sábado, 10 de noviembre de 2007

La falacia de los porcentajes

[Artículo de opinión remitido a todos los medios de comunicación y publicado en Escaparate, Ibinoticas y TVIntercomarcal]



Durante mis estudios de Derecho aprendí que un argumento falaz (es decir, una “falacia”) es un argumento aparentemente “lógico” que resulta falto a la verdad de las premisas, o “el razonamiento idóneo para hacer creer que es lo que en realidad no es”. Hay varias formas de desenmascarar una falacia, entre ellas recurrir a la reducción al absurdo.

Cada vez que he denunciado la escandalosa subida de Impuestos y Tasas que el pasado lunes se aprobó en el Pleno del Ayuntamiento de Ibi, he recurrido a los porcentajes. Creo que para cualquier persona es una referencia útil saber que la Tasa de Basura, por ejemplo, aumentará un 20 % en 2008 y otro 15 % en 2009.

Pero mis compañeros de Corporación, Concejales del Partido Popular con la Alcaldesa a la cabeza, me acusan de ofrecer una información sesgada y de crear alarmismo. Su argumento es sencillo: la subida de la citada Tasa para 2008 supone poco más de 10 € por vivienda, lo que equivale a 83 céntimos de euro mensuales (quizás les faltó rematar el razonamiento indicando que no llega a 3 céntimos al día, y así sucesivamente). Su conclusión es tan sencilla como falaz: se trata de una cantidad tan insignificante que no tiene importancia alguna.

A lo mejor hay personas que se sienten tremendamente reconfortadas y, a partir de ahora, dejan de preocuparse por la subida del Euribor que pasó del 4,564 % de julio al 4,666 % de agoto (apenas un 0,102 %, ¡una miseria!). Es más, muchos se preguntarán para que utilizar tanto decimal, con lo fácil que sería prescindir de ellos para redondear mejor. Yo afirmo que esta conclusión es totalmente absurda.

Sugiero que nadie caiga en el engaño: según el Instituto Nacional de Estadística, para una hipoteca media un diferencial de 0,50 puntos sobre el Euribor repercute en 1.068 € al año, es decir, 89 € al mes o 2,96 € al día. No creo que a nadie le sirva de consuelo que su Banco le explique que la subida supone, solamente, 12 céntimos por cada hora de vida.

Seamos serios: traducir el aumento de la presión fiscal a cifras infinitesimales no es la mejor forma de justificarlo, pues se comete el error de banalizar la argumentación. Con su reducción al absurdo intento ofrecer un claro indicador de que el razonamiento va desencaminado y requiere una corrección.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Está más claro que el agua, no hace falta que te esfuerces en explicarlo ni más ni mejor, porque todos lo entendemos.

Será a los del Partido Popular a los que les cueste bastante más justificar los incrementos. Más de un ibense está pensando ahora mismo ¿porqué les voté?

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È