jueves, 14 de junio de 2007

Premio Príncipe de Asturias a un hippy.

Premio Príncipe de Asturias de las Artes. El galardón reconoce al artista "el gran trabajo realizado durante las décadas en que ha mantenido viva su carrera, desde el primer instante, y por ser considerado incluso como un auténtico mito viviente”.

Bruce Springsteen dijo un día que, sin Bob, los Beatles no habrían hecho el Seargent Pepper, los Sex Pistols no habrían hecho "God Save the Queen" y U2 no habría hecho "Pride in the Name of Love". Sin embargo, Truman Capote fue muy duro con él: "Siempre he pensado que Dylan era un farsante. Desde luego no es un muchachito que canta canciones líricas. Es un oportunista que quiere hacer carrera y sabe muy bien dónde va. Además, es un hipócrita. Nunca he comprendido por qué le gusta a la gente. No sabe cantar".

Ciertamente, el genio de Minnesota es un personaje poliédrico, inescrutable: fue el líder de la canción protesta sin interesarle en realidad la política, renegó del folk y levantó una tormenta de poesía eléctrica.

Pero como muchas "superestrellas", la tentación del dinero puede con todo. Quizás mucha gente no conozca la anécdota que voy a contar: En 1997, con 56 años, Dylan sufrió una extraña y grave enfermedad coronaria que lo mantuvo seis semanas apartado del mundo. Tras salir del hospital, grabó "Time out of mind" , un álbum aclamado por la crítica (Elvis Costello lo saludó como «lo mejor que Dylan ha hecho jamás»). La canción que abría aquella tardía obra maestra se llamaba "Love Sick", y era un lamento del escocido trovador sobre las cuitas del amor. Para desconcierto de muchos de sus admiradores, unos años después Dylan vendía la canción para un anuncio de corsetería de la firma Victoria’s Secrets.

Me quedo con una de sus antiguas canciones, todo un símbolo para muchos:


En este enlace encontrarás un videoclip del tema "Hurricane" que denuncia el drama de los boxeadores.

1 comentario:

Alejandro Maiza Catalán dijo...

La verda, no sé si decirte que Bob Dylan haya sido alguna vez un hippy, su inteligencia era, a la vez de prolífica, muy narcisista, y como bien dijistes antes, no estaba vinculado jamás a nada de una manera seria. No obstante me gustaría decirte que Dylan, aparte de esta canción, que es magnífica, tiene otras que son muy buenas. Por ejemplo: "All allong the watchtower", "It´s all over now, baby blue" y "Jokerman"

Related Posts with Thumbnails

Blog Rank

Twingly BlogRank

Contador de visitantes

Lo último publicado en blogs ibenses

È