lunes, 22 de septiembre de 2008

Una sobre nuevas tecnologías

Hay veces que uno se encuentra con prohibiciones o advertencias que lo único que provocan es ganas de incumplirlas. Ese "mírame y no me toques" nos despierta nuestro lado ácrata y, cual grafitero impenitente, uno se vuelve irrespetuoso con la autoridad.

Y es que lo que ha hecho el Ministerio de Justicia del Gobierno de España con su página web no es para menos: tras gastarse el dinero público en dicha web van y saltan con la siguiente advertencia:

No se permitirá el enlace de ninguna página web o de una dirección de correo electrónico al Portal, salvo con la autorización expresa por escrito del Ministerio de Justicia. Adicionalmente, dichos enlaces deberán respetar las siguientes condiciones: (a) únicamente podrán realizarse enlaces con la Home Page o página principal de esta web; (b) el establecimiento del enlace no supondrá ningún tipo de acuerdo, contrato, patrocinio ni recomendación por parte del Ministerio de Justicia de la página que realiza el enlace.
Según advierten, en cualquier momento, el Ministerio de Justicia podrá retirar la autorización mencionada en el párrafo anterior, sin necesidad de alegar causa alguna. En tal caso, la página que haya realizado el enlace deberá proceder a su inmediata supresión, tan pronto como reciba la notificación de la revocación de la autorización por parte del Ministerio de Justicia (¡Vaya! Sin darme cuenta he metido el enlace y me he saltado la prohibición).

Ante semejante desatino yo levanto mi voz y afirmo que se trata de una prohibición absurda e inconcebible, que choca de lleno con el lenguaje y el espíritu de la red de redes. Además, siendo un sitio público, financiado con dinero de los impuestos que pagamos todos, su principio rector no debería ser otroque conseguir la máxima divulgación de sus contenidos, para lo cual los enlaces son una herramienta insustituible.

La base de los blogs, y de la web en general, radica en las posiblidades de comunicación, no sólo a través de los comentarios sino también mediante la inclusión de los enlaces. Un listado de enlaces viene a ser una recomendación de sitios para visitar (o para no visitar) por parte del autor, lo cual forma parte de su derecho a la libertad de expresión en el sentido de recomendar a los visitantes sobre sus gustos y preferencias. Lógicamente, este derecho se ejercerá con los consabidos límites, es decir no puedo poner un link a un blog de un tercero bajo un insulto, por ejemplo.

De igual forma, los enlaces dentro de los textos entrarían dentro del derecho constitucional a informar y a la libre expresión de los ciudadanos y aportar fuentes que permitan valorar esa información como veraz así como contribuir a la formación de un espíritu crítico sobre el contenido. Igualmente si el contenido del que deriva el enlace es ofensivo o vulnera el derecho de un tercero habría que evaluar el conflicto de derechos. Tampoco sería admisible incluir enlaces de tal forma que produzcan engaño a los visitantes de una web (por ejemplo, situando como sponsors a empresas que realmente no participan de ninguna relación con la web).

Esta política anti-enlaces va en contra de la propia naturaleza de Internet: la de contar con el mayor número de visitas, y se suele justificar para evitar la confusión de los internautas, la pérdida de ingresos publicitarios o por otras cuantas razones que podéis leer en el excelente artículo de Consumer Eroski. Ningunas de estas razones o cualesquiera otras justifican esta política anti-enlaces, llevada a cabo por un portal de la Administración. Con las limitaciones que queramos, podría entenderse este modo de actuar de una empresa privada, nunca de un sitio público gestionado por la Admnistración.

Por lo que yo se, no existe ninguna razón o norma que, de entrada y dentro de los términos de lo que se conoce como "netiqueta", nos impida incluir enlaces a terceros.

4 comentarios:

Vicente dijo...

La actitud de este Ministerio no parece muy coherente con el concepto de servicio público que debe presidir cualquier actuación de las administraciones públicas. No entiendo esa prohibición absurda y estoy totalmente de acuerdo contigo en que choca frontalmente con lo que es y representa Internet como medio de comunicación.

República Internet dijo...

Hace muchos años que se discute sobre el asunto. Recuerdo un duro debate sobre el tema en Barrapunto y Slashdot en el año 1999 y luego el intento de Axpe Consulting de eliminar los enlaces molestos en Bushcador, hace un par de años.

En muchos foros y sitios, españoles y anglófonos, se han suscitado debates sobre la cuestión. Opinión predominante: quienes intentan limitar el derecho a enlazar, están locos...

Mathilde dijo...

Limitar o prohibir los enlaces a una página web dependiente de una Administración pública es como poner puertas al campo.

Estamos inmersos en una economía del conocimiento, generada en parte por un cambio tecnológico de profundo calado, cuyos efectos se comparan ya con los de la revolución industrial o los de la economía globalizada.

En este escenario, las Administraciones Públicas están llamadas a desempeñar, en estrecha colaboración con la industria de las nuevas tecnologías, un papel de liderazgo y motor, no sólo para favorecer un marco competitivo adecuado capaz de impulsar el crecimiento y la productividad, sino también para emprender su propio proceso de transformación hacia una gestión abierta, moderna y centrada en las personas.

De ser así, las relaciones entre los ciudadanos y la Administración evolucionarán hasta alcanzar niveles de servicio similares a los de los segmentos más avanzados del sector privado, que a través de las nuevas tecnologías han experimentado transformaciones sustanciales (banca, telecomunicaciones, ocio y entretenimiento…).

De todos modos, en cuanto al caso concreto que comenta Basseta, parece evidente que esta cláusula no tiene fuerza jurídica alguna, por unilateral, ya que no hay forma de acreditar que el enlazante la haya aceptado, por inexigible, ya que su incumplimiento no lleva aparejado sanción alguna, y además, por absurda y burocratista: ¿quién en su sano juicio va a iniciar un procedimiento administrativo dirigido a obtener una autorización para publicar un hiperenlace al Ministerio de Justicia?

Santi dijo...

si es que hay iluminados que se esfuerzan en ponerle puertas al campo....

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È