miércoles, 5 de marzo de 2008

Un Registre per als NO caçadors

Ecologistes en Acció ha posat en marxa un Registre de no caçadors perquè totes les persones que no cacen es registren i reivindiquen els seus drets, ja que la pràctica de la caça genera agressions a la natura, causa nombrosos conflictes socials i resulta èticament reprovable perquè es desenvolupa fonamentalment amb finalitats econòmiques o lúdiques.

En contrast amb una activitat tan agressiva com la caça, cada dia són més nombroses les persones que fan ús del medi natural de manera pacífica i respectuosa, diversificant les activitats lligades al gaudi de la natura i generant una creixent renda econòmica en el medi rural. Aquest és el cas del senderisme, la bicicleta de muntanya, les rutes a cavall, el muntanyisme, el piragüisme, l'observació d'aus i un llarg etcètera.

No obstant això, per a Ecologistes en Acció la intensificació creixent de la caça i la falta d'una regulació i control d'acord amb els temps que vivim altera, quan no impedeix, que es duguen a terme aquestes activitats en condicions de seguretat i tranquil·litat.

La caça condiciona el pas de les persones i allunya el contacte amb les espècies animals, i limita múltiples activitats que sí que són ambientalment responsables. A pesar de tot l'anterior i de manera incomprensible, un milió de caçadors, que suposa menys del 4% de la població espanyola, ha aconseguit supeditar el dret d'una gran majoria no caçadora a la pràctica d'una activitat controvertida i excloent com poques.

La Constitució Espanyola diu en l'article 45 que tots tenim el deure de conservar i el dret de gaudir del medi ambient; tanmateix, per a Ecologistes en Acció això no és factible quan en el terreny pel qual passegem està permés caçar.

A Espanya, la caça provoca cada any la mort d'uns 50 milions d'animals i utilitza més del 95% del territori. Enverina el medi ambient i, en particular, l'avifauna amb l'abocament d'unes 6.000 tones de perdigons de plom. Posa portes al camp mitjançant la col·locació de reixats i l'alçament de milers de quilòmetres de tanques cinegètiques.

Provoca la desaparició de la fauna silvestre autòctona mitjançant amollaments incontrolats i, sobretot, mitjançant l'ús encara molt estés de verins, llaços i ceps per a acabar amb els depredadors. Dóna lloc al maltractament animal, no sols de les víctimes de la caça, sinó també dels gossos que s'empren en gossades i caceres.

Per tot això, pel respecte als no caçadors i per combatre els impactes de la caça, s'ha impulsat des d'Ecologistes en Acció el Registre de persones NO CAÇADORES, perquè s'hi inscriguen les que han renunciat a l'activitat cinegètica i les que reclamen el reconeixement dels drets dels no caçadors a gaudir del medi ambient i de la convivència amb els animals.

Aquest Registre de NO CAÇADORS servirà de referència i punt de trobada per a la defensa dels drets dels no caçadors, i els qui s'hi inscriguen fan seua la declaració següent:

- Declare públicament la meua condició de no caçador.
- Reclame el meu dret a gaudir de la natura sense estar subjecte a l'amenaça i el soroll dels trets dels caçadors.


- Reclame el meu dret a deambular lliurement pels espais i les vies públiques sense estar subjecte a les restriccions i els obstacles a què dóna lloc l'activitat cinegètica.
- Declare el meu compromís de gaudir de la natura responsablement sense danyar-la ni molestar ni perjudicar terceres persones ni els seus béns legítims.

Registre de No Caçadors http://www.ecologistasenaccion.Org/nocazador

9 comentarios:

Tomellosero dijo...

Los "ricos y famosos" que cazan, o los que conscientes que para entrar en según que círculos hay que apuntarse a esta modalidad de perseguir animales, aterrorizarlos y destrozarlos a tiro limpio o con perros (a los que luego abandonarán y/o también matarán), se sienten incomprendidos. A ellos, que tanto hacen por el campo de nuestra España (negra), poniendo el equilibrio y matando todo aquello de cuatro patas o alas que se menea, les quieren subir el precio del perdigón matarife. Ante tal agravio, se volverán a poner el traje de "Spanish Rambo" con las manchas de sangre descoloridas, y se van pa los madriles el sábado 1 de marzo a la más vergonzosa manifestación de todos los tiempos, secundada por rehaleros, galgueros y practicantes de monterías resucitadas de tiempos peores.

Javi dijo...

Acabo de firmar, espero sirva de algo, con todos mis respetos a los cazadores, creo que es un "deporte" a erradicar. Por muy antiguo que sea.

Anónimo dijo...

Hubo un tiempo, no muy lejano, en que los blancos europeos y americanos podían disparar a placer y con total impunidad contra los negros africanos. Hasta no hace mucho, en nuestro país, los maridos podían pegar a sus mujeres amparados por la ley, sin que nadie moviera un dedo por ellas. Y todavía hoy, muchas personas disfrutan su tiempo de ocio matando a seres indefensos cuando se abren las temporadas de caza y pesca. Las cosas van cambiando, afortunadamente. En la actualidad, las leyes protegen la integridad física de una pequeña parte de los seres vivos y sensibles que habitan nuestro planeta, y el asesinato y los malos tratos contra las personas están tipificados en el código penal y son castigados. Pero las cosas distan mucho aún de ser perfectas, pues la inmensa mayoría de los animales, los no humanos, ven sus derechos más fundamentales pisoteados de forma cotidiana.

