viernes, 29 de febrero de 2008

Planta de eliminación de residuos en L'Alfaç III

En un comentario a la entrada de ayer, una persona me pregunta que sé de la noticia aparecida en Escaparate Digital: "Una empresa solicita licencia para instalar una planta de eliminación de residuos peligrosos en el Alfaç III de Ibi".

Efectivamente, en el DOCV del pasado día 19 de febrero se publicó un anuncio de la Consellería de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda sobre Información pública de varias solicitudes de autorización ambiental integrada de expedientes tramitados con la Ley 2/2006 con evaluación de impacto ambiental incluida, entre las que está una promovida por la empresa "Acteco Productos y Servicios, S.L." (Exp.: 155/07 IPPC), que se pretende emplazar en la parcela 86 del Polígono Industrial L’Alfaç III (la imagen que ilustra esta entrada no tiene relación ni con esta empresa ni con el proyecto). Según he podido investigar, esta empresa pertenece al Grupo de Plásticos Erum, de Alcoy.

Nada más ver el anuncio, pedí examinar el expediente en la Oficina Técnica del Ayuntamiento, al que accedí de forma casi inmediata y sin ningún problema (es más, fui atendido de forma extraordinariamente amable por las funcionarias, todo hay que decirlo). Tras la oportuna solicitud, obtuve algunas fotocopias de documentos obrantes en dicho expediente y tengo pendiente de recoger otras que estarán preparadas (se trata de un expediente bastante voluminoso y de un proyecto técnicamente complejo).

De momento, puedo informar que se trata exactamente de una parcela entre la C/ Zamora y C/ De la Font Negra (entre la carretera de Tibi, la carretera de Alicante y la Autovía, junto a las naves nuevas de Crearplast),


El solar tiene 23.813,15 metros cuadrados, dentro de la cual se tiene previsto construir una o varias naves, con un total de 7.766 metros cuadrados, dedicadas a almacenar residuos peligrosos y no peligrosos, tanto plásticos, como metálicos o líquidos, así como albergar distintas plantas de tratamiento de residuos plásticos, metales, compuestos no metálicos y tratamiento físico-químico de residuos líquidos (bombeo, flotación, decantación, tratamiento de lodos, evaporación, desengrase y reutilización del agua depurada).

Evidentemente, se trata de una actividad muy delicada, sometida a la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación, que introduce un nuevo concepto de autorización ambiental, la AUTORIZACIÓN AMBIENTAL INTEGRADA (AAI), cuyo objetivo es proteger al medio ambiente en su conjunto, aplicando los principios de prevención y control ambiental de una forma integrada, con el fin de impedir la transferencia de contaminación de un medio a otro. Para ello impone específicamente para cada instalación valores límite en todos los vectores ambientales (atmósfera, aguas, ruidos, residuos, suelos…), así como planes de vigilancia al respecto. En el fondo, se simplifica los tramites administrativos, integrando en una misma autorización las autorizaciones sectoriales de medio ambiente que existían hasta el momento.

El procedimiento está bastante avanzado, prueba de ello es la citada publicación en el DOCV dando un plazo de exposición pública para que todos los interesados puedan realizar alegaciones. Por parte del Ayuntamiento de Ibi, en fecha 5 de marzo de 2007 se concedió Licencia para llevar a cabo la construcción de la nave industrial. Poco después, el 27 de marzo de 2007, la Ingeniera Técnica Municipal emitió informe favorable sobre la Compatibilidad Urbanística para la actividad de recogida, transporte, almacenamiento y reciclado de residuos.

Mucho más recientemente, en fecha 8 de febrero de 2008, la misma Ingeniera Municipal emite un nuevo Informe a solicitud de la Consellería, sobre la suficiencia de la documentación presentada por la empresa. En este último Informe se constatan algunas objeciones: se exige a la empresa que proponga medidas correctoras que garanticen el cumplimiento de la normativa sobre ruidos y vibraciones; al estar previsto en el proyecto la existencia de un quemador de gas para el secado de lodos, se debe garantizar la normativa de protección atmosférica (calor y olores); la documentación presentada es insuficiente en cuanto a condiciones de seguridad e instalaciones de protección contra el fuego; se apunta igualmente que la actividad debe disponer de un gestor de residuos, tanto calificados de tóxicos y/o peligrosos, como los restantes que genere, puesto que el Ayuntamiento no retira ningún tipo de residuo de las actividades industriales.

