martes, 27 de noviembre de 2007

IV Congreso Bienal sobre innovación

Ya hace tiempo constaté que no me gustan los Congresos. Y no será porque no lo he intentado: siempre que me inscribo en alguno lo hago con ilusión, pero en la mayoría acabo decepcionado. La sensación que tengo es que nos los presentan en general como eventos de máxima trascendencia, cuando realmente son únicamente un escaparate propagandistico para la clase política o para los jerifaltes de las instituciones organizadoras, que emplean mucho dinero y energía en publicitarlos, pero ponen poco interés en hacerlos realmente útiles.

No obstante, como ibense y como interesado en la innovación, he seguido atentamente la evolución de nuestro Congreso bienal "Retos ante las necesidades de cambio" y puedo hablar con algún conocimiento de causa.

Este Congreso fue una de las inicitativas derivadas de aquel lejano y olvidado "Plan Estratégico Local" de 1993 (recordarán los lectores que en 2003 el PSOE pretendió hacer un uso partidista de la conmemoración de los 10 años del Plan y la Junta Electoral, tras una denuncia de ADIi, lo impidió).

Empecemos por la edición de 2001, que ocupó 1 día y medio. Para ser el primero, el I Congreso no estuvo mal, pues hubo un total de 10 ponencias. En contraste con lo que luego veremos, llama la atención que, después de seis años, todo el material (programa, textos de ponencias y presentaciones de Power Point) está todo colgado en la web del Ayuntamiento.

En 2003 se celebró el II Congreso, en el que me inscribí como asistente y no me perdí ninguna de las ponencias. Me atrajo mucho la promesa de los organizadores de que, al finalizar el Congreso, tendríamos los textos de las ponencias en un CD Rom (¡todo un avance en aquel momento!), pues una de mis quejas constantes a los organizadores de de este tipo de eventos es que casi nunca se cumple con ese compromiso de facilitar los textos, ni antes ni después del congreso. Las ponencias se redujeron a 4 y repitieron parte del cartel de la primera edición, con Angel Arbonies (al que es un placer escuchar), Juan Mulet y Josep Antoni Ibarra. Al finalizar, mi gozo en un pozo, pues el CD Rom con las ponencias no se repartió.

Cual no sería mi sorpresa cuando dos años después, en 2005, me llegó la invitación para participar en la tercera edición y, ¡sorpresa! me entregaron el CD Rom con los textos de 2003 (para ser un congreso sobre innovación se lucieron). Pillé tal rebote que me negué a volver a inscribirme, así que no puedo contar mucho porque, además, cualquier referencia o material ha desaparecido de la red en su totalidad, a excepción de alguna nota de prensa. Es más, hasta la dirección www.ibivillaindustrial.com está inactiva (no me extrañaría hubiese caido en manos de alguna empresa de espabilados caza dominios). Otros enlaces como http://www.ibinnovacion.com/portada.htm y http://www.ibinnovacion.com/magazin.pdf han sido eliminados y no es posible obtener información alguna. Creo que la pasada edición se merece un suspenso en innovación, sin duda alguna.

Y ahora tenemos a la vista la cuarta edición del Congreso, reducida a una única jornada. El detalle de última tecnología es el lapiz USB con todas las ponencias que está previsto entregar a los asistentes . Con renovada ilusión me inscribo una vez más, porque quiero y debo conocer de primera mano la organización, el contenido y el desarrollo, para poder valorar por mí mismo los resultados. No quiero que me lo cuenten, quiero verlo y escucharlo todo, porque siempre se aprende algo nuevo.

Con independencia de lo que se pueda tratar en el Congreso, en materia de innovación desde el punto de vista local o comarcal tengo mis propias propuestas, entre las que están las siguientes:


  • Animar e incentivar a los jóvenes emprendedores a crear y mantener webs dinámicas.

  • Fomentar el comercio electrónico entre las empresas locales.

  • Evitar la fuga de cerebros y de proyectos empresariales interesantes mediante la creación de un fondo de capital-riesgo.

  • Premiar a los estudiantes de la Foia que obtengan mejores calificaciones universitarias.

