martes, 7 de abril de 2009

Los que venden y los que trabajan


Anoche hubo Pleno en el Ayuntamiento y al llegar a casa tarde y desganado no tuve moral para ponerme a contar todas las barbaridades que escuché por la boca de Mayte Parra, Miguel Ángel Agüera y Pilar Ortega. Necesito tiempo para digerir el "bocao", así que he copiado y pegado, imagen y título incluido, este artículo del blog de mi compañero Miguel Ruíz, que tiene un blog llamado "Leer y escuchar no es suficiente", porque me gustó y porque creo que es de rabiosa actualidad.

En este mundo existen los que venden (capitalistas) y los que trabajan.

Los que venden ganan dinero vendiendo algo a un precio mayor de lo que costó producirlo. Con lo cual ganan vendiendo. ¿Pero qué ganan? De donde sale ese dinero que ganan. Cuando le pagan más dinero del que vale el producto, esa parte de dinero se le da porque el vendedor ha encarecido el producto para ganar dinero. Ese dinero no sale de la producción, es un robo.

Los que trabajan, ganan dinero trabajando, como es obvio. Sin embargo, ganan menos dinero que el que les correspondería por su trabajo. Parte de lo que deberían ganar se lo quedan sus superiores que son los que decidirán qué hacer con ese dinero.

Tras esta explicación que hago de manera muy simple, se pueden sacar muchas conclusiones. Está claro. ¿Quienes son las personas más ricas del Mundo? ¿Son vendedores o trabajadores?

También podría hablar de la competencia. Como es lógico, no todos los vendedores son ricos. Depende de la cantidad y calidad de lo que vendas (también de su utilidad, de la necesidad que tenga la gente de ese producto). Entonces, ¿quienes son los más ricos del Mundo? Los que tienen mucho y bueno para vender.

Muchas veces se habla a favor y en contra del anticonsumismo. En mi opinión, estoy a favor si es como medio para no contribuir a la contaminación de la Tierra y como medio para no contribuir o hacerlo lo menos posible en el sistema capitalista. Sabemos que los anarkistas son los que más predican el anticonsumismo. A los cuales yo me uno. Y espero que no pienses que los anarkistas son gente rara porque quieran comprar. Ya te he dicho que es un medio para hacer caer al sistema capitalista. Y sí, muchos anarkistas prescinden de sus propias necesidades sin importarles que se tenga una mala opinión de ellos socialmente. ¿Los vas a criticar?

Si viviéramos en paz y justicia, si no existieran vendedores, entonces no habría problema en consumir, en una sociedad de trabajadores. Los vendedores en crisis dicen esto: "Tú te quedas y tú te vas, ahora sólo pienso en mí, se siente". Y no olvidemos que lo que nos venden, aparte de hacelo nosotros, son cosas que salen de la Tierra. No olvidemos que nada los nuevos productos salen de una varita mágica. Todo viene de la Tierra y la Tierra, donde vivimos, es de todos. Así que no es difícil concluir que todos tenemos el mismo derecho a hacer uso de lo que contiene.

18 comentarios:

Antiliberal dijo...

SE CALCULA QUE HOY EN DÍA 27 MILLONES DE PERSONAS TRABAJAN SIN PAGO ALGUNO, COMO ESCLAVOS MODERNOS, en África, Asia y Latinoamérica.

¿QUÉ CLASE DE SISTEMA PRODUCE TALES HORRORES?

UN SISTEMA CAPITALISTA-IMPERIALISTA EN EL QUE LOS DUEÑOS DE LAS MERCANCÍAS SIEMPRE BUSCARÁN LA MANERA MÁS RENTABLE DE PRODUCIRLAS. Y el trabajo de esclavos—de no tener que pagar a los trabajadores—es MUY RENTABLE.

Anónimo dijo...

Nadie es más que nadie.

Antiimperialista dijo...

¿Por qué se excluye a Cuba?

(Tomado de CubaDebate)

En horas del mediodía de ayer viernes 3 de abril, sostuve un encuentro de casi dos horas con Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

Como le expliqué por carta enviada a Daniel por la tarde, quedé gratamente impresionado del encuentro. Le agradecí la oportunidad que tuve de conocer detalles de su lucha en Nicaragua.

Le expresé tristeza por los cuadros que fallaron y recordé a Tomás Borge, Bayardo, Jaime Wheelock, Miguel D´Escoto y otros que se mantuvieron fieles a los sueños de Sandino y a las ideas revolucionarias que el Frente Sandinista llevó a Nicaragua.

