miércoles, 22 de abril de 2009

Ideas alternativas en materia de vivienda

Quizás con tanta fiesta las cifras del desempleo en Ibi hayan pasado desapercibidas, pero la gráfica que hay enlazada en la columna de la derecha sigue su racha ascendente. En marzo de 2009 hay inscritas 2.915 personas como demandantes de empleo, es decir, casi el doble de hace un año (en marzo de 2008 había 1.515).

Hay quien defiende que la mejor receta contra la crisis es no hablar de ella, ignorarla, convencidos de que con la simple indiferencia será suficiente para que deje de afectarnos. Solbes en su día prefería hablar de “desaceleración”, igual que Rajoy hablaba de “hilitos” cuando se refería al crudo que dejaba escapar el Prestige hundido en las profundidades oceánicas.

Yo, como Gordon Brown, creo que estamos ante una situación sin precedentes y sobre la que nadie se atreve a pronosticar nada. No hay nadie que sepa bien lo que está ocurriendo y, desde luego, que pueda predecir el camino de la recuperación. Pero al mismo tiempo, lo único que tengo claro es que habrá que hacer frente a la situación con ideas imaginativas y completamente novedosas, poniéndonos a trabajar huyendo de dogmatismos y ortodoxias.

Hace unos días “La Vanguardia” recogía una propuesta de Fernando Trías de Bes y Felip Artalejo Poater sobre un mecanismo para reforzar a las entidades financieras españolas y permitir a familias con problemas salvar el impago de su hipoteca. Es largo de explicar, pero se trata de un “Plan de desendeudamiento temporal” para rebajar el importe de las hipotecas al 50%, mediante la intervención del Estado, que permitiría congelar una parte de la hipoteca. Con el paso del tiempo la cuota de la hipoteca irá incrementándose progresivamente y el fondo de titularidad pública recuperará el principal de la deuda que ha asumido. El que tenga interés puede conocer los detalles del Plan en esta web.

Pero ya os adelanto que la propuesta es una versión de una idea similar que ya apuntaba hace unos meses Javier Burón Cuadrado, Viceconsejero de Vivienda del mismo gobierno, miembro de Ezker Batua Berdeak (versión de Izquierda Unida en el País Vasco). La ecuación de la que se partía es muy simple y más radical a la vez: SOBRE-ENDEUDAMIENTO POR VIVIENDA + PARO = INTERVENCIÓN PUBLICA + AUMENTO DEL PARQUE DE ALQUILER PUBLICO.

Algunas de sus propuestas llevaban sugerentes títulos, como por ejemplo: "Recompra de vivienda libre, transformación en vivienda protegida y mantenimiento de los expropietarios como inquilinos con opción de compra".

De una forma u otra, estos planteamientos están siendo asumidos por Izquierda Unida en todo el Estado español, prueba de lo cual es el listado de medidas económicas alternativas que Cayo Lara, nuestro Coordinador Nacional, ha presentado al Presidente del Gobierno, destacando como prioritaria la siguiente: “Crear un parque público de vivienda en alquiler protegido y tasado que no supere el 30% de los ingresos familiares. Las viviendas procederán del stock de no vendidas y serán adquiridas por el Gobierno a precio de coste y que se otorgaran preferentemente a gente que este sufriendo desahucios de vivienda".

Cuanto antes se pongan a trabajar las autoridades económicas en este tipo de ideas innovadoras, mejor para todos, pues será la señal más clara de que se habrá asumido lo más importante: no podremos salir de la crisis sin hacer algo diferente. Creo que es a esto a lo que se refería Albert Einstein cuando escribió lo siguiente:

"No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar 'superado'. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla."

19 comentarios:

Veterano dijo...

Si no baja mucho, mucho, mucho, el precio de la vivienda, la gente joven solo podra aspirar a un alquiler, como pasaba despues de la guerra civil. Y gracias.

Selector de noticias dijo...

El fiscal acusa a una ex concejal del PP de Ibi de malversación

Anónimo dijo...

