lunes, 18 de mayo de 2009

La confusión del día después

He de reconocer que no sabía prácticamente nada sobre la “píldora del día después” hasta que, hace unos días, saltó la noticia de que iba a ser dispensada en las farmacias sin receta. He ido documentándome sobre el tema y me gustaría limitarme a ofrecer algunas conclusiones basadas en datos objetivos (cada cual hará sus juicios morales, si quiere).

Lo primero que me llama la atención es que, según la ministra de Política Social, en 2007 se registraron alrededor de 112.000 abortos en España y que de ellos, unos 6.000 correspondieron a menores de edad. De estos 6.000, 500 se dieron en adolescentes de menos de 15 años. Además, más de 4.000 niñas menores de edad tuvieron un bebé ese año.

Son cifras estremecedoras, que me obligan a situarme junto a aquellos y aquellas que defienden el derecho de cualquier persona, sea hombre o mujer, menor o mayor, a planificar libremente su propia vida y a tener la descendencia que realmente desee, y al mismo tiempo disfrutar de su sexualidad conforme le plazca.

Ahora bien, me cuesta entender la polémica desatada, pues resulta que la dispensación de la "píldora del día después" en farmacia sin receta médica ya es habitual en Francia, Reino Unido, Portugal, Suecia, Suiza, Luxemburgo, Islandia, Noruega, Dinamarca, Albania e incluso Estados Unidos, donde la decisión fue tomada recientemente por el presidente Obama.

Y más me sorprendeo cuando resulta que ya en 2004 se anunció que la Generalitat de Cataluña dispensaría gratis la píldora del día después, en un proyecto educativo de salud, sexualidad y adolescencia que irá completado con la sensibilización en el uso del preservativo y facilitación de consultas a profesionales sanitarios. Ya entonces se tenía previsto que este producto farmacéutico sería distribuido, en una tercera fase, por las oficinas de farmacia sin necesidad de llevar receta médica.

Algunos sectores reaccionarios han afirmado que se trata de una pastilla “abortiva”, lo que niegan los profesionales de la medicina, porque una vez que existe la implantación del cigoto en el útero materno el fármaco deja de tener efecto. Al contrario, parece evidente que se trata de una medida clave dentro de una estrategia de salud sexual y reproductiva. Hay muchas mujeres embarazadas que han tenido que abortar porque no era un embarazo deseado, y creo que podemos decir que el aborto es “menos adecuado” que el uso de la píldora.

También creo que podemos decir que para una joven es más peligroso un embarazo que la píldora del día después. Obviamente todas las pastillas pueden ser mal usadas (paracetamol, aspirina,..), de ahí que haya que poner énfasis en la formación y en la información.

Desde alguna postura se ha incide en los riesgos de la ingesta repetida. Es cierto que de los indicadores más importantes para valorar el uso de la píldora es conocer el número de mujeres que repiten, aunque este dato tan sólo se estaba recogiendo en Andalucía, donde se observó un 14% de repetidoras en 2007. Por su dosis hormonal, las repercusiones que pueda tener sobre la salud no preocupan a los especialistas, ya que supone mucho menos que la ingesta diaria de anticonceptivos.

Por su parte, la Asociación de Planificación Familiar de Cataluña celebra la accesibilidad de la píldora del día después y dicen que el siguiente paso debería ser que el coste de la píldora estuviera incluido en el Sistema Nacional de Salud, porque, de hecho, esta entidad reivindica que todos los métodos anticonceptivos sean gratuitos.

Por lo que he podido leer, es importante saber que la anticoncepción de urgencia no es lo mejor, hay métodos más seguros, más eficaces y con mejores beneficios a largo plazo. Es necesario, por consiguiente, acompañar esta medida de acciones serias relacionadas con la educación sexual, la educación sanitaria y acceso a métodos anticonceptivos.

Aunque también habría que garantizar una educación afectivo sexual, que no únicamente reproductiva, desde los primeros años y el acceso a los preservativos,... pero bueno, supongo que eso sería meterse con la Iglesia y me voy a reprimir.

