jueves, 14 de febrero de 2008

Disculpas públicas y privadas

Tengo la suerte de tener una esposa y unos amigos y amigas con los que hablar de todo lo que me está pasando, y me viene muy bien escuchar sus opiniones y consejos. Anoche llegué a la conclusión de que mi espíritu combativo me lleva a realizar actos excesivamente vehementes. Por otra parte, estamos convencidos de que una cosa es pedir disculpas y otra distinta es reconocer la veracidad de determinados hechos divulgados que son totalmente inciertos. Si alguien tuvo interés en que estuviera presente el Jefe de la Policía Municipal, ese fui yo precisamente, pues quería que se levantase acta de que se me impedía ejercer mis derechos (desconozco en este momento qué contendrá esa Acta Policial).

Ayer, cuando me entrevistaron en Radio Ibi, me negúe en rotundo a pedir disculpas. Es más, era yo el que las exigía de la Alcaldesa y del Sr. Agüera (y las sigo exigiendo a la vista de las falsedades que éste último ha divulgado en algunos medios). Hoy, más calmado y sosegado, sigo pensando que actué investido de mi condición de Concejal y de Abogado, aunque tengo que admitir que lo ocurrido fue un lamentable incidente (por supuesto que ni insulté ni agredí ni empujé a nadie, pero me empeciné en entrar en el despacho de la Alcaldesa en contra de su voluntad).

Esta mañana he llevado a cabo mi particular acto de contricción en forma de comunicado público (remitido a todos los medios de comunicación) y de entrevista personal con María Teresa Parra Almiñana.

EL COMUNICADO PÚBLICO

Ante la repercusión mediática que ha tenido la noticia sobre los desagradables sucesos ocurridos el pasado día 12 de febrero en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Ibi primero, y en la antesala del despacho de la Alcaldesa de Ibi después, considero mi obligación hacer lo posible por evitar que los mismos sean utilizados como cortina de humo para ocultar otros hechos, tan desagradables o más, que están en el origen de lo sucedido.

Por consiguiente:

1º) Pido disculpas públicamente a la Alcaldesa de Ibi por haber intentado acceder a su despacho sin su consentimiento. Hoy mismo he intentado hablar con ella en privado y no ha sido posible
[como digo, dicha reunión ha tenido lugar al final de la mañana].

2º) Pido disculpas públicamente a todos los funcionarios presentes por haber intentado ejercer mi función de Concejal de la Corporación hasta el límite que me dicta mi leal saber y entender.

3º) Pido disculpas públicamente a los vecinos del barrio por haber intentado ejercer mis funciones de Abogado cumpliendo hasta donde fue posible el encargo recibido.

4º) Pido disculpas a todos los funcionarios del Ayuntamiento de Ibi que puedan haberse sentido aludidos directa o indirectamente por las declaraciones públicas que he realizado desde que el escándalo del Convenio Urbanístico con la mercantil “Promociones Santa Lucía, S.L.”

5º) Pido disculpas públicamente a todos los militantes y simpatizantes de Esquerra Unida del País Valencià por si consideran que con mi actitud estoy incumpliendo las expectativas que depositaron en mí.

6º) Pido disculpas públicamente a todo el pueblo de Ibi por estar intentando averiguar y denunciar públicamente cualquier irregularidad que, a mi juicio, pueda cometerse en el Ayuntamiento de Ibi.

A todos los citados anteriormente quiero decirles, además, que seguiré intentando ejercer mi función de representante democráticamente elegido para exigir transparencia en la gestión de los intereses colectivos.

A los que me han manifestado, en público y en privado, su apoyo incondicional sólo me queda darles las gracias.


LA REUNIÓN CON LA ALCALDESA

Tras solicitarle la entrevista por medio de sus secretarias, me ha recibido en su despacho pasadas las 13,30 horas. Nos hemos dado la mano. Le he pedido las disculpas privadas que me había solicitado y le he reconocido que el incidente de anteayer debería haberse evitado, aunque creo que no se me puede achacar toda la responsabilidad. En cualquier caso, yo no me siento orgulloso ni satisfecho por lo ocurrido, ni mucho menos, y le he dado mi palabra de que no volverá a ocurrir. La explicación de todo está en el asunto de Santa Lucía, del que también hemos hablado sin tapujos y, aunque seguimos manteniendo discrepancias, en algunas cosas estamos de acuerdo. Me consta que Maite Parra no está ahora en su mejor situación personal y que todo este problema se suma a otros, pero no está ni estaba en mi mano decidir en qué momento se desencadenaría la polémica. La Alcaldesa me ha dicho que acepta mis disculpas y nos hemos despedido muy cortésmente.

Para mí, el asunto está zanjado. Necesito todo mi tiempo y mi atención para ocuparme de mi labor en el Ayuntamiento y en mi despacho profesional, lo que incluye seguir investigando todo lo sucedido en Santa Lucía y donde se presente. Tengo la conciencia muy tranquila y quiero ir por la calle con la cara bien alta, orgulloso de estar cumpliendo con mi obligación.

