miércoles, 17 de septiembre de 2008

A ver si nos suena todo esto

Voy a referirme hoy a una historia ocurrida muy cerca de Ibi, concretamente en la localidad de Guadalest, con grandes similitudes con lo acontecido en nuestra localidad hace unos meses.

Guadalest, hito arquitectónico y paisajístico del interior de la Marina Baixa, tiene poco más de 200 habitantes y estuvo gobernada por el PP desde 1976 sin ningún tipo de oposición, siendo su Alcalde hasta 2007 D. Juan Bautista Balaguer Vidal.

La localidad fue declarada conjunto histórico-artístico en 1974 y Bien de Interés Cultural (BIC) en 1985, en cuanto lugar íntimamente ligado a acontecimientos históricos, como la campaña de la Reconquista llevada a cabo por Jaime I.

Pero en el año 2004, el equipo de gobierno aprobó un nuevo planeamiento urbanístico sin tramitar previamente el obligatorio Plan Especial de Protección del BIC (conjunto histórico y monumentos, como el castillo de Sant Josep y de la Alcoçaiba) y su entorno. Muchos de los lectores de este blog ya saben que ese documento es preceptivo, según la ley 16/1985 de Protección del Patrimonio Histórico Español y la ley 4/1998 del Patrimonio Cultural Valenciano.

Ya en 2001 La Carrasca presentó una alegación, que incluye la calificación como suelo urbanizable de más de medio millón de metros cuadrados en la partida de Ferraget. Los ecologistas sostenían que las futuras urbanizaciones contradecían los criterios de desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente de un municipio que tiene precisamente en la naturaleza su segundo argumento vital. Además, se alegaba que la urbanización masiva conllevaría problemas de abastecimiento de aguas, de aguas residuales y de otras infraestructuras que "no garantizan para nada la conservación del paisaje de la Vall de Guadalest".

El PGOU fue aprobado definitivamente por la Comisión Territorial de Urbanismo, el 29 de junio de 2004, pero el pueblo no veía con buenos ojos que se planificara multiplicar por 10 el número de habitantes de la pequeña localidad.

Se formó una asociación cultural denominada Ventpluig, que agrupaba a una veintena de grupos culturales del valle de Guadalest y se presentó un recurso contencioso-administrativo ante el TSJ contra el planeamiento. En su demanda se invocaban numerosos motivos, entre los que estaba la falta de acreditación de recursos hídricos suficientes, y el "grave impacto visual en el conjunto histórico" que suponían las nuevas edificaciones previstas (hotel, urbanizaciones, estación de servicio, etc.).

Desde que se planteó la demanda hasta ahora ha mediado unas elecciones municipales en las que se produjo un vuelco, pasando a gobernar el PSOE. El nuevo equipo de gobierno decidió sumarse al clamor popular y allanarse a la demanda, es decir, reconocer que el recurso tenía fundamento y que el PGOU debía ser anulado, lo que ha supuesto que el TSJ haya dictado Sentencia acogiendo estas pretensiones.

Pienso que este resultado es un triunfo de toda la gente que lucha en defensa del patrimonio cultural, histórico y paisajístico y, como ya se ha declarado por otros, hace que se refuerce la confianza en la justicia y en la política. Mi más sinceras felicitaciones a todos los que han aportado su grano de arena para frenar tan grave amenaza para nuestro patrimonio.

Por cierto, en la Casa de Orduña de Guadalest había una reliquia consistente en un trozo de la bandera arrebatada a las tropas portuguesas por las tropas de Felipe V de Borbón en la Batalla de Almansa (año 1707) y un cuadro al óleo de grandes dimensiones que representaba la Batalla de Almansa. Ambos bienes, de gran valor histórico, desaparecieron hace 14 años. Me viene al pelo citar los siguientes versos:

"Lladres que entreu per Almansa,
no sou lladres de saqueig,
que ens poseu la cova en casa
i des d'ella ens governeu"


(estrofa de la cantata de Al Tall "Quan el mal ve d'Almansa")
Nota: Estar atentos a las noticias a lo largo de la mañana. Vamos a conocer detalles muy interesantes sobre el "socio" que se ha buscado el Ayuntamiento de Alcoy para hacer el Hotel en la Font Roja ("lo milloret de cada casa ...").

5 comentarios:

Santi dijo...

Tengo amigos en Guadalest y he seguido bastante de cerca el caso, y es un triunfo del pueblo sobre la irracionalidad de algunos, que investidos del poder político se creen con el derecho de hacer lo que le venga en gana sin tener en cuenta ni los intereses del pueblo que les votó ni los intereses de la sociedad en general.

Como será esto del urbanismo en nuestra Comunidad que hasta las más altas instancias europeas se han fijado en los desaguisados que aquí se están cometiendo y los ponen en cuestión en los tribunales.

El President debería percatarse y mover ficha, pero me parece que no se quiere dar cuenta.

Vicente dijo...

Me preocupa que el presidente de la Diputación de Alicante, Sr. Ripoll, haya decidido respaldar el proyecto de hotel en la Font Roja con su presencia el pasado viernes (de camino para ver la entrada de Ibi).

