lunes, 10 de marzo de 2008

Xerojardinería

Hace unos días me comentaba un simpatizante que los “huertos urbanos” que se pusieron en marcha en Ibi hace un par de años, se riegan con agua de la red, cuando todo el mundo sabe que el agua de riego no necesita ser potable. Curiosamente, gran cantidad del agua que baja del manantial de Santa María por el Barranco de los Molinos se pierde, porque ya no se riegan las huertas como antaño y el embalse regulador que hay junto al Lavadero está a su máxima capacidad.

Los jardines urbanos, tanto públicos como privados, suelen hacer un uso desmedido del agua, un bien escaso en países como España. Alfombrar de césped nuestras ciudades, que necesita el 70% del agua del riego en un jardín convencional, no parece la mejor solución (es preferible limitar su extensión al máximo, sustituyéndole por ejemplo por árboles, arbustos o plantas tapizantes).

Sin embargo, la creación de bellos espacios verdes eficientes y sin despilfarrar agua es posible gracias a los principios ecológicos utilizados en la Xerojardinería. La Xerojardinería aplica principios ecologistas que dan como resultado jardines con un gran variedad de plantas y árboles y un consumo mínimo de agua (la cuarta parte que en un jardín convencional).

Existen una serie de pautas que, llevadas a buen término, permitirán disponer de un bonito y eficiente jardín. En primer lugar, se requiere una buena planificación y diseño previo del espacio ajardinado, teniendo en cuenta aspectos como las condiciones climáticas de la zona o las características del suelo.

El siguiente paso es seleccionar las especies de árboles o plantas que irán en el xerojardín. Las especies autóctonas, adaptadas a las condiciones del lugar y en general muy poco exigentes con el agua, suelen ser las mejores candidatas. En el caso de Ibi, se ha visto recientemente el éxito de jardines decorados con plantas aromáticas autóctonas (tomillo, romero, espliego, etc.), pero también servirían las de la zona de Chile Central, de la región del Cabo en Sudáfrica, del sur y sudoeste de Australia y de gran parte de California, al compartir muchas características climatológicas y adaptaciones similares.

Asimismo, también es muy recomendable elegir la mayor variedad posible de especies y agruparlas según sus características y necesidades de agua, teniendo en cuenta aspectos como la forma y textura, velocidad de crecimiento y desarrollo, e incluso su capacidad de resistencia a la contaminación urbana.

El riego y el consumo eficiente de agua son otro de los elementos fundamentales de la Xerojardinería. Los expertos en Xerojardinería disponen de una serie de consejos para ahorrar al máximo el agua, y en general, para un mejor cuidado del jardín: utilización de recubrimientos o cubiertas ("mulching"), que reducen la evaporación y la aparición de malas hierbas; creación de zonas de sombra y pantallas verdes; aprovechamiento del agua de la lluvia, etc.

La Xerojardinería tiene su origen en las graves sequías ocurridas en el oeste de Estados Unidos en los años 70, pero estas técnicas no llegan a España hasta 1993. Curiosamente, a pesar de las carencias hídricas españolas, las administraciones encargadas del diseño y mantenimiento de los jardines públicos son reacias a incorporar este tipo de programas (es más rentable electoralmente pedir el trasvase del Ebro).

En este enlace hay una interesante guía de xerojardinería con diez artículos muy completos e ilustrados con imagenes.

5 comentarios:

Javi dijo...

Hace tiempo se hizo una propuesta de recogida del agua de lluvia en un embalse al que además podría ir parte de ese agua de Santa María que como bien comentas se pierde.Ese embalse podría ir ubicado en el nuevo poligono Industrial, del que bien en camiones cisterna o mediante una red específica con bombas de presión que funcionasen con energía solar servirian para regar no todo tipo de jardín municipal, sino algo más que consume muchísima agua. Es posible que alguien piense que es una barbaridad. Yo le diría que yo personalmente estoy, dentro de mis posibilidades haciéndolo. Ahora tengo el problema de hacer el embalse, puesto que desde Octubre habré desperdiciado por no poder almacenar más agua más de 100 metros cúbicos de agua. Y tengo algibes por 50 metros cúbicos. Por eso pienso que si se quiere se puede; y ¿Por qué no vamos a querer ahorrar agua y tener bonitos jardines?

Gloria Casado dijo...

Las tres cuartas partes del planeta están cubiertas por agua, pero de ella el 97% es agua salada, el 2% se encuentra helada y sólo el 1% es agua potable disponible en ríos, lagos y corrientes subterráneas. Esto significa que nos encontramos con un recurso no tan abundante, sobre todo porque localmente puede ser agotado y su distribución es irregular dependiendo de los climas.