A partir de la fecha del anuncio (19 de febrero), hay 30 días hábiles (no cuentan los domingos ni "fiestas de guardar") para que las corporaciones y particulares interesados puedan presentar las alegaciones que estimen convenientes.

¿Debería presentar alegaciones a este proyecto? Me gustaría saber que opinan los lectores de esta bitácora.

9 comentarios:

Claudio dijo...

Me parece muy interesante toda la información que nos trasladas. Eres la única fuente, que yo sepa, por la que podemos informarmos sobre cuestiones concretas que afectan a toda la población de Ibi.

En cuanto a tu pregunta, si debes hacer alguna alegación, mi opinión es que, si encuentras alguna laguna en la documentación de que dispones o puedas disponer, debes hacer las que hagan falta para que la actividad de esa planta de tratamiento de residuos no genere problemas de ningún tipo.

Entiendo que los resíduos hay que tratarlos de forma que se eliminen en lo posible los riesgos de contaminación ambiental que puedan generar de no ser tratados. Ibi es una población industrial que genera muchos resíduos peligrosos y contaminantes. Todos deseamos que nuestro tejido industrial no desaparezca, y contar en nuestros polígonos con una planta de estas características es un factor determinante para animar a que se mantenga ese tejido e, incluso, que crezca.

Por lo tanto, no me parece mal que se instale una planta de estas características. Eso sí, con todas las garantías que establece la Ley, y algunas más, si es posible.

Saludos.

Anónimo dijo...

No creo que sea algo bueno para Ibi. La prueba está en que Onsurbe ya se ha adelantado a echarle las culpas a los socialistas (ya se está poniendo la venda). Ese tipo de actividades debería estar completamente alejadas de los núcleos urbanos o industriales.

Santi dijo...

Los británicos conocen el efecto: "no en mi patio trasero" cuando se refieren industrias y servicios necesarios pero molestos.
Todo el mundo (al menos la gente de mi alrededor) coincide en que las actividades de reciclaje y tratamiento de residuos son absolutamente necesarias y hay que promoverlas, pero estoy tambien seguro que nadie quiere cerca una planta de este tipo.
Yo planteo lo siguiente: es una actividad que, por muchas medidas que se tomen, tiene un punto de desagradable. Dado que se les va a exigir (y eso lo doy por descontado, que iluso soy) cumplir con toda la legislación habida y por haber, por qué no realizar una modificación parcial del plan urbanistico y situar la planta sola y aislada en el extemo del término municipal?
Estoy con Claudio, si la industria Ibense genera residuos, justo que es que se traten en el mismo término municipal, pero por su excepcionalidad quizás sería bueno tomar medidas excepcionales y enviar la planta "donde no se vea", que coxones, no han elegido mejor parcela para ubicar la planta que la que queda pegada a la autovía y en primera linea de visión de todo aquel que pase por la carretera.
Y debemos de dar por sentado que esta actividad industrial, como cualquier otra, hará lo posible por minimizar costes en su actividad, así que el exigirles el máximo cumplimiento de la legislación, en este caso, está más justificado que nunca.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con los 2comentarios anteriores. No me parece la ubicación más idónea por varios motivos, pero el principal es que con toda seguridad se producirán olores y hay gente que vive y trabaja muy cerca de donde se pondrá esa planta.

jusep dijo...

A mi me gustaría que se "investigará" o que se dijera, qué tipo de residuos peligrosos,son los que se van a reciclar. Exactamente qué se va a hacer.
No estoy de acuerdo con un comentario anterior, esta muy bien reciclar, pero reciclar los residuos de la industria de Ibi, no de los demas sitios. Que cada palo aguante su vela.
Y por supuesto, donde van muchos residuos peligrosos de nuestras industrias. En la actualidad. Ahí queda esa pregunta.
Se necesita investigar.

Estadística dijo...

La Ley ordena llevar a cabo una consulta pública con el público interesado, seleccionando los métodos más adecuados, tales como grupos de consulta, encuestas, sesiones públicas con o sin tercero mediador u otros de naturaleza similar.

