sábado, 24 de noviembre de 2007

Contra la violencia de género

…y se nos cruza una rubia de buena cara y mejor figura, vestida de negro y con zapatos de tacón, que camina arqueando las piernas, toc, toc,
con tan poca gracia que es como para, piadosamente
–¿acaso no se mata a los caballos?–, abatirla de un escopetazo…

El párrafo anterior forma parte de un pequeño ensayo escrito por un conocido literato español contemporáneo y publicado en una revista digital hace unos meses. Para muchas mujeres, que ya lo criticaron en su día, esto es apología de la violencia de género. Decir que una mujer que no cumple con el mandato de género de ser una señora, “como las de antes”, merece la muerte, es violencia sexista, por mucho recurso metafórico que se quiera usar. Especialmente si esta frase se coloca en el contexto de una reflexión sobre la utilidad de la imagen de las mujeres para deleite del sentido de la vista del sexo masculino.

Tanto la Ley Integral contra la Violencia de Género, como la Ley para la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres, dedican una parte de su articulado a la imagen pública que de las mujeres se difunde en los medios de comunicación, lo que posiblemente obligue a las personas que escriben sus opiniones en estos medios de comunicación (periodistas, columnistas, escritores y escritoras), que deberían considerar como una obligación profesional el respeto a las normas básicas que estas dos leyes establecen al respecto de la imagen de las mujeres, la difusión de publicidad y opiniones que alienten la violencia de género, por ejemplo.

Años después de que fuese declarada aprobada la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer de 20 de diciembre de 1993, el 17 de diciembre de 1999, a través de la Resolución 54/134, la Asamblea General de la ONU declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales a que organicen en ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer.

Así pues, conocedores de que la violencia sexista continua siendo una amenaza cotidiana para la vida y el bienestar de muchas mujeres, convencidos de que la violencia de género es la máxima expresión de la desigualdad que todavía hoy existe entre mujeres y hombres, y conscientes de que toda acción es poca para conseguir la suficiente sensibilización sobre el respeto mutuo entre hombres y mujeres, el Grupo Municipal de EUPV-Els Verds ha presentado en el Ayuntamiento de Ibi una proposición sobre violencia de género que será debatida en la próxima Comisión de Informativa de Bienestar Social. He tenido conocimiento de que tanto el Grupo Municipal Popular como el Socialista han presentado sendas propuestas en similares términos, por lo que deduzco que no será difícil conseguir aprobar por unanimidad un texto consensuado.

Ayer, la Federación de Mujeres Progresistas confirmó los malos datos de este año en la violencia de género y presentó un anuncio para "remover" las conciencias: su mensaje es que nadie se quede de brazos cruzados ante una agresión doméstica.

En Internet encontramos algunos recursos útiles para las mujeres que quieran informarse sobre los derechos que tienen como víctimas, los procedimientos a seguir, etc, como por ejemplo, la información suministrada por el Ministerio de Justicia, la Secretaría General de Políticas de Igualdad o el Instituto de la Mujer.

Por otro lado, además de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer que existen en todos los partidos judiciales, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado disponen de una serie de teléfonos que pueden resultar de suma utilidad en casos de urgencia: Atención al ciudadano (900 150 000), Guardía Civil-Urgencias (062) y Policía-Urgencias (091).

1 comentario:

Claudio dijo...

Me temo que en todo esto de la violencia machista, las soluciones son a medio y largo plazo, y pasan, sobre todo por una labor educativa hacia los que ahora son niños y adolescentes.
En los niños para entender que la fuerza no es razón ni es atractiva, y en las niñas para aprender que no deben aceptar nunca la violencia de nadie, y que se ha de afrontar con la fuerza de la razón.

En todo esto, los padres y madres tenemos una gran responsabilidad. Los niños y niñas aprenden de nosotros. Si nosotros no intervenimos en su educación, entonces recurren al entorno.

Y el entorno, los medios de comunicación masiva, no es muy ejemplar, ¿no os parece?

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È