miércoles, 24 de septiembre de 2008

La Cuenta acaba en cuento

Uno de los tópicos que más suele comentarse en relación a los pleitos es que para ganar uno se deben dar tres requisitos: tener razón, saber pedirla, y que te la den. Según voy viendo, algo similar se podría aplicar a la labor de oposición en el Ayuntamiento de Ibi, porque no es suficiente tener razón, ni saber pedirla, si al final resulta que no te la quiere dar.

Escribo esto a cuento, valga la redundancia, de la Cuenta General del 2007, que fue sometida al dictamen de la Comisión Especial del Cuentas del pasado 12 de junio, tras lo cual se sometió a exposición pública. Este trámite permite a cualquier ciudadano formular reparos, observaciones y reclamaciones contra la Cuenta General, las cuales deben ser estudiadas y resueltas por dicha Comisión Especial de Cuentas.

Quizás muchos de los lectores no necesiten que les explique lo que son las “amortizaciones”, pero para resumir diré que la amortización es un asiento contable que se practica al cierre del ejercicio contable y tiene por finalidad reflejar en las cuentas el desgaste de los bienes del inmovilizado (maquinaria, vehículos, construcciones, etc.). La amortización es un “gasto”, es decir, se deduce de los beneficios, lo que en la empresa privada equivale a pagar menos impuestos.

Otra cosa es lo que interesa en una entidad pública como un Ayuntamiento, pues a los gobernantes les resulta mucho más interesante declarar beneficios. De esta forma, si al cierre de las cuentas del 2007 una entidad no contabiliza las amortizaciones, se altera el balance y la cuenta de resultados, que quedan así más maquillados.

Eso es lo que ha ocurrido en el Ayuntamiento de Ibi en relación a la Cuenta General de 2007, tal y como ya anticipé en su día, cuando dije que el Ayuntamiento de Ibi está en quiebra técnica. Mientras que en 2006 las amortizaciones superaron el medio millón de euros, en 2007 son 0,00 Euros, lo que supone un claro incumplimiento a lo dispuesto en la Orden EHA/ 4041 /2004, de 23 de noviembre, por la que se aprueba la instrucción del modelo normal de contabilidad local (BOE de 9 de diciembre de 2004).

Pregunté a personas expertas, investigué y encontré muchos informes de auditoria realizados por la Sindicatura de Cuentas que advierten este comportamiento en muchos municipios, lo que a juicio de este órgano supone un desajuste respecto de la normativa contable. Convencido de que tengo razón, decidí presentar un escrito de reclamaciones, reparos y observaciones en el que detallé los motivos por los que considero que existe una grave irregularidad en las cuentas municipales del pasado ejercicio.

Pues bien, el Interventor del Excmo. Ayuntamiento de Ibi ha informado que, si bien es cierto que antes del cierre hay que realizar las amortizaciones, no se pudo hacer en 2007 por no estar aprobado el inventario por la Junta de Gobierno Local y que así lo indicó en la Memoria. En opinión de este funcionario municipal, esto no afecta a la tesorería municipal, si bien es cierto que afecta al balance en cuanto al valor neto del inmovilizado inmaterial y material, así como a la cuenta del resultado económico patrimonial”.

Y ahora viene el problema: en ese mismo informe se propone que mi reclamación sea desestimada. Es decir, falta el tercer requisito, ya que se reconoce que tengo razón, y nadie dice que no la haya sabido pedir, pero no me la quieren dar. En la Comisión Especial de Cuentos, reunida el pasado 18 de septiembre, ha acordado desestimar mi reclamación.

12 comentarios:

Javi dijo...

Cuando en democracia siguen saliendo noticias en las que se demuestra un ¿error?, y el causante del mismo no reacciona, sino que encima quiere salir reforzado. Te planteas seriamente la validez de ésta. Ahora bien y volviendo a la noticia. Si la excusa es válida habrá que estar alerta, puesto que para el próximo presupuesto habran de estar las amortizaciones de dos años.

Anónimo dijo...

