lunes, 1 de septiembre de 2008

El síndrome postvacacional

Unas vacaciones prolongadas como las de verano, para aquel que pueda tenerlas, pueden provocar problemas al volver al trabajo: mala adaptación, estrés, nerviosismo, falta de motivación. Esta situación se conoce como síndrome postvacacional.
En España los estudios realizados citan que este síndrome postvacacional le sucede al 35% de los trabajadores entre 25 y 40 años. La principal causa de aparición de este problema es el desajuste horario y el cambio de ritmo diario y en la actividad social.

Para evitarlo lo mejor es ser conscientes del problema y empezar la actividad laboral poco a poco para rendir al máximo en un par de dias. Se mejora volviendo al trabajo un dia que no sea el Lunes. Y el mejor consejo es ser postivio y no echar de menos las vacaciones. Para esto último lo mejor es disfrutar al máximo los primeros fines de semana.
Mi consejo personal es no apurar las vacaciones hasta el último dia y volver un par de dias antes. Aparte de evitar posibles atascos, te permite empezar a reencontrarte con tu nueva rutina pausadamente y así acudir a tu primer dia más motivado.

2 comentarios:

Pirata dijo...

En Ibi tenemos el síndrome post-fiestas de moros y cristianos, que es más fuerte todavía.

Mathilde dijo...

Soy de las que sufren ese síndrome y he pensado mucho en sus causas y, sobre todo, en la forma de evitarlo. He llegado a la conclusión que el entorno de trabajo es un elemento fundamental junto a la percepción que de dicho entorno tenemos. Así, la relación con jefes, colaboradores y compañeros ha de basarse en una comunicación fluida, que puede hacer más llevadero el proceso de adaptación al regreso. El tiempo que estamos de vacaciones también es otro elemento que influye notablemente. Mi compañera psicóloga aconseja repartir o dividir el periodo de vacaciones de modo que puedan ser disfrutadas en dos periodos siempre que sea posible. Una vez que el fin de las vacaciones está próximo, no dejar todo para última hora, sino regresar tres o cuatro días antes e ir adaptando nuestro ritmo al habitual.

¿Cuántas veces nos planteamos que nos queda un año por delante para volver a descansar? Este planteamiento nos lleva directamente al síndrome postvacacional. Deberíamos plantearnos que volvemos con energía renovada, nunca contando el tiempo como una cuenta atrás. Cada momento debe ser aprovechado como tiempo presente. Es el único que en realidad existe, no busquemos otro.

Como decía Voltaire con respecto al trabajo: Es una forma de ganarse la vida, es el antidoto del ocio, origen de todos los vicios; y sobre todo, nos proporciona la oportunidad de ser útiles a la sociedad a la que pertenecemos.

Esto es moral, ... adelante!

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È