Personalmente pienso que había que lograr el acceso real de las mujeres a la píldora del día después (como dice una compañera, esto sólo lo ponen en duda quienes cree que follar es de putas y bajo esas premisas yo no discuto). Era una asignatura pendiente.

Tras haber escuchado algunas discusiones y por lo que me han contado, está siendo necesario insistir en una obviedad: no se obliga a nadie, el que no la quiera usar que no lo haga. Está ocurriendo algo similar a cuando se aprobó la Ley del Divorcio, que la Iglesia puso el grito en el cielo (nunca mejor dicho) y hubo que explicarle a la gente que nadie estaba obligado a divorciarse si no querçoa, que la Ley era sólo para los que querían divorciarse. Parece de Perogrullo, pero con la Ley del Aborto está ocurriendo algo similar, porque la Iglesia no admite el relativismo moral y quiere imponer sus principios sobre creyentes y no creyentes.

20 comentarios:

Padre dijo...

No soy un chaval de 17 años y me parece muy bien la medida del gobierno. El gobierno tiene que legislar, los padres educar y los jovenes empezar a tomar decisiones que les afectan directamente, y en este caso en especial a las mujeres. Todos los "falsos" que se llevan las manos a la cabeza que se pregunten qué hacen sus hijos, si los tienen, porque seguramente no lo saben. Cada generación debe vivir su epoca, ya basta de escandalizarse por este tipo de medidas, hay que preocuparse y ocuparse de situaciones como la de los niños que se mueren de hambre y enfermedades, por ejemplo, en el continente africano, o por la falta de solidaridad económica en momentos de crisis como el que estamos atravesando, y muchisimas más situaciones de diferencias sociales que si que deben llamar nuestra atención y reclamar nuestros esfuerzos.

Anónimo dijo...

Estoy a favor del aborto y de la píldora, pero hay dos cosas en las que no estoy de acuerdo: que las niñas de 16 años puedan abortar libremente (la mayoría de edad debe ser para todo la misma o a los 16 o a los 18), y que se venda la píldora sin receta (ya que puede constituir un sistema fácil para no preocuparse por los anticonceptivos, sobre todo en las más jóvenes).

Otros medicamentos con menos contraindicaciones no se venden sin receta.

¡Condones gratis!

Santi dijo...

A mi me sorprende que se niegue la mayor y se ponga el grito en el cielo porque sea posible abortar a chicas menores de edad, pero que la Ley les concede todas las garantías para poder disfrutar de su sexualidad como y con quien quiera. ¿Es preferible que tengan el niño? ¿Es preferible que, por no enfrentarse a los padres, la niña siga adelante con la gestación?
Porque no perdamos de vista una cosa, la niña que confíe en sus padres, hablará con ellos, y la que no confíe en ellos no lo hará... en todos los supuestos. Que la Ley otorgue a los padres capacidad para decidir sobre el cuerpo de sus hijas cuando estas ya tienen 16 años o más, y pueden hacer lo que les venga en gana, para mi gusto sería mucho otorgar.

En cuanto a la píldora del día después, conozco a alguna chica que la ha utilizado y se le queda el cuerpo con pocas ganas de volverla a utilizar. Y todas contaron que su experiencia de tener que ir a dos o tres ventanillas con el apuro de conseguirla y ver como te la van negando les ultrajó más y las marcó más que si hubieran podido acceder a ellas de forma anónima y sencilla (como será ir a la farmacia de guardía y pedir el medicamento, sin más).

Y el que quiera ver fantasmas, que los vea. Yo ya digo que la medida saldrá adelante y si dentro de un par de años o menos cambia el gobierno, el que entre dificilmente eliminará esta medida. Como con el aborto, mucho estar en contra, pero cuando gobierna la derecha no propone eliminar la Ley.

Laura dijo...

Todo este tema es muy controvertido, tanto el de la pildora del día después, el aborto... cada uno es libre de hacer con su vida lo que quiera, es cierto, pero no con la de los demás no?
Yo creo que hoy por hoy la juventud es muy espabilda y conoce de sobra los medios para no quedarse embarazada y no es necesario llegar a los extremos del aborto.
Pero cada uno hace lo que quiere, en eso estamos de acuerdo.

Iberut dijo...

