martes, 27 de noviembre de 2007

Hablando de innovación

Las subidas y bajadas del precio del petróleo, la inseguridad de abastecimiento que esta fuente fósil plantea y las emisiones de CO2 por su empleo explican la necesidad de buscarle sustitutos.

El biodiésel y el bioetanol son dos de las posibilidades actuales para acabar con la dependencia del petróleo. Sin embargo, como cualquier otro cultivo, tienen sus inconvenientes: requieren de espacio, se trata de plantaciones monocultivo (lo que merma la biodiversidad, aunque ya se empieza hablar en el sector de policultivos) y, cómo no, precisan de recursos hídricos. Así que inocuos, inocuos, a pesar de sus innegables ventajas, no son. En este punto entran en escena los biocarburantes de segunda generación, que no requieren de cultivos alimentarios.

Parece ser que muchos de estos inconvenientes desaparecen en el caso de las algas, planta sin raíces que se baraja como una de las posibilidades con más futuro para sustituir al petróleo. Así lo demuestran varias empresas embarcadas en diversos proyectos piloto en los que las protagonistas son las algas. Se trata, entre otras, de la compañía neozelandesa Aquaflow Bionomic Corporation, de PetroSun Biofuels y de Bio Fuel Systems (BFS). La elaboración de biodiésel a partir de algas mientras se depuran aguas estancadas, el proyecto del primer avión alimentado con este biocombustible o la producción de biopetróleo son algunas de sus propuestas. Y aunque en la práctica el uso de algas sólo acaba de empezar, lo cierto es que parece que en un futuro no tan lejano las plantas de algas comenzarán a formar parte habitual de nuestros paisajes. El motivo principal: su mayor productividad.

Estudios independientes han demostrado la siguiente producción de aceite por hectárea al año: cacahuetes, 890 litros; semilla de colza y girasol, 675; soja, 450; grano y semilla de algodón, 225, y algas, 55.000. La producción también es menor en el caso de la palma: 5.000. Según estos datos, la producción de algas por hectárea al año es 11 veces mayor que la de palma, 82 veces más que el girasol, 122 veces superior a la de la soja o 245 veces mayor que la del maíz. En el caso del biopetróleo, desde BFS aseguran que «es más de 1.400 veces más productivo que otros cultivos».

En la Universidad de Alicante, bajo la dirección del profesor Christian Gomis (al que vemos en la imagen mostrando una probeta con millones de algas) han creado el primer dispositivo capaz de sintetizar el CO2 para convertirlo en combustible a partir de algas. El proceso consigue ser rentable, ya que, a parte del combustible, se obtienen otros subproductos igualmente aprovechables en el mercado, como son la celulosa y productos químicos útiles en farmacia. Es un dispositivo único en el mundo, ocupa tres veces menos que cualquier sistema industrial y cultiva microalgas de manera intensiva. El sistema consiste en la recolección de algas del mar para su posterior almacenamiento en un tanque con agua de mar, donde se inyecta el CO2. Mediante centrifugadoras, las algas con el CO2 se convierten en biomasa, que luego se convierte en combustible, y aparecen los otros subproductos (celulosa y productos químicos).

Las ventajas de este proceso, según uno de los responsables del proyecto, es que su eficiencia en el mercado es diez mil veces superior a cualquier otro tipo de cultivo ecológico actual, ya que ocupa una superficie diez mil veces menor y es 365 veces más rápido, ya que no se regenera pasado un año como los que se conocen hasta ahora. Se calcula que, al año, este dispositivo (instalado en la universidad, con limitaciones) podría capturar ocho o nueve mil kilos de CO2, alrededor de 10 kilos al día. El circuito funcionaría con agua de mar, con agua de desalinizadoras o con agua dulce y solo se pierde un 4-5%, que es el que se renueva para evitar el estancamiento.

A partir del prototipo que está funcionando en la Universidad de Alicante, la empresa Bio Fuel Systems comenzará la producción industrial de biopetróleo a partir de algas en el primer semestre de 2008, en una planta que estará ubicada en una parcela de una hectárea en el término de Mutxamel.

4 comentarios:

jusep dijo...

Que tal.
Quizás no me conozcas, pero yo a tí si te "conozco", de vista. Mi pregunta es la siguiente: Como haces, para escribir TODOS los dias en tu bitácora,de donde sacas el tiempo. Tengo que decirte, que me tienes enganchado TODOS los dias.Los articulos que más me gustan son los de Política Local, que es el único sitio que aun esta "virgen", ya que antes me gustaba mucho estar al día en este tema,y ahora por desgracia no puedo.
Animo y sigue adelante. Un saludo

Basseta dijo...

