lunes, 10 de diciembre de 2007

Día Internacional de las Montañas 2007

Hoy se celebra en todo el mundo el Día Internacional de las Montañas 2007, con el tema "Afrontar la realidad: el cambio climático en las zonas montañosas". El cambio del clima es una realidad actual, como se pone de evidencia, por ejemplo, con la retirada de los glaciares. Este cambio global del clima afecta de modo particular a las montañas, pero con importantes consecuencias también para la población que vive en otras zonas.

La causa principal del cambio climático es la acumulación cada vez mayor en la atmósfera de gases que producen el "efecto invernadero", como el dióxido de carbono, desde el siglo XVIII, con los inicios de la Revolución Industrial. El Grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático confirmó en 2007 que el aumento de los gases de efecto invernadero se debe a las actividades humanas, y que la temperatura promedio de la Tierra seguirá aumentando.

La prueba más clara está en las montañas. Con el cambio climático no sólo se modifica la temperatura, sino también las lluvias y las nevadas, así como la frecuencia de los fenómenos extremos, como las tormentas, la sequía, las inundaciones y las ondas de calor.

Las propias montañas influyen considerablemente en el clima regional y mundial. Las montañas impulsan el aire hacia arriba, lo que incrementa la lluvia y la nieve en la vertiente que recibe el viento, y se crean zonas más secas o “sombra pluviómetrica” en la ladera contraria. No habría monzones, por ejemplo, si no fuera por las altas montañas de los Himalaya que interceptan las masas de aire procedentes del sur. La lluvia que cae en las montañas y se deposita en forma de nieve y de hielo en los glaciares, que se derrite en primavera y en el verano, es un recurso vital para más de la mitad de la población mundial.

Las zonas montañosas son territorios muy complejos y su clima varía considerablemente en distancias muy cortas. El cambio climático se traducirá muy probablemente en cambios en el ciclo hidrológico, porque habrá menos nieve y más lluvia. Aunque el aumento de las temperaturas fuera relativamente pequeño, se podrían producir estos cambios, con grandes repercusiones en los medios de subsistencia agrícolas y la salud.

El coste de no hacer nada es mucho más elevado que una inversión oportuna y apropiada en gestión del cambio climático. Es indispensable sensibilizar al público en general sobre la urgencia de intervenir; es estimulante ver que en los últimos años ha habido numerosas iniciativas en muchos países con este preciso objetivo (como por ejemplo, la Declaración sobre la "Protección y el desarrollo sostenible de las regiones montañosas del sureste de Europa"). Muchos países además han establecido grupos de acción para evaluar el cambio climático y sus repercusiones, y para proponer la intervención adecuada.

Aconsejo a los interesados en este asunto visitar la página web de "La Alianza para las Montañas", que es una asociación voluntaria cuya finalidad es mejorar la vida de los pobladores de las montañas y proteger los ecosistemas montañosos de todo el mundo.

1 comentario:

Mathilde dijo...

Leo hoy mismo en la prensa que el deshielo de la capa que cubre Groenlandia batió en 2006 todos los récords, por lo menos desde que las mediciones por satélite de este fenómeno comenzaron en 1979, según datos de un estudio de la Universidad de Colorado.

La cantidad de superficie derretida el año pasado fue un 10% más que en 2005. Según el autor del informe, el científico estadounidense Honrad Steffen, "la pérdida de hielo en Groenlandia el pasado año se corresponde con el doble de todo el hielo contenido en los Alpes, el equivalente a una capa de agua de más de 800 metros de profundidad".

En mayo, un científico del Centro Nacional de Hielo y Nieve, en EE UU, descubrió que la capa de hielo ártica se derrite más rápido de lo previsto por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È