martes, 18 de noviembre de 2008

El futuro de Tele Ibi

Todo lo que rodea el tema de frecuencias o canales de radio o televisión en España está lleno de lagunas jurídicas, indefiniciones y ambiguedades. No hay otra explicación para hechos tan llamativos como, por ejemplo, que Onda 15 (Radio Castalla) emita pese a la existencia de una Sentencia judicial que ordena su cierre, o que sigan existiendo emisiones de televisión que ocupan frecuencias sin autorización administrativa.

Desde que a principios de los años ochenta empezaran a emitir, las televisiones locales siguen sin contar con una regulación adecuada y con problemas de alegalidad en muchos casos. La obligación de estas televisiones de emitir en digital a partir de enero de 2006 añade leña al fuego. Muchas televisione slocales han sido cerradas por la autoridad, o se ha intentado al menos, por emitir sin las oportunas concesiones. Su situación jurídica se ha movido en los borrosos terrenos de la alegalidad (que no ilegalidad), al no existir regulación concreta sobre el tema, o al no haberse efectuado el desarrollo legislativo que permitiera a las autoridades competentes conceder las oportunas licencias de emisión. Algunas sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo han anulado resoluciones anteriores que obligaban al cierre, con base precisamente en esa falta de regulación y reconocían el derecho de las televisiones locales a proseguir sus emisiones, al estimar que lo contrario conculcaría abiertamente los derechos a la libertad de expresión y comunicación garantizados por el artículo 20 de la Constitución, máxime cuando no existía una ley expresa que regulara la televisión de carácter local.

En nuestro pueblo, las emisiones de Tele Ibi (que hasta tiene abandonado el mantenimiento de su web) empezaron de forma bastante prometedora, pero poco a poco han ido perdiendo calidad. Qué lejos quedan algunos programas en los que incluso había debates sobre temas de interés local. Desde hace unos años, las únicas entrevistas son las de la Alcaldesa y, en Fiestas, las de los Capitanes y Abanderadas. Creo que no exagero si afirmo que Tele Ibi ha sido utilizada, básicamente, como medio de propaganda política por parte del equipo de gobierno de turno.

Pero últimamente me llegan rumores de que algo puede estar cociéndose en relación a Tele Ibi. Parece ser que al PP no le acaba de gustar que los Plenos del Ayuntamiento se retransmitan de forma íntegra. Alguien debe haberles advertido que para gestionar su abultada mayoría absoluta no es necesaria la televisión, al contrario de lo que pasaba la legislatura pasada en la que era muy importante trasladar a la ciudadanía la sensación de que el "tripartito" no dejaba gobernar al PP.

Cara a los presupuestos del año 2009, el PP tiene una excusa perfecta para cortar este canal de comunicación: la crisis económica. En los Presupuestos del 2008 el contrato con Tele Ibi estaba presupuestado en 65.568,00 €, coste nada despreciable de mantener las emisiones (sobre todo si se hace una comparativa calidad-precio) y es muy probable que el servicio sea uno de los sacrificados por el equipo de gobierno, por lo menos hasta que estemos de nuevo cerca de unas elecciones municipales.

Hay otra buena coartada: la legislación vigente. El Plan Técnico Nacional de la televisión digital local, aprobado por el Real Decreto 439/2004, establece los canales múltiples para obtener la cobertura de las capitales de provincia y autonómicas y de los municipios con una población de derecho superior a 100.000 habitantes. Para el resto de municipios, incluyendo a todos los de la Foia de Castalla, no hay frecuencias disponibles, de momento.

La normativa citada incluye una frecuencia (Referencia: TL01A), bajo la denominación de "Alcoy", en el canal múltiple 56, con una potencia radiada aparente máxima de 1 kW y cuyo ámbito abarca Alcoy, Ibi, Cocentaina, Castalla y Muro de Alcoy, es decir, una superficie total de 390,23 km² con una densidad de población: 280 habitantes/km². Lo curioso es que esta legislación está vigente desde 2004 y se han cumplido todos los plazos que deberían haber llevado a la desaparición de las televisiones locales. Sea por motivos técnicos, económicos o políticos, lo cierto y verdad es que siguen funcionando emisoras como nuestra Tele Ibi mientras nadie lo impida (no es el caso del repetidor de La Carrasqueta, que Camps se empeño en clausurar a toda costa).

Pero por si lo anterior no fuera suficiente, en relación con Tele Ibi existen otras dudas relacionadas con la contratación pública. Al respecto, los componentes de los Grupos Municipales Socialista y EUPV-Els Verds hemos solicitado en el Ayuntamiento que se emita un informe jurídico sobre la situación del contrato con Tele Ibi, pues está siendo prorrogado de forma continuada y, posiblemente, con ello se esté violando la normativa que regula las concesiones administrativas para este tipo de servicios.