Basseta y Santi, dos cosas os digo:

1.- Creo que los condones no se suelen romper y lo que va a favorecer el libre acceso a la "pastilla de l'endemà" es la promiscuidad sexual, el que muchas parejas lo hagan sin peservativo pensando en la posibilidad de la pastilla y se va a favorecer el contagio de enfermedades venéreas.

2.- Desde que un óvulo es fecundado por un espermatozoide tenemos que hablar de ser humano, de persona, por lo tanto, el aborto es un crimen.

Mathilde dijo...

Según la religión católica, la única relación sexual permitida, cuya finalidad prioritaria es la de procrear hijos, es la genital-genital dentro de un matrimonio entre un hombre y una mujer. De este principio, aplicado consecuentemente, derivan, entre otras, la prohibición del divorcio, de la homosexualidad, de los anticonceptivos, del adulterio, del aborto y de la pornografía.

Y yo llevo muchos años luchando por consolidar una sociedad democrática autónoma de cualquier precepto moral o religioso que pueda interferir en las políticas públicas, pues éstas están dirigidas a toda la población y no sólo a la población católica (o religiosa).

Para que exista democracia es imprescindible el laicismo (secularismo) con leyes y políticas que se destinen a todas las personas, independientemente de sus preceptos morales o creencias religiosas, pues es uno de los requisitos para la existencia de una sociedad plural basada en la tolerancia y respeto a la diversidad. En un Estado laico no pueden prevalecer principios teológicos en la práctica de los gobernantes o legisladores, pues le cabe al Estado garantizar a todos los ciudadanos y ciudadanas el ejercicio de la libertad de conciencia y el derecho a tomar decisiones libres y responsables.

Ciertamente que todavía existen Estados teocráticos, como Arabia Saudí o Irán, donde los mandatos de los Libros Sagrados se incorporan a sus Códigos Penales y se lapida a las adúlteras, se encierra a los homosexuales y se corta la mano a los ladrones. Pero España es un Estado de Derecho democrático, pluralista y laico, y nuestros legisladores deben obrar en consecuencia, especialmente en relación con la regulación penal del aborto donde todavía encuentra refugio el último vestigio de la nefasta influencia de la Iglesia en la legislación penal.

Nos ha costado mucho esfuerzo llegar hasta aquí y las demócratas no podemos bajar la guardia. El tema de la sexualidad y de los derechos reproductivos seguirá en recurrente disputa y con tentativas de retroceso, en las que el aborto es elemento clave.

A la más mínima, la ortodoxia católica reacciona intoxicando a la opinión pública y cuestionando las más elementales instrucciones socio-sanitarias (preservativos, píldoras, ...) y la voz de las mujeres debe escucharse sin cesar.

Anónimo dijo...

A los 16 años, no se es una niña, son mujeres adolescentes algunas muy serenas otras con pajaros en la cabeza, depende... pero lo que no son... es niñas. Si no fuera todavía TABU hablar de sexo en casa de los padres, otro gallo cantaría. Estamos en una sociedad "moderna" que idiotiza a los niños y a los padres y demoniza todo avance hacia la libertad de la persona.

Vicente dijo...

Hay mucha hipocresía en nuestra sociedad. Ahora escuchamos voces que piden la intervención de un médico para recetar la píldora o verificar la conveniencia de su administración, y los que reclaman esta intervención parecen convencidos de actuar en beneficio de las menores o de las mujeres en general ¿verdad?

Pues para ser coherentes deberían oponerse a que las bebidas alcohólicas llegaran a las manos de los jóvenes "sin receta" y en un mostrador del Mercadona. Y si hablamos del tabaco, otro tanto.

Ya está bien, lo que nuestros jóvenes necesitan es educación, cariño, confianza, información, dialogo, convivencia, ... y libertad.

Anónimo dijo...

