martes, 5 de agosto de 2008

Lecturas para este verano

“Es raro encontrar a alguien que no sea adicto a algo: al trabajo, al sexo, a los gimnasios, a las drogas. Algunas adicciones cuestan plata; otras son gratuitas. La mía pertenece a la segunda de esas categorías. Soy adicto a las bibliotecas.”

Antonio Orlando Rodríguez

La cita emcabeza un blog titulado "El Documentalista Enredado", que versa sobre Biblioteconomía, Infonomía, Internet y Nuevas Tecnologías.

El blog tiene comentarios que vale la pena leer, como el titulado ¡Qué sano es usted, ni fuma ni lee!

Especialmente interesante resulta el titulado En Valencia, la Conselleria de Cultura da a bibliotecas la mitad de lo previsto porque muchos libros «quedarían en cajas» y que reproduzco parcialmente a continuación:

Recientemente, descubro que el diario Levante - El Mercantil Valenciano recogía una serie de informaciones denunciando la disminución de los fondos públicos para la adquisición de fondos para las bibliotecas públicas valencianas por parte de la Generalitat Valenciana. Este modo de proceder no se entiende si atendemos a lo denunciado por el Consell Valencià de Cultura (CVC) en un informe donde se afirmaba que sería conveniente replantear y repartir los escasos fondos para dotar eficazmente los centros con demanda social más amplia.

(Leer más)

1 comentario:

José Vicente dijo...

Així funcionem en la nostra comunitat. Donem prioritat a les grans obres, a fer que les ciutats cresquen de manera desorbitada i a oferir espais públics a les empreses privades per a que edifiquen centres comercials on tots, joves i grans, passen el seu temps lliure complint amb la funció que ens ha sigut dessignada en este sistema que de tant orgullosos ens sentim: gastar diners sense parar i comprar, comprar, comprar.
Mentre això ocorre, les biblioteques públiques no tenen els llibres que els professors recomanen a les escoles, a les universitats... has d'esperar setmanes per a rebre l'exemplar que necessites o mesos inclús si aquest ha sigut prestat o està 'extraviat'.

En València, hi ha molts cartells que diuen de la ciutat 'La ciudad del s.XXI". Deixant de banda un valor tan important com el coneixement i la lectura i el que ells comporten, més que la ciutat del segle XXI, deuria anomenar-se 'LA CIUDAD DEL MEDIEVO'.

Anem cap arrere... i a vegades la impotència és més forta que les ganes de seguir lluitant. Una pena.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È