jueves, 25 de septiembre de 2008

Zapatero la está liando gorda

Desde hace bastante tiempo no hay día en el que las noticias nos sorprendan con nuevos detalles sobre el alcance de la crisis económica mundial. La derecha española no tiene ninguna duda de que el culpable de todo es Zapatero. Y lo que es peor: vuelven los rojos y amenazan con nacionalizar empresas privadas.

Como dicen las malas lenguas, es comprensible la rabia de los “libeggales” españoles y la furia con la que desarrollan su campaña “la que está liando Zapatero, con Rajoy, el precio del petróleo bajaría hoy”.

Pero bueno, voy a dejarme de bromas no vaya a ser que se moleste algún perjudicado por la crisis económica al que no le gusten mis ironías. Por cierto, si algún lector de esta humilde bitácora es uno de los afectados por el hundimiento de Lehman Brothers, al haber adquirido productos comercializados en España por Banif (posiblemente a consecuencia de una mala práctica comercial del banco, consistente en no avisar del riesgo que se corría al venderles productos emitidos no garantizados por el banco quebrado), que sepa que se ha abierto un blog de afectados por Banif-Lehman donde los implicados y los medios se van poniendo al día, y una red social, Unidos para que Banif responda, donde ponerse nombre y cara, y realizar las acciones necesarias para que la empresa del Banco Santander responda en primera persona. ¿Qué demuestra todo esto? La dimensión de los que realmente terminan siendo los principales perjudicados: los pequeños inversores sin poder político.

Que tiemble el sucesor de Bush, porque va a tener que hacer un trabajo de ingeniería fina para arreglar el “desastre neocón”: El gobierno estadounidense ya tuvo que nacionalizar Indymac, uno de los bancos más importantes en cuanto a concesión de hipotecas de EE UU y con activos valorados en 32.000 millones de dólares, para evitar la quiebra. Luego vino la intervención de Freddie Mac y Fannie Mae, la quiebra de Lehman, los planes para salvar la economía mundial de una catástrofe, etc, etc, ... en fín, esa gran contradicción que analicé hace días hablando de Educación para la Economía.

Si alguien tiene curiosidad por saber si en España puede pasar lo que ha pasado en EE.UU. con las hipotecas basura, le recomiendo el análisis que hacen en GurusBlog, desde un punto de vista bastante objetivo y apolítico.

En los blogs de compañeros de Izquierda Unida leo un poco de todo. Están desde los que tratan de descubrir las Claves de un nuevo modelo hasta los que aseguran que el Capitalismo no ha fracasado (texto cuya lectura recomiendo fervientemente, pues yo no hubiera podido sintetizar mejor una opinión sobre la mentira que encierra el capitalismo).

Si lo prefieres, dale al Play de este vídeo y escucha la canción, que viene a decir lo mismo pero con imagen y sonido.


13 comentarios:

Mathilde dijo...

Acabo de escuchar a Bush diciendo que el "capitalismo democrático" es el mejor sistema, pero que hay que hacer algo drástico para salvarlo.

La contradicción es patente. Para empezar, no creo que capitalismo y democracia sean conceptos que vayan unidos. Hemos visto que el capitalismo está presente en muchos paises, con independencia de que sean demócratas en mayor o menor grado.

Pero más grave me parece desde una economía como la americana se esté planteando una intervención estatal en toda regla. Cuando estos bancos y grandes empresas han ganado dinero, no lo han repartido. Incluso les cuesta pagar los impuestos. Ahora que naufragan hay que reflotarlas con dinero público.

Yo también pienso que el heredero de Bush en la presidencia lo tiene complicado.

Vicent dijo...

Últimament prospera una explicació simplificadora sobre la crisi econòmica que ve a dir que tot ha estat culpa dels excessos d'un grapat d'actors de les finances internacionals. L'agent maligne, doncs, ja estaria localitzat. Ara sols caldria reparar les fractures produïdes i implantar mecanismes de vigilància per a evitar que els excessos es repeteixin.