Propongo otra idea; ya que hay casi cuatro millones de parados, muchisimos de ellos cobrando del estado sin dar un palo al agua, porque no se les obliga a que limpien montes, arreglen jardines, limpien las calles, ayuden a personas mayores o discapacitados, etc. Si como dicen los entendidos, la crisis se deriva de la falta de confianza en el sistema, podría alargarseles el paro, o ayuda social a estos desempleados, hasta que encontrasen un empleo mejor remunerado. A la vez que se tranquilizaria a los parados ya que tendrían algún ingreso, el reflejo de su trabajo haría que la sensación de bienestar, prosperidad y limpieza nos diese animos para intentar solventar este bache.

Santi dijo...

En un curso que recibí sobre resolución de conflictos (sociales fundamentalemnte, pero de aplicación prácticamente en cualquier ámbito) una de las técnicas era someter a los participantes en una tormenta de ideas en la que no se descartaba nada, incluso se fomentaba el absurdo. Muchas veces de lo que nos parece a priori una tontería surge una idea que, dándole forma, tiene aplicación al problema y lo puede resolver.

Siempre se ha dicho, los economistas son unos estupendos forenses, pero como médicos no tienen ni idea. Saben de qué murió la economía (o por qué estalló una crisis) pero son incapaces de preveerla o incluso de dar alguna receta para solucionarla. Y esto sucede porque, al final, todo depende de que persona a persona realicemos un simple gesto, ir la tienda de la esquina y compremos.

En cuanto a que para solucionar esta crisis, estoy totalmente de acuerdo, hay que buscar soluciones distintas pues el problema es distinto. Y sobre todo, hay que utilizar soluciones múltiples y multidisciplinares, pues el problema no es uno sólo, ni afecta a un sector solamente, ni es solamente un sector el causante del problema.

De todas maneras toda medida no debe ser precipitada, aunque parezca mentira debemos darnos tiempo para debatir y consensuar. Imagina que el Estado adquiere un millón de viviendas del stock existente y las pone en el mercado en alquiler para rentas bajas. Consecuencia directa: bajada de la demanda de alquiler, bajada de los precios de alquiler en general, bajada de la poca demanda de compra y por ende bajada de la actividad de construcción. Estas consecuencias tampoco son demasiado deseables si se producen de forma brusca, ¿no?

Toni dijo...

Lo que debería asumirse es que no hace falta construir más viviendas para vender. Hay demasiadas vacías. Sólo se debería construir más vivienda si fuera para ponerla en alquiler social. Es lo más sostenible y lo más razonable. Requiere inversión pública, potenciar programas de puesta en alquiler de vivienda vacía, que tanto rechazo infundado generaron hace 2 o 3 años, y la rehabilitación y renovación urbana. Pero ya no es el tiempo de ocupar nuevos suelos con grandes desarrollos urbanísticos.

VIP dijo...

Me apunto a esa tormenta de ideas, vaya por delante que creo en la participación ciudadana y que las administraciones públicas deben fomentarla:
En nuestra localidad el ayuntamiento no tiene que adquirir más vivienda, porque en su patrimonio cuenta con las "antiguas viviendas de maestros" en calle S. Pascual, c/ Maestro Chapí, y las que hay junto el Parque Derramador. En la actualidad la mayoria están ocupadas por asociaciones. Pero, podrían rehabilitarse para VIVIENDAS EN ALQUILER, que podría gestionar la empresa pública PROMOIBI. Para la rehabilitación de dichas viviendas se contrata a los albañiles del paro.
Entiendo que las asociaciones deberían ser SOLIDARIAS con aquellas personas (jóvenes...), que necesitan una vivienda y compartir como sede las instalaciones del Centro Social Polivalente.

Iberut dijo...

Cayo Lara me sorprendió ayer en el programa de TV. Nada que ver con Llamazares. Lo ví directo y sincero, como buen hombre de campo, aunque también cayó en las clásicas lamentaciones de IU sobre la ley electoral tan "injusta" que tenemos en España, pero que el PC no decidió tocar cuando tuvo la ocasión ¿por qué será?.

