viernes, 15 de agosto de 2008

El indecente negocio bancario

Muchos economistas ortodoxos podrán machacarme con su sabiduría (que yo no tengo) argumentando la necesidad y las virtudes del sistema financiero: fomento y movilización del ahorro, eficaz asignación de los fondos (créditos) para crear riqueza, colaboración con la estabilidad monetaria, intermediación en los pagos, servicios bancarios, etc... Pero, y esta es mi opinión, donde me atrevo a opinar incluso desde mi ignorancia, el bancario es un negocio indecente, éticamente cuestionable y reprobable, moralmente obsceno, .... en fin, se me ocurren muchas más formas de expresarlo.

En su libro “Escribir es vivir” (delicioso libro, por cierto), José Luis Sampedro, que de economía y sistemas financieros sabe un rato, llega a exponer ideas sobre el sistema bancario como : el sistema bancario está planteado de tal forma que nunca pierden, los bancos en época de bonanza económica ganan dinero pero en épocas de recesión económica ganan aún más y, además, como los mismos banqueros reconocen, “no podemos evitarlo”. Vamos, en palabras que se le atribuyen a Carlos Vela, ejecutivo de Cajamadrid, y que dicen que como broma comentó entre sus amigos cuando fue fichado por la inmobiliaria Martín-Fadesa (ahora en suspensión de pagos) : "Si sale bien, me haré multimillonario; si sale mal, me haré solamente rico". Tal es la esencia del indecente negocio bancario.

(Leer el artículo completo)

6 comentarios:

Nando dijo...

Yo abrí una cuenta en una Caja en 2002 y un día me di cuenta de que me cobraban 18 euros cada vez que me quedaba en descubierto y, además, el 2,5 % del saldo negativo. Protesté por lo que consideraba abusivo y el interventor intentó hacerme firmar un contrato que legalizaba esta mala costumbre, pero me negué a firmar.

Hace unos meses volví a retrasarme en el pago de mi crédito y de nuevo me cargaron los 18 euros. Que conste que esta comisión es particularmente dolorosa porque si uno está sin dinero y le cobran más aún, tiene la sensación de que "alguien le está manteniendo la cabeza debajo del agua adrede." Después de consultar en la red y en el Banco de España, descubro que esta comisión por posición deudora es totalmente ilegítima ya que, cito al Banco de España, no corresponde a ningún servicio prestado (1).

Inmediatamente protesté en la sucursal, pero el Director me trató como a un loco ignorante: "¡pfffu, qué dices, si lo tenemos en las tarifas oficiales en el tablón de anuncios! como va a ser ilegal!

Así que me dirigí al departamento de atención al cliente, donde me atendieron de maravilla. Resultado: 3 meses después me devuelven el dinero de todas las comisiones cobradas y desisten en el intento de cobrarme la comisión de posición deudora por mi retraso en el pago del crédito.

Anónimo dijo...

Se han estado aprovechando durante años de unas circunstancias favorables, pero han sido tan avariciosos que no se conformaban en ganar dinero, querían ganar muchísimo dinero y el globo les ha explotado en las narices. A joderse toca.

Altereconomía dijo...

La actividad financiera y bancaria es cada vez más inmoral, más inapropiada para crear riqueza, más especulativa y peligrosa para la economía en su conjunto, menos beneficiosa para el conjunto de la sociedad y sólo más rentable para las grandes fortunas.

Es urgente adoptar medidas contra el desorden financiero y contra la conversión de las finanzas en un gran y corrupto casino global.

Hay que establer tasas a las transacciones financieras, e implantar controles mucho más estrictos a los movimientos de capital. Es urgente que los gobiernos recuperen el terreno perdido en cuestión de poder y capacidad de decisión económicas. Es imprescindible democratizar las decisiones económicas.

La vergonzosa y criminal existencia de paraísos fiscales, donde los controles de los capitales son exiguos o nulos, resulta imprescindible para que las entidades puedan legalizar dinero procedente de actividades ilegales e incluso criminales.

Basseta dijo...

Aunque bien es cierto que Bancaja va a recurrir la sentencia que le obliga a indemnizar a dos de sus clientes de banca por Internet, es importante que el juez haya fallado contra el banco para que pague los 6.119 euros de dos transferencias realizadas a terceros sin el consentimiento de los usuarios, que fueron estafados mediante una práctica de phising o suplantación de identidad.

El fallo hace responsable del error a la Caja, y lo hace ante el dato de que las transferencias se realizaron sin consentimiento de los afectados, y a que además, nunca facilitaron las claves a terceros para hacerlo. La cuestión es que fueron los clientes los que se dieron cuenta de la estafa y no el banco, al que enviaron una reclamación para la devolución del dinero sustraído y que tuvieron como respuesta la negativa de Bancaja porque según su punto de vista entendían que había habido una negligencia en la custodia de las claves a cargo de los clientes. Obvio, el error nunca podía haber estado en la Caja. Y yo me pregunto, ¿por 6.000 euros le ha merecido a Bancaja meterse en semejante berengenal y dar una imagen lamentable, en cuanto a seguridad, de su servicio de banca por Internet?

Hace más de dos de años, Ibercaja tuvo un problema de phising y obró en consecuencia para evitar que el mal fuese a mayores y que sus clientes no tuviesen miedo de lo que podría ocurrir con sus ahorros. Bancaja optó por otro camino, y no sólo porque se negase a indemnizar a los afectados, sino porque desoyó al propio Banco de España, cuyo servicio de reclamaciones dio la razón a los afectados. De ahí el fallo del juez y la sentencia contraria a Bancaja, que debe servir para que las entidades financieras hagan un esfuerzo mayor por controlar cualquier fraude en banca por Internet. Toda una llamada de atención para que dejen de pensar que todos los males que aparecen son siempre culpa de sus clientes.

La confianza debe ser recíproca, y no señalar con el dedo siempre al mismo culpable. Estamos ante una de las primeras sentencias sobre phising en España, y claramente sienta un precedente. Al menos la ley, en esta ocasión no deja desamparados a los usuarios de Internet. Otra cosa es cuando cobrarán la indemnización los afectados, pero la cabezonería de la entidad financiera, y por una miseria, es de las que no se entiende. ¿Cuántas reclamaciones saldrán a la luz a partir de ahora? Las necesarias para que las entidades financieras se tomen con mayor responsabilidad la seguridad en Internet, hasta el punto de que sean ellos los que den el primer paso, no que tengan que esperar que alguien se enfade y reclame. Si uno da su total confianza, espera un servicio en la misma medida.

Santi dijo...

Lo que es una poca vergüenza es que el negocio bancario esté al margen de la Ley. Que el código penal declare como delito la usura y la defina como "el cobro de dos veces y media el interés legal del dinero". Equivale hoy por hoy al (aprox.)el 12'5 %, TAE. Pues hay bancos que cuando el TAE sale más, incluyen una coletilla para no facilitarlo, diciendo que "no es significativo". Y el denunciar estas prácticas es practicamente imposible, dada la legión de abogados con la que los bancos cuentan y la indefensión a la que nos vemos los usuarios sometidos.

Anónimo dijo...

La Banca es el poder más fuerte que existe, por encima del militar, del político y del religioso. Los Estados son títeres en manos de banqueros pues necesitan de su dinero.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È