Le rogué me enviara noticias con la mayor frecuencia posible para conocer las vicisitudes de un pequeño país del Tercer Mundo frente a las ambiciones insaciables del G-7.

A Rosario le envié un ejemplar del libro "Geología de Cuba para todos" que recibí hace tres días, una maravillosa biografía de la naturaleza de nuestra isla a través de cientos de millones de años, ilustrado con bellas imágenes y fotografías, escrito por 12 científicos cubanos, que junto a sus narraciones y análisis constituye una joya literaria. Se lo mostré y le había interesado mucho.

Con Daniel conversé largamente sobre la "famosa" Cumbre de las Américas que tendrá lugar los días 17, 18 y 19 en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago.

Esas cumbres tienen su historia y por cierto bastante tenebrosa. La primera se realizó en Miami, capital de la contrarrevolución, el bloqueo y la guerra sucia contra Cuba. Esa cumbre se efectuó durante los días 9, 10 y 11 de diciembre de 1994. Fue convocada por Bill Clinton, electo presidente de Estados Unidos en noviembre de 1992.

La URSS se había derrumbado y nuestro país estaba en pleno período especial. Se descontaba la caída del socialismo en nuestra patria como ocurrió en Europa Oriental primero y después en la propia Unión Soviética.

Los contrarrevolucionarios preparaban sus maletas para regresar victoriosos a Cuba. Bush padre había perdido las elecciones, como consecuencia sobre todo de la aventura guerrerista en Irak. Clinton se preparaba para la era post-Cuba revolucionaria en América Latina. El Consenso de Washington tenía plena vigencia.

La guerra sucia contra Cuba estaba a punto de concluir exitosamente. La Guerra Fría terminaba con la victoria de Occidente y una nueva era se abría para el mundo.

A la Cumbre de Miami, en 1994, acudieron entusiastas los Presidentes de Sur y Centroamérica alentados por la invitación de Clinton.

El presidente de Argentina Carlos Ménem, encabezaba la lista de Presidentes suramericanos que acudirían a la cita, seguidos por Lacalle el vecino derechista de Uruguay, Eduardo Frei de la Democracia Cristiana de Chile, el boliviano Sánchez de Lozada, Fujimori de Perú, Rafael Caldera de Venezuela. Nada extraño tenía que arrastraran a Itamar Franco y Fernando Enrique Cardoso, sucesor suyo a la presidencia, Samper de Colombia y Sixto Durán de Ecuador.

La lista de asistentes a Miami por Centroamérica era encabezada por Calderón Sol, del partido ARENA en El Salvador y Violeta Chamorro que, en virtud de la guerra sucia antisandinista, había sido impuesta por Reagan y Bush padre en Nicaragua.

Ernesto Zedillo representaba a México en la Cumbre de Miami.

Detrás de la misma había un objetivo estratégico: el sueño imperialista de un acuerdo de libre comercio desde Canadá hasta la Patagonia.

Hugo Chávez, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, no había aparecido todavía en las cumbres hasta la del 2001 en Québec. Tampoco George W. Bush con su tenebroso papel en la esfera internacional.

Quiso la historia que nuestro Héroe Nacional y paladín de la independencia de Cuba, José Martí, conociera la primera gran crisis económica del capitalismo en Estados Unidos que duró hasta 1893. Comprendía que la unión económica con Estados Unidos significaría el fin de la independencia y la cultura de los pueblos de Latinoamérica.

En mayo de 1888, el Presidente de Estados Unidos había enviado a los pueblos de América y el Reino de Hawaii en el Pacífico una invitación del Senado y la Cámara de Representantes de ese país, a una conferencia internacional en Washington para estudiar entre otras cosas "la adopción por cada uno de los gobiernos de una moneda común de plata, que sea de uso forzoso en las transacciones comerciales recíprocas de los ciudadanos de todos los Estados de América".

Sin duda los miembros del Congreso tienen que haber estudiado bien las consecuencias de aquellas medidas.

Casi dos años después la Conferencia Internacional Americana, de la que eran parte los Estados Unidos, recomendó que se estableciese una unión monetaria internacional y que, como base de esta unión, se acuñasen una o más monedas que pudieran usarse en los países representados.