Como los demás consumidores, el sector de la jardinería tiene ante sí el reto y la obligación de colaborar en la conservación del elemento de la vida.El crecimiento de jardines públicos y privados y la ampliación de zonas verdes urbanas llevan parejos un aumento sistemático de la demanda de agua. Y si tenemos en cuenta que en la España mediterránea (70 %) del territorio nacional la pluviometría está sometida a sequías periódicas y a un intervalo de ausencia de lluvias estival de 3 o 4 meses, el uso racional del agua debe ser un tema prioritario.

Las sequías hacen saltar las alarmas, pero cuando pasa todo se olvida y vuelta a lo mismo: gasto de agua y diseños de alto consumo.Puesto que sabemos de la existencia de un diseño de jardín que consume hasta la cuarta parte que uno convencional, como lo es la “xerojardinería” (jardín seco) debemos potenciarlo. ¿Por qué utilizarlo en nuestra localidad? si sabemos que: “EL COSTE DE MANTENIMIENTO DE UN JARDÍN XEROFÍTICO ES DIEZ VECES MENOR QUE EL JARDÍN CONVENCIONAL”

Según un estudio "solamente dedicando el 14% de las aguas residuales se tendría el volumen de agua necesario para cubrir el riego de las zonas verdes de una ciudad". Igualmente con un ahorro de agua en agricultura del 6,5% (la agricultura consume el 80% del total) se abastecerían todas las ciudades españolas. Otro factor a tener en cuenta según él es la necesidad de revisar las redes de distribución, ya que en algunas se pierden más del 50% de los caudales. Aunque las campañas que realizan sobre el ahorro del agua... "tienen como punto de mira el ciudadano y el gasto de agua de uso doméstico"... seguimos viendo extensas praderas de césped encharcadas a pleno día.


Ante la falta de sensibilidad ecológica y la poca concienciación respecto al ahorro de agua tanto por parte de la población como por la Administración, yo como ciudadana ibense solicito una gestión eficiente (es la clave en un país donde el 40% del territorio está amenazado por diversos procesos de desertificación).

Vicente dijo...

Todas las infraestructuras hidráulicas tradicionales que tenía Ibi están en un lamentable estado de abandono. Balsas en desuso cada vez más sucias y acequias rotas por las que se pierden miles de litros de agua. La desidia de la Administración y la falta de uso por los particulares están echando a perder un valioso patrimonio agrícola y cultural e, incluso, industrial (como el caso del Molí de Paper).

José Vicente dijo...

Des que em vaig assabentar de què era això de la xerojardineria sóc un ferm partidari d'ella.
Personalment, em fa molta gràcia pensar que casualment, eixos que demanen trasvassos d'aigua i exigeixen que els rius passen per on no toca, són els mateixos qeu s'empenyen en que hi haja abets en el litoral mediterrani i vastes extensions de gespa verda ¡sí, sempre verda! on menys aigua hi ha, on -de manera natural- hi ha roca o arena. Em sembla a mi que eixes persones es creuen que poden fer que la natura del seu poble siga una natura "a la carta"...
Igual que no puc entendre eixe tipus d'acutacions, no puc entendre que moltes persones s'empenyen en tindre iguanes i animals exòtics a casa... però això ja és un altre tema.

pepe dijo...

Hace ya tiempo que EU en el Ayuntamiento de Ibi planteó la necesidad de que se construyan embalses para recoger el agua de lluvia y los excedentes de los manantiales que se utilizan para riego.
No solo las aguas de santa María,
tambien se pierden las aguas que bajan de la zona de la Pileta.Estas se pierden por el sargaret.
Al PP no le interesa ninguún plan para ahorrar agua.solo quiere hablar de trasvases porque, efectivamente, eso le da una buena rentabilidad politica.La prueba está en que en Valencia y Murcía es donde el PP obtiene mejores resultados electorales.
Lo lamentable es que la ciudadanía no se pare a pensar en la trampa y el engaño que suponen esas promesas irresponsables de los dirigentes del PP con la falsa promesa del trasvase del Ebro.Algo que ellos mismos saben que no es posible por muchas razones que no voy a explicar ahora, pero que todos sabemos.
Aquí en Ibi se pierden miles de metros cúbicos de agua por las fugas. Los huertos urbanos son regados con agua potable que todos pagamos y que muchas veces se está tirando con riegos abusivos y gomas de goteo con fugas.Pero a los gobernantes de este pueblo eso no les preocupa lo más minimo.
Estos se rien de todo y de todos.
A pesar de todo tendremos que seguir denunciando estas cosas y otras muchas a ver si a los ciudadanos de este pueblo se les abren ,alguna vez,los ojos y ven a que clase de gente apoyan mayoritariamente en las elecciones.Tanto a nivel local como autonómico y nacional.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È