La discusión está en si la "píldora del día siguiente", puede venderse en farmacias sin receta, como una caja de aspirinas o una caja de preservativos. Jamás me había planteado si un menor de edad puede comprar cualquiera de los dos productos anteriormente citados. Ya que en sentido estricto, vender medicamentos que no precisen receta a un menor de edad, podría ser también irresponsable. Si un menor se toma una caja de aspirinas, ¿sería responsable el farmacéutico o empleado que se la vendió?. En definitiva, lo único que me causa dudas del tema, es si al no preceptuarse en un centro de salud o un centro de planificación familiar, se explicará correctamente el uso y las consecuencias. No entro en la más mínima consideración de carácter ético o moral, que son de la incumbencia de la potencial usuaria de dicho fármaco. Simplemente me permito opinar que un medicamento que equivale a 14 veces la dosis de la píldora anticonceptiva, debería darse en un centro de salud, o centro de planificación familiar. Pero, héte aquí el debate, si te coge el aquí te pillo un viernes o sábado de madrugada, se rompe el preservativo por ejemplo, y en tu pueblo no hay centro de salud ¿qué haces?. Probablemente tendrás que ir a una farmacia de urgencias, con lo cual, si hay farmacia de urgencias, seguramente habrá servicio de guardia en un centro de salud. Es una cuestión de salud, no de moral. Y creo que se aprovecha siempre para darse caña en un sentido o en otro, los extremistas de uno y otro bando, entrando en el "guerracivilismo" al que tan aficionados somos aún en este país.

Basseta dijo...

Os cuento un caso real sobre el que he tenido que emitir una opinión profesional hace apenas un par de días: Centro de Salud de un pueblo de nuestro entorno; las 4 de la madrugada del sábado y el celador de guardia intentando ordenar la entrada de jóvenes en estado de intoxicación etílica y demás; llega una chica con la intención de que le den la píldora del día después; el celador le dice que tiene que venir con un adulto y que necesita un número de tarjeta; la chica insiste en que no quiere decir nada en su casa y el celador le dice que no puede verla un médico si él no cursa adecuadamente el alta de la petición de asistencia; la chica no insiste más y se marcha; a los pocos días se entera de que está embarazada.

Yo me pregunto: si esa chica en lugar de pedir la píldora hubiera acudido al Centro de Salud con una herida sangrante en el estómago ¿el celador hubiera actuado igual? ¿acaso no era merecedora esa chica de una atención médica en cualquier circunstancia?

Con independencia del cuestiones morales, con la normativa que se ha aprobado posiblemente no se repita algo igual.

Galeno dijo...

Los anticonceptivos hormonales que se toman, ya sea diariamente, semanalmente o mensualmente, son los que pueden provocar trombosis, etc. Por eso, te toman la tensión y te hacen una analitica por si tienes colesterol, si eres diabético. Porque te estás hormonando. Pero esta pildora no tiene esos efectos adversos. Hay otros medicamentos que se venden sin receta que si no se siguen las instrucciones con cuidado, pueden ser peligrosos, y nadie pone el grito en el cielo.

Anónimo dijo...

No me parece mal la medida, siempre y cuando se haga una campaña de educación sexual exhaustiva en la que se deje claro al colectivo de mayor riesgo, como es el adolescente, que este no es un método anticonceptivo y que se deje claro también que no es algo de lo que se pueda abusar, ya que puede perjudicar seriamente la salud.

elvira dijo...

Jo tinc un munt de dubtes respecte a aquest tema, però no estic d'acord amb aquesta mesura. Sincerament crec que les xiquetes utilitzaran la píndola com un remei anticonceptiu més, sense responsabilitzar "al ligue" de torn d'usar el preservatiu. La sexualitat és cosa de dos i molt segura ha d'estar la xica i la dona per a dir que no a una relació sense preservatiu quan l'home diu que és un rollo, que no passa res, que si la marxa enrrere, que si es llaves després, que si no estàs enamorat costa més, que si la teua amiga X si que es deixa, que si ets una monja (adolescent ho he sentit) i que perds sensibilitat (adult). A mi em costa pensar com encara no hi ha cap mètode per a l'home que inhibisca els espermatozoïds i siga igual de fàcil de prendre. I encara més difícil de comprendre com amb tota la informació que tenen hui els adolescents hi ha eixe índex de xiques prenyades, crec que falla sincerament educar la personalitat de la dona (a banda de l'edat) per a saber dir NO. Mentretant és responsabilitat dels pares

Santi dijo...