Però l'explicació parteix d'un supòsit equivocat. La majoria de les operacions que han esclatat, s'han realitzat legalment des dels despatxos d'unes entitat financeres que contaven amb el beneplàcit dels governs i dels grans poders econòmics. El problema no prové dels comportaments d'actors individuals. Són les regles, les institucions, les polítiques i les incitacions al guany el que els ha creat.

Alguns dels grans monstres financers (Freddie Mac p.e.) que ara han estat intervinguts pel govern nord-americà , van ser privatitzats sense altre fonament que la ideologia neoliberal. Si no haguessin deixat de ser públics, no s'hauria arribat als desastres actuals. La major part dels actius financers contaminats per hipoteques escombraries i per altres productes similars, no existien fa trenta anys.

Als bancs els mou únicament l'obtenció ràpida de beneficis a través d'uns diners que no son seus sinó prestats. Existeixen regles legals que els obliguen a constituir reserves. Sense aquestes reserves, les fallides bancàries serien permanents. Les regles legals són necessàries per a l'estabilitat econòmica. Però les normes no les creen els propis banquers. Han de ser imposades pels Estats. Mentre l’activitat dels bancs s'ampliava i es feia cada vegada més complexa, les normes s'han relaxat.

Si alguna cosa ara hauria de quedar clara és que ha arribat el moment de prendre un camí invers al que s'ha recorregut en els últims anys. El problema no radica únicament en vigilar. Per a poder vigilar, prèviament s'ha de regular.

Jorge Resina dijo...

Para que un porcentaje mínimo de población pueda vivir en la extrema suntuosidad, un porcentaje máximo lo hace en la extrema pobreza. Éstas son las reglas de juego.

La crisis, en definitiva, de lo que se trata es de una eufemística reestructuración. De que todo cambie para que todo siga igual. De que cuando las tendencias a las que conduce el capital colapsan por llegar a su máxima plenitud, se enmiende la plana para, pasado un tiempo, la máquina continúe engrasada.

Sin embargo, sí se da una circunstancia de excepcionalidad con la llegada de las crisis manifiestas: la amenaza sobre la situación de las clases medias, que son las que, real o psicológicamente, se ven afectadas por su advenimiento. Un empeoramiento del nivel de vida, un frenazo en el consumo (verdadero o imaginado) y una percepción aterradora de poder resbalarse hacia el fondo de la escala social produce, en esta clase, un sentimiento de pánico que conduce, llevado al extremo, y de forma casi inexorable, a uno de dos caminos: el fascismo o la revolución.

Maxi dijo...

El mon al reves... aquest dies estem veient com el país que fa bandera del progrés el seu sistema socio-econòmic, defensant l'absolut liberalisme dels mercats financers i de capital, vol fer l'operació d'intervenció estatal sobre els mercats, més gran des de la Gran Depressió, amb una injecció de líquid d'uns 700.000 milions de dòlars.

A Espanya el Govern també realitza polítiques d'intervencionisme directe, que a sigut aplaudida pel President de la Patronal CEOE, per tal que ICO sigui el garant dels crèdits per les empreses...

Total, que ara resultarà que tots som socialistes... en les perdues, es clar!!. Esperem a que tornin les vaques grosses als mercats, i si encara estem sencers, demanem aquests socialistes de nou cuny que reparteixin els guanys per enriquir al conjunt de la societat, encara que les seves chaquetes tinguin que continuar sent de "pana".

Santi dijo...

El problema de este sistema político-económico que tenemos montado es que no tenemos diseñada una alternativa real y factible. ¿con qué sistema sustituimos lo que tenemos?

La historia nos enseña que los humanos somos tan bestias que normalmente los cambios de sistema los solemnos hacer violentamente, y con muchos muertos. Esta vez igual tambien sucede lo mismo. Mis dudas tengo al respecto.