Anónimo dijo...

Una pregunta que me hago, de los 8000 millones que el gobierno ha puesto a disposición de los Ayuntamientos ¿ Cuanto ha recibido Ibi, en que se lo van a gastar y cuantos puestos de trabajo van a crear? porque si el dinero lo emplean para tapar agujeros ya existentes, no crearán ni un solo puesto de trabajo y taparán parte del derroche que han estado haciendo en estos últimos tiempos.

José Vicente dijo...

Hi ha crisi, d'això no hi ha dubte. Com diem la gent de carrer "està tot tocat". No obstant això, opine com tu: deuríem aprofitar aquesta situació per rellançar sectors de la indústria que estan encara dins l'ou i, potser, fer un esforç encara major i canviar les nostres mentalitats, els nostres objectius. Si la primera part de la feina és complicada, la segona ho és encara més. Quan parle de rellançars sectors industrials em referisc, per exemple, a crear treball remodelant els edificis públics per adoptar-los a programes d'estalvi d'energia, o a fomentar la indústria de les plaques solars o dels aerogeneradors o a invertir en investigació mèdica i agroalimentària que tants beneficis ens pot donar a llarg termini.
Quant al canvi de mentalitat, és, sense dubte, un procés molt més lent i complex. Opine que, en temps com estos, el primer que hauríem de fer és reflexionar sobre què ens ha portat a aquesta situació i què és el que no funciona en aquesta "roda capitalista" que hem anat creant des de fa segles, què no marxa bé, en què hem fallat. Se m'ocurrix alguna idea que altra (part del "brainstorming" de què parlava Santi) en pensar, per exemple, en la ingent necessitat que hem tingut els espanyols al llarg del temps de posseïr una vivenda com a pròpia, perquè aporta "seguretat". He sentit moltes vegades que al Països Baixos hi ha una borsa de vivenda PÚBLICA que l'estat posa en el mercat. Les famílies lloguen la vivenda i, quan el "titular" mor, la vivenda passa a formar part de la borsa de l'estat i és ocupada per una altra persona que la necessite, pagant un lloguer mínim (és clar). L'estat treu algun rendiment i les persones no s'hipotequen la vida per tal de tindre un sostre sota el qual dormir.
En principi, no em sembla una idea gens roïna, però Zapatero -segons vaig llegir ahir al diari Público- ja ha dit "que ni hablar" d'una proposta pareguda a esta (si no igual) que li ha aportat Cayo Lara.
I és que... en crisi o sense crisi, aquells que tenen el caball per les regnes es neguen a soltar-les. Vull ser optimista i pensar que idees com aquestes, que ajudarien a que Espanya començara a posar-se al nivell de vida europeu (què collons! si tenim el maleït Euro perquè no podem tenir plans de vivenda com el d'ells! i inversió en investigació i universitat com les d'ells!), no acaben sucumbint als quatre magnats de la banca i del petroli. Perquè de ser així, ni vivenda pública, ni energies renovables, ni res de res...

Vicente dijo...

No hay que inventar nada nuevo porque la vivienda de titularidad pública ha existido siempre en España y en Europa.

No me gustan las propuestas que pasan por comprar las hipotecas, pues al fin y al cabo se beneficia mayormente a los bancos.

Me gusta la idea que lanza Cayo Lara: que se compren los pisos vacíos a un precio justo, ayudando a las constructoras a salir del bache, y luego que se pongan en alquiler a disposición de la gente jóven que busca su primera vivienda.

Mathilde dijo...

¿Podría conseguirse que la vivienda sea un servicio público, al menos, como lo son la educación, las pensiones, el desempleo o la sanidad? ¿Podríamos tener una serie de medios públicos para liberar del mercado de la vivienda a toda la población que no pueda o no quiera gastar dinero en el citado mercado libre de vivienda de compra o alquiler? ¿Podemos hacer que la vivienda sea un derecho ciudadano y no solo una mercancía para el conjunto de la ciudadanía? ¿Podemos eliminar del imaginario colectivo, o al menos atemperar, la idea de vivienda como bien de inversión, a través del concepto de la vivienda como bien de uso?

