lunes, 8 de septiembre de 2008

¿Qué podemos hacer frente a la crisis económica?


Es indudable que uno de los temas de conversación durante estos días (o meses) está siendo el relativo a la crisis económica. Frecuentemente se me pregunta abiertamente qué pienso sobre lo que está pasando y, sobre todo, qué ideas tiene Esquerra Unida o yo personalmente para paliar los efectos que esta situación adversa está teniendo sobre la economía.

Yo no tengo una formación académica que me permita hablar con autoridad sobre esta cuestión, pero tengo mi propio criterio y aunque es un tema ciertamente complejo, voy a comentar un par de ideas que no puedan ser vistas como humo sino como propuestas concretas. Vaya por delante que a mi esta crisis me parece francamente complicada y difícil de poder solucionar con "medidas mágicas" que puedan ser tomadas desde el Gobierno, y sobre todo con medidas que puedan tener un efecto inmediato a corto plazo.

1ª) Se debería apostar abiertamente por aumentar la inversión en infraestructuras: La inversión pública tiene que ir encaminada a crear las condiciones necesarias para que los ciudadanos y las empresas dispongan de carreteras, redes de comunicación, hospitales, etc. Todas estas infraestructuras no pueden acometerse desde pequeños grupos sociales o mancomunidades de municipios, pues su coste excede de las posibilidades que tienen. Son inversiones que únicamente pueden plantearse desde el Estado o la Comunidad Autónoma.

Desde luego, si algo tengo claro es que la propuesta, claramente electoralista, de devolver 400 euros del IRPF apunta a una línea totalmente opuesta a lo que estoy proponiendo. No entiendo qué puede ganar el Estado devolviendo recursos públicos a las economías familiares y, desde luego, me parece una medida desatinada si hablamos de combatir la crisis.

Con esos 6.000 millones de euros que le ha costado a las arcas del Estado este "regalo" se podrían haber incrementado la inversión en infraestructuras, que habrían permitido mejorar la competitividad de las empresas Españolas ( así por ejemplo la inversión en AVE's está muy bien, pero mucho más importante es contar con una red de transporte de mercancías competitiva con el resto de Europa y con ancho de vía europeo) o avanzar en investigación para dejar de ser el vagón de cola en esta materia.

Los efectos positivos de invertir en infraestructuras son evidentes: a corto plazo mitigar el efecto del desempleo en uno de los sectores más afectados por la crisis, la construcción, y en segundo lugar a medio plazo, es una inversión que no se evapora, sino que sirve para muchos años y ayuda a mejorar la competitividad.

2ª) Que las administraciones públicas (desde el Estado hasta los Ayuntamientos, pasando por las CC.AA.) paguen sus facturas a tiempo: Las deudas a los proveedores se deberían pagar dentro de un plazo razonable, que debería estar en torno a los 30 días y no a 180 o 240 días o más como está ocurriendo ahora en muchos casos.

Este acortamiento de plazos supondría sin duda alguna una importante inyección de liquidez en el sistema y sería un gran alivio para muchas empresas que tienen que recurrir al endeudamiento bancario para poder soportar la financiación de dichas facturas con la administración. Además, considero que se trata de una medida de justicia y no supone ningún tipo de subvención sino la normalización de una situación “anormal” (no tiene sentido que en España se considere normal que la administración sea uno de los peores pagadores de este país).

Visto a escala local se observa perfectamente: el Ayuntamiento de Ibi está fuertemente endeudado y se acude a verdaderos malabarismos contables para retrasar el pago de facturas de proveedores, alguno de los cuales lo está pasando verdaderamente mal.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Algunos proveedores del ayuntamiento de Ibi están bastante apurados por el retraso en los pagos. Yo me se de alguno que se ha presentado a reclamar en casa del Interventor municipal.

Vicente dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Lo de la devolución de los 400 Euros fue una media mentira puramente electoralista de la que muchos socialistas no se sienten especialmente orgullosos. Mirando las cosas desde el punto de vista de la izquierda, el papel del Estado no puede reducirse a recaudar dinero a los ricos para repartirlo a los pobres. El Estado del bienestar se alcanza con inversiones públicas en colegios, hospitales, carreteras, ...

Keynes dijo...

