miércoles, 31 de diciembre de 2008

Gaza: causa de fuerza mayor

Me había propuesto tomarme unas vacaciones de verdad, completas, sin interrupciones, salvo para “tratar alguna cuestión que pueda ser más relevante o interesante” (eso es lo que dije en la última entrada). No me imaginaba encontrarme con esto durante las Navidades.

Ayer, cuarto día consecutivo de bombardeos israelíes sobre la franja de Gaza, decidí que no podía quedarme callado. Llevo varios días viendo y escuchando las crónicas televisivas sobre los ataques, que ya han causado 360 muertos y 1.600 heridos. La operación “Plomo sólidoes la acción militar más importante de Israel desde “la guerra de los seis días” de 1967 y previsiblemente, si la comunidad internacional no lo impide, puede convertirse en una ocupación terrestre de imprevisibles consecuencias para la Paz y la consecución de la creación del Estado Palestino en paz con el Estado de Israel.

Según informa Cruz Roja, la situación en Gaza es caótica: los civiles no pueden salir a la calle, escasean los alimentos y las medicinas, los heridos se amontonan en los pasillos de los hospitales, falta sangre para las transfusiones y hasta cámaras frigoríficas para conservar los cadáveres hasta que sotes recuperados por sus familiares.

He tardado casi tanto a reaccionar como la Comisión Europea, que tampoco empezó a tomar cartas en el asunto hasta ayer. También ayer, en la primera reunión de la nueva comisión ejecutiva de Izquierda Unida encabezada por Cayo Lara, se aprobó una resolución a favor del pueblo palestino y en contra de la agresión israelí, en la que se denuncia la impunidad permanente del Estado de Israel en las violaciones sistemáticas de derechos humanos al pueblo palestino, en violaciones del derecho internacional en relación a Estados vecinos como Siria o el Líbano y el las convenciones y pactos internacionales del que Israel es firmante.

Las prácticas terroristas del Gobierno israelí no son nuevas ni sorprendentes. Pero la masacre que se está perpetrando en Gaza en los últimos días excede la brutalidad cotidiana y, en mi opinión, nada justifica el uso de la fuerza excesiva e indiscriminada por parte del ejército israelí, ni la destrucción de infraestructuras civiles (hospitales, universidades, puentes, carreteras, suministro eléctrico, alcantarillado), ni la demolición de casas, ni la restricción de movimientos a las agencias humanitarias responsables de llevar alimentos a Gaza.

Lamentablemente la Unión Europea, lo que incluye al gobierno de España, está poniendo de manifiesto su característica falta de personalidad política propia y no se atreve a condenar el ataque sin el permiso de los norteamericanos. ¿Nadie es capaz de tomar ninguna medida contra Israel, ni de condenar el terrorismo de Estado y el genocidio?

Propongo una cosa. Todo el que tenga una queja que la haga saber a la siguiente dirección: http://www.la-moncloa.es/FormularioContacto

14 comentarios:

Vicente dijo...

Eufemismos no, ¡que pare la máquina de matar!

(bienvenido a la realidad Basseta)

Claudio dijo...

Este tipo de conflicto, que lleva palpitando en las mentes y en los corazones de los árabes y los judíos durante decenas de años (en la última etapa, si no queremos remontarnos a los tiempos bíblicos), este tipo de conflictos tan violentos, tan cargados de odio y rencor y deseos de venganza, se pueden resolver con diálogo y sin violencia. Pero hacen falta muchas generaciones de ciudadanos de ambas partes para que se curen las heridas tribales y sociales que no paran de sangrar.

Lo que todo el mundo debe tener claro es que con más violencia no se acabarán jamás. Será eterno este conflicto y cualquier otro.

Hay mucha gente que todavía no lo ve claro esto. Que piensan que a los violentos se les vence con violencia. Y eso no es así. Con firmeza, sí. Pero la violencia sólo come violencia.

El camino mejor es el más difícil. La voz de los pacíficos debe hacerse oir. Nuestros representantes deben mostrarse firmes en no tolerar este tipo de acciones.

Esto es una violación de los Derechos fundamentales de los hombres, mujeres y niños que nada tienen que ver con este conflicto, del que son responsables los políticos de las naciones implicadas y de las naciones espectantes.

Claudio dijo...

Amnistía Internacional

Anónimo dijo...