Yo creo que si podemos. Hay que cambiar el punto de vista con el que enfocamos este tema y plantear la vivienda como un servicio público. A partir de ese cambio de enfoque las posibles ideas fluyen a borbotones.

Marcelo Casas dijo...

La problemática de la vivienda bien merece hacer uso de una literatura como la de Engels para entender algo. Pero propondré una cuestión sencilla en lo relativo al paro, para que se haga eco de un hecho real y no caer en burdos reflejos de la realidad, vayamos a la raíz: a saber, si los desempleados fueran cero mañana, qué ocurriría con los miles que trabajan en las oficinas del paro? entonces, cuál es, prágmaticamente la tarea de estos funcionarios? No se visualiza a través de esta cuestión que es necesario ese ejército de reserva y tenerlo bien clasificadito y ordenado?

Anónimo dijo...

Todas esas ideas están muy bien pero todos olvidan una cosa: el afan especulativo anidado en el sector de la construcción. Para que la vivienda pase a ser un servicio público es necesario que desaparezca la especulación, por lo menos en lo que a Ibi u otras ciudades del interior afecta, porque la playa es otra historia

Basseta dijo...

Tocayo:

Una vegada vaig llegir un llibre o una revista (no recorde qual), en la que s'explicava que la "hipoteca" és l'instrument més eficaç per a transformar la gent, tindre-la controlada i fer-la conservadora. La hipoteca és la cadena invisible que unix el destí d'una persona a un immoble, esclavitzada per a tota la vida. Quan un revolucionari firma una hipoteca, comença a plantejar-se moltes coses, comença a tindre por de perdre el que porta pagat i com més temps passa més por té, fins que acaba sent més conservador que ningú. Al revés, quan un no té hipoteques (i el lloguer, públic o privat, és una bona solució), se sent més lliure, té menys por, pot somiar a canviar de poble, de treball, de professió, de vida. Però açò últim perjudica el sistema i per això no es vol incentivar ho entens? jo crec que aquelles reflexions tenen plena vigència.

I love IU dijo...

Si el socialismo fracasó y el capitalismo está ahora en bancarrota: ¿qué viene después?

Sea cual sea el logotipo ideológico que adoptemos, el paso del libre mercado a la acción pública ha de ser de más envergadura de lo que los políticos llegan a entender.

Hemos dejado atrás el siglo XX, pero aún no hemos aprendido a vivir en el XXI, o al menos a pensar de una manera que se adapte a él. Lo que no debería ser tan difícil como parece, porque la idea básica que dominó la economía y la política en la pasada centuria ha desaparecido claramente en el desagüe de la historia. Esta idea fue la forma de pensar sobre las economías industriales modernas, o de cualquier economía, en términos de dos mutuamente exclusivos opuestos: capitalismo o socialismo.

Seguir leyendo en el blog de Àngels Martínez

Lliris Picó dijo...

