jueves, 22 de noviembre de 2007

Protección frente a la Feria de Santa Cecilia

Poco a poco, desde que se inició hace unos años, esta Feria que desde el año pasado se apellida "de Santa Cecilia" se ha convertido en una cita esperada por muchos ibenses, deseosos de tener algo con lo que pasar un fin de semana ameno sin tener que salir de Ibi. Cada año se ha ido superando en extensión y en participantes y, por lo que está anunciado, este año cubrirá mucho más espacio en la calle (desde C/ Les Eres hasta C/ Constitució, pasando por Avda. Joaquín Vilanova y todo el casco antiguo).

Reconozco que soy de los que se recorre la Feria entera todos los años, varias veces. Me gusta llevar a mis hijas para que vean oficios tradicionales y que aprendan cómo se hacen las cosas artesanalmente. La Feria tiene algo de parque temático, de túnel del tiempo, que engancha y nos hace perder a veces el sentido de la realidad.

Y digo todo esto porque a lo único que le temo de esta Feria es a los precios. Cada año que pasa compruebo que algunos "caprichos" me salen por un ojo de la cara (la cecina, o los quesos artesanos de cabra, que tanto costaba encontrar hace unos años, nos los cobran a precio de oro). No digamos ya de algunas baratijas infantiles o piezas de bisutería, por las que pagamos precios soprendentemente altos cuando comparamos los productos que hay en las tiendas locales. El problema es que la comparación la hacemos a "toro pasado", cuando ya no podemos rectificar.

Yo intento frenar en mis hijas el afán consumista, intento evitar que se conviertan en compradoras compulsivas, e intento que entiendan el valor del dinero (diferenciando el "valor" y el "precio"), para lo que tengo mi propia receta cuando llega la Feria. Aquí van algunos de mis consejos para disfrutar de la Feria sin arruinarse:

  • Antes de salir a visitar la Feria hay que reflexionar en familia sobre lo que se necesita realmente en el hogar y las posibilidades de encontrarlo en alguno de los puestos callejeros.

  • Durante los días previos se debe hacer una visita a las tiendas y comercios locales para ver los precios y poder compararlos con los de la Feria (sólo se comprará en la Feria si vale la pena, teniendo en cuenta las posibilidades de devolución y las garantías que nos ofrecen los comercios habituales).

  • Decidir un presupuesto previo antes de salir de casa, tanto para las compras de los adultos como de los niños.

  • Pedir a los niños que cojan el dinero de su hucha o de sus ahorros para que sean conscientes del gasto que van a realizar.

  • Dedicar el primer día de Feria a visitar los puestos y conocer los precios de lo que nos gustaría comprar, pero no comprar nada (recordar que es el "Buy Nothing Day").

  • Comentar en casa con nuestros hijos lo que hemos visto, lo que nos gusta más y lo que compraremos al día siguiente.

  • Dedicar el segundo día de Feria a comprar lo que realmente nos interese y sin salirnos del presupuesto.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que las ferias, en general, son peligrosas. Cada vez que voy a una tengo la tentación de "firarme" algo y muchas cosas que compro son auténticos "trastos".

Anónimo dijo...

siempre criticando lo que hacen los demás ... la feria es un éxito y tu mismo lo reconoces ... no entiendo esos consejos de que no se compre nada el sábado ... si la gente no compra no interesará venir a los comerciantes a Ibi

Mathilde dijo...

Las tendencias cada vez más consumistas que se evidencian en muchas partes del planeta son insostenibles, según todos los especialistas.

El mundo consume productos y servicios a un ritmo insostenible, con resultados graves para el bienestar de los pueblos y el planeta, dicen los investigadores.

Los estudios dicen que, mientras que casi 3.000 millones de personas sobreviven con menos de 2 dólares diarios, más de 1.700 millones, o sea más del 25% de la población mundial, ha adoptado un estilo de vida que en el pasado era exclusivo de los ricos.

Vicent dijo...

Comprar per comprar, o comprar sense saber què s'adquireix o adquirir un producte sense que realment sigui necessari. Aquesta és, a grans trets, l'actitud que tenen molts joves catalans d'entre 12 i 18 a l'hora d'entrar en una botiga a comprar.

Un estudi fet a Catalunya revela un elevat grau de compra compulsiva entre aquest col·lectiu, que a la vegada té un gran desconeixement sobre quins són els seus drets com a consumidors i en quins organismes poden defensar-los.

Aquest perfil del jove consumidor català sorgeix d'unes enquestes fetes a 600 adolescents, el 97,5 per cent dels quals han afirmat que no tenen en compte la necessitat o la utilitat dels articles que compren, mentre que un 32 per cent reconeixen que, una vegada adquirit el producte, comproven que no el necessiten.

J.M.T. dijo...

CONSUM I CONSUMISME

Fa vint anys, la gent ben intencionada solia denunciar els estralls del consumisme. Era el consum superflu, excessiu, innecessari el que provocava desigualtats i pobresa. Ara ja ningú no ho dubta: els problemes venen del simple consum, de l'ús quotidià, universal i normal de les coses necessàries. Els excessos són poc significatius. L'aigua, l'energia, els aliments, la fusta, els metalls… han esdevingut insuficients per a cobrir les necessitats elementals de tota la humanitat. Els occidentals ho solucionem amb l'acaparament, cosa que agreuja encara la situació de la resta, la majoria.En general, per mantenir l'avui depredem el demà.
Pregunta: hi haurà aigua potable per que tots els éssers humans es dutxin cada dia?: Resposta: no.

Anónimo dijo...

No me extraña que haya quien no entienda los consejos que José Vicente da.

Alguien que no entiende que la intención de esta entrada puede ser buena (ayudar a todos los padres que se encuentran en su situación ahora), interesante (propiciar un debate como ha ocurrido en la mayoría de los comentarios), divulgativa (aportando datos sobre lo que se hace en otros lugares), etc. demuestra que tiene pocas entendederas o, tal vez, está tan obsesionado en criticarlo todo que piensa que a los demás únicamente les puede mover esa intención.

Por desgracia en Ibi hay mucha gente que responde a ese perfil.

pepe dijo...

para el comunicante anónimo la feria debe de ser para cosumir ,cuanto más mejor.
Creo que los que vienen a la feria cobran por venir,así que aunque no vendan seguro que si les interesa venir.
De acurdo con los consejos que das para que el consumo no sea excesivo y para que no se compren cosas que luego no nos sirven para nada.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È