Por alusiones. Al Iberut.

1º.- Estoy de acuerdo contigo, pero es que el Gobierno propone el libre acceso a esta píldora como complemento a un programa muy amplio de información y divulgación. Además, si el PP no hubiera sumido en el abandono más absoluto y retirado los fondos a los centros de planificación familiar, igual la cosa nos iba mejor. La píldora del día después no puede ser un método anticonceptivo, pero tiene que estar ahí para cubrir los errores humanos, que los hay.

2º.- Es tu opinión, muy respetable. Lo que pasa es que en el entorno en el que vives y en la sociedad que nos hemos dado esa consideración no es así, es más, en todos los países del mal llamado primer mundo hay leyes similares a la que se propone ahora, y creo recordar que aquí, en España, la segunda república ya aprobó una ley similar... hace 80 años. Ya ves.

Cabe recordar que estamos hablando de interrupción VOLUNTARIA del embarazo, no interrupción OBLIGATORIA del embarazo. A nadie, en contra de sus ideas, se la va a obligar a abortar, quédate tranquilo.

Todos hemos tenido 16 años, y muchos hemos tenido la suerte de iniciarnos a esa edad en el sexo... y a todos nos ha pasado de vernos con una pareja y no tener ninguno de los dos a mano condones.... o dinero para comprarlos. Eduquemos a nuestros hijos para que no tengan que llegar a utilizar la dichosa pildorita.... pero que esté ahí por si hace falta. Eso sí, cuantas menos se tengan que gastar mejor.... pero que se utilicen las que sea necesario utilizar.

Siempre Durex dijo...

La sexualidad es una de las experiencias más intensas que puede vivir el ser humano. Nuestro cerebro y nuestro cuerpo están diseñados para utilizar esa experiencia, sin apenas freno. De hecho, a esa premisa debemos que el ser humano haya colonizado el planeta como lo ha hecho.

Por consiguiente, si el sexo es un formidable mecanismo de felicidad y si la “Píldora del día después” introduce racionalidad en el sexo, y contribuye a la felicidad, ¿como es posible que se plantee como una cuestión moralmente negativa?

Anónimo dijo...

Hace unos años un lector de un diario alemán escribió la siguiente carta al director: «Si un óvulo fecundado es una persona, entonces un huevo es una gallina, con lo que deja de tener contenido la vieja pregunta de qué es lo que fue primero».

Iberut, alguien le tomó la delantera hace tiempo.

Colega dijo...

Basseta: si una chica, sea menor o mayor de edad, necesita la pildora del dia despues y no acude a sus padres es que existe un problema de confianza y de educación, lo que es habitual. Los padres carcas tienen un problema, sus hijos hacen lo mismo que todos los demas ... solo que ellos no se enteran.

Iberut: nuestra sociedad nunca ha visto el aborto como un crimen. Siempre han existido abortos naturales y nunca los hemos calificado de "muerte", ni hemos organizado velatorios o entierros cuando una mujer ha tenido un aborto natural.

Anónimo dijo...

UN PAIS TAN RELIGIOSO COMO BRASIL QUE SE VEN IGLESIAS DE TODAS LAS TENDENCIAS, SE VENDE LA PILDORA DESDE HACE AÑOS Y NADIE DICE NADA !!HA!! Y SIN RECETA MEDICA

Vicent dijo...

A molta gent li xoca això de la píndola del dia després: si la meva filla m'ha de demanar permís per anar d'excursió el cap de setmana com no m'ha de demanar permís per avortar?. Un altre punt de vista és el següent: poden uns pares obligar a la seva filla a ser mare als 16 anys? No és un joc argumental: per això aquí i a tota Europa les decisions mèdiques importants es poden prendre lliurement abans de la majoria d'edat civil.

Anónimo dijo...

Las hormonas de la píldora poscoital no implican riesgos para la salud. Contiene progesterona, diferente a los estrógenos de los anticonceptivos. Incluso mujeres con antecedentes de trombos pueden tomar el fármaco sin riesgo.

Ver artículo en El Mundo: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2009/05/19/mujer/1242750835.html

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È