13 comentarios:

Un amigo dijo...

Lo que no creo es que se deba pedir disculpas por querer saber qué información se está dando a los vecinos sobre algo que afecta al pueblo entero. Bien por las disculpas, pero mal por la actuación de negarle a alguien, en este caso un concejal que representa al pueblo y menos de esa manera. A ver si son ellos capaces de disculparse. No lo creo ni lo verán mis ojos. Es la diferencia entre el buen talante y el abuso de poder.

iberut dijo...

Desde mi lugar (pueblo de Ibi) acepto tus disculpas.

Desde el mismo lugar, exijo las disculpas de Maite Parra y del Sr. Agüera.

Sin moverme de mi sitio, confío en tu entusiasmo y en tu trabajo para esclarecer todos los asuntos turbios que se adivinan.

Totalmente seguro de tener mis raíces en la tierra de Ibi, espero que todo esto sirva para abrir los ojos y los oídos adormecidos de mis paisanos.

Marco dijo...

No hay nada que añadir: me parece un comportamiento digno de una persona honrada al servicio de los ciudadanos. Nadie dudaba y duda de tus intenciones y de la fuerza de tus convicciones. Has dado en ejemplo de educación y honestidad moral. Gracias y sigue así.

Sento Berna dijo...

Bona vesprada Basseta.
Saps que no estic acostumat a donar-me a conéixer, però l'amistat que ens unix em fa impossible quedar-me sense manifestar publicament tot el meu suport en totes les iniciatives que has tingut en el nostre ajuntament, màximament en el tema de Santa Llucïa. Hem parlat moltes vegades i em tens al teu costat per al que precises.
Em va agradar la teua intervenció en el ple del dia 4, em va agradar que tota l'oposició anésseu a una.
Em va agradar que intentares per tots els mitjans estar present en la reunió en què es tractava quelcom molt important per a tots els ibenses. Tu eres, encara que a algú li pese, el legítim representant de molts d'ells, i en este tema de molts més dels que t'imagines.
Ara també m'ha agradat (que no m'ha sorprés) que hages demanat disculpes per quelcom que no havia d'haver passat, encara que tu no ho vas iniciar, sinó que ho vas acabar.
Enhorabona per tot. Seguix amb la teua tenacitat i compta amb els teus amics cada vegada que ho crees convenient.

Vicente dijo...

Pedir disculpas te honra como persona y como político. Siempre que sea necesario tendrás que pedirlas, porque nadie es perfecto. Pedir disculpas es señal de humildad y de reflexión.

Yo no las necesitaba, pero las agradezco, porque me evitas tener que partirme la cara con nadie para defenderte.

Mathilde dijo...

Leyendo tus palabras me viene a la cabeza una reflexión que no tiene nada que ver con lo político: ¿Cuando alguien hace algo que molesta a otra persona debe pedir u ofrecer disculpas?

Una determinada persona debe pedir o solicitar, no ofrecer, pues la cuestión se refiere más a la "moral" que a la linguistica.

Antiguamente se decía que el "acusado" debía pedir el perdón del "ofendido", o sea, pedir las disculpas y no ofrecerlas, pues el perdón es un acto de generosidad que se otorga o se niega al "acusado", y éste no puede ofrecerlo.

Así pues, si una persona "ofrece" disculpas o perdones es como si tuviese consigo la venia para hacerlo.

Sin embargo, el acto de pedir disculpas es mucho más profundo (anteriormente incluso se suplicaba piedad), pues quien ha cometido la falta las solicita y el ofendido tiene consigo la posibilidad de aceptarlo o rechazarlo y sea cual sea la decisión de éste último, el acusado simplemente debe aceptarla (afirmativa o negativa).

En caso de negativa, no existe posibilidad de apelación alguna, ya que como digo es un acto de generosidad, que se acepta o se rechaza, se otorga o se niega.

Dicho todo lo anterior, me alegro de tu gesto, me alegro de que la Alcaldesa haya aceptado tus disculpas y me alegro de comprobar que conservas intacto tu empeño en cumplir con tu obligación.

Un fuerte abrazo desde la distancia.

Un lector habitual dijo...

¿Pedir disculpas o dar disculpas? Creo que es este un caso para la lógica más que para la lexicología.

El DRAE define disculpa como "razón que se da o causa que se alega para excusarse o purgarse de una culpa". Si nos atenemos estrictamente a esta definición, no hay duda de que lo lógico es dar, presentar, ofrecer disculpas y no pedir, rogar, solicitar disculpas. En efecto, si disculpa es el motivo con que un supuesto culpable pretende justificar o explicar su falta o error, es obvio que ese aparente culpable tiene que dar, y no pedir, disculpas.

Sin embargo, de la segunda acepción del propio DRAE en el verbo disculpar se infiere que, al menos en lenguaje familiar, disculpa es también el perdón o absolución de las faltas u omisiones que otro comete. Por consiguiente, en este contexto, se pueden pedir, rogar o solicitar disculpas.

