jueves, 11 de diciembre de 2008

¡Manos arriba, esto es un atraco!

Por mi afición a las nuevas tecnologías estoy en contacto con muchos amigos a través de la red y del correo electrónico, lo que me permite tener "la suerte" de recibir todos los días docenas de mensajes con la más variada temática (cadenas de oraciones, convocatoria a conferencias, manifestaciones, ofertas de trabajo para hacerme millonario, etc., etc.). Gracias al sistema antispam de Gmail apenas se filtran un 3 % de los mensajes basura y el resto van directos a la papelera (¡qué pena de recursos!).

Pero bueno, entre toda esta basura llega alguna perla cultivada, como la que me llegó ayer con el siguiente texto:

MUY INTERESANTE : Habrás visto anuncios en televisión y otros medios, de Telefónica y de otras compañías. En concreto, el número de Telefónica es el 11888 y llamar al mismo tiene un coste de 1 EURO por llamada .

Pues bien, la opinión pública debe saber que, por ley, Telefónica está obligada a dar ese mismo servicio a través del 11818 por sólo 0,35 €uros , como lo daban antes en el 1003.

Naturalmente, se cuidan muy mucho de no publicitarlo. Apunta: 11818

Tú mismo puedes comprobarlo llamando a ambos números y escuchando la grabación con el coste de llamada que dan al principio. Díselo a todo el mundo en tu empresa, haz pegatinas o lo que quieras. Pero, sobre todo, divulga este mensaje. Nota : Lo más curioso de todo es que el 11818 es gratuito si llamas desde una cabina telefónica. Si no, haced la prueba.

¡ REENVIADLO PARA QUE NO SIGAN ESTAFANDO !

Estaba dispuesto a montar una entrada en esta bitácora a partir de este mensaje, convencido de su autenticidad. Sin embargo, me he puesto a realizar las verificaciones de rigor y he detectado lo siguiente:

* El mensaje va dando vueltas por los medios de comunicación desde hace 5 años.
* Algunos medios lo reproducen sin ningún tipo de variación.
* He llamado al 11818 y me dice la grabación que el coste de llamada son 69,14 céntimos desde la red fija de Telefónica (otras redes, consultar).
* He llamado al 11888 y me dice la grabación que el coste de llamada son 46,4 céntimos por establecimiento de llamada y 1,3 céntimos por segundo, impuestos incluídos.

Conclusión: aunque el mensaje que he recibido no es correcto (las cantidades que se citan no son las actualmente vigentes), en el fondo sigue siendo válido, ya que la diferencia de precio entre uno u otro servicio es bastante llamativa y, en mi opinión, injustificable. Estamos hablando de informaciòn, de informaciòn necesaria, no de participar en chats, ni descargar logos, o melodias polifonicas, o juegos, por lo que considero que debería ser un servicio gratuito o, en caso de que no lo fuese, prestarse a un coste mìnimo, simplemente para que no haya saturaciòn.

Hace poco más de un año la revista Consumer informaba de que "FACUA detecta diferencias de hasta el 488% en las tarifas de las líneas 118 de información telefónica". La Federación comparó las tarifas de veinte líneas 118, hasta un 488% más caras que el sustituto del 1003, el 11818. Una llamada de dos minutos desde un fijo costaba 2 euros con las líneas que tenían las tarifas más elevadas, el 11843, el 11824 y el 11819. Encima, cuando un usuario acepta que le comuniquen directamente con el número consultado, el precio de la conversación es hasta setenta y cinco veces más cara que si colgase y marcase directamente el teléfono.

Lo que me parece es que la gente dejará pronto de llamar a los números de Información de Telefónica, pues hoy en día, a poco que uno se maneje con Internet, puede encontrar toda la información sin tener que contactar con una operadora.

5 comentarios:

Si yo te contara dijo...

Puedo dar una opinión ya que utilizo a diario este servicio.
Ante todo tú llamas y te sale una locución informándote del coste de la llamada (estblecimiento y precio x minuto, no recuerdo cuanto porque ya ni lo escucho...), te pone música y si hay un operador libre te pasa, sino te informa que sigas a la espera... Si no hay suerte o tienen algún problema técnico la misma locución te dice que no te pueden atender y que no se cobrará la llamada.
A fuerza de llamar tantas veces acabo conociendo la voz de los operadores que cogen el teléfono.
El servicio nunca fue muy bueno, pero malos profesionales hay en todos lados. El problema se agrava porque para ahorrar costes Telefónica se ha llevado parte de los servicios fuera de la península, concretamente a Marruecos. El personal allí contratado no sólo no es eficiente, sino que la mitad de ellos ni siquiera hablan o entienden el castellano con suficiente nivel para evitar tener que deletrearles casi todas las palabras.
Otras veces ni siquiera consigues que te atiendan porque descuelgan, ponen el mute y allí te dejan, diciendo "hola" como un tonto.
Podría contar anécdotas concretas a montones ...

Anónimo dijo...

Yo ya no uso el servicio de información porque te dan números que no corresponden y te toca llamar varias veces por la misma consulta y te pasan con operadoras diferentes ... en fín ... un rollo y encima caro del copón.

Vicente dijo...

La información es muy interesante, pero hay un pequeño error: el 1888 es de Páginas amarillas. El teléfono de información de Telefónica es el 1822.

Toni dijo...

Basseta has puesto un enlace a la derecha que no funciona y no se puede descargar Avanzar en PDF porque pide una contraseña y los que no tenemos Gmail no podemos acceder.

Mathilde dijo...

Los sindicatos llevan meses denunciando la política de destrucción de empleo y persecución sindical que ya se ha convertido en característica dentro del Grupo Telefónica, que en el año 2007 destruyó más de 3.000 puestos de trabajo en alguna de sus subcontratas como “Atento” que es una empresa filial de Telefónica encargada del servicio 1004 de atención al cliente de esta compañía..

Una sucesión de despidos masivos de esta naturaleza es resultado de una política de deslocalización para obtener mayores beneficios a costa de los trabajadores y trabajadoras. Los puestos de trabajos “amortizados” en el Estado español son “trasladados” a países como Marruecos, Perú, Colombia y otros países latinoamericanos, contando no sólo con la pasividad del gobierno español, sino incluso con su colaboración activa, a través de la Agencia de Protección de Datos, puesto que este organismo está autorizando la exportación de los datos personales de los clientes a los mencionados países (si no fuese posible la exportación de datos no se podría realizar el “traslado” de los puestos de trabajo).

A Telefónica y otras empresas que están aplicando esta estrategia les sale muy rentable, dado que en estos otros países están cobrando salarios muy por debajo del español (en Perú ganan entre 120 y 150 euros/mes y en Argentina apenas supera los 200 euros/mes), mientras que para los trabajadores españoles significa la pérdida de su puesto de trabajo.

Por si faltaba algún detalle, ocurre que se trata de un sector bastante precarizado, en el que trabajan mayoritariamente mujeres y a tiempo parcial, y el hundimiento de esta actividad económica afecta a sectores sociales especialmente delicados.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È