Finalmente, después de un mes de prórroga, como cuenta el propio Martí, en la Comisión Monetaria Internacional, la delegación de los Estados Unidos declaró, en marzo de 1891, que "era un sueño fascinador que no podía intentarse sin el avenimiento de los demás países del globo". Recomendó también usar oro y plata en las monedas que se acuñaran.

Era una premonición de lo que ocurriría 55 años después cuando en Bretton Woods le concedieron el privilegio de emitir en papel moneda la divisa internacional, usar el oro y la plata.

Aquel hecho sin embargo dio lugar a que Martí elaborara el análisis político y económico más impresionante que he leído en mi vida, publicado en la Revista Ilustrada de Nueva York, el mes de mayo de 1891, en el que se oponía resueltamente a la idea.

Durante el encuentro con Daniel, él me entregó gran número de párrafos que se discuten sobre la declaración final de la próxima cumbre en Puerto España.

La OEA dicta pautas como secretaria permanente de la Cumbre de las Américas: es el papel que le asignó Bush. Contiene 100 párrafos, parece que la institución gusta de los números redondos para dorar la píldora y darle más fuerza al documento. Un epígrafe por cada una de las 100 mejores poesías de la hermosa lengua.

Había por cierto gran número de conceptos inadmisibles. Será una prueba de fuego para los pueblos del Caribe y América Latina. ¿Es acaso un retroceso? ¿Bloqueo y además exclusión después de 50 años de resistencia?

¿Quién cargará con esas responsabilidades? ¿Quiénes exigen ahora nuestra exclusión? ¿Acaso no se comprende que los tiempos de los acuerdos excluyentes contra nuestro pueblo han quedado muy atrás? Habrá importantes reservas en esa declaración suscrita por jefes de Estado para que se comprenda que, a pesar de las modificaciones alcanzadas en duras discusiones, existen ideas que son para ellos inaceptables.

Cuba siempre mostró su disposición en las nuevas circunstancias a ofrecer el máximo de cooperación a las actividades diplomáticas de los países de América Latina y el Caribe. Lo conocen bien quienes deben conocerlo pero no se nos puede pedir guardar silencio ante concesiones innecesarias e inadmisibles.

¡Hasta las piedras hablarán!



Fidel Castro Ruz
Abril 4 de 2009
7 y 34 p.m.

Santi dijo...

Pues si te hizo ese efecto el pleno de ayer ¡que habrán dicho estas personitas! Ya nos contarás.

Antiimperialista dijo...

Varios apuntes para los aficionadillos a la economía política:

"En el mundo existen los que venden (capitalistas) y los que trabajan.": FALSO. Los banqueros, los terratenientes y los industriales no tienen capital comercial y no dejan de ser capitalistas.

"Los que venden ganan dinero vendiendo algo a un precio mayor de lo que costó producirlo. Con lo cual ganan vendiendo...": FALSO. El valor de un producto no lo determina la voluntad del capitalista sino el TRABAJO SOCIALMENTE NECESARIO. Y es el trabajo (medido en tiempo) que hace GRATIS el trabajador que PRODUCE (Plusvalía) el que se reparten nuestros amigos los capitalistas EQUITATIVAMENTE (se necesitan, animalitos...)

"Parte de lo que deberían ganar se lo quedan sus superiores que son los que decidirán qué hacer con ese dinero.": FALSO. Los "superiores" no deciden qué hacer con ese dinero. ¿Acaso un capitalista está exento de pagar dinero al abogado que le defiende en un juicio contra los intereses de los trabajadores?, por ejemplo.

"Depende de la cantidad y calidad de lo que vendas (también de su utilidad, de la necesidad que tenga la gente de ese producto).":
FALSO. Lo argumentaré con una pregunta, a la gallega: La sal y el azúcar, siendo como son igual de necesarios, ¿por qué no cuestan lo mismo?

Este texto que ha colgado el responsable de este blog es FALSO, INFANTIL.

El responsable de este blog demuestra al decir que es "de rabiosa actualidad" que es un ignorante en materia de economía política.

Estudiar, estudiar, estudiar.

Trabajar, trabajar, trabajar.

Máñana es miércoles: Reunión de la PICC (Plataforma de Ibi Contra la Crisis) en el Polivalente de Ibi a las 20 horas. Llévense una libreta y un boli para tomar apuntes. Yo lo hago y no se me caen los anillos.

Basseta dijo...