Querido Basseta
En mi opinión, es importante decir esta vez que el Hamas es en gran parte responsable de este nueva flameada de violencia entre Israel y Gaza! él se actúa simplemente de la provocación por su parte! (l' atacado se defiende contra l' atacante…!). A las últimas noticias, Israel está dispuesto a hacer un trève de 24 horas para "négociar" , en cualquier caso para encontrar un acuerdo de "paz" ¿… cuál será la respuesta del Hamas? a seguir… ¡Dictamen otorgado en toda imparcialidad…!

Santi dijo...

Gaza es un inmenso campo de concentración, con un millón y medio de habitantes, a merced de las armas de última tecnología israelies. Masacran a todo el que se pone por delante (o sin necesidad de ponerse por delante, simplemente porque vive allí, y vive allí porque nació allí, posiblemente no pudo elegir).
Lo sorprendente es que este atentado contra los derechos humanos lo haga el estado sionista después de lo ocurrido en las masacres de su pueblo en la segunda guerra mundial por parte de los alemanes. Increible.
¿no se dan cuenta que la Ley del Tailon no les lleva a ningún lado? Lo único que están consiguiendo es que todos los árabes tengan un enemigo común, sean de la ideología que sean: el estado Israelí.
Lo más duro de todo esto es que parece que la ofensiva militar tiene una motivación electoral. En Israel está demostrado que atacar a los palestinos le suele dar al partido gobernante entre un 8 y un 10 % de los votos, y a falta de unos pocos meses para los comicios, parece que el fin último de este salvaje y cobarde ataque es obtener réditos electorales. Aquella zona podría ser, con las políticas adecuadas, una de las más ricas del mundo, porque al poderío económico del estado de Israel habría que unir que los ingresos por turismo se multiplicarian exponencialmente si no hubiera conflictos armados.
Leia tambien esta mañana que muchas de las armas que tienen en su poder los palestinos se las venden los mismos israelitas, para mantener un conflicto que cuesta muy poco a los judíos y a cambio calculan que les dará las tierras que tanto ansían.

No hay solución fácil para un conflicto tan enquistado, pero al menos enviar a cascos azules, como pasa en el Líbano, y hacer una fuerza de interposición que vaya minimizando los choques entre ambas comunidades.

Claro está que mientras Gaza siga siendo un inmenso campo de concentración al capricho de lo que decidan los judios, poca solución se puede plantear.

UN INMENSO CAMPO DE CONCENTRACIÓN CON MILLON Y MEDIO DE HABITANTES, ESO ES LO QUE PERMITE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL HOY POR HOY. Y encima está siendo masacrado vil y cobardemente desde el aire.

Un absurdo más.

Anónimo dijo...

Solo hay que cojer la biblia, quitarse las gafas de sol, y leer un poquito. A si que, lo que esta sucediendo en estos tiempos en canaan, palestina o como se llame esa tierra, no es nada comparado con otras epocas segun la biblia.
Y siempre esta por medio el pueblo ese de un dios caprichoso belico y rencoroso.

La culpa no es de los judios dijo...

Hamas ha conseguido su propósito, provocar una situación super trágica para su pueblo. En vez de trabajar por el progreso y por la paz se gastan el dinero, el poco que tienen en hacer cohetes contra Israel. Ahora vienen las lamentaciones. No se debería de facilitar ninguna ayuda hasta que el pueblo palestino cambie su gobierno fanático y terrorista por uno capaz de saber convivir en paz con los judios.

Ecologistas en acción dijo...

Ecologistas en Acción, organización que defiende los valores de la no-violencia, condena la actuación del estado de Israel en la franja de Gaza, donde, de momento, ha dejado 271 muertos y más de 800 heridos en un brutal ataque que no tenía otro objeto que la masacre indiscriminada de personas y la fragmentación total de la población palestina. Este tipo de actuación no puede resolver ningún conflicto, más bien al contrario, lo único que puede hacer es exacerbar el odio en la zona.

La organización ecologista denuncia a su vez la actuación de las dos principales potencias mundiales: EEUU, que siempre ha defendido los intereses del sionismo y la UE, que se ha limitado a pedir un “alto el fuego” dando una imagen de neutralidad ante lo que está siendo una masacre. Esto demuestra el doble rasero con el que miden la UE y EEUU la actuación de los diferentes países, ya que existen algunos que practican sistemáticamente el terrorismo de estado, como Colombia o Israel, que son considerados aliados y otros que, sin el bagaje asesino de los dos anteriores, son acusados de terrorismo.

