jueves, 16 de octubre de 2008

Memoria histórica

En las páginas de Cultura del periódico El País del pasado domingo 5 de octubre me encontré con un artículo fascinante, titulado "El soldado, el fotógrafo y la muerte", ilustrado con la misma fotografía que aparece a la derecha, tomada por Robert Capa el día 5 de septiembre de 1936, en el mismo instante en el que un miliciano anarquista de 25 años moría de un balazo en Cerro Muriano (Córdoba).

Yo conocía la fotografía, considerada un icono de la Guerra Civil, por haberla visto publicada en infinidad de lugares. Pero de lo que no tenía ni idea era de que el soldado era original de Benilloba, que se llamaba Federico Borrell García, apodado "Taino", que había emigrado a la vecina localidad de Alcoy para trabajar en la industria textil, que estaba a punto de casarse y que se alistó como voluntario en el ejercito republicano. Con independencia de la polémica sobre la autenticidad de la foto, la historia que se narra en el artículo es conmovedora y no voy a desvelar más detalles.

Hace tiempo que se viene hablando mucho en España de la memoria histórica, tanto que hace casi un año se promulgó la Ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura, más conocida como Ley de Memoria Histórica.

Según la exposición de motivos de la Ley, es la hora de que la democracia española y las generaciones vivas que hoy disfrutan de ella, honren y recuperen para siempre a todos los que directamente padecieron las injusticias y agravios producidos, citándose expresamente a los guerrilleros que lucharon por la defensa de los valores democráticos.

El rastro de la columna de anarquistas que salió de Alcoy camino de Córdoba se ha ido perdiendo salvo para los familiares e historiadores locales, aunque la foto de Capa daba la vuelta al mundo. No se sabe dónde ni quién enterró a Federico Borrell, no hay inscripción ni registro alguno, como en tantos otros casos de cadáveres que acabaron en fosas comunes. El círculo de la historia y de la memoria se cerraría si fuese posible identificar el lugar donde yacen los restos del protagonista de esta historia.

Es cierto que ya han transcurrido 72 años desde el comienzo de nuestra Guerra Civil, pero creo que los españoles desconocemos muchos aspectos de su historia reciente. Nos escandalizamos cuando oímos en los medios de comunicación hablar de genocidios en otros lugares del planeta, sin querer reconocer que aquí pasó algo parecido, que había un régimen democrático, una República popular y participativa, que las potencias fascistas con apoyo de la oligarquía española se encargó de aniquilar.

Comparto las motivaciones del movimiento que existe actualmente para recuperar nuestra historia, conocer la verdad de todo lo que pasó en la Guerra Civil y sus consecuencias, accediendo a las fuentes documentales y permitiendo localizar las fosas de todos los que, por una razón o por otra, perdieron la vida en aquella contienda.


(Otra web que habla de Federico Borrell)

20 comentarios:

Santi dijo...

Perdida la ocasión de juzgar a los culpables de las barbaridades cometidas después de la Guerra, creo que la reparación no tiene que venir tanto de la mano de los juzgados como de la mano de los políticos. Que tenga que ser un juzgado (la Audiencia Nacional) la que ordene la apertura de las fosas y la identificación de los cadáveres me parece que más que aportar a la convivencia y la reparación histórica contribuye a crear polémica.
Debería ser el Ejecutivo con un Decreto Ley o con una Ley directamente el que ordenara la apertura de estas fosas y la reparación de los daños y perjuicios que se ocasionaron, si esto es posible.
Lo que es innegable es que es necesario, miles y miles de ciudadanos son acreedores de estas reparaciones y ya es hora de que se hagan.

Javi dijo...

Partiendo de la base que es justo resarcir a todo aquel agraviado. Esto se puede hacer sin tanta publicidad y sin tanto movimiento mediático. Poder se puede, ¿Se quiere? Es posible que además de hacer algo justo como es saber lo que realmente pasó lo que nos llevará a no caer nuevamente en el error y que a los familiares se les recompense moralmente; se intente sacar algun provecho. No soy quien para juzgarlo pero ante tanto mediatismo da que pensar. Sobre lo que pasó en la Guerra Civil ¿Son justas las fechas que la determinan? Antes de 1936 se empezó a gestar y creo que también hubieron víctimas achacables a esta mísera Guerra que parece que a muchos interese remover para intereses particulares.

Iberut dijo...

Entonces Basseta ¿estás de acuerdo con la decisión del Juez Garzón de iniciar un proceso contra el franquismo?

Anónimo dijo...

