lunes, 28 de enero de 2008

Presupuestos participativos ¿te suena?

Pues la frase lo dice todo: "presupuestos"+"participación" = Presupuestos participativos.

Entre las decisiones más importantes que toman los representantes políticos municipales, está la del destino de los fondos del presupuesto anual, pero en la mayoría de los casos los ciudadanos no intervienen directamente en el proceso de decisión.

El sistema de Presupuestos Participativos constituye una iniciativa dirigida a democratizar la gestión pública, abriendo a las ciudadanas y ciudadanos el proceso de toma de decisiones. En este sentido se busca la potenciación de la participación directa de la población en la elaboración y la ejecución de los presupuestos municipales, dando prioridad a las necesidades directas expuestas por la ciudadanía comprometida con el proceso.

Este tipo de experiencia colectiva se puso en marcha en 1989 en la ciudad brasileña de Porto Alegre, una ciudad con 1,3 millones de habitantes en la que se llevan invertidos desde 1989 más de 1.000 millones de dólares bajo este modelo; aunque se ha ido extendiendo a otros muchos lugares del mundo. Concretamente en España, son muchas las ciudades que ya han adoptado totalmente este proceso (Rubí, Zaragoza, Cáceres, y otras muchas más), integrando Ayuntamiento+Ciudadanía, potenciando la democracia participativa en intento de superar algunas carencias manifestadas por la democracia representativa.

Con este sistema se consiguen superar algunas disfunciones presentes en la mayoría de los municipios, como por ejemplo, la diferencia entre la política excesivamente formal y las necesidades reales a satisfacer, la tendencia al clientelismo en torno al acceso de los recursos locales o la discrecionalidad (a veces incluso corrupción ) presente en las unidades administrativas que adoptan las decisiones.

En la práctica, a través del Presupuesto Participativo, los ciudadanos pueden presentar sus propuestas sobre dicho reparto, sugiriendo en qué debería gastarse cada partida, con el fin de mejorar día a día su ciudad y hacerla más justa, igualitaria y solidaria.

Una de las experiencias más conocidas dentro del ámbito nacional es la de Sevilla, pero también se ha puesto en marcha en Albacete y en la cercana localidad de Petrer (en 2006 los ciudadanos decidieron directamente el destino de 500.000 € en inversiones), por poner un par de ejemplos que pueden resultar mucho más próximos.

Salvando los matices y pequeñas diferencias de una ciudad a otra, siempre existe un Foro de Participación directa de los ciudadanos y ciudadanas, que tiene por finalidad deliberar, planificar y elaborar propuestas sobre el Presupuesto Municipal, valorando y supervisando su realización, de acuerdo con el modelo de ciudad que queremos.

En Albacete se suele empezar en el mes de octubre con la presentación de propuestas, tanto individuales como colectivas (a través de asociaciones). Antes de finalizar noviembre se celebran las Asambleas del Foro, que aprueban su Presupuesto y nombran a un Consejo del Foro formado por ciudadanos y ciudadanas que recogen las propuestas, las ordenan por prioridades y las defienden ante el Ayuntamiento para que éste las integre en el Presupuesto Municipal. Para conocer y tratar mejor algunas necesidades, también se realizan Foros Temáticos o monográficos, que nos ayudan a tener una visión más profunda y real de la ciudad.

En definitiva, el Presupuesto Participativo logra insertar en el ciclo anual presupuestario procedimientos de Democracia Directa. El principal objetivo es capturar de forma directa las necesidades y aspiraciones de la población, convirtiéndolas en hitos presupuestarios de inmediato desarrollo.

Creo que a los representantes del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ibi todo esto les suena a música celestial. Es más, en Ibi ya sería un logro que el PP quisiera discutir los Presupuestos con los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento.

7 comentarios:

Lazarillo en América dijo...

Yo quiero participar en los presupuestos: ¡Que me den a mí los dineros!

Anónimo dijo...

Yo creo que las opiniones de la gente normal y corriente pueden ser muy valiosas, porque los políticos hay cosas que no ven o no quieren ver.

IU Petrer dijo...

Hace un par de años, la experiencia de Petrer fue elegida por la Conselleria de Territorio y Vivienda de la Generalitat Valenciana como la mejor práctica de presupuestos participativos de esta Comunidad Autónoma.

La implicación de la población que habitualmente no participa de organizaciones ciudadanas o asociaciones se ha convertido desde el principio en el verdadero reto del Presupuesto Participativo, puesto que éste tiene su razón de ser, al margen de sus resultados prácticos, en la apertura de un nuevo cauce de participación que permita el acercamiento a lo público de ciudadanos que no están dispuestos a implicarse o no entienden como idóneas las formas de participación tradicional.

Os aseguro que vale la pena intentarlo.

Apple dijo...

Una de las razones por las que se están promoviendo las TIC en política es la de intentar canalizar, y generalizar,
de forma adecuada distintos intentos por posibilitar la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones públicas.

Por lo que he leido en el blog de Basseta, veo que un ejemplo de aplicación práctica de estas nuevas herramientas podría ser en los presupuestos participativos. Sin apenas coste alguno se podrían recabar ideas de los ciudadanos e incluso organizar asambleas virtuales.

IBENSE dijo...

La idea no me convence en absoluto. Los Concejales están puestos para pensar y tomar decisiones. No hay más participación que la de las urnas.

Marco dijo...

Que sea tarea de los concejales está claro.
Pero que bien sería participar en la decisión sobre una parte de los presupuesto, como ciudadanos, gente normal. Sería genial y merece la pena intentarlo.

Claudio dijo...

Hay varias formas de ver el día a día de la política.

Muchas veces es necesario recurrir a la analogía, a los ejmplos comparativos, para ver las cosas con claridad.

Por ejemplo: en una comunidad de vecinos, en una comparsa, en una asociación de padres, vecinal, etc., las Juntas directivas, y cada uno de sus cargos, son elegidos por un período de tiempo concreto, y se espera de ellos que gestionen los fondos aportados por los socios conforme a los acuerdos adoptados en las Asambleas.

Según el ámbito de actuación de las Entidades, es más o menos complicado de aplicar este modo de funcionamiento. A mayor ámbito, más dificultad.

Aunque un Ayuntamiento decide, en teoría, el destino de sus presupuestos en Asamblea, el Pleno, esto no es realmente una representación de la voluntad ciudadana.

A mi entender, los ciudadanos eligen a las personas que consideran más idóneas para gestionar los recursos que ellos mismos aportan al fondo común.

Lo que ocurre, y a lo que estamos acostumbrados, es que los políticos no actúan como GESTORES, sino como dueños de ese fondo común, que gestionan según sus propios gustos y afinidades sin contar, salvo cuando les conviene, con lo que los ciudadanos opinan.

También es cierto que no se incentiva desde las Administraciones, tal vez no les interese, el asociacionismo participativo vecinal, salvo a la hora de organizar festejos.

Así pues, sería necesario un cambio en el concepto que tenemos los ciudadanos de las palabras "Democracia", y "participación". Tal vez sea necesario un esfuerzo en el tema de la Educación para conseguir que, en un futuro, se actúe de forma más consecuente.

Pero, ¿realmente nos interesa a todos esto?

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È