LOS AMOS DEL MUNDO

Un amigo me hace llegar este artículo del escritor español Arturo Pérez-Reverte, publicado en "El Semanal" el 15 de noviembre de 1998, y que ahora, diez años después, parece una profecía de un visionario.

Usted no lo sabe, pero depende de ellos. Usted no los conoce ni se los cruzará en su vida, pero esos hijos de la gran puta tienen en las manos, en la agenda electrónica, en la tecla antro del computador, su futuro y el de sus hijos. Usted no sabe qué cara tienen, pero son ellos quienes lo van a mandar al paro en nombre de un tres punto siete, o un índice de probabilidad del cero coma cero cuatro. Usted no tiene nada que ver con esos fulanos porque es empleado de una ferretería o cajera de Pryca, y ellos estudiaron en Harvard e hicieron un máster en Tokio, o al revés, van por las mañanas a la Bolsa de Madrid o a la de Wall Street, y dicen en inglés cosas como long-term capital management, y hablan de fondos de alto riesgo, de acuerdos multilaterales de inversión y de neoliberalismo económico salvaje, como quien comenta el partido del domingo. Usted no los conoce ni en pintura, pero esos conductores suicidas que circulan a doscientos por hora en un furgón cargado de dinero van a atropellarlo el día menos pensado, y ni siquiera le quedará el consuelo de ir en la silla de ruedas con una recortada a volarles los huevos, porque no tienen rostro público, pese a ser reputados analistas, tiburones de las finanzas, prestigiosos expertos en el dinero de otros.

Seguir leyendo

Iberut dijo...

¿Ahora te apuntas a los anarquistas? Eres incorregible macho.

Carlos G. dijo...

Pérez Reverte tiene razón en todo lo que dice, creo que se está biendo perfectamente el resultado de las políticas púras de liberalismo económico (U.S.A.) y las políticas de que todo es propiedad del Estado como la URSS.

Ninguna de las dos en su estado extremo es buena y lo estamos comprobando.

Tiene que haber una economía intermedia y equilibrada, siempre observada por un buen árbitro.

¿Alguna vez habéis presenciado un partido de futbol sin árbitro?

Anónimo dijo...

Como siempre, ríos de verdades escritos por este gran autor.

En el 98 salíamos del marasmo en el que nos metió el PSOE; una época de corrupción, de dinero fácil, de influencias y enchufismos, de pago de prebendas, de ministros encausados.

Curiosamente la España de Felipe no deja de ser igual que la España de Zapatero, distintos perros mismo collar.

Laura dijo...

¿que ocurrió en el pleno?

Mathilde dijo...

La mentalidad antigua se formó en una gran superficie que se llamaba catedral; ahora se forma en otra gran superficie que se llama centro comercial. El centro comercial no es sólo la nueva iglesia, la nueva catedral, es también la nueva universidad. El centro comercial ocupa un espacio importante en la formación de la mentalidad humana. Se ha acabado la plaza, el jardín o la calle como espacio público y de intercambio. El centro comercial es el único espacio seguro y el que crea la nueva mentalidad. Una nueva mentalidad temerosa de ser excluida, temerosa de la expulsión del paraíso del consumo y por extensión de la catedral de las compras.

¿Y ahora qué tenemos? La crisis.
¿Será que vamos a volver a la plaza o la universidad? ¿A la filosofía?

(Visto en "El Cuaderno de Saramago": http://cuaderno.josesaramago.org/2009/04/07/otra-lectura-de-la-crisis/)

Santi dijo...

Che Iberut, ¿calificas a Jose Vicente de anarquista o a Pérez-Reverte? Sinceramente, lo que creo es que tu no sabes bien lo que significa ser anarquista, y por eso tu comentario.

Aunque pensándolo bien, el Sr.Arturo Pérez Reverte tiene cosas en común con el sentimiento anarquista (contestatario, anti sistema, rompedor, transguesor...) pero al fin y a la postre es académico de la Lengua (dentro del sistema) así que se le podrá considerar un transguesor o un contestatario o un rebelde, pero anarquista.... pa mi que no chavalote.

Claro que anarquista te tiene que sonar a revolucionario, a rebelde, a antisistema, y por eso te ha parecido bien utilizar la palabra, porque te "suena" adecuada, pero no tienes ni idea de lo que significa. Claro que igual es inutil que lo busques en el diccionario, pasarias de una entrada a otra buscando el significado de todas las palabras de la definición para llegar a la conclusión que yo te digo: ni sabes ni comprendes la palabra "Anarquista".

