martes, 29 de enero de 2008

¿400 € es mucho o es poco? Pues depende ...

A la vista de las promesas electorales que, cual comerciantes en rebajas, anuncian los líderes de los dos grandes partidos nacionales, no debería extrañarme la pregunta que hoy me ha hecho un ciudadano de la calle: ¿Y tu partido cuantos euros nos ofrece a cambio del voto?

Asistimos a la distorsión del debate político, transformado en una puja por el voto (¿Quién da más?). Ya no importan los principios, sólo cuentan los finales (¿Cuánto nos vamos a ahorrar?).

Hace tiempo que la capacidad adquisitiva de los españoles va decreciendo. Con el mismo salario (apenas actualizado por un ridículo y manipulado IPC), se pueden comprar cada vez menos productos. Las cabezas pensantes de los dos grandes partidos saben que conviene inyectar dinero en las economías domésticas para, en teoría, ayudar a las familias a llegar a fin de mes, aunque en el fondo se trata simplemente de estimular el consumo para mantener el nivel de crecimiento (como si el crecimiento fuera un fin loable en si mismo).

El espectáculo que se nos viene ofreciendo en esta precampaña es lo bastante triste como para que vaya yo dándole publicidad. Pero creo que tengo derecho a exponer mi propia opinión y cuestionar públicamente esta gran mentira colectiva con la que se pretende decantar (o comprar) los votos de un puñado de ciudadanos incautos que den la mayoría a uno u otro partido.

Personalmente, hace tiempo que acostumbro a mirar detrás de los grandes escaparates. Los escaparates sólo ofrecen una visión maquillada de la realidad, pero para comprenderla en su totalidad hay que mirar en la trastienda. ¿A qué me refiero? Pues me refiero a que las repetidas ofertas económicas que nos venden los responsables de las campañas electorales son más falsas que un duro sevillano, pues parten de un error que se acrecienta cada año que pasa.

La única forma de ayudar realmente a las familias es incrementar los salarios, o por lo menos, crear las condiciones adecuadas para que las rentas salariales sean más justas (aumentando los controles sobre la economía sumergida, sobre la contratación temporal, etc.). Si la inyección de dinero contante y sonante llega por la vía del salario, el Estado no necesitaría gastar recursos públicos previamente recaudados para devolverlos a los contribuyentes. Me parece totalmente equivocado (y creo que Solbes piensa lo mismo) que el Estado tenga que intervenir en la economía, sustituyendo a las empresas como fuente generadora de ingresos.

Es más, considero totalmente injustas algunas de las promesas, como por ejemplo, y sin ir más lejos, la última del Presidente Zapatero: devolver 400 € a cada trabajador. Y creo que tengo argumentos sólidos para avalar mi opinión, como por ejemplo, las propias palabras del Tribunal Constitucional cuando ha tratado de perfilar el derecho a la igualdad: a veces la desigualdad se produce cuando se trata igual a personas desiguales. Es decir, entregar 400 € lineales, sea cual sea la renta y la situación económico-patrimonial de un contribuyente, es regresivo e injusto desde el punto de vista constitucional. Por lo menos, igual de injusto que sería aplicar un mismo tipo en el IRPF a todos los trabajadores, con independencia de sus ingresos reales.

Con 400 € en el bolsillo, cada uno de los 13 millones de contribuyentes que se calculan beneficios de la ayuda tendrá la tentación de gastarlos en una cosa. Pero si se juntaran los 5.200.000.000 € (cinco mil doscientos millones de euros, que no es moco de pavo) de todos, se podrían hacer colegios, guarderías, geriatricos, hospitales, carreteras, ..., generando el efecto multiplicador del gasto público tan estudiado en las facultades de Economía. Pero eso sólo lo puede hacer el Estado, y para eso están los Impuestos, y eso no debería depender del color político del partido triunfador en las Elecciones Generales.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

No has podido decirlo más claro. Estoy completamente de acuerdo contigo. Qué lástima que las personas, en su mayoría,no tengan capacidad mental para cuestionarse las promesas que vienen de boca de los políticos, buscar información, contrastarla, analizar su situación, pensar en sus principios etc...
Los partidos,que podemos llamar de izquierda, no tienen otro remedio que el intentar dar más todavía ante la agresiva campaña de la DERECHA (porque el PP es DERECHA DERECHA y DERECHA).
Es indignante, pero parece ser que en la mayoría de los caos los españoles no nos paramos a hacer reflexiones. Nos vendemos al que más nos de en el momento. ¿Para qúe mirar al futuro?,¿Porqué pensar en la justicia social?...Todo eso queda muy lejos. Así nos va y así lo demostramos (lo demuestran) en las urnas. !Qué PAÍS!.

Hilario Ideas dijo...