Lo que está claro es que cambio va a tener que haber, estamos en el final del consumo del petroleo a precios asequibles, y es la materia prima fundamental para el consumo, los transportes, la energía.

Yo lo que si digo es que por si acaso voy a sacar del armario todos los pertrechos para dormir en el campo, por si hay que echarse al monte para evitar ser alistado forzosamente en el ejército.

Anónimo dijo...

Hombre, de la crisis mundial evidentemente el culpable no es Zapatero. Pero decir "que estamos en la champions de la economía" "que no hay crisis, que sólo es desaceleración....." y tachar de catastrofistas a los que desde Marzo se lo vienen diciendo, pues que quieres que te diga. Mira, ahora va a pasar lo de siempre y es que que vendrá el PP a llenar la caja y luego vendrá el PSOE a dejarla con telarañas, luego los malos son los del PP por apretar las clavijas y los buenos los manirotos que van a dejar España como un solar. Saludos.

Basseta dijo...

ULTIMA HORA: Demócratas y republicanos han llegado a un acuerdo de principios sobre el plan de rescate.

Lo ha anunciado el demócrata Christopher Dodd, jefe del Comité Bancario del Senado.

Las bolsas cierran en beneficios animadas por el optimismo sobre la aprobación del plan: El Ibex gana un 2,93% y Wall Street sube más del 2%

Anónimo dijo...

Es dificil de entender como es que meterle dinero bueno al malo, levanta las bolsas. En que mundo vivimos? dinero que debio irse a la inversion productiva, se fue a cubrir los errores de la especulacion financiera y de la ambicion desmedida de unos cuantos y eso levanta las bolsas. Increible.

Vicente dijo...

Era obvio todo esto, privatizar las ganancias y socializar las perdidas, linda foto para cumplir el deseo del Wall Street, los dos candidatos aprobando un plan que agrava aún más la crisis.

Richard dijo...

Mal, muy mal debemos andar si los ricos se sienten inseguros. La seguridad ciudadana, a juicio quienes trabajan en mantenerla, es una variable muy difícil de controlar, porque tiene un importantísimo componente psicológico. Si los habitantes de un barrio o de una ciudad tienen miedo, si se sienten inseguros, es un hecho que hay inseguridad, aunque no se cometa un sólo delito. Con la crisis económica pasa lo mismo. Si se fomenta entre la gente la sensación de inseguridad, de miedo y de inestabilidad, la gente se retrae y se comporta como si hubiera crisis o como si esta fuese más profunda. No lo he leído en ningún sitio, es de sentido común.

Toni dijo...

Cosas veredes...Resulta que los apóstoles del libre mercado absoluto, de la mano invisible, que parecía ser más divina que la de la capilla Sixtina, ahora han descubierto que la intervención pública en la economía no es tan mala, y que incluso puede llegar a ser no solo posible, sino necesaria...Vaya, no está mal: solo han tardado un siglo en aceptarlo...


Pero en este mundo de hoy en el que la hegemonía la sigue teniendo el capital financiero y su pensamiento, la tergiversación de los conceptos, en especial los que deberían ser de dominio de las izquierdas, es flagrante.

Los medios de comunicación, reproduciendo las declaraciones de los estamentos financieros, hablan de intervencionismo del Estado. Un concepto, que coloca el papel del Estado a posteriori. El mercado hace y deshace, y después ante el desmán, el Estado interviene. Una visión diferente de la que la izquierda ha defendido históricamente, es decir, la iniciativa y el control público de la actividad económica. Esta nueva moda del intervencionismo (maldito en otros tiempos) solo va a servir para propiciar un estado de opinión favorable que permita que con dinero público, se salve el culo (con perdón) a los especuladores financieros e immobiliarios a ambos lados del Atlántico.

Basseta dijo...

Cuando la situación apieta, los Gobiernos y Bancos Centrales son capaces de aplicar, negociar o bloquear con celeridad planes anticrisis, soluciones macroeconómicas a través de la inyección de miles de millones de euros/dólares a los bancos.

