jueves, 19 de junio de 2008

El fútbol es como el ajedrez, pero sin los dados

La frase se atribuye al futbolista alemán Lukas Podolski (el original en alemán es: "Fussball ist wie Schach, nur ohne Würfel" ) y aparecía jocosamente comentada en un programa de televisión, junto con otras frases “memorables” atribuidas a futbolistas y entrenadores, como por ejemplo, aquel que decía “Hay una sola posibilidad: victoria, derrota o empate” (estilo Jesulín de Ubrique).

He encontrado una completa recopilación de reflexiones en la red, entre las que están algunas tan sesudas como éstas:

-No me importaría perder todos los partidos, siempre y cuando ganemos la Liga (Mark Viduka)

-Si no crees que vas a ganar, no tiene sentido salir de la cama al final de cada día (Neville Southall)

-Perdimos porque no ganamos (Ronaldo)

Pero volvamos a la frase de Podolski que da título a esta entrada: “El fútbol es como el ajedrez, pero sin los dados”. Parece cosa de risa ¿no?, aunque ¿cómo sería el ajedrez con dados?

El rey de los juegos, y en otro tiempo, el juego de los reyes, ofrece múltiples variantes. La clásica pregunta "¿Echamos una partida de ajedrez?" tiene centenares de respuestas posibles si se dispone de los elementos necesarios. Algunas de esas respuestas permiten disfrutar de unos juegos divertidos y de gran belleza. En ellos, el azar, de forma más o menos influyente, se añade a la inteligencia estratégica para dar alas al riesgo y a la audacia, inseparables de todo juego que se precie de tal.

Seguramente nuestro Concejal de Cultura, Sr. Granero, un gran ajedrecista, podría hablar del tema mejor que yo. He podido averiguar que ya los antiguos hindúes practicaban el juego llamado Chaturanga (una variante primitiva del ajedrez para cuatro jugadores) utilizando dados alargados para mover las piezas. Y en el codice miniado "Libro de los Juegos de Ajedrez, Dados y Tablas" (Sevilla, 1283), del rey Alfonso X el Sabio, da cuenta del uso de dados de ocho y siete llanas para jugar al “Grande Acedrex”. Los dados pueden ser de cualquiera de las cinco formas regulares que existen de poliedros, usándolos en distintas combinaciones y variaciones, incluso mezclados con naipes.

Las posibilidades de crear juegos con tales combinaciones son inimaginables. En la página Chess Variants nos ahorran el trabajo y listan unas cincuenta variantes. Aunque no las he revisado en detalle, muchas parecen aprovechar la coincidencia entre las seis caras de un dado común y los seis tipos de piezas de cada bando (rey, dama, torre, caballo, alfil, peón).

Buscando en la Wikipedia encontramos, entre otras muchas, la variante que primero viene a la mente: cada cara representa una pieza; el jugador tira el dado, y debe mover el tipo de pieza que el dado indica.

Sin necesidad de usar dados también se pueden introducir variantes en las reglas habituales, como la que propuso Ejnar Kristensen en 1948: variar el movimiento del Alfil de manera que este pueda desplazarse, sin captura, a un cuadro contiguo en derecho, maniobra que constituye una jugada y que permite al Alfil jugar por todas las diagonales del tablero. Los que han probado esta variación no dudan en recomendarla, pues agiliza en mucho el juego de esta pieza, al tiempo que aumenta su potencia. Esta capacidad de maniobra sin captura puede hacerse extensiva a la Torre respecto a las casillas diagonales adyacentes.

Hay ajedreces en los que juegan cuatro personas y que se identifica con las cuatro estaciones del año o el gran juego de escaques de la Astronomía en la que juegan siete. Como de la misma forma hay un gran juego de ajedrez que tiene 12 casillas por lado y donde se vislumbran algunas figuras de animales como leones, toros, jirafas, cocodrilos o aves.

"Y siempre y siempre y otra vez,
como los heroes aquellos del Walhalla,
al tablero regresan las piezas de ajedrez
a revivir nuevamente en la batalla"

9 comentarios:

Dama blanca dijo...