Vicente dijo...

Matar es, entre nosotros, una alternativa de ocio más. Si las víctimas fueran humanas, hablaríamos de crímenes y las personas que disparan serían juzgadas por asesinato y castigadas duramente.

Pero cuando los que mueren tiroteados son animales no humanos, el crimen se convierte, por arte de magia, en “gestión cinegética”, “deporte” o “afición”, y, dados los pingües beneficios que supone, su práctica pasa a ser algo perfectamente legal.

Las muertes gratuitas y crueles de millones de seres se transforman en mercancía y se prescinde totalmente de hacer una valoración moral de los hechos. Sin embargo, la caza y la pesca deportivas son agresiones injustificadas contra seres inocentes que no nos han hecho nada.

Esta es su cruda realidad, por mucho que los aficionados disfracen y reciclen los argumentos y pasen del “instinto atávico” al ecologismo más purista, pasando por el “deporte” y la “solidaridad” con los pobres agricultores y ganaderos atacados por viles animales de los que hay que defenderse.

Anónimo dijo...

La caza y la pesca, por muy legales que sean y por mucho apoyo que reciban, son una canallada. Una vileza perpetrada y apoyada por quienes no son capaces de poner en práctica el más elemental ejercicio de empatía cuando la víctima no tiene forma humana.

Mathilde dijo...

Cazar crías de foca es lo último en “diversión” vacacional extrema. Los turistas, aburridos de los fines de semana de supervivencia SAS, del trekking en el Antártico, y de reservar vuelos espaciales con Richard Branson, pronto podrán volar a Noruega y disparar a las indefensas crías de foca.

La decisión de lanzar este tipo de vacaciones, que han despertado la ira de los grupos de defensa de los derechos de los animales, sigue a la reciente propuesta del gobierno noruego de ampliar la caza anual de focas de modo que los entusiastas aficionados se puedan unir a esta práctica.

El objetivo es aumentar dramáticamente el número de muertes de focas, a quienes los pescadores culpan de devastar las reservas marinas del Mar del Norte. Pero el efecto ha sido el enfurecimiento de los grupos conservacionistas

Matar una cría de foca es lo más fácil del mundo si se tienen inclinaciones sádicas. No se puede decir que sea ningún tipo de deporte. El animal está completamente indefenso.

Algunas compañías ya están ofreciendo vacaciones tanto a expertos cazadores como a principiantes, aprovechando la actual relajación de las leyes de caza. Se anuncian viajes en Internet para un día de caza y una foca. Las páginas web de algunas compañías muestran fotos de cazadores posando con su presa, y oferta viajes que incluyen no sólo alojamiento y comida, sino también ayuda sobre cómo trocear y conservar cadáveres de focas.

Algunos paquetes prometen el reembolso del dinero a aquellos cazadores que se sientan decepcionados si no matan la cantidad anunciada. Otra compañía, Polar Events, anuncia: “Nos aseguraremos de que su caza sea difícil de olvidar.”

Yo no olvidaré nunca a los cazadores de crías de foca.

Libera dijo...

MANIFESTACIÓN ANTITAURINA EN VALENCIA

SÁBADO, 15 DE MARZO
A LAS 16:30 HORAS
FRENTE PLAZA DE TOROS DE VALENCIA

Convocan: Actyma, Col.lectiu Folgança y Libera!

Claudio dijo...

No estaba muy convencido de la conveniencia de decir algo en referencia a este tema.
Muchas veces siento que, si lo que voy a decir no es más bello o más útil que el silencio, sería mejor callar.

Estoy de acuerdo en que la caza, la pesca, los festejos taurinos, las luchas de perros, de gallos.... toda forma de maltrato a los animales es abominable.

Pero es que ese mismo sentimiento me llega cuando me enfrento a un buen plato de arroz con conejo.

¿Es justo que sólo los animales que tienen la suerte de nacer libres tengan el derecho a la vida en libertad? ¿Los que viven en granjas en la espera inconsciente de su final merecen acabar entre nuestras fauces? ¿Sabéis que tipo de muerte reciben en los mataderos?

Muchas veces tengo que hacer verdaderos esfuerzos para apartar este sentimiento de mi alma y seguir siendo cómplice de tanta barbaridad.

Libera dijo...

Quería decirle a Claudio que existe una gran diferencia entre un tipo de matanza y otro.

De acuerdo que todo sacrificio de animales, según una óptica budista, debería ser igual de deleznable.

Pero hay un importante matiz: la crueldad. En los mataderos se deben aplicar según la ley una serie de técnicas que limiten o eliminen totalmente el sufrimiento inútil.

Sin embargo, en las plazas de toros o en las cacerías, los animales son heridos y su sufrimiento se prolonga, a veces durante horas o días. Es puro sadismo.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È