jueves, 5 de julio de 2007

Taller de sofrología

Llevo varios días viendo anunciar en la prensa y en Ibivirtual un "Taller de Sofrología" para lo que denominan "gente mayor", y me pregunto ¿que es la sofrología?

Para unos, la sofrologia (del griego sophros, "con moderación" y logos, "estudio") es una ciencia creada en España por el siquiatra colombiano el Dr. Alfonso Caycedo en los años 60 y que estudia los cambios de conciencia en los sere humanos utilizando las técnicas de relajación del Raja-Yoga, del Budismo y del Zen japonés, capaces obtener un estado de hipnosis basado exclusivamente en la relajación muscular y un estado de alerta mental a la escucha de las diferentes sensaciones de nuestro cuerpo.

En cambio, para otros no es más que una aproximación tecnológica por mucho que sus defensores la definan como la ciencia de la conciencia, y reducir la Psicología del Deporte a la Safrología sería como reducir todo el campo de estudios de la Psicología al estudio de un minúsculo apartado. Concretamente se denuncia el intrusismo de profesionales, no licenciados en Psicología y formados en la llamada "Escuela Sofrológica", que ofrecen servicios de psicólogo amparándose en sus supuestos dominios de lo "mental".

Pero la crítica más dura viene de la propia Iglesia Católica. Según Mario R. Saviñón, la humanidad corre grave peligro porque el ser humano ha perdido la cabeza y, con una serie de teorías y filosofías aberrantes (entre las que cita la sofrología y la califica de "técnica ocultista"), el hombre quiere hacerse un dios a la medida, a imagen y semejanza imperfecta de sí mismo. Este autor afirma tener un testimonio registrado de una persona que fue “poseída” por un “espíritu inmundo” al dejarse imponer las manos de uno de estos “psycos”, y recomienda "Cuidadito, tenga mucho cuidado de dejarse poner las manos de nadie que no sea su esposo o su hijo".

Personalmente, desconfío de aquellos que afirman dedicarse a "medicinas alternativas" de dudosa eficacia, recetando remedios y cobrando sin asumir responsabilidades por posibles daños a los pacientes (biomagnética, radiestésica, flores de Bach, sales de Schüssler, hipnoterapia, ayurveda, qi-gong, herbolaria tradicional, medicina china, fitoterapia, imposición de manos, magnetoterapia, cristaloterapia, chamanismo, apiterapia, holística, taquiónica, psiónica, reflexoterapia, auriculoterapia, cromoterapia, biorresonancia, piramidoterapia, gemoterapia, shiatsu, aromaterapia, do-in, kinesiología, macrobiótica, Si Jun Zi Tang, terapia neural, moxibustión, antroposófica, musicoterapia, sofrología, Faldenkrais, .... y así hasta mil).

Todas estas prácticas tienen en común ciertos elementos que deberían, supone uno, preocupar a los responsables políticos de la salud y el bienestar de sus gobernados:

1) Ninguna tiene ninguna validación científicamente sólida de sus postulados, ni en el laboratorio ni en las pruebas clínicas que se exigen a todo medicamento o dispositivo médico genuinos.

2) Ninguna cuenta, por lo mismo, con estudios sólidos sobre sus efectos secundarios dañinos o perjudiciales, así como sus contraindicaciones, como los que se exigen a todo medicamento o dispositivo médico genuinos.

3) No se les exige responsabilidad por malpraxis, por daños a los pacientes o por errores diagnósticos con consecuencias graves, como se exige a los médicos y a los fabricantes de medicamentos y dispositivos médicos genuinos.

4) Todas niegan rotundamente la validez de la ciencia y de la medicina basada en el conocimiento científico (fisiología, anatomía, bioquímica, farmacología, etc.) y luchan por evitar que sus clientes acudan a los médicos y sigan tratamientos que han sido probados en el laboratorio y clínicamente.

5) Todas tienen como único sustento publicitario algunas evidencias anecdóticas cuidadosamente seleccionadas por los propios interesados (los pseudomédicos y los acaudalados fabricantes de pseudomedicamentos).

6) Ninguna ha realizado jamás una sola aportación sólida, real y relevante a la salud pública, como serían, digamos, la vacuna contra la rabia, la penicilina, la anestesia o la síntesis de la insulina.

