jueves, 16 de octubre de 2008

Ahorrar dinero y salvar el medio ambiente

Hace tiempo que no hablamos del medio ambiente. Quizás estamos saturados de tanto mensaje sobre el cambio climático, o es que la crisis económica le ha quitado protagonismo, pero el caso es que siempre es bueno recordar las buenas prácticas en materia de consumo de energía.

He visto un artículo muy reciente, firmado por Alex Fernández Muerza para la revista Consumer, que ofrece datos y ejemplos concretos de cómo ahorrar dinero y salvar el medio ambiente, asegurando que asumir ciertos hábitos ecológicos en nuestra vida cotidiana ahorra miles de euros al cabo del año y ayuda a conservar el planeta.

A mal tiempo económico, buena cara ecológica. Los consumidores pueden ahorrarse miles de euros anuales siendo más eficientes, responsables y ecológicos en su uso de la electricidad, la luz, el agua, la climatización o el transporte. Diversos consejos permiten así convertir el medio ambiente y el bolsillo de los ciudadanos en perfectos aliados.

El consumo de energía se puede disminuir sin menoscabo del confort, contribuyendo a reducir su impacto en el medio ambiente y en la factura. Los electrodomésticos se llevan casi la mitad del gasto, según el Instituto para la diversificación y ahorro de la energía (IDAE), por lo que conviene adquirir aparatos que se ajusten a nuestras necesidades y de alta eficiencia energética (clase A o A++).

Por ejemplo, un frigorífico de tipo A++ (el que menos consume) ahorrará en sus 15 años de vida media 1.311 euros con respecto a uno de tipo G (el menos eficiente). Para que estos modelos más eficientes resulten más económicos, es recomendable comparar precios y marcas y esperar a las ofertas. Además, estos aparatos de alta eficiencia suelen contar con ayudas para su compra, como las del IDAE o de las instituciones locales o autonómicas con competencia en la materia.

El artículo es largo y explica cómo el uso del ordenador puede ser más ecológico, lo que se puede ahorrar desactivando el stand by en los electrodomésticos o cómo adaptarse de forma óptima al calor y al frío.

Leer el artículo completo

5 comentarios:

Vicent dijo...

Apreciat Basseta, és cert que amb eixos xicotets detalls o accions individuals es contribuïx a protegir l'atmosfera i evitar el canvi climàtic, però pense que el que l'article que recomanes fa no és més que intentar conscienciar els ciutadans de la necessitat evitar el balafiament. Ara bé, les decisions verdaderament importants són les que poden prendre els governs i molt em tem que una de les primeres víctimes de la crisi econòmica serà el Protocol de Kyoto i tot allò que s'ha relacionat amb el medi ambient.

Mathilde dijo...

La escuela es el lugar idóneo para empezar a enseñar a los futuros ciudadanos como cuidar el medio ambiente. Hace tiempo que tuvimos una iniciativa muy interesante que duró varios años. Se organizaron grupos de alumnos que asumieron determinadas responsabilidades sobre aquellos temas que les parecían más importantes, por ejemplo, el cuidado con el consumo de agua (se hicieron carteles y se designaron niños que, por turnos, vigilaban el uso correcto del líquido elemento).

Algo similar se hizo con la basura, para separarla adecuadamente en contenedores, utilizando la orgánica para compostarla y obtener abono para los jardines.

Los resultados de la experiencia fueron magníficos. Aún hoy en día me encuentro a antiguos alumnos que me recuerdan aquella iniciativa, de la cual aprendieron y salieron muy mentalizados.

IU Leganés dijo...

A propuesta de grupos ciudadanos, en Leganés se aprobó un plan para mejorar la eficiencia energética del alumbrado público.

A través de Presupuestos Participativos impulsados por Izquierda Unida se otorgó prioridad a una serie de actuaciones en el ámbito del ahorro energético, entre las que estaba la mejora del alumbrado público para aumentar la eficiencia energética y reducir la contaminación lumínica, cambiando entre 800 y 1000 luminarias de carcasa asimétrica en el viario público.

Anónimo dijo...

nosotros reciclando pilas y ellos dejando barcos cargados de chatarra en medio del estrecho de gibraltar

nosotros ahorrando combustible y ellos viajando en avión

nosotros plantando árboles y ellos arrasando la selva amazónica

esto es una gran mentira y estafa

Javi dijo...

Respetando todos los comentarios, he de decir que cualquier pequeño hecho que hagamos tiene su recompensa. No hay mejor recompensa que el saber que estás haciendolo bien, y si los gobiernos no hacen, si los ayuntamientos no ayudan, si las grandes multinacionales no hacen nada, no nos da el derecho a no hacerlo nosotros. Como bien dice Mathilde, la escuela es la mejor baza que tenemos. A poco que mentalicemos a todos los pequeños de hoy. Tendremos un futuro de dirigentes que pensaran con amor por la naturaleza. Cuando era pequeño mi abuelo me recogia del colegio, cogiamos la merienda y recorriamos todo lo que podiamos en aquel Ibi, que en cinco minutos estabas en el campo. Me inculcó el respeto a mi entorno. Hoy vivo con ello y mi entorno me lo está agradeciendo. No nos escusemos en que los demás no hacen para no hacer nosotros. Probar a plantar un arbol y verlo crecer. Es una gran recompensa.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È