Me opongo al concepto de memoria histórica que se está manejando estos días, a modo de revanchismo que nada contribuye al sosiego a la paz social.

Anónimo dijo...

Em sembla que, d’alguna manera, als vius ens agrada tindre els nostres morts a prop. Com s’explica sinó que els homes primitius soterraren els seus morts al terra de la pròpia casa? Ara s’apropa el dia de Difunts i som moltes les dones, sobretot de poble, jo entre elles, que espolsem, silencioses, temps i records de les làpides dels nostres morts, arrossegant un poal de crisantems entre tombes anònimes, entre creuetes blanques amb noms que a penes ens sonen ja, esclafant amb un pas que intenta ser respectuós, la terra que cobreix les despulles d’aquelles persones, els ossos dels morts d’un altre...
I és que, segons diuen els psicòlegs, per començar a passar el dol d’una pèrdua, els vius necessitem veure el cos mort de l’ésser estimat que hem perdut. Tanmateix, des del meu punt de vista hi ha dues coses que s’han de respectar en la mort: la intimitat i el silenci. Em sembla a mi que la mort és una cosa molt íntima, veges tu, i molt silenciosa... Per tant, ara em xoca una mica tant argument, tanta paraula. Se’ns ompli la boca de memòria històrica, en una mena de pànic de què se’ns oblide el drama de la Guerra Cicil. No patiu, no, que hi ha coses que no s’obliden mai. Mai. Crec que és molt necessari resargir els vius d’aquella tragèdia. Són ells, els vius, qui necessiten que se’ls rescabale, això és indubtable. Els morts, lamentablement, ja no s’assabentaran del rescabalament.
Sabeu? El meu iaio va ser presoner polític. Era roig, veges tu, a qui se li ocorre! Es va anar apagant al penal d’Alacant entre la fam, el càncer d’estómac i l’enyor familiar. Sort en va tindre, del fil i l’agulla (era sastre) i dels uniformes que necessitaven els botxins que el mantenien allà. Va córrer millor sort que altres i va eixir abans d’acabar la condemna, però va morir al poc temps. La meua àvia, la seua dona, va morir 50 anys després, esperant que algú li tornara els anys que havia passat sense el marit, que algú li demanara perdó pel temps perdut, els abusos, els deutes de la fena impagada i els insults que de tant en tant li queien a sobre procedents del balcó d’alguna casa benestant.
Destapar fosses comunes no sé si és obrir velles ferides, com diuen uns, o és més bé, airejar-les perquè s’acaben de tancar, com diuen els altres. En el fons, tota ferida deixa una cicatriu que te la recorda sempre. Destapar tombes, redistribuir ossos, ajuntar tíbies, fémurs... em sembla que és un intent de retocar la història que, en el fons no cambirà massa les coses. Al cap i a la fi, els esdeveniments històrics van portar aquelles persones a allà i això res no pot canviar-ho. Pense que és molt més profitós i menys costós, netejar imatges com la del president Companys, Salvador Puig... demanar perdó, deixar de negar fets evidents, acceptar cadascú les seues culpes i els seus drames i deixar d’utilitzar el nom dels morts per seguir demostrant que la reconciliació és impossible: hi ha coses que no es poden reparar ni compensar, ni tan sols portant-te a casa un sac amb els ossos dels teus morts

Toni dijo...

El ex ministro de interior franquista y fundador del Partido Popular, Fraga Iribarne para más señas, ha dicho que considera un disparate y un error gravísimo juzgar ahora el franquismo, y cuestionar la competencia de Garzón para juzgar la causa.

¿Qué diría Hitler si le preguntasen sobre la oportunidad de los juicios de Nuremberg? ¿Y qué opinaría Pinochet si se le preguntase por el encausamiento que le hizo Garzón?

Anónimo dijo...

Es indiscutible que la Guerra Civil fue monstruosa por ambas partes, pero ni podemos ni debemos olvidar quien la empezó ilegalmente y quien sometió a los vencidos durante 40 años. Es muy facil decir "...no hay que remover el pasado..." cuando puedes visitar la tumba de tu padre en el cementerio, pero cuando tienes que acudir a una cuneta donde ni siquiera sabes a ciencia cierta si está ese ser querido que un día desapareció de casa, la cosa no es tan fácil.

Sra. María dijo...

Jo no estic massa segura de quina cosa pot ser més beneficiosa, obrir o deixar les tombes tancades, però vull contar que en estos moments estic preparant el meu paper en una obra de teatre sobre el 25 de maig de 1938 a Alacant.

