sábado, 29 de septiembre de 2007

El que no llora no mama

Esto de estar de Concejal en el Ayuntamiento de Ibi es como abrir una caja de sorpresas tras otra, algunas de las cuales merece un comentario por mi parte, como ocurre por ejemplo con el contenido del Acta de la Sesión Ordinaria de la Junta de Gobierno Local de 9 de julio de 2007, sesión a la que no fui invitado, pese a lo que el Sr. Agüera prometió en el primer Pleno.

Me encuentro que el primer tema que se trató en dicha Junta de Gobierno fue la solicitud que hace una ciudadana para que se anule o modifique el recibo de consumo de agua, por considerar que el exceso de consumo se debe a una fuga de agua.

Según parece, el Ayuntamiento, antes de resolver sobre esta reclamación, solicita un informe a Aquagest Levante, S.A. (concesionaria del servicio de suministro de agua potable) y a los Servicios Económicos Municipales.

Al parecer, no se ha podido determinar la avería por tratarse de una fuga en la instalación interior. A renglón seguido, se examina lo que dice la LEY y encontramos que el art. 11 de la Ordenanza Reguladora de la tasa por suministro de agua potable dice que el servicio municipal se hará cargo de las averías sufridas en la red hasta el límite del muro de la fachada.

Por consiguiente, si el Ayuntamiento sólo se hace cargo de las averías sufridas en la red hasta el límite del muro de la fachada y resulta acreditado que la avería consiste en una fuga en la instalación interior, ¿que debería contestar el Ayuntamiento a esta persona? ¿debería decirle que procede desestimar la reclamación presentada? ¿debería estimarla y porqué motivo? ¿debería estimarla en parte y, en este supuesto, en que porcentaje y porqué motivo?

La unanimidad de los asistentes (Sr. Agüera, Sra. Sarabia, Sr. Granero, Sra. Ortega y Sra. Peñalver), pese a reconocer que procedería desestimar la petición, decidió no obstante proponer la reducción del 50 % del importe de consumo de agua correspondiente al periodo 2/2007, curiosa decisión salomónica que no está prevista en ninguna ley y cuya justificación brilla por su ausencia.

En los 20 minutos que duró reunión hubo que decidir sobre 4 casos similares al expuesto (en uno de los cuales se llega a idéntica solución pese a que el informe de Aquagest apunta a que la instalación de la empresa reclamante no se encuentra en condiciones), además de otros relativos a suvenciones, vados, tarjetas de estacionamiento, etc., tal y como se recoge en los 10 folios que ocupa el Acta.

2 comentarios:

Mathilde dijo...

A ver si lo he entendido bien. Lo que apuntas en este caso del consumo de agua es que ¿debería haberse rechazado la reclamación?

Sin ser un especialista jurídico (las leyes siempre me han parecido una excusa para imponer a los pobres la voluntad de los ricos), lo que veo es que si la persona que reclama tenía razón el Ayuntamiento comete una injustcia si solo le perdonan el 50 % del consumo.

Pero si la reclamación no era fundada como parece que dicen los tecnicos no acabo de entender los motivos para rebajarle un 50 % el recibo.

Este tipo de soluciones salomónicas están muy bien si no fuera porque se está jugando con dinero público.

Jusep dijo...

A mi me parece, que eso de perdonarle el 50 %, o todo o nada. Yo en vez de decir: El que no llora no mama, diria Amigos de maite o enemigos de maite... adelante con la Bitácora, la leo todo los días.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È