Siguiendo el hilo de lo que dice Javier tendremos unas cuentas de 2007 muy saneadas, al no haber cargado las amortizaciones, y una cuenta de 2008 doblemente lastrada porque habrá que cargar las amortizaciones de 2007 y 2008. Lo que no entiendo es la finalidad con la que se hace esto, porque realemente es "pan para hoy y hambre para mañana".

Contable dijo...

En cualquier empresa que se somete a auditoria, los auditores tienen que acabar informando de algo muy simple: si las cuentas de la empresa reflejan o no reflejan la imagen fiel de su patrimonio y de su situación financiera.

Os puedo asegurar que un auditor no admitiría jamás unas cuentas sin practicar amortizaciones. Precisamente por los motivos que apunta el Interventor: se altera el balance y la cuenta de resultados.

¿Quien audita a los ayuntamientos?

Aludido dijo...

¿Ahora te vas a meter con los funcionarios? El interventor es un funcionario superior, con muchos años de servicio en el ayuntamiento de Ibi y con una trayectoria intachable. Tu quieres tener la razón siempre, pese a quien pese, pero de cuando en cuando tendrás que admitir que no te la den.

Anónimo dijo...

El papel y el lápiz son muy sufridos y se utiliza como a uno le interesa en cada momento, esto es lo que pasa en este ayuntamiento que las cuentas se maquillan según el interés del grupo que está mandando porque consideran a mi modo de ver que el patrimonio que están gestionando es de ellos, pero con una salvedad que el despilfarro que hacen del del dinero de todos a ellos no les cuesta ni un duro de su bolsillo. Lo lamentable de esto es que la mayoría de los ciudadanos de este pueblo también creen que el patrimonio que se gestiona en el ayuntamiento no es suyo y es de los que mandan, así nos va, mientras nos suben los impuestos y nos lamentamos individual mente cada uno en su casa pero nadie se entera, el ayuntamiento despilfarra el dinero de todos en obras faraónicas para dejarlas a medias e inaugurarlas para las fiestas o para las próximas elecciones.

Anónimo dijo...

Posiblemente este mismo sistema-excusa, debería de valer para obrar de igual manera al resto de contribuyentes.
De haberlo sabido, los bancos, aseguradoras, inmobiliarias, y otras empresas inmersas en la crisis de EE.UU. hubiesen hecho lo mismo y los resultados contables no habrían salido tan escandalosamente negativos.
Creo que, aunque en estos tiempos a algunos empresarios les vendría bien esta práctica, sobre todo para presentar el balance a los bancos, ante una inspección fiscal en la empresa en la que yo trabajo, no habría sido suficiente con explicarle al Sr. Inspector que no tengo el inventario actualizado, entre otras cosas porque la contabilidad no reflejaría el estado fiel de la empresa, que es el principio máximo de la misma.
No creo que el gobierno de Ibi haya aprendido este proceder del manual de buenas prácticas contables, más bien habrán pasado por alguna cosmética-estética.

Santi dijo...

Jose Vicente, considero que la excusa que han puesto para justificar el desbarajuste contable no es más que eso: UNA EXCUSA. El año anterior amortizaron y en el 2007 no se hizo porque ¡faltaba el inventario!. Vamos a ver, si es requisito indispensable que ese inventario esté confeccionado, y dado que en el Ayuntamiento de Ibi trabajan un buen puñado de competentes funcionarios, ¿por qué razón no se hizo el inventario de marras? ¿quien ordenó no hacerlo o mejor, quien olvidó ordenar que se hiciera? Si eso pasa en la empresa privada, el culpable del olvido es despedido, seguro.

Por otro lado atenta contra varios principios contables el no realizar las amortizaciones. Las cuentas no reflejan la imagen fiel del Ayuntamiento, ni el resultado contable es verídico. Vamos, que equivale a mentir en documento público.

¿no es denunciable este hecho? Imagino que la intención si será denunciable, mentir a posta para maquillar un resultado contable.