7) Todas están actualmente empeñadas en obtener un reconocimiento por parte del estado (sin cumplir los requisitos que se exigen a los médicos, medicamentos y dispositivos médicos genuinos) con objeto de poder obtener parte del dinero de los seguros médicos privados e incluso de la seguridad social, especialmente en Europa.

8) Todas se difunden libremente, sin estar sujetas a las exigencias de publicidad no engañosa a las que está sujeto el resto de la economía.

Espero y confío en que los profesionales encargados de este "taller" tengan la máxima cualificación y que los responsables municipales eviten el riesgo de que la "gente mayor" de Ibi sea utilizada como conejillos de Indias de algún "iluminado".

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me han dicho que el taller de sofrología se ha suspendido o aplazado o cancelado, no estoy seguro. Tampoco estoy seguro de los motivos y no me extrañaría que fuese por falta de gente apuntada.

Aunque la gente mayor se lo cree casi todo, hay cosas de las que se desconfía automáticamente. No hay nada mejor para una dolencia que ir al Centro de Salud.

Ironicman dijo...

Propongo que se organice un taller de "Interpretación de los Sueños" porque estoy seguro de que será mucho más beneficioso y positivo que el de sofrología.

Podría ir destinado a todo tipo de personas (mayores, menores y regulares) de cualquier condición social y nivel económico, siempre y cuando hayan sido votantes del Partido Popular.

Propongo que en lugar de aburridos textos de Sigmund Freud, se repartan materiales más "populares", que podrian ser de varios tipos:

A) Documentos escritos: folletos electorales del PP, tanto a nivel local como autonómico.

B) Audiovisuales: recreaciones virtuales del futuro Centro de Salud, rotondas y demás proyectos "emblemáticos".

C) Tridimensionales: se entregaría a cada participante una maceta de similares características a las 6.000 que algún empresario regaló al PP al final de la pasada campaña y que el PP a su vez regaló a los ciudadanos (por cierto, ¡que falta de educación!, los regalos no se regalan).

Se invitaría a los participantes a volver a revisar los textos, visualizar los videos, coger la maceta fuertemente con las manos, cerrar los ojos y dormirse profundamente.

Al despertar se les pediría que completasen un sencillo cuestionario, con preguntas del tipo de:

- ¿Es Vd. más feliz que hace dos meses?
- ¿Tendremos un geriatrico antes de jubilarse Pilar Ortega?
- ¿Seguro que Agüera manda más que Maite Parra?
- ¿Ganará el Barça la próxima liga?
- ¿Habrá Fórmula 1 en la Foia de Castalla?
- ¿Habrá una fusión Ibi-Onil-Castalla?
- etc., etc., etc.

Con las respuestas se podría organizar un "Festival de Monólogos Tragicómicos" en cualquier parque de Ibi y al final del mismo se serviría un vino de honor.

El curso podría terminar con un ejercicio práctico de 4 años de duración: formar un partido político, diseñar una campaña electoral basada en realidades y presentarse a las elecciones municipales.

Aquí dejo mi propuesta.

Claudio dijo...

Enteng que el mon de les incipients tècniques de millora personal en lo tocant a lo físic i a lo psicològic, fins a lo purament espiritual, estan invadides per gent que tan sols busca el guanyar-se la vida, venent un producte que en el millor dels casos no més funciona si l'actitud del que les practica el la correcta, (la majoria dels casos, ni aixina).

Xarlatans n'hi han hagut sempre. Fins i tot, hi han tècniques, com l'acupuntura o la hipnosis, han estat fins a fa ben poc, considerades una quimera, una gran mentira. Ara la cosa ha canviat, ara estan reconegudes pels científics, pels metges, i, fins i tot, l'acupuntura està integrada en la Seguretat Social de França.

Aixó no vol dir que tots els que oferten estes tècniques siguen bons professionals. En totes les activitats hi han tramposos. Dins d'una professió tan digna com es la medicina, també hi han tramposos, i no fa molt es comentava d'un metge-alcalde que resulta que no es tan metge.

Trobe que hi que aner molt en compte amb totes estes noves tècniques, però el que no es molt intel·ligent es cremar tot el blat perquè té moltes roselles.

"Del que es diguen, res. I del que veges, la meitat".

A voltes, les persones no trobem millora en les ciències tradicionals, i busquem les solucions on siga. Aixó ens fa vulnerables de cara als xarlatans i demés aprofitats.

Jo, aconselle mirar molt l'historial dels que s'ofereixen a resoldre-mos els problemes.