Vicente dijo...

Tanta teoría y tanta palabrería, con perdón, tiene al personal confundido. No sale nadie a explicar realmente lo que está ocurriendo y no parece que haya nadie que sepa por dónde empezar a construir la solución. El sistema está fracasando en la teoría y en la práctica, pero las víctimas son siempre las mismas.

Anónimo dijo...

El pleno de anoche fue como todos.
Más de lo mismo.Mentiras, falsedades,descalificaciones, amenazas de expùlsar a los presentes en el pleno, que abran la boca. En fin todo a lo que ya nos tienen acostumbrados.
Ahora dice el señor Agüera que los gastos de la VISA los podrán comprobar, los concejales de la oposición, por ordenador.!Que descaro y que poca vergüenza¡.En el ordenador saldrá lo que él quiera,no la realidad de todo lo que despilfarran.
Cuando le preguntan por las obras que están paralizadas todo son excusas y mentiras.
Los pasos de cebra llevan dos años pintandolos y la mayoría ya ni se notan.
Inauguran un nuevo parque,que está muy bien, pero los demás están llenos de mierda y en completo abandono.Lo mismo que veremos pronto el recien inaugurado.
Además no lo ha pagado el Ayuntamiento.Lo pagaremos todos perdonandole las próximas licencias de obras a la empresa que lo ha hecho.
Que no mientan más, porque cada vez los ibenses se creen menos sus continuas mentiras.

Javi dijo...

Creo que el concepto del escrito es un poco básico, puesto que decir que todo aquel que vende, o todo aquel que no produce su jornal procede de un robo es muy, muy discutible. En mi trabajo tenemos un claro ejemplo de una persona que pensaba exactamente igual que el autor del artículo. Forma de que cambie de opinión. Quitarlo de que se ensucie las manos produciéndo y ponerlo a vender. Ahora no piensa lo mismo, es más antes no enfermaba, hoy está tomando más medicamentos que en su vida. Lo cual de por si no quiere decir más que su calidad de vida a empeorado. Que indudablemente los más ricos son vendedores. Por supuesto. Que está mal. Cierto. Que hay que cambiarlo. ¿?, No , simplemente regularlo, con que la venta no incremente tantísimo el precio final sobraría. Los anarkistas no son gente rara. Gente rara hay en todos los sitios, en los anarkistas también. El anarkismo en si es un concepto genial, lo que pasa es como todo llevado a un extremo puede ser dañino. Por que no nos olvidemos el anarkismo no es que predique el anticonsumismo, si no que es una deriva más de su pensamiento. El anarkismo lo que promulga es la propiedad del individuo sobre su persona, por encima de cualquier ley o sociedad.Como dice Emile Armand, los anarquistas proponen prescindir del gobierno de la misma manera que se está aprendiendo a prescindir de Dios.
Una sociedad de trabajadores sería ideal, pero asimismo tendría que haber vendedores que vendieran lo producido, transportistas que lo suministraran al mercado. Por cierto ¿Dónde estableceríamos a los abogados?
Pero ojo a los ojos del anarquismo llevado al extremo no podría haber sociedad de trabajadores, puesto que nadie podría mandar a nadie hacer un trabajo. ¿en una empresa, como se estructuraría el mando?.
El problema no es si eres Anarkista, comunista, facha, o simplemente persona. TODOS SON BUENOS. Puedes ser lo que quieras siempre que respetes al próximo

Antiimperialista dijo...