La medida de los “cuatrocientos euros para todos” tiene trampas. En realidad se trata de una disminución de la retención del IRPF. Los asalariados y pensionistas más humildes y más necesitados no recibirán nada, pues, según el INE, sólo presentan declaración de IRPF 13 de los 20 millones de asalariados. Conclusión: habrá 7 millones de trabajadores y pensionistas que no hacen declaración de renta y, estando necesitadas, no se beneficiarán de esa medida tan "progresiva".

Sólo recibirán la totalidad de la ayuda los que tenga retenida una cantidad igual o superior, es decir, los que más ganan. Vamos, que el gobierno Zapatero regalará 400 euros a los más ricos y nada o muy poco a los más pobres. Exactamente todo lo contrario a una medida “progresiva”.

Es difícil imaginar cómo un jubilado de pobres recursos y votante del PSOE no vaya a beneficiarse de esta medida mientras que un profesional de alto poder adquisitivo y votante del PP será quien más se alegre.

Si la intención del gobierno del estado era evitar la crisis económica en ciernes mediante medidas fiscales para fomentar el consumo (medida por cierto copiada del gobierno de Bush), la solución, también, no era otra que optar por la redistribución. Por ejemplo, en lugar de regalar el gobierno 5.000 millones a sus mejores contribuyentes, los podría haber entregado a los más necesitados pues sólo esta población asegura que el 100% de ese dinero se destinará al consumo y no al ahorro como harán las clases más pudientes.

Santi dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, en tiempos de crisis el Estado debe reforzar sus inversiones, vía infraestructuras, para de esta manera dar liquidez.

Y por suerte el Estado español está en disposición de hacerlo ya que en estos años de bonanza se ha preocupado de reducir sensiblemente su endeudamiento, por lo que le cabe la vía de hacer inversiones sufragándolas con endeudamiento público.

La medida de los 400 euros sería mejor entendida si se hubiera tomado fuera de periodo electoral. Se supone que si inyectas este dinero en la economía sube el consumo y ayuda a reactivar la economía, pero tomaron la decisión en plena campaña electoral, y somos muchos los que pensamos que era una medida para "comprar" votos, no para ayudar a la economía.

Otra medida que me parece adecuada es no revertir en congelaciones de pensiones y salarios de funcionarios la crisis. Más bien al contrario, parece que el Gobierno opta por seguir incrementando las pensiones más bajas. Estas pensiones, por ser las más bajas, van a repercutir directamente en consumo, ayudando por un lado a que las personas beneficiarias no se vean tan afectadas por la crisis y por otro a que el consumo no se ralentice aún más.

Lo que no está haciendo este gobierno y otros si lo hacen es ayudar con fondos públicos a empresas privadas. Ese me parece que no es el camino.

Pero poco margen más le queda al Gobierno, estando como está el meollo de la política económica en manos del Banco Europeo (osease, en manos de los tecnócratas).

Vicent dijo...

Quan jo estudiava a la facultat se’m va dir que l’economia és aquella ciència que serveix per administrar els recursos que la naturalesa ens ofereix, transformar-los i produir uns béns i uns serveis que estaran destinats a cobrir les necessitats humanes.

Avui en dia el sistema econòmic que regeix és el capitalisme i aquest no pot satisfer les necessitats bàsiques de bona part de la població mundial com és el menjar, l’accés a aigua potable, l’habitatge digne, l’educació, entre altres.

Per a mi que aquest tipus d’economia que deixa tres quartes parts de la població mundial en una situació precària i marginal és el defecte més important d’aquest sistema capitalista.

per a vicent dijo...

En Cuba ,el altre dia, no tenien ni llum per a un partit de futbol.
Si eixa es la teua alternativa, apaga y vamonos.
I encara queden comunistes en el mon, INCREIBLE.

Vicent dijo...

No passa res, si a Cuba es queden sense electricitat el partit es podrà jugar a Haití, que està just al costat i no governen els comunistes. Segur que allí nuguen els gossos amb llonganisses,...

¡enterao!

Toni dijo...

Lo de los pagos de la administración totalmente de acuerdo, a 30 días y el que no pueda que no contrate, pero eso debería ir unido a la obligación de que los grandes contratistas pagaran a los subcontratistas de la misma forma en esos 30 días (sin que nadie pierda las facturas en los cajones), porque realmente pagan peor esos "grandes" que la administraciones, ellos cobran a 60 días y pagan a 180 o más.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È