Pero me tranquiliza haber leido en la prensa de ayer (Información) que el asunto llegará hasta el Parlamento Europeo gracias a las preguntas que planteará un diputado de los verdes.

Anónimo dijo...

Vosotros los abogados os aclarais con todos estos rollos legales, recursos, sentencias, etc., pero la gran mayoría no nos enteramos. Nos fiamos de las personas que se presentan a las elecciones y siempre pensamos que intentan hacer las cosas de la mejor forma posible. Me parece muy bien que haya asociaciones independientes que vigilen las actuaciones de los políticos y denuncien las irregularidades.

Font Roja dijo...

L’assemblea de la campanya “La Font Roja també és nostra. Hotel fora del Parc Natural” ha fet pública documentació que demostra passades actuacions il·legals de l’administrador de “Promociones Hoteleras Vacacionales SA”, l’única empresa que s’ha presentat al concurs per a la construcció i l’explotació d’un hotel al paratge de la Font Roja.

L’administrador únic d’aquesta empresa, Urbano Rubio Díaz, va ser condemnat pel delicte d’estafa continuada per l’Audiència Provincial de Guadalajara. En aquell cas Urbano Rubio, com a president i conseller delegat de l’empresa PROCENSA (Promotora Central de Edificaciones SA), va vendre 40 vivendes d’una finca d’Azuqueca de Henares ocultant als compradors —persones de escassos mitjans econòmics— que la finca estava hipotecada i que el bloc s’estava construint fora d’ordenació urbanística. El resultat és que les famílies compradores es van quedar sense vivenda i sense estalvis.

Urbano Rubio Díaz no va haver d’entrar en presó perquè una sentència posterior del Tribunal Suprem va considerar provat que el delicte que havia comés era el d’estafa i no el d’estafa continuada; com a conseqüència, el Tribunal va declarar que el delicte ja havia prescrit pel pas del temps.

Pel que fa al centre comercial “La Plasa”, es tracta d’un projecte en terrenys públics del centre de Torrevella adjudicat a la societat “Nuevo Centro de Torrevieja SA”, l’administrador de la qual era Urbano Rubio Díaz.
L’adjudicació i la construcció d’aquest centre comercial van estar envoltades d’irregularitats des d’un començament. La més rellevant per al cas que ens ocupa és, al nostre entendre, la construcció il·legal de dos plantes, incomplint descaradament el projecte aprovat: així, una planta que havia de ser una terrasa ocupada en una petita part amb una pizzeria i una hamburgueseria es va convertir, sense més, en una planta coberta en la qual es van contruir tres minicines (sense projecte, ni mesures de seguretat i evacuació), i augmentant la superfície i el volum construït autoritzats; per altra banda, en el terrat superior, al qual només s’hauria d’accedir per al seu manteniment, es va construir una caseta de projecció i s’hi van instal·lar dos sales de cinema d’estiu.

La infracció era tan greu que l’arquitecte que va redactar el projecte i que dirigia l’obra —Roberto Pérez Guerras— va renunciar al seu treball després d’ordenar sense èxit a l’empresa la paralització de les obres i de comunicar els fets a l’Ajuntament de Torrevella (governat pel PP), que va mantenir una actitud passiva i tolerant amb les irregularitats.

També van haver importants conflictes en relació amb el pagament als diferents subcontractistes de les obres; fins i tot l’arquitecte va haver d’acudir als tribunals per a cobrar les 3.609.046 pessetes que li devia l’empresa d’Urbano Rubio.

Considerem que si el projecte d’hotel en el paratge de la Font Roja ja és inacceptable per les raons ecològiques, socials i econòmiques que hem exposat en diverses ocasions, amb els antecedents professionals del directiu de l’empresa que pretén la concessió de l’hotel, el futur del Parc Natural encara està més amenaçat.

En resum, és una barbaritat construir un complex hoteler en el cor de la Font Roja, però encara ho seria més si s’adjudicara aquesta obra i la seua explotació a una empresa dirigida per un administrador que —en vista d’altres actuacions professionals precedents— no és un exemple de respecte de la legalitat urbanística. Deixar en les seues màns una zona tan sensible com el paratge de la Font Roja seria una temeritat inexplicable.

Torrevieja dijo...

La empresa Nuevo Centro de Torrevieja S.A., de la que era titular el empresario Urbano Rubio Díaz, a quien la fiscal de la Audiencia Provincial de Guadalajara calificó como peligroso delincuente inmobiliario por haber estafado y dejado en la calle a varias decenas de familias en esa provincia castellano manchega, acumulaba en el año 1994 unas deudas superiores a los 500 millones de las antiguas pesetas, y las obras del Mercado de Abastos y Centro Comercial de La Plasa se hicieron y financiaron a costa de los contratistas, proveedores y subcontratistas, que en la mayoría de los casos no cobró ninguno de ellos, hasta el punto de que tampoco le pagó ni tan siquiera al arquitecto que redactó el proyecto y dirigió las obras, el afamado arquitecto alicantino Alfonso Pérez Guerras.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È