Sóc una dona gran que va viure eixe moment i va tindre molta més sort que els altres més de 300 que van morir. Cada volta que llisc el meu text plore. Plore de veritat. Fa més d'un mes que llisc cada dia dos o tres voltes eixe text i cada volta m'ixen les llàgrimes als ulls.

No puc ni imaginar què em passaria si no es tractara d'un paper. Ser autèntica protagonista d'una història tan tremenda és terrible i que eixa història haja sigut desvirtuada, silenciada i mai recompensada em pareix, com a poc, injust, molt injust.

Anónimo dijo...

Toni, acaso acusas a alguien de algo?. Si así es, te rogaría lo hicieses en el juzgado, yo como no puedo demostrar los asesinatos de Carrillo, me callo la boca, listo.

Lliris Picó dijo...

Perdona,José Vicente, la de la reflexió tan llarga sobre els sacs plens d'ossos dels nostres morts era jo (Lliris Picó), ja no sé si val la pena dir-ho... En tot cas, m'agrada posar cara i nom als comentaris, el que passa és que no sé com m'ho faig que de vegades no m'ix la signatura...

Anónimo dijo...

yo no tengo a ningún pariente en la cuneta y se donde tengo enterrado a mis antepasados, pienso que todo el mundo tiene el mismo derecho que yo a saber donde están sus antepasados a enterrarlos donde quieran y a saber que fue de ellos,por otra parte pienso que aquellos que asesinaron a gente inocente por el echo de ser rojo o azul y que me imagino que la mayoría de los asesinatos fueron en los pueblos por cuestiones y envidias personales que nada tienen ver con la izquierda o la derecha,esas personas deberían de ser juzgados aunque fuese moralmente para compensar un poco a los que sufrieron el asesinato de un ser querido

Basseta dijo...

Amiga Lliris, el teu comentari m'ha agradat molt i al llegir-lo he pensat que era una pena no conéixer l'autor o autora.

Gràcies per la teua participació, és un luxe tindre't de comentarista, igual que "al del sofà" (m'entens?).

Perquè aparega el teu nom i inclús el teu link al fer comentaris, has d'entrar en el sistema prèvia identificació amb el teu Gmail, és a dir, ficar nom i contrasenya a l'entrar en Gmail t'identifica i et reconeix en la resta d'aplicacions, com per exemple, Blogguer. D'esta manera, apareix automàticament el teu nom en la primera de les opcions que tens en "Elegir una identidad".

Si en compte de seguir este camí, et limites a utilitzar la tercera opció (Nom/URL), apareix el teu nom, pero no apareix el link al teu perfil. En la quarta (Anònim), no apareix el teu nom.

Anónimo dijo...

De la historia solo se aprende que no se aprende de la historia.

Miguel Ruiz dijo...

Antes de leer nada, quiero decir algo. Los que defienden que no se hable de memoria histórica dicen que hubo muertos por ambos bandos. Lo que parece que no recuerdan es que uno de ellos no respetó un Gobierno elegido democráticamente (y sin necesidad de debates televisados). Que antes de la guerra iban con sus camisas azules y sus pantalones negros, con sus armas amenazando a todo el que fuera de izquierdas. Como dije en otra ocasión a tenor de intentar que nuestra conciencia de izquierdas no flaquee: NO ES LO QUE NO SOMOS, ES LO QUE NO DEBERÍAN SER. Seamos críticos, pero no nos dejemos engañar.

Javi dijo...

Que lastima que este debate no pudiera haberse hecho hace cincuenta años, con por lo menos la libertad que tenemos ahora, cuanto nos enseñaríamos.
No pongo en duda las barbaries cometidas por los vencedores, no pongo en duda que el alzamiento fue contra un gobierno democrático. Pero esa verdad no oculta otras verdades e ignorarlas no ayuda a que el verdadero motivo que se supone es resarcir a todas las víctimas se convierta en algo natural. No olvidemos dos cosas. Que muertos hubo y las familias quieren localizar los restos. Bueno se ha creado una ley, que se desarrolle.
QUE EN UNA GUERRA PARTICIPAN COMO MINIMO DOS PARTES, y que una guerra no empieza de la noche a la mañana, por eso os emplazaba a que reviséis acontecimientos de antes del 36.
A todo esto os dire que me gusta la historia pero no quiero decir que tenga toda la razón, puedo estar equivocado. Será que me he informado mal.
Hagamos las cosas con civismo, sin revanchismo pues con ello quedamos a la altura de lo que nos quejamos.

Basseta dijo...

