me gustaría que algún sociólogo me revelase el misterio del comportamiento electoral de determinado grupo social, aparentemente impasible ante los casos de corrupción que salpican al partido político de sus colores. Un personaje tan siniestro como Carlos Fabra, imputado en varias causas penales, decía algo muy curioso: “al electorado no le preocupa si Camps o yo somos culpables”.

Es como aquel padre que decía “este hijo mío es idiota, pero es mi idiota”. Ocurre algo similar con los seguidores del Betis o del Atlético de Madrid, empeñados, ellos también, en que una victoria de sus equipos no debe empañar su impecable historial de fracasados. Entre los seguidores del equipo del PP también triunfa la máxima de “es un corrupto, pero es mi corrupto”. Como si disculpasen la corrupción como una enfermedad incurable de nacimiento. Como si ser de derechas fuese ya de por sí una malformación genética inevitable.

Anónimo dijo...

El bipartidismo no se rompe sólo "estando" en contra, sino "actuando" en contra.

Ama de casa dijo...

¿Qué se puede esperar de un país en el que Belén Esteban ocupa más minutos televisivos que ZP, Mariano y Obama juntos?

Alcoyano dijo...

En otros países europeos civilizados como Inglaterra el electorado con sentido común y coherencia castiga sin piedad a los partidos corruptos mientras que en España esta sirve de trampolín para ensalzarlos al poder....Si ya lo decía el imforme Auken que en España existe una corrupción endémica irreversible.

Anónimo dijo...

Salvador, ¿los políticos de izquierda no trincan?.

Santi dijo...

Che Iberut, vaig a contestarte!!! A los que tú llamas progres no nos cuesta aceptar al diferente, los que apartan al diferente no suelen estar de nuestro lado, más bien del vuestro.

No damos crédito al por qué de tanto voto a la derecha, más bien al PP, porque vemos y razonamos lo que este partido está haciendo como partido y sus integrantes lo que están haciendo a nivel particular, y no nos parece bien, ni adecuado.

¿Tu te crees que al Sr.Fabra lo tengan imputado por innumerables delitos solamente porque hay una persecución en contra de él? Pues la gente como tú vota al partido que lo ampara.

¿A ti te parece bien que el hospital de Alcoy esté saturado y que se gasten el equivalente a 10 hospitales como el de Alcoy haciendo un circuito urbano de F1 teniendo un circuito homologado por la federación a menos de 50 kms del centro de Valencia? A mi no.

¿A ti te parece bien que en ciudades como Alcoy haya 7 colegios concertados y solamente 4 públicos? Y para mas INRI, los 7 católicos, de congregaciones católicas, ninguno laico ni de otra religión. Pues los concertados los pagamos todos también, no sólo los que llevan sus niños allí. Y mientras niños que sus padres quieren llevarlos a un colegio público porque no quieren que sus hijos se eduquen en la moral católica (que eso es lo que se imparte en un colegio de una congregación católica, por muy concertado que esté) y tienen que hacer todos los días 4 kms para que sus hijos vayan al cole público. Los concertados, eso si, están al ladito de casa.
¿Sigo?

¿Te parece bien que la comunidad de España que menos dinero dedica a la Sanidad Pública sea la Comunidad Valenciana? Con tanto fasto que organizan el presupuesto no les da para pagar médicos y medicinas.

¿Te parece bien que reclamen trasvases desde dónde sea al tiempo que autorizan nuevos campos de golf por doquier y urbanizaciones de lujo en cualquier lado? a mi me escandaliza.

¿Te parece bien que se empeñen en construir un edificio de nueva planta en el corazón del parque de la Font Roja y lo dediquen a un Hotel, de titularidad pública y gestión privada? A mi me horroriza la sóla idea de pensarlo.Más sabiendo que el presupuesto de la obra ya va por los 12 millones de euros y subiendo.... ¿Cuantos colegios e institutos públicos podemos hacer con ese dinero?

¿quieres más?

Sinceramente, a mí me parece que una parte del electorado que vota al PP vota a ese partido pase lo que pase, porque son los "suyos", y si roban, roban los suyos, y si hacen cosas mal, todo el mundo se equivoca. Eso es lo que me parece. Y me parecen escándalos muchas de las cosas que hacen en el PP, que son los que nos gobiernan en Ibi, en la Comunidad Valenciana y en San Vicente, que es dónde vivo. Y no puedo criticar al PSOE porque aquí hace ya tiempo que no gobierna, si hay algo mal solamente podemos culpar al PP, que es quien gobierna desde hace años.

Por eso me escandaliza que el PP arrase en la Comunidad Valenciana.

¿Te valen mis razones? dime tú, Iberut, tus razones para considerarte un conservador y votar al PP, a ver si le veo yo "el trellat". En serio, dinos tus razones e ilustranos, pues no llegamos a imaginarlas y nos gustaría conocerlas.

Basseta dijo...

No es cierto que Europa se haya movido a la derecha. En realidad, el porcentaje de población en los países de la UE que considera que 1) las desigualdades sociales son demasiado grandes (72%); 2) hacen falta medidas redistributivas que reduzcan tales desigualdades (68%); 3) debiera aumentarse la progresividad fiscal (64%); y 4) debieran expandirse los derechos sociales y laborales (76%) ha alcanzado los niveles más altos de los últimos 30 años. Y, en cambio, ninguna de las medidas propuestas por el establishment político-económico-financiero y mediático de la UE (incluyendo los partidos socialdemócratas) ha tenido como objetivo explícito atender a este deseo popular. No es, pues, el proyecto socialdemócrata el que está en crisis, sino los partidos socioliberales que se han ido distanciando de los valores socialdemócratas.

En "Dominio Público" se puede leer el artículo completo de Vicenç Navarro

Manda huevos dijo...

Después del comienzo de la revolución industrial y la evolución del mercado internacional, no entiendo cómo alguien que trabaja para otro, que es explotado con la certeza de que, cuanto más barata sea su mano de obra más dinero va a ganar el empresario, puede pasar por alto el sufrimiento, el esfuerzo y la lucha, a costa de su propia vida, de generaciones que han vivido algo peor; y se pueden pemitir el lujo de votar a un partido como el PP que beneficia a los adinerados.

Albert dijo...

No es tan obvio que la identidad política deba estar asociada a la clase social. Hay otros elementos: nacionalismos, miedos (racismo, xenofobia, drogas). Y luego están los procesos comunicativos nuevos que favorecen un discurso de derechas.

Además, y por si fuera poco, se observa la ausencia de un proyecto alternativo creíble y de una práctica social diferenciada en los políticos de izquierda.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È