Poco hay que agradecer al presidente del Gobierno, puesto que este dinero que ahora se entrega, como si de un aguinaldo se tratase, será recaudado después con creces si se mantuviera la actual espiral de inflación, gasto público y aumento de impuestos en que nos ha sumido el Gobierno y que el PSOE se propone acentuar. Hace años que los contribuyentes españoles, a los que el Estado ha ido exigiendo un esfuerzo fiscal ascendente con el resultado de un superávit en las cuentas públicas, deberían haber recibido la devolución de lo que es suyo. El superávit no pertenece a ningún político, y menos aún a un partido que lo usa para intentar comprar votos en vísperas de unas elecciones, sino al pueblo, esto es, a las familias y en especial a las empresas, que sufren una de las cargas impositivas más altas de la Unión Europea y cuya liquidez es fundamental a la hora de evitar un aumento del desempleo producido por la ralentización del consumo. En vez de esto, el candidato a la reelección y los suyos se embarcan en grandes planes de gasto que requerirán un aumento de la presión fiscal. Pan para hoy y penalidades para mañana, a esto se ha visto reducida la oferta electoral de los socialistas a mes y medio de la cita de los ciudadanos con las urnas.
Por lo demás, la conducta del Zapatero recuerda a los caciques de antaño, que ofrecían a los votantes un par de sandalias por su apoyo, una antes y otra después de las elecciones, siempre y cuando el caudillo en cuestión saliera elegido. A tal estado de postración moral pretenden reducir los socialistas la democracia. Muchos pensaron que tras la derrota de Felipe González en 1996 nunca más un Gobierno español recurriría a estas prácticas, más cercanas al soborno y al chantaje que a la legítima oferta de medidas políticas cuantificables durante la campaña electoral. Sin embargo, una vez más, el PSOE, fiel por otra parte a su trayectoria histórica, trata a los votantes como siervos a los que se pueda contentar arrojándoles unos mendrugos para luego aumentarles los tributos por sorpresa. Los gestores políticos de verdad no quitan a los contribuyentes el dinero para luego ofrecérselo como un regalo electoral sino que desde el primer momento lo dejan en mano de los ciudadanos para que éstos dispongan del mismo como crean conveniente.


hilarioideas@hotmail.com

Anónimo dijo...

Yo no soy partidario del PP, pero cuando me enteré de la noticia de los 400 euros me dió risa (me encontraba en forma, de lo contrario hubiera llorado).

Mi voto no lo van a comprar con 400 euros. Si ganan y me los dan, seguro que acabaré gastándolos... igual que los hubiera gastado si no me los hubieran descontado antes.

Me parece una tontería que desde el gobierno se dediquen a intentar administrar mi casa. Yo soy lo suficientemente organizado para conseguir llegar a fin de mes con lo que gano (cada vez menos, en comparación). Si les sobra el dinero o no saben en qué gastarlo, deberían ajustar los impuestos de forma que yo podría disfrutar de la diferencia cada mes o guardarla quietecita en mi cuenta.

Esta medida me parece una tontería semejante a la de hacer una hucha con las monedas del cambio y después pensar que has ahorrado un montón de dinero para las vacaciones.

Tampoco quiero decir que los que creen en el funcionamiento de estas huchas sean tontos, al contrario, seguro que lo hacen por un buen motivo. Tal vez no saben administrarse.

Vicent dijo...

La principal dificultat que tinc, a pesar de tot, per a votar a Z és que jo sóc d'esquerres. I és un verdader contratemps.

Jo no vull que l'Administració tinga menys ingressos pels impostos; vull que tinga més ingressos, i els puga invertir en una política social més eficaç. Enfront dels xecs electorals, i la conseqüent reducció en els ingressos de l'Estat, jo preferisc una fiscalitat justa, on paguen més els que més tenen, on les ajudes s'atorguen basant-se en una necessitat, i no de manera universal a canvi d'un vot, com si fóra el mannà electoral.

Vull que les rebaixes fiscals siguen per als treballadors, per a les rendes de treball, i no per als grans capitals, a través de reduccions en l'impost de societats.

No és un poc estrany que intenten convéncer-nos als treballadors que la reducció d'impostos és bona? Però, què caram!, el bo és apujar els impostos, però als que poden pagar-los. Total, ells ni ho van a notar, i eixe major ingrés per a l'Administració ha d'anar a cobrir necessitats socials dels assalariats.

Javi dijo...