Personalmente, soy partidario de mantener todos los servicios de comunicación pública y obtener de ellos el máximo partido social, aunque para ello haya que sortear algún pequeño requisito legal (la situación actual es la prueba palpable de que pueden mantenerse las emisiones sin mayor problema). La televisión, si se usase de forma inteligente y se pudiese aprovechar todo su potencial, sería un vehículo extraordinario de formación, información y entretenimiento. Pero para ello es necesario encomendar este servicio a profesionales independientes, preparados, con ganas de invertir y que ofrezcan garantías de prestar un servicio de calidad.

Sin embargo, tengo la impresión de los planes de nuestros gobernantes locales van por otro lado.

14 comentarios:

Javi dijo...

Desde la posicion del simple observador y sólo con la información que detallas y la que se oye en las radios y televisiones nacionales; te dire que la libertad de expresión que vivimos en la península Ibérica es la justa expresión de que no tenemos libertad. Cuando para estar informado has de leer como mínimo dos a tres periódicos, cuando para tener una pequeña base de lo acontecido has de hacer zaping por radios y televisiones, te das cuenta que no existen periodistas. Por que no nos equivoquemos; la labor del periodista es informar primero y después y bien diferenciado opinar si se desea. Hoy existe desde el poder dos grandísima luchas, una es colocar su gente en las cajas regionales y la otra quizá mucho mas importante sea controlar los medioss de información. Y si el medio de información se rebela, pues se cierra, tenemos un claro ejemplo ahora en Cataluña, mas que nos pese y no nos guste.
Sobre Tele Ibi, como bien dices hay productos que por su labor social, cultural y difusoria merecen continuar. Pero para ello y que sea creible lo primero que debe pasar es que sea completamente independiente, ¿como? Creo sinceramente que es posible, ahora se me ocurren algunas formas, y segundo, Por favor no se ofendan; pero que no sea un castigo, que sea un poco ameno, tanto la tele como la radio

Anónimo dijo...

Hubo un tiempo en el que en las desconexiones de Tele Ibi se ponían otros canales, unas veces Tele Madrid, otras TV3, pero desde hace tiempo solo ponen el canal de Andalucía, bastante cutre. Con la de canales que existen ¿no hay otra elección?

Telesufridor dijo...

Tele Ibi es una verguenza total ... unicamente atienden a eventos oficiales ... no se pueden calificar de periodistas porque no lo son ni lo intentan ... vendieron hace tiempo su independencia ... mantenidos a sueldo del PP ...

Vicente dijo...

¿Es así de duro? ¿Que todos los habitantes de Ibi, Castalla, Alcoy, Cocentaina y Muro nos tendremos que repartir una única emisora de televisión, que estará, naturalmente, en Alcoy, en virtud de ese derecho no escrito que le corresponde por ser la población mayor? ¿Y los alcoyanos, que tanto nos quieren y nos aprecian, nos cederán un par de minutos en sus noticiarios y con eso y un bizcocho ...? Pues mejor quedarnos como estamos. Mas vale malo conocido que ...

Anónimo dijo...

Una idea que en la práctica podría obtener unos resultados interesantes para el lanzamiento de un teleibi popular, sería poner al servicio de la mayoría la participación y la creación de espacios televisivos. Esto daría a la tele un sentido más amplio, convirtiéndose en un órgano de expresión de una mayoría. No es sólo el PP el que se beneficia en el poder del control de lo que se pone o no. También son las empresas con su dinero las que se benefician haciendo su publicidad previo pago. Que se pongan medios a disposición de los ciudadanos de Ibi con inquietudes que quieran colgar sus "coñas" y sus diletantes obras de arte televisivo, para que todos las veamos. Una televisión es un medio de masas, tiene una función que no puede obviarse ni reducirse al sacar rentabilidad. El pueblo de Ibi tiene que ir por delante y utilizar la televisión como una herramienta en beneficio del pueblo. El gobierno debe dar pié a que el pueblo se reuna, se organice él mismo su espacio televisivo. Que se creen asambleas populares para hablar del tema, que se cree un comité al margen del gobierno, que se componga y se nutra de la riqueza de sus habitantes.

Paco dijo...