Ecologistas en Acción apoya, en estos duros momentos al pueblo palestino y a todas las iniciativas de la región que, desde la no-violencia, tratan de acabar con el conflicto que existe en la zona, como las mujeres de negro israelí, que en estos momentos de violencia descontrolada, son más que nunca un ejemplo de cómo enfrentarse a la injusticia y al poder.

Anónimo dijo...

"Ecologistas en acción apoya el lanzamiento de cohetes por parte de Hamas sobre territorio israeli."

Es más corto y el significado es el mismo.


Basseta felicidades! 50 años de libertad y prosperidad en CUBA!

Santi dijo...

Imaginaros, ignorantones, que a todos los habitantes de la provincia de Alicante nos metieran en una franja de tierra que fuera desde Campello a Elche a lo largo y desde el Mar hasta el Maigmó a lo ancho, mas o menos, luego blindaran las fronteras y dejaran pasar alimentos, medicinas, libros, etc, etc., con cuentagotas y después, cuando les viene en gana también, nos cortaran la luz, el suministro de combustible... sin importar si es invierno o asfixiante verano....
Y porque les tiramos piedras a los militares que custodian la frontera o lanzamos petardos en los patios traseros de sus casas nos bombardean indiscriminadamente con aviones y misiles.
Eso ha pasado en Gaza.
Los cohetes de Hamas han causado en 5 años ¡cuatro muertos! en Israel, en ese mismo periodo los misiles y los ataques preventivos de los judíos han matado ¡1.800 personas! la mayoría civiles, casi la mitad eran mujeres y niños.
Hamas ascendió al poder en unas elecciones limpias, sancionadas como válidas por todos los observadores internacionales.
Eso si, los palestinos no tienen medios para comprar a los periodistas que hablen de terrorismo judío.
¡A ver si empezamos a escuchar las noticias con un poco más de espíritu crítico! Y contrastar lo que a uno le interesa también es bueno.
¡Ah! Y para el anónimo que celebra la revolución cubana decirle que igual un día de estos tenemos que celebrar el 150 aniversario de la creación del imperio de los EEUU, que se vaya preparando para los fastos. ¿sabias que desde la segunda guerra mundial los EEUU se han embarcado al menos en una guerra por década? Corea, Vietnam, Libia, Primera y segunda guerra del Golfo, Afganistan.... Y todo porque les mola guerrear, es a la conclusión que yo llego, lo que les pasa a los americanos es que tienen demasiadas municiones y como no las gasten se les ponen malas, y leshes, ya que las han pagado, pues mejor darles utilidad.

Antiimperialista dijo...

Santi:

El día que Fidel y Cienfuegos entraron a Santiago en todoterreno (famosa imagen) es un gran día para nuestro país (España). Por eso lo celebro.

EEUU no se mete en guerras porque les mole guerrear, ni porque les sobren armas y haya que gastarlas, la primera idea es funesta y la segunda infantil.

La economía capitalista funciona con mucha dificultad en condiciones pacíficas. Los capitalistas consiguen reavivar la actividad mediante el armamentismo y la guerra. En la guerra, y solamente en la guerra, consigue el capitalismo dar trabajo a sus millones de cesantes, utilizar las máquinas, los materiales, hacer trabajar a todo vapor la economía. Es decir, se reactiva la capacidad productiva con el objetivo de provocar la destrucción más espantosa, la destrucción de miles de escuelas, hospitales, puentes, puertos, minas, plantas eléctricas; destrucción de miles de kilómetros cuadrados de cosechas y bosques.

Este carácter destructivo del sistema capitalista no es un simple
error que pueda corregirse, sino que forma parte de la naturaleza del sistema, por ese motivo, no basta con descubrir y denunciar las contradicciones del sistema y sus efectos nocivos para la Humanidad, sino que es necesario transformar el sistema para evitar sus destructivas consecuencias.

Para destruir el sistema capitalista y crear un sistema económico que supere sus contradicciones, es necesario conocer en profundidad cuales son las causas de las contradicciones del capitalismo, de modo que tendremos una herramienta útil para analizar los procesos concretos que vemos a diario, al mismo tiempo que sabremos qué medidas atacan la estructura del capitalismo y qué medidas no pasan de ser meramente folclóricas.