Y eso que el Sr.Agüera estudió empresariales.

Vicente dijo...

En un viejo libro de contabilidad se citaba a un experto que decía, más o menos (cito de memoria) que todas las máquinas van camino de convertirse en un montón de hierro. Quiere ello decir que casi todos los elementos que forman el inmovilizado de una empresa están sujetos a una depreciación o pérdida de valor, y como consecuencia de este hecho estamos obligados a seguir un método que mantenga las posibilidades de producción y explotación, pese a la depreciación o desgaste de las máquinas e instalaciones.

La “depreciación” en contabilidad se llama “amortización”. Con las amortizaciones, una empresa o entidad se asegura disponer de unos fondos, que se van dotando cada año conforme a unos coeficientes según cada tipo de bien amortizado, de forma que cuando llega el momento de “jubilar” algún elemento tengamos recursos para reemplazarlo.

Y un Ayuntamiento no es nada diferente a una empresa en este sentido. Algún día se compró un coche para la policía o un ordenador para un despacho. Cada año que pasa, ese vehículo o ese PC vale menos (se desgasta) y el balance tiene que reflejar esa depreciación de los activos (no vale lo mismo una empresa con todo nuevo que otra que tiene maquinaria de hace 50 años).

Y además, llegará un momento que tendremos que sustituir estos elementos del activo por unos nuevos, y ese dinero guardado en la cuenta de amortizaciones nos servirá para financiar las nuevas adquisiciones.

Estoy seguro de que esto lo saben de sobra en el Ayuntamiento y que tanto el Interventor como los Concejales del PP saben que se ha cometido un error. Lo que pasa es que, como tantas otras veces, cuesta de reconocer.

Basseta dijo...

Os explico: el Interventor intentó curarse en salud al decir en la Memoria que al año que viene se incluiría esa cantidad de las amortizaciones en una cuenta de Gastos del ejercicio anterior. Además, el Interventor en su informe afirma que el Inventario está cerrado a fecha 2 de septiembre de 2008 y que es posible conocer la cifra de la amortización del inmovilizado material e inmaterial.

Sin entrar a discutir sobre las causas por las que el Inventario de Bienes del Ayuntamiento de Ibi no estaba confeccinado a la fecha que correspondía, mi discrepancia con este funcionario, al que vaya por delante que respeto totalmente aunque no comparta todas sus opiniones, es doble.

Por una parte, considero que el Balance del 2007, a falta de la amortización, debería haber contenido una previsión por un importe similar al del año anterior (regularizando al año que viene la diferencia en más o en menos conforme a la solución propuesta en la Memoria).

Por otro lado, al confirmar el Interventor que a fecha 2 de septiembre ya estaba cerrado el inventario y se conoce la cifra de la amortización, creo que estamos a tiempo de corregir el Balance para introducir esa cifra.

Anónimo dijo...

¿Y los lazos negros?
ETA ha vuelto a matar, ¿te has enterado?

Anónimo dijo...

Al último anónimo.

Basseta se ha enterado y ha puesto en la primera página una reseña denunciando a ETA.
Si no lo has hecho, tendrás que recordárselo a los responsables de Ibivirtual e Ibinoticias, por ejemplo, que por lo visto no se han enterado.

Anónimo dijo...

El PP,en Ibi, lleva cinco años derrochando dinero sin parar.La "bola" que están formando es muy gorda y mucho me temo que estos acabarán despilfarrando el patrimonio de todos los ibenses.Además de axfisiarnos a impuestos.Como ya están haciendo este año.El año que viene será igual ó peor para nuestros sufridos bolsillos que no se escapan del despilfarro y derroche a que nos tienen acostumbardos estos señores y señoras.Parece ser que deben estar para gobernar el municipio,pero más bien va ser que son ellos y ellas los que "no tienen gobierno".
Han acabado con todo el dinero que dejaron los socialistas y ahora están endeudando el ayuntamiento hasta las cejas.
Más de uno está ya arrepentido de haberles votado,pero es un poco tarde.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È