Tenía razón Einstein al decir que Dios no juega a los dados. Se equivocaba, sin embargo, como nos equivocamos todos, al invocarlos como símbolo del azar, pues en puridad no son aleatorios. Precisamente por eso no puede Dios jugar a los dados, pues para él (si existiera) su lanzamiento no entrañaría sorpresa alguna, y sin sorpresa no hay juego. Y ni siquiera hace falta remontarse a las divinas alturas: tampoco Superman podría jugar honradamente a los dados, pues, con sus sentidos agudísimos y su fulminante capacidad de cálculo, podría deducir la jugada antes de que dejaran de rodar. Incluso podría, con su supercontrol, lanzar los dados de forma que saliera lo que él quisiese (igual que algunos prestímanos y tahúres pueden hacer que salga siempre cara al lanzar una moneda).

"Los peones son el alma del juego" dijo el poeta, "Y la imaginación es la facultad del alma que mueve los peones", podríamos añadir, "para que este mundo lúdico siga siendo fascinante".

Anónimo dijo...

Con dados o sin dados, la concentración es la clave. Dicen que Bronstein, un día, tardó 40 minutos en realizar el primer movimiento de una partida. Cuando le preguntaron el motivo, se excusó: “hasta que logré recordar dónde había dejado las llaves de casa no pude conseguir la concentración suficiente para mover mi peón de rey“.

Anónimo dijo...

"Una vez terminado el juego el rey y el peon vuelven a al misma caja".
http://es.youtube.com/watch?v=4kDN49_bFno

Mathilde dijo...

Desde hace años he defendido la aplicación del ajedrez como método para la formación de niños y jóvenes en valores que hacen a la objetividad, el juicio fundado, el reconocimiento del otro y el valor de la estética. Hace unos meses participé activamente en un torneo provincial de ajedrez para escolares de distintas localidades y entre las conclusiones de docentes y alumnos destacó la gran organización y el clima de armonía que reinó a lo largo de toda la jornada. He de resaltar la importancia que significa el hecho de difundir este noble juego en el ámbito educativo.

En cuanto a las variaciones solo puedo decir una cosa: las nuevas ideas a veces pasan por momentos duros antes de que lleguen a ser generalmente aceptadas. Sólo los visionarios y los que miran a largo plazo se darán cuenta del potencial de las innovaciones, aunque éstas se propongan en un juego tan “clásico” como el ajedrez.

He encontrado la siguiente frase de Kasparov: “Rasgarse las vestiduras con el ajedrez aleatorio, los ordenadores y otras novedades es una locura. Nadie intenta reemplazar o destruir el ajedrez clásico. Debemos dar la bienvenida a las innovaciones que pueden atraer nuevo público y ampliar los horizontes del juego”.

Anónimo dijo...

Puestos a decir burradas, algún otro especialista de los servicios económicos del Ayuntamiento podría haber pronunciado una frase similar: "La contabilida municipal es como la de las empresas, pero sin las amortizaciones".

Vicente dijo...

Conocida es la gran capacidad de los futbolistas para pronunciar frases lapidarias.

¡Er furtbol e asín!

Una de David Bisbal dijo...

Somos fichas de ajedrez en un juego de poder
es
necesario aprender a vivir en armonía
porque
mientras unos mueren de hambre,
otros derrochan
dinero y tiempo en cosas sin sentido,
eso es
claro......esto es un llamado y abusan de que se acaba
el tiempo...suéltalo oye brother.

Mira bien, todo va mal y todo está al
revés, y tal vez no haya una segunda vez,
para mirar las rosas rojas del Edén. Mira
bien, que se abre el suelo bajo nuestros pies, y
caerás no importa donde estés,
sobre las ruinas de la Torre de Babel.

De nuestro trato ya no queda nada, no te hemos
dado lo que tu esperabas, roto el corazón,
ahora sangra de dolor.

Por timonel un grupo de invidentes, que se ha
encallado en este mar de gentes, nada importa ya,
nada tiene su lugar.

Se puede respirar, tanta desolación, de
lágrimas al viento, y va una cruz en medio
de la procesión.

Mira bien, todo va mal y todo está al
revés, y tal vez no haya una segunda vez,
para mirar las rosas rojas del Edén.

Mira bien, que se abre el suelo bajo nuestros
pies, y caerás no importa donde
estés, sobre las ruinas de la Torre de
Babel.

