jueves, 18 de octubre de 2007

El ¿arte? de torturar animales

En alguna ocasión ya he introducido en esta bitácora algunos comentarios en contra de la fiesta de los toros y, como diría un aficionado taurino, “a estas alturas de la corrida” ya debe ser pública y notoria mi condición de antitaurino.

De todos los argumentos que se utilizan tópicamente para defender la existencia de una “fiesta” tan bárbara, el que más me enerva es aquel que califica el toreo como un “arte”. Una cosa es tener habilidad para hacer algo (torear, por ejemplo, o conducir un camión o robar un banco) y otra muy distinta es el arte. Pero el hecho de que algunos artistas se hayan inspirado en las corridas de toros no convierte esta salvajada en arte. Por esa misma regla de tres, la guerra o la delincuencia organizada, que tantos libros, películas o pinturas han inspirado, debería tener también la consideración de arte. El arte es creación, no destrucción.

Y en relación a lo anterior, leo en la prensa reciente que el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) ha avalado la emisión de corridas de toros en horario de protección infantil, "en la medida que la legislación vigente ampara la presencia de menores como espectadores de estos festejos, su posibilidad de participar en la lidia a partir de los 16 años y la retransmisión televisiva de corridas en cualquier franja horaria", si bien, sugiere que se señalice antes de comenzar estos programas que se aproximan "imágenes que pueden herir la sensibilidad de algunos espectadores".

Muchas de las reclamaciones que se habían recibido en el CAA describían los festejos taurinos como “espectáculos salvajes, atroces, denigrantes, aberrantes, inmorales, desagradables, sangrientos, con violencia real, con sustantivos como crueldad, maltrato, regocijo con el sufrimiento y la muerte del toro, sadismo o tortura”. Otros se quejaban además del emplazamiento en horario de máxima protección infantil, aduciendo "la falta de apoyatura argumental de la tradición como justificación de espectáculos que son calificados en quejas de insultos, primitivos y bárbaros, impropios de un país progresista, frente al componente cultural o artístico que puede serles atribuido".

Por el contrario, también se ha publicado que la presidente de la Sociedad Protectora de Animales, Soprama-Bolivia, Mirta Zeballo, afirmó que el proyecto de ley de protección a los animales prohibirá las corridas de toros, pelea de perros y penalizará la mala praxis médica en animales domésticos y el tráfico de especies. Este proyecto de ley se encuentra en las Comisiones de Desarrollo Económico y Sostenible de la Cámara de Diputados de Bolivia.

En nuestro país, la campaña antitaurina permanente más importante que conozco se está llevando a cabo en Cataluña, donde ya son 45 los municipios que se han declarado antitaurinos. La web de la Fundación F.A.A.D.A. tiene la lista, así como gran cantidad de información sobre adopción, apadrinamiento y defensa de los animales.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Para mí que tú sólo estás en contra de todo lo que huele a español... el rey,el 12 de Octubre,la Constitución,ahora los toros y te inventas cada rollo para justificarlo que da risa.
Reconócelo,sé valiente y claro, eres ANTIESPAÑOL,¿me equivoco?.
De otra forma... por qué no eres anticasteller también ,por ejemplo.Es conocido que obligan a niños a subir a alturas de varios pisos sin casco y con riesgo de muerte(Mataró el año pasado).Ah!no que esa tradición es catalana y por lo tanto es muy civilizada y muy digna.
Bueno pues intenta,por lo menos, ser anticastrista ,...mejor no que la educación y la cultura que tienen allí es ejemplar (LLamazares dixit),no tienen ni libertad, pero bienestar y prosperidad ,vamos,les sobra a balsas.
Ya lo tengo,a ver cuando declaras públicamente que eres antietarra y exigues que quiten las calles en honor a terroristas en pueblos del País Vasco...aunque igual Javier Madrazo te tira del partido si se entera.
Déjate de tanta milonga y tantos "anti" y unifícalos en uno ... ANTIESPAÑOL.

Vicente dijo...

El comunicante anónimo anterior padece el conocido síndrome de intoxicación "jimenezlosantiana", muy característico de la rancia derechona franquista y, lo que cuesta más de creer, de algunos jóvenes "cachorros" peperos a los que les molesta mucho que la gente piense, lea, opine y reinvique más allá de los sermones diarios de la COPE.

Yo no soy anti nada. Me gusta escuchar opiniones que no caigan en el insulto o la falta de respeto y de momento no veo en este blog nada de eso.

Anónimo dijo...

Nunca se me ha ocurrido pensar que yo tuviera algo de antiespañol, pero si lo que he leido en el primer comentario y su autor se considera ejemplo de lo español... voy a tener que pensarmelo.

para vicente dijo...