De una u otra forma, todo es un problema rentabilidad, lo que supone depender en muchos casos de la publicidad institucional y por tanto de los partidos políticos, y todos los partidos necesitan de la TV para su mensaje, los gobernantes y las oposiciones, por lo que sería necesario pactar la línea editorial en cierta igualdad de condiciones. Por otro lado, la estabilidad empresarial debería estar garantizada por una licencia adjudicada legalmente, que permita financiaciones bancarias normales para cualquier empresa, pues las invesiones aquí son importantes.

En resumen, se puede empezar a pensar en que la TV Local es un negocio “normal”, con su carga propia de competencia, en el que la gestión de la empresa debería ser la que que determinase su rentabilidad. Las nuevas tecnologías permiten la existencia de una televisión local, con un ámbito geográfico muy medido, así que ahora le toca a la legislación adecuarse para que todo esto pueda ser un negocio normal en el que se pueda invertir para conseguir determinados resultados económicos (como en todos los negocios), en vez de una aventura sin futuro asegurado, en la que se va “gastando” lo imprescindible para una emisión mas o menos correcta.

Vicent dijo...

La televisió pot transmetre continguts que promoguen i reforcen normes, valors, actituds i conductes prosocials, majoritàriament consensuades pel conjunt de la ciutadania, o pot, al contrari, transmetre uns continguts que s'enfronten a qualsevol valor educatiu. En este últim cas, la televisió corre el risc de promoure una sèrie de contravalors que anirien en contra de la pròpia educació.

És possible fer una televisió que aprofite el seu altíssim nivell de implantació en la societat i atenga a prioritats de servici públic com són l'educació, el desenrotllament cultural, el reforçament democràtic o la atenció a les desigualtats socials? Tele Ibi està molt lluny encara.

Anónimo dijo...

Hay una frase que reza "que hablen de ti aunque sea mal". Cada uno tiene lo que se merece, ¿ustedes quieren unos medios públicos de calidad?, pues protesten, quéjense al ayuntamiento. Los medios locales de Ibi, y más la tele que la radio, son mediocres, y la gente ni los oye, ni los ve. La gente no habla de TeleIbi, porque no le interesa lo que hace. Creo que sólo se quejaría si no se retransmiten las Fiestas de Moros y Cristianos.

Anónimo dijo...

Los medios informativos deben ser independientes, y no meras comparsas de los gobernantes. Yo a Tele Ibi le llamaría TeleParra, porque a lo unico que se dedica es a cubrir los eventos del equipo de gobierno. ¿Por qué, al igual que entrevista a Maite Parra, para hacer balance de su gestíón, no entrevista al resto de portavoces de la oposición? Si estamos pagando entre todos, que menos que este al servicio de todas las ideas, y no sólo de las del PP. De todas formas creo que para tener la programación que tienen, mas vale que la finiquiten, por lo menos no la podran utilizar de forma sectaria. Por los menos en la epoca que gobernaban los socialistas, los gestores de Tele Ibi ( PiLar Luz y su marido), tenían una clara vocación periodistica y cultural, como pudimos ver en programas como la Tertulia, Luz de Verano, Inquietudes, etc. Lastima que al Sr Martinez Ais, no legustara la forma de gestionar e informar, porque posiblemente hoy en día tendriamos una buena Tele local.

Anónimo dijo...

"De una u otra forma todo es un problema de rentabilidad" (?!!?!)

Eso es una chorrada típica al servicio del capital y en detrimento del trabajo. ¿Qué hacemos con la sanidad pública? Señores, vayan a la raíz del asunto, nada fué siempre lo que es. Nadie es neutral en un tren en marcha...

Anónimo dijo...

La tele parraguera.Una aútentica vergüenza.La pagamos todos pero es la voz de sus amos, que la utilizan a su antojo de forma indiscriminada y sectaria.
Si quieren propaganda que se la paguen ellos ó su amigo candegol, pero de sus bolsillos, no de los impuestos que pagamos todos los ciudadanos.Claro que el dinero de sus bolsillos también lo pagamos todos.Total, que no hay remedio.
Fuera ya esta clase de gente que solo saben derrochar con el sudor de los demás.

potrellats dijo...

Yo me pregunto si tienes pruebas de todo lo que dices... Desde luego yo sería el primero en denunciarlo pero creo que al menos deberías aportar algo que dé veracidad a tus palabras. Cuando tengas el informe y la certeza de que lo que denuncias es cierto, entonces publícalo. Mientras, creo que está demás. Es mi opinión.

Basseta dijo...

Genial resumen de la situación desde el punto de vista de un profesional que conoce el tema.

http://pacoricorico.blogspot.com/2008/11/sobre-tele-ibi.html

Anónimo dijo...

Pues tengo entendido que ya se ha tomado la decisión de eliminar la programación de Tele Ibi.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È