A la pregunta que haces, tu mismo te respondes. Simplemente es INJUSTO.
INJUSTO, por que fomenta la desigualdad.
INJUSTO, por que al que se lo devuelva que va ha hacer, posiblemente gastarlo indiscriminadamente.
INJUSTO, por que si ya lo tienes, inviertelo en infraestructuras, educación, seguridad, energias alternativas, en resumen FUTURO.
INJUSTO, por que demuestra que se recauda abusivamente. Yo creo que el político debe de mirar por los contribuyentes y recaudar en la justa medida a lo que pretenda realizar. Para qué ha de tener el gobierno ya sea general o municipal mi dinero. Vaya desde aqui una felicitacion al comentario que hiciste ayer sobre los presupuestos participativos.
INJUSTO que no se le devueva a los Autonomos, voy a comprobar mis impuestos a ver si es que no contribuyo igual o más que cualquiera.
INJUSTO, Por que ataca directamente a la inteligencia de las personas.
INJUSTO, por que habrá de ellas que no por que no sean inteligentes, sino por que les parecera bien decantaran su voto.
INJUSTO, que nos puedan gobernar gente asi, sea del color que sea.
Hace tiempo que tengo ganas de decirlo, y me aguanto; pero con promesas como estas y otras siguaciones que dia a dia nos afectan sin remision no tengo otra cosa que decir que nuestra Democracia está enferma.

jorgedioni dijo...

El maestro Juliana, pingüino entre pájaros bobos, intentaba explicar el lunes el porqué de las propuestas-cheque. Es compra de voto, decía un pájaro bobo, como en el XIX. No, respondía Juliana, es el siglo XXI; ha cambiado el juego, han cambiado el terreno, las reglas y los jugadores tienen otros objetivos. Es el abandono de las políticas progresistas globales por propuestas progresivas concretas, el abandono del marxismo-leninismo, donde el partido era la vanguardia de la clase para el objetivo de conseguir un cambio social, por las actuaciones masivo-lenitivas, donde el partido recoge quejas de sectores muy segmentados a los que oferta actuaciones concretas. La publicidad llegó antes. Hoy sale una operadora de móvil nueva; se llama simyo y se publicita diciendo: mí móvil como me da la gana. Yo, ahora, aprovecha el momento, no esperes, te lo mereces, como tú, como tú quieras, a tu medida, especialistas en ti. Son frases sacadas de la publicidad, de los mensajes cotidianos.

Claro que hay clases sociales pero nadie se reconoce en ellas. La producción estaba dividida y, por tanto, la sociedad de producción estaba estratificada. Había que elegir entre el ascenso, la planicie, el fracaso o la interperie. El consumo es múltiple, volátil, voluble, discrecional y contingente. No hay que ir arriba ni adelante; se puede ir a los lados. El tipo más rico del mundo lo deja para dedicarse a sus cosas; nace el concepto conciliación en el que se prima el tiempo privado (de consumo) frente al tiempo público (de producción). Claro que hay clases sociales pero nadie se reconoce en ellas. Alguien habla de las clases medias, ¿quiénes son las clases medias? Ni siquiera los mileuristas son un grupo homogéneo. La pareja mileurista con dos niños, una hipoteca y dos préstamos de consumo que no llega a fin de mes pero que compensa las penalidades con mucho amor porque un divorcio sería un colapso económico no es como la pareja mileurista que vive en un minipiso alquilado y dedica todo lo que no gasta en vivienda en ropa, complementos, ocio y servicios. Hace décadas, había un camino vital en el que el segundo grupo tenía al primero como perspectiva de vida y, por lo tanto, podían sentirse identificados. Hoy es complicado identificarse con el propio yo de la temporada pasada.

Anónimo dijo...

Esto es lo que hoy leo en el diario PUBLICO (http://www.publico.es/espana/042804/izquierdaunida/gasparllamazares/400euros/pactodegobierno/9m)

Que va en serio. Que José Luis Rodríguez Zapatero no se lleve a engaño. Que en Izquierda Unida no ha gustado nada, absolutamente nada, el superofertón de los 400 euros que el presidente del Gobierno anunció el domingo a todo trapo.

Anónimo dijo...

Al final resultará que el tonto-el-culo de Bush es el modelo a seguir de todos nuestros presidentes. Aznar con la Guerra de Irak y Zapatero con el cheque-electoral.

En el año 2002, cuando el país estaba sufriendo todavía los efectos de la recesión del 2001 y de los ataques terroristas, el Gobierno estadounidense aprobó una medida similar, que permitió a cada cabeza de familia recibir 600 dólares, o 300 si no tenía carga familiar.

"Si dejamos que los estadounidenses se queden con algo de dinero (de los impuestos), ello hará que aumente el consumo", dijo Bush, quien animó al Congreso a ponerse a trabajar en el plan de inmediato para que "nuestra economía siga creciendo y creando empleos".

¿No tiene el socialismo sus propias recetas?

Anónimo dijo...

Sempre han dit que un tonto en fa cent.

Anónimo dijo...

Lo de los 400 € me suena igual que la formula 1 en Valencia...
Un verdadero timo... con esto lo único que demuestra el PSOE es que es igual que el PP, un partido carente de ideas, y que le importa más bien poco, por no decir nada, las inquietudes y necesidades de los españoles...

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È