Salud y Viva Cuba Socialista!!!

Santi dijo...

Antiimperialista: decimos lo mismo, solo que yo empleo menos palabras. Analizalo y me darás la razón.

Para todos aquellos que creen que Israel puede llevar razón en este ataque a Gaza: están utilizando bombas de racimo. Estas bombas están pensadas para causar el máximo número de... heridos y mutilados entre el bando enemigo. La filosofía de estas bombas es que los muertos generan ganas de revancha en el bando enemigo, mientras que los heridos y los mutilados desmoralizan al enemigo, además de consumirle muchisimos recursos en su atención. Estas bombas explotan a un centenar de metros del suelo y expanden miles de pequeñas cargas explosivas que explotan al llegar al suelo. Lo suficientemente potentes como para herir y mutilar en la mayoría de los casos, pero no para matar. Y lo peor de todo, se calcula que entre un 15 y un 20% de las cargas no explotan, y lo hacen luego, cuando alguien las manipula... y ese alguien suelen ser niños, que en su curiosidad infantil, las tocan.
Eso es el civilizado Israel.

Basseta dijo...

Por menos de la décima parte de lo que Israel está haciendo y lleva hecho en Palestina desde 1967 hay gente respondiendo ante el Tribunal Penal Internacional acusada de crímenes de guerra y genocidio.

Si lo que Israel está haciendo en Palestina y hoy mismo en Gaza puede calificarse de genocidio o no se aclara repasando la definición de este delito del artículo II de la Convención de las Naciones Unidas para la prevención y la sanción del delito de genocidio de 1946, según el cual es genocidio "cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpretados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, como tal:

a) matanza de miembros del grupo;

b) lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo;

c) sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial;

d) medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo;

e) traslado por fuerza de niños del grupo a otro grupo."

Un sucinto repaso a los elementos de la definición hace ver que Israel cumple casi todos los requisitos en al caso de Gaza; lleva años cumpliéndolos en toda Palestina y fuera de Palestina, en los campos de Sabra y Chatila, en Cisjordania, en todos los territorios ocupados, desde luego en Gaza. Y lo hace contando con la indiferencia de la llamada Comunidad Internacional y la ayuda activa de alguno de sus miembros, especialmente los Estados Unidos.

Lo cual nos convierte a los occidentales en cómplices de este brutal, permanente, sistemático crimen contra la humanidad.

Las razones que esgrimen los israelíes y quienes los apoyan en Occidente, en la izquierda y en la derecha, políticos, magnates, empresarios, financieros, periodistas, intelectuales, clérigos, artistas científicos, etc no resisten un examen crítico. Hamás ganó limpiamente las elecciones parlamentarias de enero de 2006 pero Israel y los EEUU se negaron a reconocer el resultado y los primeros procedieron al bloqueo de Gaza contra toda razón, llegando incluso a retener los fondos de la correspondiente agencia de la ONU que canalizaban y por lo tanto no eran suyos. Tras la guerra civil de 2007 Gaza se separó de la Autoridad Nacional Palestina y quedó bajo dominio de Hamás, que está en la lista de "organizaciones terroristas" de los Estados Unidos, la Unión Europea y otros países. Se justificaba así un endurecimiento del bloqueo de la zona en que vive un millón y medio de personas en condiciones similares a las de un campo de concentración.

La reacción de Hamás a esa situación desesperada de estrangulamiento, esto es, el lanzamiento de cohetes caseros sobre el sur de Israel ha dado pie al Estado judío para desencadenar la ofensiva actual, la enésima, contra Gaza, otra más en la tarea final de exterminar a los palestinos, aniquilarlos, expulsarlos de sus tierras.

Pero este debate es insulso e inútil. Aunque los israelíes tuvieran razones para proceder como lo hacen las pierden a la vista de la desproporción del castigo que infligen sobre la población civil inerme. Porque cuando un Estado pertrechado con las armas más mortales y destructivas machaca por vía aérea y se apresta a invadir con carros de combate un territorio habitado por gentes que no pueden responder más que con armamento ligero y piedras, que no pueden defenderse de los ataques aéreos y que ni siquiera pueden curar a sus heridos, se ha quedado sin una sola razón válida para semejante crimen, aunque las tuviera todas, que no es el caso.

