martes, 20 de mayo de 2008

El juego traspasa fronteras

Siempre me ha dolido ver en cualquier bar a personas cara a las máquinas tragaperras, jugándose el dinero que tanta falta les hace para otros menesteres, víctimas de un vicio del que habría que responsabilizar a los fabricantes legisladores que las autorizaron (creo que ocurrió en la etapa de Calvo Sotelo como Presidente del Gobierno).

Pero con Internet todo cobra una nueva dimensión. Las apuestas "online" crecen en España a pesar de que no están reguladas, mueven más dinero que las quinielas, no pagan impuestos y, naturalmente, sus detractores decimos que fomentan la ludopatía.

Todo esto es lo que se cuenta en el un interesante reportaje que publica hoy El País sobre cómo las apuestas por Internet están dejando vacías las regulaciones que hay sobre el juego en los distintos países. Y es que si montar una casa de apuestas en España es ilegal (puede que la Comunidad de Madrid sea una excepción) montarla en el Reino Unido sí lo es. Y el Reino Unido es un país que pertenece a la UE y sus empresas pueden operar en España.

Aunque puede que este razonamiento que hago no sea jurídicamente correcto, en la práctica lo es, porque hay multitud de empresas que ofrecen apuestas "online" en España y que no pagan impuestos aquí. Y ahí tenemos el problema.

Por un lado no pagan impuestos, luego el Estado se enfada. Pero es que por otro, el Estado no quiere que paguen impuestos. Directamente no quiere que operen, ya que hasta ahora las apuestas eran un monopolio del Estado, y esto es mucho más rentable que los impuestos.

El problema viene de que la UE quiere que Europa sea el paraíso de las apuestas por Internet, ya que EEUU las ha prohibido debido a la presión de los casinos, y al ser un negocio que mueve mucho dinero en el mundo podemos convertirnos en el nuevo Las Vegas de Internet.
Ahora, las grandes compañías americanas miran a Europa con buenos ojos. Países como el Reino Unido, Italia o Bélgica tienen leyes que en lugar de prohibir dichas apuestas las regulan. Y la Unión Europea presiona a los países miembros para que no prohíban las actividades de estas empresas. Si la Unión Europea se convierte en el nuevo Las Vegas de Internet desde luego se atraería muchísimo dinero, aunque moralmente haya dudas sobre si es una forma digna de atraer capital extranjero.


Hace tiempo que esta actividad económica suscitó la preocupación de expertos médicos, legisladores y gobernantes, ya que el juego cibernético puede llegar a tener un poder de adicción aún mayor que los casinos normales, según los especialistas en ludopatía.

¿Qué va a hacer España? Todavía no se sabe. La Comunidad de Madrid ya sacó una legislación para quedarse con el 10% de los beneficios y legalizar así el juego, pero de momento ninguna otra Comunidad se ha animado a adelantarse al Estado.

[La imagen está tomada de http://www.osanet.euskadi.net/r85-20432/es/contenidos/informacion/salud_mental/es_4050/ludopatia_c.html]

8 comentarios:

Juego limpio dijo...

Internet y el mercado ilegal de apuestas constituyen una seria amenaza para el deporte mundial. La credibilidad de deportes como el fútbol y el tenis podría verse gravemente afectada. Existe un peligro real de que los manipuladores de partidos se instalen en Europa, como en su día pasó en Asia. El peligro no está en las casas de apuestas legales (tipo bwin y otras), sino en el mercado ilegal de base mafiosa.

Iberut dijo...

Esto es como todo, un juego de intereses económicos donde nadie quiere perder su tajada. La ONCE por ejemplo quiere mantener su cuota y cuanto más se juege on line menos iguales se compran. Pero al final todos son iguales. Pasta, pasta, pasta

Vicente dijo...

Este tipo de juegos y apuestas por internet tiene un elevado poder adictivo. En los casinos y bingos regulados en España se puede establecer una autoprohibición de entrada a las salas por las personas que se reconocen afectadas por el vicio, pero esto no es posible en los salones virtuales. Yo prohibiría incluso la publicidad de estas casas de apuestas.

Jesus dijo...

El juego de azar siempre ha atraído en unos casos, y obsesionado y fascinado en otros, a las personas de todas las condiciones, razas, culturas y confesiones. Sea con dinero, sea por dinero o sin él, el juego ha sido una conducta en la que los humanos nos identificamos como tales. Carece de lógica, aunque la lógica de cómo está constituido el ser (humano) lo explica e incluso lo hace necesario. Una vida sin juego, es una vida sin gracia, sin sentido y no merece ser vivida. Cuando la vida se convierte en un juego, ocurren cosas que nos recuerdan que no siempre podemos estar jugando, precisamente porque jugando pasa el tiempo muy aprisa y el mañana nos sobrepasa.

Mathilde dijo...

Como en tantas y tantas ocasiones la prevención es fundamental. Evitar la ludopatía en cualquiera de sus modalidades es cuestión de educación y para ello es muy importante que el entorno familiar reaccione en cuanto sospeche que hay un problema de ludopatía.

Santi dijo...

Regulacion, nunca prohibicion. Hace falta recordar la Ley Seca en EEUU?? Se dejó de beber? NO. Se va a dejar de jugar porque sea ilegal?? NO. Vamos a regular, a prevenir, a educar y, sobre todo, a cobrar impuestos. Por lo menos que del vicio se saque algo productivo....
Como tantas y tantas veces, la sociedad va mas deprisa que el legislador.

Vicente dijo...

Normalmente me gustan las opiniones de Santi y casi siempre participo de sus ideas, pero esta vez no puedo estar de acuerdo. Por muchos impuestos que se saquen, nada compensa el daño que se hace a las personas y a las familias de esos adictos, igual tiene que sea al alcohol, que al tabaco o que al juego. Al final, siempre pagan los mismos y el beneficio siempre es para los mismos. En unas decadas se pasó que jugar en el casino (que pillaba lejos de muchos sitios) a jugar en el bar (con las maquinitas) y ahora a jugar sin salir de casa. Me parece un despropósito.

Santi dijo...

Vicente, me agrada saber que compartimos opiniones, y me congratula tambien saber que las expreso de acuerdo a tus pensamientos, muchas veces me releo con la idea de averiguar si me he expresado correctamente.
En este caso creo que no, que no he sabido llegar con las cuatro frases que he escrito. Me refiero a que te has quedado con la idea de que regulemos con el único fin de cobrar impuestos, y no va por ahí la cosa, va más bien por la idea de educar primero, concienciar después y además, regular para que el negocio sea legal y pague impuestos, que del vicio que va a existir (y que siempre ha existido) por lo menos se deriven beneficios para la comunidad. Y no por estar regulado van a existir más ludópatas, al contrario, pienso que si la regulación es buena y se ponen los medios adecuados en prevención, educación y tratamiento para quien lo solicite, seguramente el problema será menor y encima se tendrá controlado.
Ahora bien, si prohibimos se dejará de jugar? más bien al contrario.... si eres de Ibi sabrás que por la zona se juega mucho, pero que mucho, al monte. Otro ejemplo, ¿conoces el juego de la bola en Castalla? La gracia es apostar, no lanzar la bola.
¿Es legal? NO, ¿paga impuestos? NO ¿contribuye a crear ludópatas? SI Es un secreto a voces, todo el mundo conoce el juego ilegal, y lo toleramos, y cargamos las tintas contra el juego legal... porque lo vemos.
En fin, que espero haberme explicado mejor ahora.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È