lunes, 9 de junio de 2008

Celtics-Lakers: la final soñada

En esta bitácora se habla poco de deporte, soy consciente de ello, pero tengo que ser sincero y reconocer que cada vez me apasionan menos los duelos deportivos. Siempre me ha llamado la atención que los lunes la prensa dedicase tantas páginas a información deportiva y ahora, por una vez y sin que sirva de precedente, voy a imitarles.

Pero no me voy a referir al triunfo de Rafa Nadal en Roland Garrós, ni a la victoria de Dani Pedrosa en el Gran Premio de Cataluña, ni a la Eurocopa, acontecimientos deportivos del fin de semana sobre los hoy girarán las conversaciones en tertulias y almuerzos varios.

Voy a referirme a algo que lleva días dándome vueltas por la cabeza y que me ha producido un efecto curioso: ha sido como entrar en el túnel del tiempo y volver a mis 20 años. Se trata de la final de la NBA entre dos equipos legendarios como son Los Angeles Lakers y los Boston Celtics, que no jugaban una final desde finales de los años 80. Yo era entonces gran aficionado al baloncesto y recuerdo que por aquella época la NBA llego a España de la mano del programa "Cerca de las estrellas" presentado por el inigualable Ramón Trecet. Todos los fines de semana, los amantes del mejor baloncesto del mundo, teníamos una cita ineludible con el señor Trecet y sus maravillosas retransmisiones.

Fue en esta época cuando empezamos a conocer a los grandes del baloncesto americanol, y fue entonces cuando conocimos a dos de los quintetos más recordados de la historia. Por una parte, en la costa Éste, estaban los Boston Celtics con su inolvidable cinco inicial formado por: Dennis Johnson, Danny Ainge, Larry Bird, Kevin McHale y "el jefe" Robert Parish. En la costa Pacífica de los Estados Unidos residían los eternos enemigos de los Celtics, Los Ángeles Lakers. Dirigidos por el engominado Pat Riley, los Lakers formaban inicialmente con un quinteto de auténtico lujo: Earvin «Magic» Johnson, Byron Scott, James Worthy, A.C. Green y el mítico pívot Lew Alcindor, más conocido como Kareem Abdul Jabbar, que consiguieron cinco títulos en la década de los 80 con aquel juego espectacular que se denominó “showtime”.

Que vuelva a reeditarse este enfrentamiento ya es noticia, pero que uno de los equipos aspirantes haya fichado al mejor jugador español de la historia, el ala-pívot de Sant Boi, Pau Gasol, aporta un nuevo aliciente para los aficionados españoles. Ahora, 21 años después de la última final entre los Celtics y los Lakers, las estrellas de la lucha por el título son Kobe Bryant, considerado el sucesor de Jordan, Kevin Garnett, Paul Pierce, Ray Allen... y Pau Gasol, el primer jugador español de la historia que disputará una final de la NBA, tras haber conquistado la corona de la Conferencia Oeste, su primer título en la mejor liga del mundo.

Leo en la prensa que en el primer partido, Boston dominó con garra y gran defensa, admitiendo Gasol y Bryant admitieron errores en los Lakers. Estaremos pendientes de los sucesivos partidos de este apasionante choque.

6 comentarios:

Richi dijo...

En mi blog tengo una entrada muy currada sobre esta final.

Anónimo dijo...

Hola Jose, sóc jo Paco d'Alcoi. Perdona que torne a reiterar-me en un vell tema que ja vaig comentar l'any passat (si fa no fa).
L'Ajuntament d'Ibi m'ha tornat a enviar les bases del Premi de Contes Vila d'Ibi en la seua edició de 2008. I... una altra del mateix paner: tan sols s'admet com a llengua el castellà. Si vols escriure-hi en valencià, doncs només tens la possibilitat d'optar al premi local. I els qui no som d'Ibi i ens agrada escriure en valencià, què hi fem? No s'adona el vostre Ajuntament que ataca frontalment contra els principis de la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià?
Mireu a veure si li ho expliqueu a la vostra alcaldessa, perquè ho comprenga ja d'una, perquè em sembla que aquesta dona està "en la parra".
Una abraçada, Jose i endavant!!!!

Mathilde dijo...

Basseta, entiendo la poca atención que prestas al deporte, aunque creo que es fruto de una visión parcial del fenómeno deportivo: la práctica profesional del deporte. Es el aspecto menos interesante, aunque sea el más publicitado en los medios.

Hay todo un mundo relacionado con la importancia del deporte y de la educación física en el proceso de enseñanza del individuo, si consideramos a éste en un sentido global, no solamente como depositario de un conglomerado de conocimientos, es decir, desde el punto de vista de la formación integral del ser humano. Es imprescindible que los docentes nos hagamos cargo de la educación, llamémosla “moral” de los alumnos, proveyéndoles de un sistema de valores que les permitan actuar y comportarse de forma honesta consigo mismo y con los que les rodean.

En este sentido considero el deporte escolar como un estupendo instrumento transmisor y conformador de actitudes que podemos considerar deseables por gran parte de la sociedad, teniendo en cuenta que se trata en nuestro caso de una sociedad pluralista, en la que las propias creencias, valoraciones y opciones han de convivir con el respeto a las creencias y valores de los demás.

La posibilidad de vivir e integrarse en la sociedad de forma cívica y creativa no dependerá sólo de los conocimientos impartido en la escuela, sino también de la interacción. El objetivo consiste en que los niños entiendan lo que significa colaborar, competir, escuchar, explicar, convencer, etc., y para ello son esenciales una serie de valores que susceptibles de ser considerados como propios al deporte.

Vicente dijo...

Soy un gran aficionado al deporte, uno más de los que ayer se pasó el día pegado a la TV para ver las motos, el tenis, la F1 y el fútbol, pero leyendo las palabras de mathilde me ha venido un recuerdo a la mente.

No hace mucho vi una película titulada "Un domingo cualquiera", Oliver Stone, que trata de la vida personal de los deportistas, con algunos clichés simplone,s pero que describe el sencillo y maravilloso mundo del deporte, que oculta escabrosas tramas de corrupción, altas dosis de inmoralidad y muchas vidas destrozadas.

¡Hay tanta gente sin escrúpulos que se relaciona con los deportistas! Médico que pierden el interés por la salud de los jugadores, periodistas emperrados en acabar con un determinado entrenador,patrocinadores que obligan a rendir más de lo humananmente posible, políticos que ven la práctica competición deportiva como un gran negocio al que echarle el guante...

La película retrata los enfermizos mecanismos que mueven esa gran montaña de mierda que, pese a todo, consigue crear en cada partido algo precioso e indescriptible.

¿No estamos alimentando el mostruo con nuestra atención? ¿No sería mejor irse a jugar a la pelota con los niños a cualquier descampado?

Anónimo dijo...

Somos más o menos de la misma generación, de los que considerabamos a Kareem Abdul-Jabbar como el mejor jugador del mundo. Ahora Kareem se ha convertido en el consejero de los jóvenes jugadores de los Lakers que buscan la gloria, aunque de momento Boston lidera la final con un 2-0.

Campos dijo...

siempre preferí al Ramon Trecet en su faceta de locutor de programas musicales, sobre todo en su epoca en Radio 3 ... lo del baloncesto fue una frivolite posterior ... felicidades por tu blog ...

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È