Yo no soy la indicada para cuestionar la idoneidad de uno u otro sistema de "consulta pública", pero voy a cuestionar la encuesta que se pretende llevar a cabo.

Afirmo que desde el punto de vista estadístico, lo que se pretende hacer desde Promoibi no es una ENCUESTA en el sentido técnico.

Para elaborar una encuesta se deben seguir una serie de pasos muy concretos (selección del ámbito geográfico, determinación de la "muestra", etc.).

En una encuesta bona fide, la muestra no es seleccionada caprichosamente o sólo de personas que se ofrecen como voluntarios para participar. La "muestra" debe ser seleccionada científicamente de manera que cada persona en la población tenga una oportunidad medible de ser seleccionada. De esta manera los resultados pueden ser proyectados con seguridad de la muestra a la población mayor.

La información es recogida usando procedimientos estandarizados de manera que a cada individuo se le hacen las mismas preguntas en mas o menos la misma manera. La intención de la encuesta no es describir los individuos particulares quienes, por azar, son parte de la muestra sino obtener un perfil compuesto de la población.

Y además de lo anterior, la exigencia de identificación personal que contiene la encuesta de Promoibi anula completamente el valor de los resultados de la misma, pues la confidencialidad de los datos suministrados es algo que preocupa mucho a los participantes y produce un alto grado de disuasión.

Mathilde dijo...

Sólo tres cuestiones:

La primera de ellas es que posiblemente los residuos llegarían a la planta de tratamiento sin haber sido seleccionados previamente, por lo que se podrían mezclar residuos peligrosos con otros inertes.

La segunda es la relativa a la posible área de influencia de la supuesta planta. Con esas dimensiones es previsible que se pretenda abarcar un area geográfica importante y una capacidad de procesado igualmente significativa (para pocas cantidades no se justifica una inversión tan grande). El tránsito diario de camiones la planta puede resultar desmesurado.

Y la tercera es la relativa a la naturaleza geológica de los terrenos donde se instalaría la planta. Si fueran de baja permeabilidad (calizas y conglomerados terciarios propios de la zona, que son rocas muy permeables), se pondría de manifiesto una potencial peligrosidad de estas instalaciones.

Javi dijo...

Está claro que de muy tontos sería decir que queremos que nos pongan algo peligroso en la parte trasera de nuestra casa. Pero no debemos de poner pegas a todo, por que entonces carecemos de credibilidad. Hay que exigir que se cumpla la ley. En este caso y siendo el tema que nos ocupa. Que se cumpla extrictamente, y si es posible aumentar las medidas de seguridad. Que aun asi pueden haber problemas. Si. Pero para ello deben haber controles, tanto a nivel institucional como local.
¿Como podemos exigir que hayan plantas de tratamiento de residuos y después pedir que no me la pongan cerca?. Yo no la quiero cerca, pero tampoco quiero que no exista, que se le busque la mejor hubicación, que se le controle y que se le exija que cumpla todas las normativas, pero por favor que existan muchas plantas de tratamiento de residuos, depuradoras, recogida de basura selectiva, etc. ¿Que pasaría si no existieran? ¿A donde nos está llevando el haber empezado tarde con los tratamientos de residuos?
Está claro que para ecologismo radical sería no producir residuos, pero mientras tanto bienvenido sean.

Marco dijo...

Antes de expresar una opinión, me gustaría leer las memorias técnicas, sobre todo si hay fase de selección, tipo de tratamiento y almacenaje. En términos generales, estoy de acuerdo con estas actuaciones porqué evitan el “entierro” de los residuos, algo nefasto y tremendamente negativo por el medioambiente. Sobre la cercanía al pueblo, estamos como siempre: somos todos sensibles al medioambiente, pero a casa de los demás. Así no funciona: si queremos preservar el medioambiente, hay que favorecer iniciativas de este tipo. Además, hay tecnologías adecuadas para limitar los efectos de olores y vertidos al atmósfera. Os pongo el ejemplo de Zurich, en Suiza, donde el quemador de residuos se encuentra justo en el centro de la ciudad (ver http://www.stadt-zuerich.ch/internet/erz/home/about/standorte.html ).

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È