Hi ha gen que troba remei, i n'hi ha que no.

Claudio dijo...

Enteng que el mon de les incipients tècniques de millora personal en lo tocant a lo físic i a lo psicològic, fins a lo purament espiritual, estan invadides per gent que tan sols busca el guanyar-se la vida, venent un producte que en el millor dels casos no més funciona si l'actitud del que les practica el la correcta, (la majoria dels casos, ni aixina).

Xarlatans n'hi han hagut sempre. Fins i tot, hi han tècniques, com l'acupuntura o la hipnosis, han estat fins a fa ben poc, considerades una quimera, una gran mentira. Ara la cosa ha canviat, ara estan reconegudes pels científics, pels metges, i, fins i tot, l'acupuntura està integrada en la Seguretat Social de França.

Aixó no vol dir que tots els que oferten estes tècniques siguen bons professionals. En totes les activitats hi han tramposos. Dins d'una professió tan digna com es la medicina, també hi han tramposos, i no fa molt es comentava d'un metge-alcalde que resulta que no es tan metge.

Trobe que hi que aner molt en compte amb totes estes noves tècniques, però el que no es molt intel·ligent es cremar tot el blat perquè té moltes roselles.

"Del que es diguen, res. I del que veges, la meitat".

A voltes, les persones no trobem millora en les ciències tradicionals, i busquem les solucions on siga. Aixó ens fa vulnerables de cara als xarlatans i demés aprofitats.

Jo, aconselle mirar molt l'historial dels que s'ofereixen a resoldre-mos els problemes.

Hi ha gen que troba remei, i n'hi ha que no.

Anónimo dijo...

Realmente, en un principio puede llegar a ser interesante la oferta que desde el Ayuntamiento se viene haciendo de actividades para la población en general. No obstante, si analizamos bien estas ofertas, podremos comprobar como únicamente les importa la imagen que puedan dar, sin tener en cuenta el fondo.
No lo digo simplemente por este taller de Sofrología, que evidentemente debe ser impartido por un Licenciado en Piscología. Hace apenas dos meses se impartían charlas de Acupuntura. Hasta aquí todo correcto. Cómo bien se ha dicho, en España no están homologados los estudios de Acupuntura, si bien es cierto que algunos médicos y profesionales sanitarios la utilizan de forma habitual con ciertos éxitos. Sin embargo, lo que no creo lógico es que esta charla la diese un quiromasajista (que en España no está reconocido como profesión, siendo un caso de intrusismo del campo de la Fisioterapia, única porfesión reconocida en España para ejercer masaje terapéutico). Además, en el propio cartel del Ayuntamiento, este quiromasajista hacía publicidad de todo lo que era capaz de tratar, insisto, dentro de la propia propaganda del Ayuntamiento.
¿Hasta que extremo piensan llegar? Cómo puedo leer hoy en Ibinoticias a la señora Feli Peñalver, insisten en que sólo quieren "cumplir la ley". Entonces, Sra. Peñalver ¿la Ley 44/2003 de ordenación de las Profesiones Sanitarias, para ustedes no es Ley?. Seamos serios y, si quieren fomentar cursos, talleres, actividades... desde el Ayuntamiento (cosa lógica e incluso exigible) haganlo mediante los profesionales adecuados, que luego ustedes insisten en la importancia de una correcta educación de la ciudadanía. ¿Para qué si luego cualquiera con un cursillo por correspondencia puede suplantarlos?
Piénselo, Sres. del PP.

Anónimo dijo...

Querido amigo, difiero de su vision de las Terapias Naturales dado que trabajo como osteopata desde hace muchos años y en ningun momento lucho por que mis pacientes dejen de visitar a su medico, nada mas lejos de la realidad, aun mas recomiendo segun el caso si el problema no entra dentro de mis competencias como osteopata que dicha persona acuda al profesional competente en su caso, llamese cardiologo, traumatologo, etc. Trabajo con medicos desde hace mucho y creo que hace usted una valoracion erronea de la realidad de las Terapias Naturales en este pais metiendo en el mismo saco a todo un colectivo profesional junto a unos pocos farsantes y e de recordar que ovejas negras existen en todas las profesiones. Señores y señoras, dejen la demagogia a un lado y busquen a un verdadero profesional de estas terapias, informense y luego opinen desde el conocimiento.

Samuel Sanvicente.

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È