¿Y los demás? ¿Cómo toleramos este genocidio a pleno sol? Porque tenemos miedo a que nos acusen de antisemitas si señalamos que los judíos están comportándose con los palestinos como los nazis hicieron con ellos, si decimos que los dirigentes israelíes son fascistas o que los militares judíos están haciendo en Gaza lo mismo que hizo el general nazi Jürgen Stroop con el ghetto de Varsovia. Tenemos miedo a que nos acusen de defender a terroristas, siendo así que los verdaderos terroristas aquí son quienes acusan de terrorismo a los demás. Tenemos miedo a que nos digan que defendemos las autocracias árabes frente a la democracia israelí; a que nos digan que negamos el derecho del pueblo a israelí a defenderse.

Todo eso son patrañas. Ni democracia ni derecho a defenderse ni nada: Israel es un Estado criminal que, en permanente violación de una serie de resoluciones de la Asamblea General de la ONU y de las convenciones de Ginebra, pretende exterminar a un grupo étnico y eso nos obliga moralmente a los occidentales a intervenir e impedir por la fuerza que este genocidio se consume. El no hacerlo es una muestra de cobardía y nos convierte en cómplices de esta barbarie.

Como acertadamente afirma Santi en un comentario anterior, esta última agresión de exterminio en Gaza, fríamente calculada, tiene una faceta política doble. De un lado los principales dirigentes israelíes que se presentan a las próximas elecciones legislativas el 10 de febrero (Benjamin Netanyahu, del Likud, Tzipi Livni de Kadima y Ehud Barack, del Partido Laborista) rivalizan en agresividad en busca de un voto tinto en sangre palestina; cuanta más sangre, mejor. De otro lado todos ellos están de acuerdo en aprovechar los últimos días de su cómplice Mr. Bush en la Casa Blanca y el consiguiente vacío de poder en los EEUU para enfrentar al señor Obama con un hecho consumado, en la más pura tradición nazi, de forma que cuando el presidente electo tome posesión, la barbarie esté ya cometida. Pocas esperanzas permite albergar el hecho de que Mr. Obama aún no haya encontrado tiempo para pronunciarse sobre la masacre de Gaza. Es la habilidad israelí para convertirnos a todos en cómplices.

Y no solamente cómplices. Israel es un cáncer que está destruyendo los fundamentos mismos de la legitimidad moral occidental. ¿Cómo podemos presumir de derechos humanos, de respeto a la dignidad de la persona, a la vida, cuando hacemos la vista gorda ante lo que está pasando en Gaza? ¿Cómo podemos tolerar que se hable de "daños colaterales" cuando se bombardea día y noche un territorio indefenso con una densidad de más de cuatro mil personas por kilómetro cuadrado? ¿Cómo presumimos de campeones de la libertad cuando en nuestro nombre hay millón y medio de personas viviendo en práctico cautiverio y condiciones de inhumanas de abandono, humillación y miseria desde hace cincuenta años?

Gaza, el genocidio de Gaza, es la vergüenza del mundo occidental y la prueba de qué monstruosos crímenes se cometen en nombre de nuestros ideales. Y el territorio y sus castigadas gentes no pueden esperar nada de entidad oficial alguna, sea gobierno occidental o musulmán, organización internacional, asociación de partidos etc. La única esperanza de los palestinos reside en que los pueblos del mundo nos movilicemos al máximo para exigir a nuestras autoridades en primer lugar que se detenga la masacre de Gaza y en segundo que se obligue por la fuerza al Estado terrorista israelí a respetar las Convenciones de Ginebra, las resoluciones de la ONU, a retornar a las fronteras de 1967 y a abandonar sus planes de exterminio, de limpieza étnica, de genocidio en Palestina.

Anónimo dijo...

Reconozco la complejidad del conflicto entre Palestina e Israel. Estoy seguro de que las dos partes tendrán sus razones. Pero las noticias que nos llegan, muestran una actuación brutal por parte de Israel y una situación límite de la población de Gaza.
Mientras tanto, la ONU permanece impasible, bloqueda por los Estados Unidos. ¿Qué dice Obama de esto? Y Europa "expresa su preocupación". En diversas ciudades del mundo, se han realizado manifestaciones de protesta.

¿Qué podemos hacer? Propongo iniciar una campaña para demandar a los líderes del mundo que hagan su mayor esfuerzo para poner fin definitinamente al espiral de violencia que ha caracterizado al conflicto Palestino/Israelí.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È