Me preguntan si estoy de acuerdo con la decisión del juez Garzón y quiero hacer alguna aclaración. En primer lugar, no conozco ni el proceso (es decir, la demanda o las pretensiones de las partes) ni el auto que ha dictado el juez, por lo que todo lo que yo pueda decir hay que tomarlo desde el punto de vista del desconocimiento del asunto salvo por lo aparecido en prensa.

En segundo lugar, quiero dejar muy claro que el juez Garzón me parece un jurista de gran altura. Ojalá tuvieramos en España muchos como él pues otro gallo cantaría. Ha demostrado a lo largo de su trayectoria personal y profesional una gran coherencia y una capacidad de trabajo impresionantes. Resistió la tentación del poder que le ofreció Felipe González. Se enfrentó al PSOE con el asunto del GAL, ¿o es que la derecha ya no se acuerda que gracias a la labor del juez pudo ganar las elecciones generales?. Pero luego ha demostrado una entereza fuera de toda duda al procesar a terroristas de ETA sin pestañear. También dió una lección de profesionalidad al mundo entero cuando encausó a Pinochet. Y así un largo etcétera que evito detallar por innecesario.

En tercer lugar, creo que el PP no está enfocando bien este asunto y actúa como si temiera que sus líderes pudieran terminar entre rejas. Esto es un grave error, que confirma que hace tiempo que se ha perdido el rumbo en el PP. Habría que notificarles que, con toda seguridad, no queda nadie vivo con responsabilidad penal por el genocidio que se produjo durante y después de la Guerra Civil. Así pues, lo inteligente seria que respiraran hondo y apoyaran al juez Garzón en su búsqueda de la verdad histórica en lugar de revolverse como un vampiro bañado con agua bendita.

Dicho esto sólo me queda añadir que, sinceramente, me gustaría que el juez Garzón metiese en la cárcel a todos aquellos que apoyan las leyes que violan sistematicamente la Declaración Universal de los Derechos Humanos, tanto en España, como en el resto del mundo. Le deseo el valor y la entereza suficiente para ir a por todos, políticos, jueces, etcétera.

" EL EXPLICAO" dijo...

Digamos en primer lugar que la II Republica Española fue, el episodio de mayor trascencendencia política y el que más caló en el imaginario y en la realidad de los españoles, con ciudadanos libres, dignos y responsables.

Sucumbió a una guerra cruel y asimétrica, por la defección de unos militares golpistas y la oligarquía facciosa, queriendo encontrar un atajo al poder.

Después vinieron los heridos, los cadaveres, los esclavos, las victimas, los desesperados... de Franco.

La memoria, la histórica, pero aun más la memoria viva, afectiva real sufrió durante la dictadura la persrcución, la destrucción, la falsificación, y finalmente el silencio.

El relato de LLiris y la "sra maria" (enhorabuena a las dos por estos relatos) es la vedadera memoria que hay que restituir, por encima de las demás; el que se haga con un monton de huesos encima de la mesa , la hace más cientifica más perdurable, incuetionable, y tienen derecho a saber dónde , cuándo y cómo: lA MUERTE NO ES NADA, LA FORMA DE MORIR LO ES TODO.

Anónimo dijo...

"guerrilleros que lucharon por la defensa de los valores democráticos"
¿Dónde estaban los valores democráticos en la FAI,CNT,PCE,etc...?
Supongo que en la quema de iglesias y el asesinato de inocentes.

Más claro que el agua dijo...

Según me contaron los mayores,las iglesias y los conventos,la mayoría de las veces, las quemaban los fascistas de la derechona de aquella época,no muy diferente de la actual, para provocar y armar bulla.
Porque será que el PP está tan en contra de este proceso.Parece como si tubieran miedo de que todavía algunos puedan ir a la cárcel por ser responsables de los crimenes de la posguerra , y a lo largo de cuarenta años de dictadura.
Por cierto, ¿sabrán los cachorros del PP lo que sucedió en la catedral de Vitoria siendo el Sr. Fraga ministro de interior ?.
¿O lo que pasó durante la huelga de la construcción en Granada?.
A lo mejor a alguno hay que explicarselo. A ver si así se avergüenza de estar donde está.Sobre todo a aquellos que vienen de la clase trabajadora.
No se entiende muy bien que alguien pueda ser trabajador y facha, al mismo tiempo.

Miliciano dijo...

En este enlace se puede ver el tráiler del documental "La sombra del iceberg", una investigación en imágenes que pone en cuestión la autenticidad de esta fotografía de Robert Capa
.
http://www.elpais.com/multigalerias/elpgal/miliciano_robert_capa_sombra_iceberg/20081215elpepucul_1/Zes

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È