Pero, ¿qué pasa con el consumidor particular? ¿con aquel que tiene una hipoteca, un crédito o una cuenta vivienda?

Buena parte de los miles de titulares de cuentas vivienda en España pueden quedarse sin casa y tener que devolver las deducciones practicadas en los últimos 4 o 5 años por el IRPF.

Creo que se debería proponer al Gobierno que amplíe con urgencia el plazo para realizar estas inversiones, pues habrá muchas personas que no tengan dinero para hacer frente a las devoluciones y pagos a Hacienda y, sin embargo, esta medida no tiene coste alguno para la Administración y sí para los ciudadanos, a los que haría mucho bien.

Coincido con Juan Carlos López- Hermoso, de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) en que "no existe sensibilidad a la hora de aplicar el sistema fiscal en épocas de crisis, ya que si el Gobierno ha adoptado medidas para facilitar el acceso a la vivienda, ahora, cuando cambia el escenario económico, no puede dejar abandonados a los ciudadanos, salvo que su objetivo sea cubrir el actual déficit.

Creo que si hasta el propio Gobierno ha modificado su política económica, debería hacerlo también con los titulares de las cuentas vivienda, por ejemplo, con una ampliación del plazo de las cuentas vivienda, ante la actual situación del mercado caracterizada por el alza de los precios y de los tipos de interés, así como de las dificultades para acceder a la financiación.

José Chafino dijo...

Desde luego, aquí lo que sí está claro es que la crisis la sufren siempre los mismos, como alguien ha dicho "darle la vuelta a todo para seguir igual". Es decir, que los supermillonarios sigan siéndolo y los pobres más pobres, subvencionando los desastres especulativos de los pocos. Y ciertamente sí son unos pocos los que desestabilizan el sistema económico pero ¿quien va a castigar a las grandes corporaciones y bancos?, ¿El Estado que ha sido financiado por estas mismas organizaciones? No.
Y esto claro, no tiene solución, los precios de la vivienda bajan, pero las hipotecas suben, la vida sube, el carburante sube y baja (pero para el consumidor nunca baja), todo sube y sube sin parar para mantener a los grandes en el estatus de riqueza sin igual y permanente. Los sueldos por los suelos, el consumidor deja de consumir por la crisis (o consume más inteligentemente), contiene el gasto, abandona su hipoteca si hace falta y se declara en bancarota, se va a vivir con sus padres sus tíos o sus abuelos.
El sistema financiero no se puede sostener si no hay consumo, tampoco si se deja de pagar, por tanto ya no se fía de nadie y empieza a dejar de ofrecer préstamos hipotecarios a cualquiera. En realidad el sistema capitalista se está colapsando y afortunadamente ha sido más desastroso en EEUU que ya llevan 20 años manteniendo el "boom" inmobiliario. Nosotros, menos de una década (quizás) y nos ha pillado algo prevenidos. Todavía podemos reaccionar.
En cierta manera nos conviene esta crisis para replegarnos en nuestra economía, en consumir y producir nuestros productos y en definitiva, ser más autosuficientes. En conclusión, queda más que demostrado que la globalización económica ha sido una verdadera chapuza que ha repercutido a todos los ciudadanos del mundo. Ahora toca seguir siendo inteligentes y apostar por una economía de medios, es decir, consumir lo que realmente necesitemos y valorar nuestras posibilidades y nuestras limitaciones como individuos.
Así quizás tomen nota y aprendan los economistas y los especuladores de que el ciudadano al menos se sabe engañado. Qué nos queda, posiblemente derecho a pataleo, no mucho más.
PD.- Qué vergüenza siento de ver que el presidente Bush obligue al pueblo a pagar las insensateces de grandes bancos. Si esto es la democracia, por favor, que se levante Kennedy y le pegue un tirón de orejas a estos impresentables (Dios mío).

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È