“El proletariado toma en sus manos el Poder del Estado y comienza por convertir los medios de producción en propiedad del Estado. Pero con este mismo acto se destruye a sí mismo como proletariado y destruye toda diferencia y todo antagonismo de clases, y, con ello mismo, el Estado como tal. La sociedad hasta el presente, movida entre los antagonismos de clase, ha necesitado del Estado, o sea de una organización de la correspondiente clase explotadora para mantener las condiciones exteriores de producción, y por tanto, particularmente para mantener por la fuerza a la clase explotada en las condiciones de opresión (la esclavitud, la servidumbre o el vasallaje y el trabajo asalariado), determinadas por el modo de producción existente. El Estado era el representante oficial de toda la sociedad, su síntesis en un cuerpo social visible; pero lo era sólo como Estado de la clase que en su época representaba a toda la sociedad: en la antigüedad era el Estado de los ciudadanos esclavistas; en la Edad Media el de la nobleza feudal; en nuestros tiempos es el de la burguesía. Cuando el Estado se convierta finalmente en representante efectivo de toda la sociedad, será por sí mismo superfluo. Cuando ya no exista ninguna clase social a la que haya que mantener en la opresión; cuando desaparezcan, junto con la dominación de clase, junto con la lucha por la existencia individual, engendrada por la actual anarquía de la producción, los choques y los excesos resultantes de esta lucha, no habrá ya nada que reprimir ni hará falta, por tanto, esa fuerza especial de represión, el Estado. El primer acto en que el Estado se manifiesta efectivamente como representante de toda la sociedad: la toma de posesión de los medios de producción en nombre de la sociedad, es a la par su último acto independiente como Estado. La intervención de la autoridad del Estado en las relaciones sociales se hará superflua en un campo tras otro de la vida social y se adormecerá por sí misma. El gobierno sobre las personas es sustituido por la administración de las cosas y por la dirección de los procesos de producción. El Estado no será ‘abolido’; se extingue. Partiendo de esto es como hay que juzgar el valor de esa frase sobre el ‘Estado popular libre’ en lo que toca a su justificación provisional como consigna de agitación y en lo que se refiere a su falta absoluta de fundamento científico. Partiendo de esto es también como debe ser considerada ]a exigencia de los llamados anarquistas de que el Estado sea abolido de la noche a la mañana” (“Anti-Dühring “ o “La subversión de la ciencia por el señor Eugenio Dühring”, págs. 301-303 de la tercera edición alemana).

MiguelRuiz dijo...

José Vicente, ya vés como salta la gente a la defensiva cuando uno dice lo que piensa. Pero no hay que rendirse. No te considero anarkista ni me desilusiona que no lo seas. Yo defiendo más cosas a parte del anarkismo, entre ellas el socialismo.
Quiero responder a algunos de vosotros:

Antiliberal: has intentado ampliar mi entrada, pero fallas al decir que es FALSO todo lo que he dicho. Nada de lo que digo ahí es falso, pero sí se puede matizar y ampliar.

Carlos G.: ¿qué debo deducir de tu comentario, que es bueno que nos exploten un poco pero con un poco de libertad? Juego al futbol en las canchas de un barrio, sin árbitro, y no se nos escapa ni una falta. Es necesario el árbitro cuando hay intereses económicos de por medio. Y también he visto partidos de fútbol donde pegan al árbitro y donde éste ha sido comprado. Que tú quieras ignorar eso es cosa tuya.

Vicente: el sistema capitalista es la crisis en sí y está fracasando desde su nacimiento.

Javi: tú comentario te delata como un capitalista. Veo que tienes miedo del anarkismo. Tu conocimiento de él es muy pobre, o mejor dicho, estás tan embutido en el sistema capitalista que no ves más allá. El anarkismo no es lo que piensas ni sabrás lo que és si partes del sistema capitalista. De hecho no sabes a lo que me refiero cuando digo vendedores, pues me refiero a los vendedores capitalistas, es decir a los del sistema actual mundial. No digo que no deban existir vendedores.

Javi dijo...

no quisiera entrar en un debate a dos y menos parecer que quiera devolver el golpe. Miguel Ruiz, respeto todos los comentarios excepto los ofensivos, cosa que el tuyo no es. Entiendo que de cualquier comentario se sacan enseñanzas, del tuyo también.
Pero te contesto.
Te delata como capitalista. Cierto, vivo en una sociedad capitalista, estoy casado con hijos e hipoteca; y para colmo autonomo. ¿Como voy a decir que no soy capitalista?
Tengo miedo del anarkismo.
No tengo miedo a un sistema, tengo miedo a los que controlan el sistema.
El anarquismo no es lo que piensas. Es posible, todo lo que se del anarquismo es lo que leo y lo que comento con varios amigos que en su dia fueron activos anarquistas y hoy lo son menos. Como bien he comentado de toda persona de buena fe se sacan amplios conocimientos.
En cuanto dices que no se lo que has querido decir cuando has dicho vendedores. Es cierto. No he sabido deducir del párrafo, ese concepto tan amplio en el cual a lo mejor lo que querias decir es Especuladores.
Yo no estoy a la defensiva, simplemente he dado mi opinión. Si la vuelves a Leer, entenderás que no estoy en contra del anarquismo, no se si estoy a favor, pues en las tertulias que tengo no acabo de verlo claro.
Un saludo

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È