Es necesario que te hable del tema
están
pasando problemas o te salvas o te condenas
algunos en el alcohol ahogan la penas otros en el
barrio se destrozan las venas...rema to´ el
barco se te quema yo veo sangre en la escena yo
que tu acepto a Jesucristo y me pongo el emblema
me recojo y cambio de sistema.

Ciegos, estúpidos e
indiferentes, masa febril de ricos e indigentes,
pasto de cortar, que no sabe a donde va.

Somos fichas de un ajedrez siniestro, para
apostar en pleno a nuestros cuerpos, juego de
poder, sembrar fuego por doquier.

Los hombres de razón, especie en
extinción, ha muerto la conciencia, y solo
queda el eco de la decepción.

Agúzate que se te acaba el tiempo, de
abrir los ojos antes del abismo, te da lo mismo,
mi sufrimiento, porque eres prisionero de tu
egoísmo.

No des la espalda al llanto de la gente que lo
que mata es ser indiferente, no des la vuelta, a
la tormenta, porque al final serás quien
pague la cuenta.

Quiero, cielo transparente, en el mundo entero.

A veces sufrir te
enseña a vivir deja de fingir no esperes a
morir en esta selva de cemento a que resistir

empieza a brindar para recibir mira bien que vas
a hacer, se vive en guerra hazlo por mi tierra, no
quiero verla caer (2)

Mira bien, todo va mal y todo
está al revés, y tal vez no haya
una segunda vez, para mirar las rosas rojas del
Edén. Mira bien, que se abre el suelo bajo
nuestros pies, y caerás no importa donde
estés, sobre las ruinas de la Torre de
Babel.

Oye piensa, defiende tus
valores...bro no dejes que tus sentimientos mueran y
enfócate en hacer el bien
España
es un junte para la historia

Contestá dijo...

Com veig que Granero no intervé per a il·lustrar-nos amb els seus coneixements d'escacs, et vaig a parlar de dos conceptes molt importants en este esport: la tàctica i l'estratègia.

L'estratègia consistix a elaborar plans a mitjà i llarg termini que permeten obtindre algun tipus de posició desitjable. És com “la visió a llarg termini”.

D'altra banda, la tàctica són les xicotetes operacions a curt termini, on el que prima és el càlcul de variants per a no deixar-se una peça, obtindre algun tipus de recurs o per dir-ho d'alguna manera, xicotetes escaramusses durant el joc.

En la tàctica estem obligats a moure les fitxes en el nostre cap; no obstant això, en l'estratègia l'única cosa que importa és el raonament lògic i l'experiència.

Estes definicions d'estratègia i tàctica no són només aplicables als escacs, sinó també al terreny militar, a la direcció d'empreses i, molt important, A LA POLÍTICA.

Basseta, et felicite per la teua tàctica. Els teus moviments estan generant jugades apassionants per als que seguim de prop la vida municipal. Espere que no et falle l'estratègia.

Santi dijo...

Como veo que el ajedrez os inspira a todos muchas ideas poéticas y positivas os diré: cuan os equivocáis. El ajedrez consiste en matar al rey y follarse a la reina: esa es la esencia del juego. Quien quiera ver poesía, estética, belleza.... se equivoca. El ajedrez es la esencia de todo lo malo que encierra el hombre, plasmado en un tablero de 8x8 y 32 fichas. La venganza, el frío cálculo, la maquinación, la ansía de triunfo... y sobre todo la violencia de dar muerte, sádicamente, a las piezas enemigas una a una, o lo mejor, conseguir sin muertos dar muerte a la pieza mayor: el Rey.
Cuentan las malas lenguas que para ser un gran jugador se requiere, ante todo, no haber superado el complejo de Edipo.
Claro que como amante de este juego que soy unas veces estoy contento pues me sonríe mi amante y gano, y otras muchas me siento triste, desolado, apagado: mi amante me traiciona y da el triunfo a un desconocido que tiene a bien en ponerse al otro lado del tablero.
Y parafraseando a un sabio diré: todo lo bueno y lo malo cabe en un tablero de ajedrez... o un pedazo de papel .... sobre todo si es del water.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È