Benvolgut José Vicente,
AÇÒ ÉS PER A TERESA
D’un temps ençà, llegint el teu blog, he vist que els teus interessos (i els dels lectors que et llegim fervorosament) han anat adquirint un caire més aviat polític local (o localista…) i és per això que fa dies que em plantege si aquest és un bon mitjà o no per expressar el que en aquests moments tinc al cap (i a l’ànima), sobretot si tenim en compte que jo mateixa tinc un blog personal (subsidiari, això sí, de les columnes que “professionalment” publique al setmanari “El Punt”). Finalment he decidit abusar d’aquesta confiança “virtual” que et tinc, mig regalada pel temps, els comentaris esporàdics i les amistats compartides, per parlar de la millor crítica literària que m’han fet en els onze malaurats anys que intente dedicar-me a la pseudo-professió d’escriptora. Me la va fer fa uns dies una tal Teresa Verdú, que treballa a la regidoria de cultura de l’Ajuntament de Mutxamel, no sé si et deu sonar el nom de tan assenyada crítica… Veuràs, quan jo era més escriptora que mare, gestora cultural d’insigne institució, com és l’Institut d’Estudis Catalans, i companya de pis i misèries de l’home que em fa feliç, escrivia llibrs que es veu que, de tant en tant, arribaven al món exterior, i fins i tot, aquell “L’olor dels crisantems” va estar, a penes fa quatre anys, entre els deu més venuts de la casa del libro mentre crítics experts assenyalaven que allà, en un lloc remot del Sud del País Valencià, hi havia una jove promesa (dona, a més a més!) de la nostra literatura, que era capaç de crear personatges memorables. Ressenyes a l’Avui, a l’Información, a les revistes literàries més prestigioses engreixaven la meua vanitat, que amb el temps i la poca dedicació a la literatura s’ha anat desinflant, i engreixaven també la carpeta de reculls de premsa i el discret orgull d’una mare que, com la meua, de vegades encaixa amb dificultat els menesters i les dedicacions d’una filla “rareta”, que com jo, hi ha dies que ix als periòdics. Ella, la “mare de”, em fa d’abnegada documentalista i resulta que l’altre dia, en un acte literari a Mutxamel, el dia en què vaig rebre la millor crítica literària de la meua vida, no estava present perquè s’havia de fer càrrec de la caterva de néts de la qual l’he feta escalva. Aquella crítica me la va fer Teresa: “Lliris –em va dir- és que crec que escrius bonico”. I aquella simple frase va guiar hora i mitja de debat literari. Jo, amb la màscara d’escriptora cobrint-me les galtes, vaig fer el discurs que “mig-tocava”, però ara m’agradaria haver-li pogut dir: “Teresa, escric bonico perquè escric per a tu. Escric per a gent normal, que sent les coses i la vida com tu i com jo. Ho lletrejaré perquè quede clar: Per- a- to- tes- les- Te-re-ses-del món” Això era, només.

Anónimo dijo...

Tenemos que rehacer la economía para hacerla a la medida de las personas y no dejar que sea precisamente la economía la que nos haga a su medida.

Anónimo dijo...

Hace ya algún tiempo, que pienso que la política económica de PSOE y PP es idéntica, "miran a los bolsillos de los banqueros y no miran a los ojos de los ciudadanos”. Afortunadamente, el martes pude comprobar que el nuevo coordinador de IU Cayo Lara, es de mi misma opinión. Me alegró escuchar a este Señor, ya era hora de ver a un político sin corbata y que llame a las cosas por su nombre. La intervención de Lara, fue muy superior al marketing puro y duro de Zapatero y Rajoy, a diferencia de estos dos, Cayo Lara si fue capaz de transmitir sinceridad y cercanía, con un discurso claro y llano, y sobretodo “mirando a los ojos de los ciudadanos”.

José Vicente dijo...

Tens raó, tocaio.

Hui en dia, les cadenes a què ens nuguem les persones no es pareixen als grillets aquells de ferro... més aviat, tenen forma de paper Din A4 i l'emblema d'un banc o una caixa d'estalvis qualsevol al seu encapçalament. Eixes cadenes ens nuguen i ens arrosseguen al que quatre misteriosos especuladors sense rostre volen que ens dirigim... i cada dia duren més: 25, 30, 40 anys d'Hipoteca...

I si vols pensar en alguna cosa, deixa't de divagar i d'idear altres formes de vida... pensa en com faràs per aconseguir la clau que t'allibere d'aquell paper que vas signar aquell dilluns, aquell dimarts... de fa ara quinze, vint, vint-i-cinc anys; quan acabaves de començar a treballar a una empresa que fa quasi una dècada que va tancar i encetaves una vida amb una persona que hui per hui et sembla una completa desconeguda.

"y en estas estamos, tocayo!"

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È