Tal vez entre ambas expresiones —dar disculpas y pedir disculpas— existe un cierto matiz diferencial. En dar disculpas se quiere decir que hay motivos (aunque no se expresen) que justifican, o al menos explican, el error cometido o la molestia causada. En pedir disculpas se está solicitando la benevolencia de alguien para exonerar de culpa o perdonar a quien cometió el error o causó la molestia.

La reciente (1992) vigésima primera edición del DRAE registra, como novedad, la frase pedir disculpas, que hace equivalente a disculparse, pedir indulgencia.

Anónimo dijo...

Bona vesprada Basseta.
Saps que no estic acostumat a donar-me a conéixer, però l'amistat que ens unix em fa impossible quedar-me sense manifestar publicament tot el meu suport en totes les iniciatives que has tingut en el nostre ajuntament, màximament en el tema de Santa Llucïa. Hem parlat moltes vegades i em tens al teu costat per al que precises.
Em va agradar la teua intervenció en el ple del dia 4, em va agradar que tota l'oposició anésseu a una.
Em va agradar que intentares per tots els mitjans estar present en la reunió en què es tractava quelcom molt important per a tots els ibenses. Tu eres, encara que a algú li pese, el legítim representant de molts d'ells, i en este tema de molts més dels que t'imagines.
Ara també m'ha agradat (que no m'ha sorprés) que hages demanat disculpes per quelcom que no havia d'haver passat, encara que tu no ho vas iniciar, sinó que ho vas acabar.
Enhorabona per tot. Seguix amb la teua tenacitat i compta amb els teus amics cada vegada que ho crees convenient.

Anónimo dijo...

ME PARECE QUE TODO ESTE FOLLON POR UNA TONTERIA, YO ESTABA ALLI, NO ES MAS QUE UNA FORMA DE DESVIAR LA ATENCION SOBRE EL VERDADERO PROBLEMA, PIENSO QUE NO TIENES QUE DISCULPARTE DE NADA, PUES NO HAS OFENDIDO A NADIE, MIENTRAS QUE SI TIENES MOTIVOS PARA PENSAR QUE ALGO SE ESTA COCIENDO Y NO QUIEREN QUE TE ENTERES.

pepe dijo...

Yo no creo que se tengan que pedir disculpas cuando no se es culpable de nada.De todas formas tu las pides y eso es digno de apreciar en cualquier persona que lo haga.
Sin embargo los que deberian de pedir disculpas y dimitir son los que están engañanando al pueblo,provocando continuamente,defendiendo sus presuntas irregularidaes y tirando a sacos el dinero de todos los contribuyentes.A los que por cierto nos van a axfisiar a impuestos para pagar sus despilfarros,despropositos y otras cosas.
Esos, que han prometido (engañado) al pueblo una y otra vez.Residencia geriatrica,guarderia infantil,casas tuteledas,viviendas sociales y para jovenes etc.etc.
Es decir,humo y mas humo.
Esos son los que deberian,repito, de pedir disculpas y dimitir.

Anónimo dijo...

Basseta, hay que ver como eres de anormal. ¿A quién se le ocurre cometer pecados mortales tales como dar un grito o un empujón?

Debes hacer acto de contricción y, en lo sucesivo, intentar ser un político normal, de esos que sólo comenten faltitas leves: amaestrar a sus juventudes, mentir, recalificar y conveniar todo lo necesario para hacerse con el dinero de las comisiones, talar pinos o provocar incendios donde tienen proyectado contruir un nuevo pueblo o una "Terra Mítica", mantener a los estudiantes en barracones, gastar el oro del moro en vistas papales o competiciones elitistas...

Tienes mucho que aprender para llegar a ser un político de éxito. Espabila Basseta, espabila.

Anónimo dijo...

"Gentes ignorantes que antes nos tenían miedo
cogen confianzas que nunca les dimos
Cobardes, que van de valientes
hablando de nosotros mal ante la gente
Creéis que todo tiene un límite
así estais todos limitados
Cuidado (cuidado)
os avisamos,
somos los mismos, que cuando empezamos...
Gentes ignorantes que antes nos tenían miedo
cogen confianzas que nunca les dimos
Cobardes, que van de valientes
hablando de nosotros mal ante la gente
Vuestro entorno huele a podrido,
vuestras palabras son ladridos
Cuidado (cuidado)
os avisamos
somos los mismos que cuando empezamos"

ESKORBUTO

BASSETA MO DEJES QUE SE SALGAN CON LA SUYA ESTOS ESPECULADORES DE MIERDA

Ibense dijo...

Pues a mí me parece vergonzoso, así que desde mi lugar no acepto las disculpas porque dicho comportamiento está fuera de lugar, y es muy facil pedir disculpas cuando sabes que se va a dar una rueda de prensa, porque yo estoy convencida de que sino no las hubieses dado ya que exigías que ocurriese exactamente lo contrario. En tu contra, todos los testigos que hubieron cuando ocurrió el lamentable suceso...

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È