viernes, 16 de enero de 2009

La banda sonona de nuestra vida (Eric Clapton)

Llevamos toda la semana con temas serios y creo que puede ser bueno terminarla con algo menos trascendente, más lúdico, de cara a un fin de semana relajado. Me consta que muchos seguidores de esta bitácora comparten alguno de mis gustos personales (están expresados en mi perfil de Blogger) y me complace ofrecerles algunos hallazgos interesantes que encuentro en Internet.

Empezaré esta primera entrega con el gran guitarrista Eric Clapton, tambien conocido como "Slowhand" (algunos dicen que este apodo es debido a que en sus primeros conciertos, solía romper las cuerdas de la guitarra y tardaba un buen rato en poner cuerdas nuevas, lo que impacientaba al público).

Escribir sobre la alucinante y arrolladora carrera profesional de este maestro excede de lo que cabe en una entrada normal, evidentemente, así que me limitaré a afirmar sin miedo a equivocarme que se Eric Clapton es una de las figuras más importantes del rock y del blues de la historia. Y no es tan sólo porque este señor de la guitarra seguramente necesite una habitación para guardar todos los premios que ha ganado o porque es muy posible que haya vendido más de 20 millones de discos en todo el mundo.

No, estoy hablando de mucho más, de un fenómeno musical que ha atravesado varias etapas, siempre luchando contra la adversidad (su adicción la heroína primero, al alcohol más tarde , la muerte de su amigo Jimi Hendrix, la muerte de su hijo de 4 años o el accidente de algunos de los miembros de su equipo de gira, donde también murió Stevie Ray Vaughan, ... en fín, motivos más que suficientes como para que más de uno se hubiera retirado).

De la abundante discografía de Eric Clapton, guardo en la memoria de forma imborrable aquel precioso disco LP titulado "461 Ocean Boulevard". Era el segundo disco que Eric Clapton hacía tras de su paso por Derek & The Dominos, el primero ya desintoxicado de la droga, con el que comienza a coger el pulso de su carrera .

Aunque no abandonó su predilección por las atmósferas del blues, Eric Clapton se acercó el reggae, gracias a su versión de I Shot The Sheriff, de Bob Marley, tema incluído en en album antes citado. Esta canción llegó al nº 1 en EE.UU. y supuso el lanzamiento internacional del autor jamaicano que inyectó reggae en las venas del pop y el rock.

9 comentarios:

Toni dijo...

Clapton me parece un guitarrista fundamental en la historia del rock. Inventó una forma de tocar la guitarra, que es la que todos conocemos hoy. Desde el disco con John Mayall and the Bluesbrakers y sus interpretaciones solistas interminables en Cream, se estaba postulando como un maestro para muchos otros músicos.

Anónimo dijo...

Mi preferido es Jimmy Page. Quizás Clapton sea técnicamente mejor y sea más virtuoso que Page. Pero Page tenía una forma de usar las notas que transmitían una rebeldía que lo diferenciaba de Clapton, que era más conservador. Creo que ambos destilan blues de lo más puro y con la misma pasión, aunque Jimmy me parece más original.

Libertad Martínez dijo...

ASí me gusta. Me encanta que la gente vea, que los de IU no somos seres anormales que sólo estamos hablando de problemas.
Me ha gustado mucho tu post.

Javi dijo...

Es indudable tu buen gusto por la música. De Eric Clapton, solo se puede decir que donde ha estado ha triunfado, ya sea solo o en compañía; y centrándome en Eric. Decir que vi hace mucho tiempo una actuación en televisión, no se si fué la primera que hizo después de morir su hijo en la que cantó Tears In Heaven, que es la canción dedicada a él. Decirte que solo de pensarlo se me eriza todo el cuerpo. Yo recomendaría a mucha gente que dice que no le gusta este tipo de música que empezara por este señor; seguro que empezarían a cambiar de opinión

Antifascista dijo...

Una pasada la versión en video. Gracias por alegrarnos el fin de semana. A ver si nos pones algo de Triana un día de estos.

Anónimo dijo...

YO LE DISPARE AL SHERIFF

Yo maté al Sheriff, pero nunca le disparé al Diputado

todos alrededor de mi casa buscándome,

quieren que me declare culpable

por el asesinato de un Diputado, pero digo:

Yo maté al Sheriff, pero juro que fue en defensa propia,

yo maté al Sheriff, y ellos dicen que es un delito capital.

El Sheriff John Brown siempre me odió y no sé por que,

cada vez que planto una semilla

el decía que hay que matarla antes de que crezca, pero digo:

Yo maté al Sheriff , pero fue en defensa propia

venia caminando tranquilamente a la ciudad

y de repente lo veo al Sheriff apuntándome,

entonces le disparo y cae.

Yo maté al Sheriff, pero no le disparé al Diputado,

reflejo lo mejor de mi y eso es lo que tiene que ser

todo el día el balde va a la fuente

pero un día esto se acabara.

Santi dijo...

Un gran maestro... pienso en músicos que me gustan (Pink Floid, AC/DC, Lennon, Page) joer, o están muertos o rozan los 60. De la música actual (últimos diez años) el único grupo que me ha sorprendido gratamente es Marea, con una profundidad en sus letras aplastante, una poesia desgarrada musicada en un estilo que le va al pelo. Se que de entrada echan para atrás, pero escuchad por ejemplo "Los mismos clavos", una de las pocas baladas que han sacado y que tiene una letra que tumba, o "Pan Duro", que si La Internacional no existiera debería ser el himno que adoptaran las centrales sindicales, y que canta a dúo con Fito Cabrales (El Fito de los Fitipaldis).

Anónimo dijo...

¿Realmente crees que nos importan tus gustos personales?

Vicente dijo...

Mi conocimiento de Clapton llega cuando alcanza el verdadero éxito comercial como artista en solitario, en 1977, con el álbum Slowhand, que fue el primer disco de vinilo que me compré con mis propios ahorros. Este LP que conservo como oro en paño contiene los éxitos "Lay Down Sally", "Wonderful Tonight" y el clásico "Cocaine". Se lo recomiendo a cualquiera.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È