Amigo jusep:

Esta bitácora empezó justo cuando me decidí a encabezar la candidatura de EUPV en las pasadas Elecciones Municipales. Quise que fuera mi modo de comunicarme, de forma permanente y económica, con la parte del lectorado "conectado" a la red.

Soy internauta desde hace años y tuve muy claro desde el principio que un blog sólo vale si está actualizado. Bajo esa premisa trabajé hasta que se conocieron los resultados de las elecciones.

Una vez verificado que pasaría una legislatura en "minoria absoluta", pensé que mantener el blog actualizado podía ser una forma útil de dar contenido y sentido a mi paso por la política local. Pensé que podía ser la forma idónea de ofrecer información sobre aquello que pasa en el Ayuntamiento, buscando la información "real" y distanciandome de la "oficial" (para eso hay otros muchos medios de "comunicación").

Al final resulta que yo también estoy enganchado a la bitácora y busco tiempo de donde sea para mantenerla actualizada. Como he dicho a veces en público, cuando uno deja de ver la televisión recupera una gran cantidad de tiempo y entonces se descubre la gran cantidad de cosas que se pueden hacer en ese tiempo recuperado.

Por lo tanto, el secreto (o mejor, la fórmula) está en una combinación de motivación, compromiso y dedicación.

No dejaré de insistir en que toda aportación es bien recibida. Muchas de las entradas del blog responden a peticiones concretas de personas que me mandan sus sugerencias. Cuando las recibo, me documento un poco, le doy forma y las publico. Me consta que los temas de política local son los que más lectores atraen, pero no quiero "encasillarme" porque vivimos en un mundo cada vez más global y en Ibi no podemos ni debemos abstraernos de todo lo que pasa a nuestro alrededor.

Gracias por tus palabras y espero seguir contando con tus visitas.

Santi dijo...

Basseta, precisamente hoy en el trabajo hemos comentado la subida incesante y desmesurada de los carburantes.
Resulta que quien mas quien menos necesitamos de un vehículo a motor para desplazarnos al trabajo, y quien mas quien menos venimos gastando cerca de los 200 euros mensuales en combustible para el vehículo que, mayoritariamente, utilizamos casi en exclusiva para ir y venir al trabajo.
Si se tiene la gran suerte de tener un sueldo por encima de los 1200 euros netos al mes pues el gastar ese dinero en gasolina para ir a trabajar es un inconveniente, pero no un motivo para recortar en otras gastos necesarios. Pero comentabamos con compañeros que no tienen la suerte de llegar a estos ingresos netos que para poder llegar a fin de mes se las ven y se las desean, y que tienen que recortar en "lujos" para poder absorver la subida que ha supuesto el carburante en el último año y medio.
Y mi pregunta es ¿hasta que punto podrá la sociedad actual aguantar con estas subidas continuas? En el año 99 compré mi primer vehículo diesel y el litro de gasóleo me costó 86 pesetas. Hoy vale el litro 1'08 euros (unas 180 pesetas) aproximadamente una subida del 210%. En estos años la subida salarial media no la conozco, pero seguro que el dato está por ahí y también es seguro que no ha subido el 210% en 9 años, segurisimo. De hecho creo que muchos sueldos están congelados desde entonces (al menos esa es la impresión que yo tengo).
Si una persona trabajadora normal ronda los 1000 euros netos/mes (salario base, sin horas ni extras) y dedica unos 200 euros/mes a pagar la gasolina que necesita para trabajar, eso nos deja 800 solamente para pagar casa, comida, ropa, ocio, etc., etc. Añadele al coctel una subida de tipos de interés que provoca la subida de la cuota a pagar en la hipoteca y la subida de los impuestos locales. Resultado: o te buscas un extra para redondear tus ingresos (trabajando horas extras o en pluriempleo) o vas listo.
A tomar por cu... la jornada de 40 horas semanales que se conquistó a base de lucha sindical, hoy por hoy con 40 horas no vive nadie, o casi nadie.

sanpagui dijo...

Hola,

Le doy la razón a mi tocallo. Hace unos años se podia trabajar para disfrutar, podías ahorrar dinero y gastartelo en caprichos. Actualmente trabajas para sobrevivir. Y no te cuento las percias que tienes que hacer si eres becario.

Un saludo,

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È