"Me gusta escuchar opiniones que no caigan en el insulto o la falta de respeto".
LLamando "rancio" y "cachorro" al que no piensa como tú y sin argumentar nada,cumples muy bien lo que predicas.

OliverX dijo...

Antiespañol?????
La defensa de los derechos animales y/o humanos va en contra de un país????
Discúlpenme, pero acá desde Argentina, aplaudo de pie que quieran erradicar esa práctica nefasta que se llama Fiesta Brava.
Por Dios, no hay defensa posible de semejante acto de barbarie.
La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.

Santi dijo...

El anónimo comunicante que te acusa de antiespañol ha dado buena muestra de su inteligencia, su cobardía y su pobreza ideológica. Pero bueno, es que tiene que haber gente para todo... si la personita esta se siente mejor llamándote antiespañol.... Yo solo le pido que me defina España, que yo recuerde mi pueblo está en España, y a mi me criaron hablando en un idioma diferente del español, y eso ni me hace mejor ni peor que él, pero yo al menos domino dos idiomas.....

José Vicente dijo...

Estic completament d'acord amb tu.

En primer lloc, diré que no pense perdre el temps rebatint l'actitud i respectable opinió de la primera persona que va opinar en aquest tema... hi ha persones que confonen qüestions i que no saben diferenciar unes coses d'unes altres, llavors opinen, i s'equivoquen.

Aquesta realitat, la del maltractament envers els animals, està a l'ordre del dia -malauradament-.
És un problema social important i real, que no està tan ben estudiat com es deuria. Feia uns dies llegia a la premsa una columna de la Rosa Montero, crec que era, que deia que un "artiste" havia deixat morir de fam un gos per tal de fer-li fotos. Una seqüència de fotos sobre la mort. D'un gos. D'un ésser viu, és clar.
Quan associacions en defensa dels animal li van demanar explicacions i van denunciar la situació, ell es va escudar en "l'art". És art matar un animal, assassinar un animal?
Les persones tenim arguments febles davant moltíssimes qüestions, i actuem de manera desconsiderada davant altres éssers vius, com les plantes o els animals, sentint que no són importants, que no senten com nosaltres...
Potser, els bous i aquest tipus de coses, més que un signe de "poderío español, de valentía humana" no siga més que un signe de sentiment d'inferioritat i de feblesa humana.

Mathilde dijo...

Por desgracia son muchos los lugares donde las fiestas y conmemoraciones populares siguen incluyendo “espectáculos” que consisten en el maltrato, la degradación, la tortura y la muerte de animales.

Pero la que se lleva la palma es la denominada “Fiesta Nacional” (¿española?) que incluye como ingrediente básico el maltrato múltiple progresivo de un Toro hasta la muerte, que culmina, si la “faena” ha sido buena, con el corte de las orejas y el rabo para su exhibición como trofeo victorioso por el aplaudido torero.

Algún día habrá que entrar a fondo en eso y de cómo podemos seguir manteniendo un estandarte cultural tan degradante.

Antonio García-Palao dijo...

No es una cuestión de cultura. También hay licenciados que van a las plazas de toros. Tampoco es una cuestión de clase social ni de confesión religiosa. Es patente. No es una cuestión de enseñar "en valores", porque es un concepto relativo. Ni siquiera es una cuestión de reflexión o uso de la razón porque la mente no es más que una herramienta al servicio de su dueño.

El dolor que sentimos como nuestro cuando el otro sufre es una cuestión de empatía, de inteligencia emocional, de entendimiento sensible, de ponerse en la piel ajena, de capacidad de trasladar tus sentidos más allá de las fronteras físicas.

Esta cualidad permite al que la posee integrarse, unificarse, identificarse, compadecerse, comunicarse, comprender y por tanto reaccionar y actuar en la distancia.

Aún más, permite aprender del otro, enriquecerse con su experiencia, familiarizarse con él, tenerlo en cuenta, disfrutar de lo que disfruta, llorar con sus lágrimas, defender sus derechos, sentir sus inquietudes, disculpar sus errores. En una palabra amarlo.

Si se carece de esta cualidad, la mente queda devaluada, la razón puede perder el rumbo quedando a la deriva. No sólo se es incapaz de comprender al que sufre sino también al que por empatía lo defiende.

Aquí dejaran de entenderse las razones alegadas por el defensor del indefenso, por el amigo reverberante, por el que reconoce en sus carnes las heridas ajenas, extendiéndose a partir de ahora los insultos e improperios, la sinrazón y la envidia, el miedo y la incomprensión hacia todo el que levante su grito solidario con el dolor del animal maltratado, del toro alanceado, del perro apaleado, del visón despellejado, del cerdo en el matadero, del pájaro enjaulado y también del que sufre con el que sufre.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È