  • Investigar en sistemas de tratamiento, reciclaje y reutilización de materiales.

  • Organizar un Concurso de Ideas Empresariales realmente innovadoras.

  • Establecer una colaboración intensa y permanente con los departamentos de investigación de las universidades.
En resumen, la verdadera innovación está en saber valorar las ideas. Nuestros jóvenes lamentan tener que escuchar frases de moda, como por ejemplo: "Hoy en día no importa lo que sabes hacer sino a quien conoces", que traslada a los jóvenes la idea de que las amistades, los contactos y las relaciones públicas son más valiosas que el talento o la creatividad.

6 comentarios:

S.A. dijo...

No entiendo muy bien qué pinta un concejal comunista en un congreso de empresarios. A lo mejor tus votantes tampoco lo entienden.

Jusep dijo...

Primero, un poco de tolerancia,Por favor.
Segundo, no entiendo a que viene el comentario anterior..?¿
Tercero, una vez que en Ibi se organiza este tipo de congresos, que para otros, no vale para nada, sobre todo para las pymes, por ejemplo donde yo trabajo (¿Como vamos a perder un dia de faena, para asistir al congreso?) Pues por ejemplo para APRENDER, para FORMARSE, para RELACIONARSE, etc,etc,etc..
Hay gente para todo....
Seguro que si ofrecen trabajo, muchos pequeños empresarios si irian. En fin así es IBI.

marco dijo...

La innovación es solo de derecha?
Disculpa, me he perdido algo querido s.a.?
Todavía hay gente como tu... que tristeza...
Habría que poneros dentro de una urna de cristal con el cartel "romper solo en caso de invasión comunista"!

Anónimo dijo...

Para s.a.
Tu no entiendes nada que no sea servir a tu amo.
Los votantes del concejal comunista,como tu dices, entienden perfectamente que este concejal asista al congreso de empresarios ó a cualquier otro que le de la gana.Por eso no va a perder a sus votantes.

Mathilde dijo...

Creo que cualquier Concejal, sea de la ideología que sea, es, ante todo, un representante legítimo del pueblo y como tal tiene una función representativa: la función es una noción que implica un "derecho" y un "deber".

Derecho a estar en todos aquellos lugares o eventos que dependan del Ayuntamiento. Deber de estar y representar a sus votantes, muchos o pocos, rojos o verdes, altos o bajos, ricos o pobres.

Quizás lo que sorprenda a S.A. sea que un Concejal como Basseta, sin aparente poder de decisión en la vida pública (algo que se está demostrando que tampoco es cierto) quiera "perder" horas de su trabajo para asistir a un Congreso de Empresarios (de rimbonbante título y contenido pobretón).

Finalmente, lanzo unas cuantas preguntas: ¿que es "un empresario"? ¿hay un número mínimo de trabajadores? ¿existe un mínimo de facturación? ¿valen los autónomos o sólo caben las sociedades?

Basseta dijo...

Sin que sirva de precedente, pues ya he dicho en otras ocasiones que no me gusta contestar ni rebatir los comentarios -ya que al fín y al cabo son manifestaciones del derecho a la libertad de expresión que respetaré siempre aunque no los comparta- añadiré a las certeras y amables opiniones de jusep, marco y mathilde, que me ha interesado desde siempre todo lo relacionado con la innovación.

Además, soy una persona curiosa y con afán de aprender cosas nuevas y la experiencia me dice que en estos eventos, por poco que sea, siempre se capta alguna idea relevante. Por ejemplo, no se me olvidará nunca una invitación que hacía Angel Arbonies, en el congreso de hace 4 años, a todos los asistentes: Invitaba a los empresarios a pensar no en lo que "hacemos", sino en lo que "sabemos hacer".

Esta reflexión me ha acompañado durante todo este tiempo y me ha sido de gran utilidad en el proceso de tomar decisiones profesionales. Sólo por esta enseñanza doy por bien empleado el tiempo dedicado al Congreso.

Lo más importante de este Congreso serán las ganas que tengan los asistentes de escuchar, de involucrarse, de reflexionar y de extraer enseñanzas.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È